jueves, 25 de abril de 2013

El alumno (Patrick Redmond)



Existen varias portadas de este libro. He elegido esta porque me ha parecido que era la que mejor reflejaba la atmósfera de la historia que nos cuenta Patrick Redmond.
Título original: The Wishing Game
Traductor: Zulma Josefina Meneses Silva
Páginas: 384
Publicación: 1999 (2001)
Editorial: Planeta
Categoría: Misterio y suspense
ISBN: 9788408041290
Sinopsis: En el invierno de 1954, en el internado Kirkston Abbey de Inglaterra, Jonathan Palmer, un chico apocado y débil que suele ser el blanco de las bromas de sus compañeros de clase traba amistad con Richard Rockeby, un adolescente que no habla mucho y que sólo siente desprecio y odio a por todo el que lo rodea. Jonathan se siente tan atraído por su fuerte personalidad que, tras ser defendido por su nuevo amigo de los matones de turno, no se separa de él ni por un instante. Incluso empieza a sentirse más fuerte y valiente. Tras una sesión de Ouija una fuerza diabólica parece haberse cernido sobre el colegio; la locura invade a alumnos y profesores, hasta tal punto de que acaba con varias muertes. Cincuenta años después, Tim Webber, un ambicioso periodista en busca de fama, contacta con un ex-alumno de aquella promoción para averiguar la verdad sobre lo ocurrido, pero, ¿estará preparado para escuchar lo que ese hombre le va a contar?

Novela de terror (psicológico) y de vampiros (emocionales). Al poco de iniciar la lectura ya estás atrapada en la tela de araña que va tejiendo Patrick Redmond. Los personajes están muy bien perfilados, lo que redunda aún más en la adicción a seguir leyendo.

Situada en Inglaterra en los años 50, en muchos aspectos podría ubicarse en la actualidad. Es posible que ahora mismo esté pasando.... ¡hay muchos Richard Rokeby y muchos Jonathan Palmer en el mundo!!. Es verdad que, dentro de lo bien perfilados que están los personajes, hay algunos cambios en el comportamiento de los personajes secundarios (los presuntos acosadores...) que no se justifican suficientemente, pero en conjunto es una novela (muy) notable. Es una novela muy cinematográfica, por eso se describen tanto escenarios y gestos y es estéticamente fuerte. Ambientación detallada, personajes potentes y bien definidos, trama y subtramas de altura.. y para hacer de este libro un libro redondo, el final sorprende (algo embarullado, pero un final acorde a la calidad del resto del libro).

En determinados momentos se palpa la crueldad, pero en ningún momento nos vamos a encontrar con violencia física, sangre por doquier, acción a diestro y siniestro. No, el terror que contiene este libro es de otro tipo, pero no por ello menos impactante. Hablamos de maldad, y lo terrorífico es que es una maldad cercana, reconocible, cotidiana. Esa maldad que nos pone ante un espejo y nos hace preguntarnos ¿estamos libres de algo así? ¿Sería víctima o verdugo? Probablemente en algún momento de nuestras vidas, aunque haya sido durante unos minutos, aunque haya sido únicamente de pensamiento… hayamos sido verdugos (o vampiros...) o víctimas.

Leedla y estremeceros en el sofá, el asiento del autobús, la cama, el tren, la hamaca… donde sea que vayáis a leer el libro cierta inquietud os hará removeros y levantar brevemente la mirada del libro, escapando de la opresión, la angustia, la desazón…

Avisadas y avisados estáis.



16 comentarios:

  1. Me ha gustado la reseña! Lo pongo en la cola,seguro que me gusta. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos contarás Laura ;) Espero que la lectura te guste tanto como la reseña...

      Eliminar
  2. Uf, éste no sé si me gustará, entre el miedo y las dosis de dureza no sé yo, me lo pienso. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen libro, pero de esos que escoges justo cuando te apetece leer este tipo de libros. Si te decides, ya nos contarás. Besos!

      Eliminar
  3. Pues la verdad es que me apetece leer algo así, me atrae bastante según lo que nos cuentas.
    Gracias!!!.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te apetece este tipo de lectura entonces este es tu libro! :D Besos

      Eliminar
  4. Me encantó este libro, me tuvo totalmente pegada a sus páginas. Jopeta con el niño!
    Por cierto que me encanta la portada, elq ue yo tengo es negro y simplón
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi es que me gustan los libros que me sorprenden. Y esto lo hizo. En cuanto a la portada, normalmente no tengo dudas, pero en este caso había varias y para mi esta captaba absolutamente la ambientación. La portada que tú comentas está bastante extendida, pero como has leído el libro me consta que tú también pondrías esta ;). Besos, nos leemos.

      Eliminar
  5. Ufff! No sé si es lo que más me conviene ahora mismo, pero tomo nota por si acaso.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los libros tienen su momento para ser leídos. Por eso es bueno tener varios libros pendientes de leer de distinta temática, así siempre puedes elegir el más adecuado y saber que lo vas a exprimir al máximo. Cuando te apetezca leer algo de este tipo sin duda te lo recomiendo. Un saludo!

      Eliminar
  6. Alguno de los comentarios a este libro pueden considerarse "espóiler" o revelar partes que uno no quiere que le cuenten hasta la última página. Escrito esto el libro me ha gustado mucho, hace que sea difícil dejarlo, quieres continuar leyendo porque no sabes que va a pasar en la siguiente página, se va leyendo como se pelan las cebollas capa a capa y cada una de ellas te lleva a una nueva sorpresa. Generalmente no soy muy entusiasta de las novelas de misterio y suspense, soy más aficionado a las denominadas negras o policíacas, pero con ésta ha sido distinto. Casi desde la primera página en el prólogo cuando asistimos al encuentro entre un personaje indeterminado con un periodista que le cuenta que en una residencia de ancianos conoció a uno de los residentes que en su día trabajó como servicio de un obispo y que una noche fue avisado por la policía para que acudiera en su ayuda en un interrogatorio a un chico en un caso que se salía de lo cotidiano, y cómo ese obispo se volvió a su regreso de la comisaría "Después de aquello, el obispo fue otro hombre. Su cambio fue tan grande que parecía como si otra persona lo hubiera poseído. Él, que antes fue alegre y extrovertido, se convirtió en solitario y retraído". Pues bien desde ese mismo momento el autor logra sumergirnos en un mundo que se va haciendo cada vez más y más sombrío. Nos retrotrae hasta los años cincuenta, se nos describe la vida de un internado tipicamente (al menos según los estereotipos del cine y la literatura) inglés, asistimos de su mano a las clases, entramos en los dormitorios, conocemos a quienes imparten clases, al director y su esposa, y todos o casi todos tienen algún "muerto en el armario".Tú Ana has descrito bien que esta es en parte una novela de "vampiros" no de los tópicos sino de otros que son más peligrosos puesto que éstos realmente existen. Tenemos un mosaico de personajes, los dos principales Richard Rokeby y Jonathan Palmer, el primero es el vampiro mientras que el pobre Jonathan es "seducido" por las artimañas del primero, lo pasamos mal en la clase de latín con Jonathan, nos encogemos tras la paliza que le propinan en el lavabo del dormitorio (aquí si que hay bastante violencia), permanecemos insomnes en el dormitorio común de esos adolescentes, la falta de seguridad en si mismo hasta que llega Richard y se digna en concederle la amistad vampirica a Jonathan, éste se muestra enormemente agradecido por que tiene todo lo que le falta a él, decisión, arrojo, seguridad en si mismo, despreció a las opiniones de los demás, pero esa concesión de amistad lleva acarreada la destrucción del mundo en el que se había sustentado su vida hasta entonces. No es algo que suceda de golpe, vamos asistiendo gradualmente a ello a lo largo de las páginas de la novela; igualmente en las subtramas vamos viendo sacar los cadáveres de profesores,director etc, en algún caso son literalmente cadáveres como en el caso del profesor de latín. A todos atemoriza Richard y ahora también Jonathan, los antiguos amigos de éste le abandonan toda vez que el vampiro exige una entrega absoluta e incondicional. El final es casi apocalíptico muertos por todos los lados, pero más que los muertos lo que nos aterra es la maldad, esa maldad impresa en todos nosotros y que se ha echado a volar en el college. Resumiendo si queréis pasar un rato de miedo (del que no hace sangre para hacernos sufrir)aquí tenéis una excelente novela para que viajemos al mundo de la maldad, no la de fuera, sino la que conocemos en nuestra vida cotidiana. Cada vez los comentarios me salen más largos. En C.L soy más contenido pero aquí me explayo a veces demasiado. Gracias por haberme hecho conocer este magnifico libro. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más gracias a ti por tu comentario, durruti. Menos mal que hasta ahora más o menos vamos coincidiendo en gustos y opiniones, porque el día que estés en desacuerdo conmigo en una reseña me vas a fulminar :P Fuera bromas, lo atractivo de este libro es que el terror viene causado no por extraños seres o acontecimientos sobrenaturales, sino precisamente por lo NATURAL y COTIDIANO. Que esa maldad esté tan presente, tan comúnmente presente es lo que de verdad da pavor. Y no olvidemos que sentir miedo es instintivo, porque es un mecanismo de defensa. Un aviso. A veces deberíamos dejar que nuestra "piel" nos advirtiera más de ciertos peligros.

      Durruti, piensa en lo de abrirte un blog, porque si te da apuro extenderte y te dejas cosas en el tintero, en tu propio blog podrás explayarte todo lo que quieras. Y además podría leerte más gente. En cualquier caso ya sabes que aquí siempre eres bienvenido.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Acabo de leerlo, me ha gustado pero el final me parece precipitado.
    Respecto a lo de vampiros emocionales, fuerzas malignas estoy en desacuerdo.
    Creo que la fuerza y el magnetismo de Rockeby reside en que no tiene miedo porque ya lo ha perdido todo, lo único que le mueve es el odio, a todos y a todo.Los demás protagonistas si que tienen miedo, a perder a la mujer que quieren, miedo físico y humillaciones, a que se divulguen sus inclinaciones sexuales y ahí es donde reside su debilidad.
    La unica fuerza maligna es la de convertir ese miedo en odio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo no hablo en ningún momento de fuerzas malignas, sí de vampiros emocionales, que son personas que "chupan" la energía emocional de las personas, que dominan y manipulan. Los finales perfectos no son fáciles.

      Un saludo!

      Eliminar
  8. Leí The Wishing Game, hará ya varios años, pero pase el tiempo que pase, nunca olvidaré la forma en la que se me erizaba el vello de la nuca llegadas ciertas partes del libro. Me sumergí en él por completo, en los personajes, en el ambiente...Creo que no podrías haber descrito mejor las sensaciones que te embargan que con tu último párrafo; "estremeceros en el sofá, el asiento del autobús, la cama, el tren, la hamaca… donde sea que vayáis a leer el libro cierta inquietud os hará removeros y levantar brevemente la mirada del libro, escapando de la opresión, la angustia, la desazón…"
    Yo recomiendo su lectura con el ocaso, silencio, y luz suave y tenue.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Es verdad que es un libro del que, pasado el tiempo, sigues recordando perfectamente, especialmente esa ambientación tan claustrofóbica, tan opresiva, como si te respiraran en la nuca en la oscuridad... Y eso es un logro sin duda del autor, del que por cierto, no he mirado si hay por ahí más libros, ya que me lo has recordado voy a investigar ;)

      Saludos!

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA