sábado, 18 de agosto de 2012

La tierra silenciada (Graham Joyce)



Título original: The silent land
Traductor: Carlos Milla
Páginas: 272
Publicación: 2010 (2012)
Editorial: Plaza & Janés
Categoría: Fantástica
ISBN: 9788401352263
Sinopsis: Jackie y Zoe quedan atrapados en un alud mientras estaban esquiando. Finalmente, consiguen salir y vuelven al hotel para olvidar el desagradable episodio. Después del descanso salen de la habitación y no hay nadie. Es extraño. En el pueblo tampoco queda nadie. ¿Habrán sido evacuados debido al alud? De vuelta al hotel, intentan telefonear pero no hay cobertura. Tratan de huir al pueblo más cercano pero de nuevo no llegan a ningún lugar: los caminos les devuelven siempre al mismo punto de partida. Por otro lado, y pese a que llevan días en el hotel, los alimentos de la cocina siguen teniendo el mismo aspecto. ¿Dónde están? ¿Por qué parece que se haya detenido todo?



Curioso libro: El desenlace es tan previsible que casi con leer la sinopsis ya te imaginas el final. Pero precisamente en este “defecto” está su virtud: pese a que el final de la historia se resuelve tal y como sospechas desde las primeras páginas, el autor es capaz de mantenerte con la tensión justa para que sigas leyendo.

Es un libro bien escrito, con descripciones muy interesantes, casi poéticas y eso ayuda a que una historia claustrofóbica, con dos personajes encerrados en un espacio limitado y condenados a repetir sus actividades día a día, sea una historia por la que te intereses. El ritmo es apropiado, cuando podría estancarse surge algún elemento nuevo e inquietante, un ligero cambio, una reflexión sobre la situación… Y sigues leyendo, aún visualizando el final. Pero no te importa, porque Graham Joyce introduce situaciones nuevas en el momento oportuno y sin estridencias que rompan el ritmo narrativo. La introducción de estos nuevos elementos no creo que se haga con el fin de despistarnos sobre el final, sino más bien como un mecanismo para hacer más atractivo lo que cuenta, no queriendo que nos desviemos con probables teorías sobre el desenlace.

Lo que me agradó de este libro ha sido precisamente eso: predecible, sí, pero hábilmente contado: es una historia sencilla, simple, pero narrada con una prosa de calidad y un esfuerzo evidente por parte del autor. Claro que la historia podría haber dado más de sí, pero únicamente si el desenlace de la trama hubiera sido otra. Con el final que tenía en mente Graham Joyce creo que la historia da de sí bastante más de lo esperado y es por eso que no puedo decir que me haya decepcionado.

1 comentario:

  1. Holaaa, he visto de casualidad, al entrar en tu entrada más reciente que tenías éste libro reseñado y no he podido evitar comentar, pues es un libro que me encantó. Lo tengo en el lateral del blog donde tengo puestas imágenes de algunos de mi libros favoritos. Fíjate que a mi no me resultó previsible, soy así de inocente qué le vamos a hacer jeje... Casi nunca pillo el final supuestamente obvio de este tipo de historias, quizás porque todavía no me he tropezado con muchas de éste estilo y por lo tanto aun me pueden sorprender. Besos.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA