domingo, 8 de julio de 2012

Los cuadros del anatomista (Alejandro Arís)





Páginas: 400
Publicación: 2007
Editorial: Suma de Letras
Categoría: Misterio y Suspense
ISBN: 9788483650202
Sinopsis: De regreso de Vietnam, el doctor Ken Philbin se reintegra a su puesto de residente de cirugía en el Washington Memorial Hospital. Mientras trabaja en la sala de Urgencias, colabora con la policía atendiendo a víctimas de accidentes y agresiones. Así debe acudir al escenario de varios asesinatos que tienen una característica en común: en cada escena del crimen el asesino ha recreado, de forma macabra, un cuadro famoso de la historia de la pintura. Ante la inoperancia de la policía, Ken se involucra cada vez más en la investigación de los crímenes mientras dos mujeres se disputan sus atenciones: Eloïse, la enfermera que trabaja a sus órdenes, y Gladys, una exuberante portorriqueña, modelo de fotografías pornográficas. Esa turbulenta primavera de 1968 la humanidad asistirá a muchos acontecimientos: los asesinatos de Martin Luther King y Robert Kennedy, las revueltas estudiantiles del mayo francés, la Primavera de Praga. Pero ninguno de ellos marcará tanto la vida del doctor Philbin como las terribles muertes firmadas por El Anatomista y su obsesión por atraparlo... antes de ser atrapado.

Había leído un montón de buenas críticas de este libro. Después de haberlo leído, he terminado por pensar que las ha escrito el propio autor y su familia usando seudónimos…

El libro es malo, un batiburrillo de ideas a las que apenas se intenta dar coherencia o continuidad. No hay intriga, no hay trama. Es una ¿historia? caótica, mal contada y peor rematada. No hay estructura narrativa, no hay profundidad de personajes, no hay un argumento sostenible ni sólido, la intriga termina a mitad del libro..

A favor, que no es una novela muy larga y puedes terminarla (si no abandonas antes) en poco tiempo. No sé si esto es motivo suficiente, pero es lo que hay, es que no da para más. Las editoriales deberían plantearse que no todo vale, que publicar un libro no lo convierte en “literatura”, ni siquiera en literatura de entretenimiento ni “para pasar el rato”. Un libro absolutamente prescindible.
(©AnaBlasfuemia)

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. Eso si, anima a escribir tu propio libro.

    ResponderEliminar
  2. Se agradece la sinceridad, por lo menos no perderé el tiempo

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA