jueves, 21 de marzo de 2013

Paradero desconocido (Kressmann Taylor)



Título original: Address Unknown
Traductor: Carmen Aguilar
Páginas: 80
Idioma: Español
Publicación: 1939 (2000)
Editorial: RBA Libros
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788479016845
Sinopsis: 1932. El alemán Martin Schulse y el judío norteamericano Max Eisenstein se quieren como hermanos, y juntos han abierto una galería de arte en California. Pero Martin decide regresar a casa, así que Max se quedará a ocuparse del negocio. Desde el primer día se escriben cartas, como habían prometido, pero cuando Hitler ascienda al poder en 1933, la tierna complicidad de la primera correspondencia empezará a bascular hacia el horror. Con admirable economía de medios, este epistolario retrata el horror ideológico de la Alemania nazi y, al mismo tiempo, la mecánica intemporal que separa a víctimas y verdugos. Aunque se trata de un relato relacionado con el Holocausto, Paradero desconocido es, entre otras cosas, un thriller impredecible.


Hace unos días Meg dejó en su blog, Cazando estrellas, la reseña de este libro. Después de leer su magnífica reseña inevitablemente Paradero desconocido pasó en un santiamén al primer puesto de mi larga lista de librosparaleerinmediatamente

En menos de una hora ya me lo había leído. Tamaña rapidez no tiene ningún mérito:

a)   Es una novela corta, de apenas 80 páginas. 
b) Pertenece al género epistolar, con lo cual la estructura narrativa facilita la rápida lectura, además de la habilidad de su autora, evidentemente.

Como digo, la novela es corta, incluso muy corta, pero el impacto de su lectura, así como la intensidad de la misma dura bastante más del tiempo que tardas en leerlo. Pocas veces he visto condensado en un texto tan breve el impacto que Hitler y el nazismo causó en los propios alemanes, la forma en como los propios alemanes ceden al fanatismo de Hitler, un “personaje” que al principio les desconcierta, luego les fascina y finalmente lo convierten en su líder, en la persona que les sacará del sufrimiento y la pobreza para llevarles al destino fastuoso que Alemania (creen) se merece. El discurso de Hitler se convierte en el discurso de millones de alemanes que no sólo creen en sus palabras, sino que las hacen suyas.

En la breve lectura acabas pasando por muchos sentimientos, habituales en las lecturas relacionadas con el Holocausto. Lo que hace grande a este libro es que lo hace en muy pocas páginas y plasma perfectamente cómo se inicia el nazismo y cómo esos ideales terminan por calar en los propios alemanes, en un momento de gran pobreza y crisis (y esto, en los tiempos que corren, aún pone más los pelos de punta: en los momentos de crisis somos caldo de cultivo para manipuladores natos que pueden acabar liderando auténticas tropas borreguiles hacia el exterminio de una sociedad).

Por otro lado los libros sobre esta temática suelen girar sobre los nazis, los judíos, los campos de exterminio… pero pocas veces se encuentran lecturas sobre los alemanes de “a pie”, no los que pasaron a formar parte del ejército alemán, sino el ciudadano que de una forma u otra tuvo que asimilar o rechazar a Hitler y sus ideas.

Y esa precisamente es una de las razones por las que me ha cautivado este libro (además de las mencionadas): que explora ese aspecto de los inicios de Hitler, cómo los alemanes se dejaron subyugar, como le creyeron y cómo se produce ese atroz lavado de cerebro. Porque siempre cabe preguntarse cómo los propios alemanes consintieron, cómo no se rebelaron a las atrocidades que se produjeron… Pues en este libro encontramos respuestas a esas preguntas.

Bien es verdad que hay otra parte poco explotada igualmente: la de los alemanes que le dijeron NO a Hitler, al nazismo, al holocausto… Hay poca literatura sobre este tema (o al menos yo he leído poca, y aquí he reseñado una de ellas: Déjame ir, madre de Helga Schneider) y eso que hay que reconocerles a los alemanes que no se esconden de sí mismos y de su propia historia: no sólo no ocultan esta vergonzante parte de su historia, sino que nos la muestran (a nosotros y a ellos mismos) para no volver a repetir tanto horror.

Al final del libro nos encontramos con unas notas de Charles Douglas Taylor, hijo de la autora, Katherine Kressmann, que adoptó el seudónimo de Kressmann Taylor porque el editor consideró que la historia que relataba era demasiado dura para ser escrita por una mujer. El libro se publicó por primera vez como libro en 1939 (un año antes se publicó en la revista Story) y aunque inicialmente en ese mismo año se llegó a publicar en Inglaterra y se tradujo a diversos idiomas, pronto la traducción holandesa desapareció y Alemania prohibió su publicación. Pese al éxito obtenido en Estados Unidos e Inglaterra, no se volvió a saber de este relato hasta que en 1995 Story Press vuelve a reeditar el libro con motivo del 50 aniversario de la liberación de los campos de concentración.

Por si no lo he dejado claro: recomiendo este libro, no os llevará mucho tiempo leerlo y es una auténtica joya. En el año y medio que dura el intercambio epistolar aparece reflejado el dramático germen del nazismo.
Kathrine Kressmann Taylor

14 comentarios:

  1. También he caído con la reseña de Meg, impresionante este relato largo, me ha encantado y también lo recomiendo!!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Meg puede estar contenta, porque ha conseguido que descubramos esta joyita. Y nosotras también podemos estar contentas por no haber esperado y dejar apartada esta grata lectura :D Un saludo Marilú

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por la mención. No sabes cómo me alegro haberlo descubierto para algunos y que encima esté gustando. Estoy de acuerdo con tu reseña, también me gusto que hablara de dos amigos normales y corrientes, aunque en general el tema me atrae. Me apunto el título que mencionas y me paso a ver la reseña. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la reseña, una toca palmas con las orejas cuando le descubren libros que posiblemente hubieran pasado de largo.

      Eliminar
  4. Me parece una lectura muy interesante. Tomo nota.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma nota y esperamos reseña. Un saludo Enzo.

      Eliminar
  5. Una historia que debemos conocer sin falta, tanto la del Holocausto como la de este magnífico libro. Me lo apunto en mayúsculas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu reseña del libro espero que sea también "en mayúsculas". Un saludo Pakiko.

      Eliminar
  6. Vaya que si es una joya. Habrá que intentar hacerse con ella. Muy buena reseña. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo en el ebook, cualquier día le hago un hueco, que seguro que se lee en una tarde. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y te va a sobrar tarde, porque es muy cortito. Pero lo vas a saborear más tiempo, eso te lo aseguro ;)

      Eliminar
  8. Una verdadera joya. Es un relato apasionante, la maestría del autor dosificando la información sobre cómo germina la semilla del nazismo, sin que uno se de cuenta va metiéndose en el horror. Hay pocos libros sobre esta temática, el auge del nazismo en las clases medias de la Alemania de finales de los años 20 del siglo pasado. Recomiendo "Una princesa en Berlín", al respecto. Tambien leí "Déjame ir, madre".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ando a la caza de libros de este tipo, que muestren los inicios, y no la eclosión, del nazismo. "Déjame ir, madre" anda por ahí reseñado, me gustó mucho también. Y "Una princesa en Berlín" también está ahí, pero en este caso en la lista de pendientes. Te recomiendo el libro "Reencuentro", que está reseñado en el blog. Te gustará.

      Saludos!

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA