miércoles, 27 de marzo de 2013

Las cosas que llevaban los hombres que lucharon (Tim O'Brien)


Título original: The things they carried 
Traductor: Elvio E. Gandolfo 
Páginas: 224 
Publicación: 1990 (1993) 
Editorial: Anagrama 
Categoría: Biografías y Memorias 
ISBN: 9788433906380 
Sinopsis: La supervivencia de un soldado depende de lo que lleva. En la guerra, la línea que separa la vida de la muerte es más tenue que nunca y, a menudo, las provisiones, las armas, el equipo de un soldado son lo único que puede hacer que la línea no se borre. Pero un soldado también lleva su memoria, recuerdos, amuletos, fantasmas del pasado, objetos triviales que no le dejan olvidar que hay otra vida –la vida– más allá de la guerra. Los soldados de la compañía Alfa, que combatió en Vietnam, llevaban todo lo que podían. Y esos hombres y esas cosas van haciendo su aparición en las historias que nos cuenta Tim O’Brien –que también combatió en Vietnam. Así, en Viaje al campo, el autor, en compañía de su hija, una niña de nueve años, vuelve a Vietnam a buscar el lugar donde murió Kiowa, su mejor amigo y En el río Rainy nos cuenta cómo, tras haber huido a Canadá, decidió regresar a su pueblo y aceptó ir a la guerra por vergüenza, porque sintió que, de no hacerlo, no podría soportar las miradas de la gente de su comunidad, para quienes un desertor era para siempre un marginado, un traidor, un excéntrico. Pero este Timmy O’Brien es también un personaje ficticio, tan ficticio como el Norman Bowker del espléndido Hablando de coraje, que cuando vuelve a su pueblo descubre que solo puede callar porque él sabe hablar únicamente de la guerra y nadie quiere hablar ya de eso.


Un libro excelente. En realidad son pequeños relatos que conforman una novela. Tim O'Brien a través de estos relatos no sólo construye una historia, sino que también se reconstruye (incluso se re-reconstruye) a sí mismo. Escribir sobre la experiencia que vivió en la guerra de Vietnam le sirve como catalizador, canalizando emociones para las que el ser humano está escasamente preparado. Escribir le sirve para (sobre)vivir después de la guerra, cuando la vida "normal" carece de referencia auténtica después de haber vivido una guerra cruel (como absolutamente todas las guerras). 

Efectivamente, tal y como se dice en la sinopsis: "..la supervivencia de un soldado depende de lo que lleva..". Pero un soldado no lleva consigo únicamente cosas materiales. Y esas otras cosas son las que plasma Tim O'Brien con exquisita delicadeza y con una precisión de cirujano. Son sus vivencias y la de aquellos hombres con los que combatió en Vietnam. Posiblemente muchas de las historias que comparte con el lector sean ficción, pero basadas en sucesos reales que él mismo ha vivido o conocido por otros. Realidad o ficción.. no importa, porque las emociones reflejadas en el libro sí son reales: el miedo, la vergüenza, la cobardía, la crueldad, el amor, la ternura, la camaradería, la traición… Tal vez Tim O’Brien envuelva todo eso de historias imaginadas, de ficción, o tal vez absolutamente todas sean reales o parcialmente verdaderas. Pero al lector nos va importar poco, porque lo que realmente importará al final serán “las cosas que llevaban los hombres que lucharon”.

No sé muy bien la razón por la que me decidí a leer este libro, porque la literatura bélica me atrae sólo puntualmente. Pero la literatura tiene muchos fines y objetivos y Tim O’Brien es conocedor de para qué se hace literatura. No me arrepiento, he descubierto un libro sobresaliente, original, honesto, intenso y muy (pero muy) recomendable. 
(©AnaBlasfuemia)

Tim O’Brien en Vietnam

11 comentarios:

  1. Me pasa igual, la literatura bélica no me atrae en exceso pero con esta recomendación tan entusiasta ¡me lo apunto! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás (y que conste que pongo el mismo entusiasmo cuando un libro no me gusta) ;) Un saludo

      Eliminar
  2. Hola:

    Leí este libro hace ya años y me encantó. Es un libro impresionante y conmovedor.

    Me gustaría volver a leerlo.

    Buen Blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me agrada especialmente descubrir estos libros tan poco conocidos y que son auténticas joyas. Y sí que es un libro para releer. Bienvenido David, nos leemos ;)

      Eliminar
  3. A mi no me suele gustar el género, pero éste no lo conocía y creo que me puede gustar. me lo llevo anotado! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esperaré tu comentario Meg. Ya digo que no es un género que me encante especialmente (aunque hay buena literatura también), pero no sé qué me hizo leer este, el título, la sinopsis.., en cualquier caso lo leí y ahora es de los fijos en la estanteria, porque con el tiempo lo volveré a leer y volverá a gustarme. Besos

      Eliminar
  4. "Una auténtica historia de guerra nunca es moral. Si una historia parece moral, no la creáis. En consecuencia, la primera regla básica es que puedes distinguir una auténtica historia de guerra por su lealtad absoluta y sin concesiones a lo repugnante y lo soez. Puedes distinguir una auténtica historia de guerra si te desconcierta. En cualquier historia de guerra, pero sobre todo en una auténtica, es difícil separar lo que pasó de lo que pareció pasar.". Hermosa y dura definición la que nos hace el autor sobre ese zarpazo a la humanidad que hemos dado en llamar guerra, como tú bien dices y el mismo autor es de la misma opinión tanto da que esas historias (son varias encadenadas)sean verdaderas o inventadas. ¿Que llevan los hombres que lucharon?: " Casi todos cargaban con fotografías,y además el miedo, imposible de pesar.Todos llevaban fantasmas. Llevaban todo el bagaje de emociones de los hombres que podían morir.",otra vez es la voz de Tim O’Brien las que nos pone al corriente lo que llevaban esos hombres (la mayoría unos adolescentes que estuvieron en una guerra que gran parte de ellos no comprendían). Me gusto mucho el pasaje que se titula EN EL RÍO RAINY y es cuando el protagonista, el propio O'Brien está a punto como hicieron muchos de sus conciudadanos de huir a Canadá, la lucha que mantiene consigo mismo en esa cabaña cerca de la frontera y cuando van a pescar con el dueño de las cabañas,está a unos escasos veinte metros de Canadá y decide que va a ir a la guerra, que no está dispuesto a abandonar su país, e iría a la guerra porque le avergonzaba no hacerlo. Fue un cobarde, fue a la guerra. Ese monólogo, esa indecisión en alguien que tiene toda la vida por delante me parece muy bien escritos. A lo largo del libro, vemos que en esa guerra (como bien dices en todas las guerras) también hay tiempo para sentir alegría (aunque solamente sea la de estar vivo), para la melancolía, para todas las cosas que sentimos normalmente y que quizás la guerra exacerba todo tipo de estos sentimientos y otros que tenemos adormecidos en la vida civil. Otro paisaje potente en el libro es la muerte indigna (que muerte no lo es) del soldado indio Kiowa enterrado en un campo de mierda (parábola de lo que es la guerra). En fin a mi la literatura bélica no me disgusta, tampoco la tengo entre mis géneros favoritos, pero este libro me ha parecido fantástico; te das cuenta de que el autor sabe el terreno que pisa por haber estado allí. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuevamente coincidimos en el pasaje del libro que nos ha "prendido"... ¿vamos a ser almas gemelas?. Aunque este libro está dentro del género "bélico", la verdad es que lo trasciende porque, en el fondo, habla de lugares comúnes que todos podemos reconocer: el miedo, las dudas, las amistades, el dolor... Me alegro que te haya gustado. Nos leemos, un saludo.

      Eliminar
  5. Conociéndome, estoy segura de que este libro me va a encantar. Va de cabeza a mi lista. La historia, o más bien, las historias que cuenta deben ser muy interesantes, aunque he de decir que a mí si que me gustaría saber que es real y que es ficción, me suele intrigar bastante.
    Gracias por la recomendación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué aplicada!! Te va a gustar, ya verás. En cuanto a real o no. En su experiencia están basadas las historias, yo las tengo todas por reales, las haya vivido él o no ;)

      Ya nos contarás.

      Eliminar
  6. Como poco curioso. Haces muy bien en aventurarte en libros y géneros que apriori distan de tus gustos habituales.

    Muy buena recomendación, me la apunto.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA