viernes, 3 de agosto de 2012

Un tranvía en SP (Unai Elorriaga)


Título original: SPrako tranbia
Traductor: Unai Elorriaga
Páginas: 160
Publicación: 2001 (2003)
Editorial: Alfaguara
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788466319140
Sinopsis: Lucas, el anciano viajero que sueña con alcanzar las cumbres más altas del Himalaya a pesar de la fragilidad de su mente. Marcos, un músico que busca su lugar en el mundo y encuentra el amor de Roma. Y María, la hermana de Lucas, escritora anónima en busca del instante feliz que da sentido a la vida.

Tengo emociones encontradas con este libro. Hay cosas que me han despertado una gran ternura, y he sonreído y reído más con su lectura que con la de “El abuelo que  saltó por la ventana y se largó”. Pero por otra parte me ha parecido una novela irregular y extraña, y no tanto por la sintaxis y estructura narrativa como por el contraste en la intensidad de los distintos pasajes de la novela.

Un estilo muy directo, plagado de frases cortas e incluso inacabadas (quizá como una forma de contagiarnos de la poderosa fortaleza de lo imperfecto), pero a la vez muy visuales e impactantes hacen que haya párrafos de gran fuerza (emocional, más que literaria). Los personajes de Lucas y María son absolutamente entrañables y la forma de describir sus pensamientos y recuerdos hacen que, pese a su dramática situación, acabes por querer adoptarles. De hecho es lo que acaba haciendo Marcos (el okupa al que Lucas y María acaban aceptando en su casa), pese a que inicialmente sean los hermanos quienes parecen adoptar a Marcos. Los personajes de los “jóvenes” Marcos y Roma no tienen la misma fuerza y esa es una de las razones por las que la historia pierde peso y la convierte en irregular.

Una hermosa, casi poética, forma de acercarse a la vejez, la enfermedad, la muerte.. todo ello mucho más llevadero por la compañía que se hacen unos a otros, por la capacidad de escucha, por la empatía entre las personas.

Una novela desigual, pero que merece la pena leer por los ratos de ternura y humor que te hace pasar. E incluso conviene releer para volver a saborear aquellas partes del relato cargadas de emoción, ternura, intensidad y verdad.

Nota: las iniciales SP hacen referencia la montaña Shisha Pangma. La versión cinematográfica tiene el título de “Un poco de chocolate” (con Héctor Alterio en el papel de Lucas, lo cual siempre es una garantía)

3 comentarios:

  1. Hace mucho que tengo ganas de leer algo de Unai Elorriaga, después de leerte éstas se han acrecentado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo desde luego me he quedado con ganas de leer más, pero no es un autor que encuentre fácilmente, hay que ir a buscarlo.

      Eliminar
  2. PUTA MIERDA DE LIBRO!!! ME HA DESTROZADO LA VIDA

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA