miércoles, 22 de mayo de 2013

Aunque seamos malditas (Eugenia Rico)



Páginas: 400
Publicación: 2008
Editorial: Suma de Letras
Categoría: Misterio y Suspense
ISBN: 9788483650868
Sinopsis: Hay algunas acusaciones que marcan toda tu vida… ¿A ti de qué te han acusado? Todos en algún momento nos hemos sentido perseguidos…Ainur, que siempre se ha sentido perseguida, acaba de ganar el primer juicio por acoso laboral en España. Pero los matones de su ex jefe la buscan para matarla. Por ello se tiene que refugiar en el pueblo de sus ancestros, un extraño lugar del norte azotado por el mar. Es allí donde conocerá a los peculiares personajes de la novela: el Farero, que vive en un faro que no alumbra y que ha sido perseguido también por un acto que no cometió; la tuerta Consuelo, que se encarga de difamar a los foráneos; el Señor Oscuro, un hombre en cuya casa no entra la luz; o Satán, el perro-lobo que se le aparece y desaparece…

Es en este misterioso lugar donde Ainur se apasiona por la figura de Selena, una mujer que fue quemada por «bruja» hace 400 años. Esta búsqueda se revelará como un refugio más fuerte que el amor contra la atmósfera opresiva del pueblo. Y mientras Selena lucha por evitar a los cazadores de brujas en el pasado, lo mismo tendrá que hacer Ainur en el presente cuando los matones la encuentran… y su única salvación es desvelar el secreto de Selena. Pero ¿es de verdad una víctima inocente? ¿O más bien una maquiavélica culpable?

Puedes leer las primera páginas AQUÍ


Las primeras páginas de un libro son muy importantes. En ellas está muchas veces la decisión de seguir leyendo el libro o no, de si merece la pena insistir o no, o el espíritu con el que te vas a enfrentar la lectura. Pues “Aunque seamos malditas” no empieza bien. No engancha. No encontraba nada a lo que agarrarme para seguir. Era un aviso. Y yo obstinada.


Me empeciné en seguir con la lectura. No sé, tal vez el blog sin darme cuenta me estaba influyendo en mi insistencia en continuar con una lectura que sabía no iba a disfrutar. Porque al fin y al cabo también hay que hacer reseñas de lo que no gusta. Y para poder hacerlo con cierto criterio ¿qué menos que terminar el (dichoso) libro?


He intentado todo el tiempo despojarme de prejuicios respecto a la escritora, Eugenia Rico, olvidarme de sus polémicas, sus dimes y diretes. No había leído nada de ella, y tiene fama de ser una escritora fundamental, original, con voz propia... Al fin y al cabo es paisana, todo lo asturiano tiene un plus extra para mi. Venga, Ana, dale margen…


La ambientación: pobre. Ambas historias podrían desarrollarse en el pasado, si los saltos narrativos no estuvieran encabezados por el nombre de quien narra ese episodio seguramente muchas veces no sabríamos en qué momento nos situamos. El siglo XXI y el siglo XVI muchas veces se confunden, pero es una confusión producida por los escasos recursos narrativos (en este caso referente a la ambientación, datos históricos…) de la autora (que da la impresión de que no hizo mucho trabajo de documentación).


La estructura narrativa: desigual. Párrafos interesantes y de calidad se alternan con otros que si no fuera porque Eugenia Rico es española pensaría que es una mala traducción. A veces tenía la sensación de que era un libro mal escrito, pero sería muy torpe por mi parte decir algo así, porque también ha habido fragmentos que me han gustado: vamos a dejarlo en que no me ha gustado la forma de escribir de Eugenia Rico, tan bipolar en su escritura. Pero sí: me ha dado la sensación de que era una estructura deslavazada y sin consistencia.


La trama: irregular y pretenciosa. Hay escenas que se me han hecho innecesarias e incluso sin sentido. O tal vez yo no he sabido verlo y realmente esas escenas que a mí me han parecido inconexas están unidas por algún extraño, mágico y abstracto vínculo  que yo no he sabido captar. Y no será porque no sea yo propensa a dejarme llevar por la “piel”.


Los personajes: Sólo se salva un personaje, el más logrado: Selene. Ainur se me desdibuja y no consigo entenderla, ni sus motivaciones, ni sus actos, ni sus miedos, ni sus decisiones... O no la he entendido o no está bien perfilada. Otros personajes, la mayoría de los que rodean a Ainur, no he entendido su papel en la historia, aunque en determinados momentos tenían más fortaleza en la trama que la propia Ainur, pero al final… nada.


Me ha parecido que Eugenia Rico concebía la historia de “Aunque seamos malditas” como un puzle. Tenía las piezas y las ha encajado para obtener la imagen final que ella tenía en la cabeza. Pero tal vez le ha faltado alguna pieza, o le ha sobrado y eso ha hecho que la figura final parezca nada más que distintas piezas de un puzle. Algunas bonitas. Otras, no sé. Y muchas ni siquiera parecen pertenecer a este puzle que es “Aunque seamos malditas”.


El estilo narrativo de Eugenia Rico es arriesgado, no se lo voy a negar, aunque los saltos narrativos estén de moda. Pero utilizar recursos que están de moda no concede de por sí el don de hacerlo bien. Hay que hilar fino.


En algún sitio he leído que es un libro que mejora con la relectura y más aún con la competencia del lector. Me declaro incompetente.  Creo que la metafísica de Eugenia Rico no me va mucho. Pero voy a reconocerle que alguna reflexión sí se me ha hecho interesante. Comparto muchos pensamientos que Eugenia Rico pone en voz de Selene o Ainur, incluso en ocasiones hasta me pareció hermosa la forma de expresar esas reflexiones. Por terminar con buen sabor de boca.

Y empezar otro libro.

Os dejo un vídeo de los bufones de Pría, que podrían ser (o no) los que menciona Eugenia Rico al principio del libro:
(©AnaBlasfuemia)

17 comentarios:

  1. He abierto corriendo tu reseña porque justo hoy lo he tenido en las manos a punto de comprarlo porque el título me encanta. Y vaya vaya....gracias que no me lo he traído conmigo, gracias gracias.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan corriendo, que casi no me da tiempo a colgarla :D ¿Ves? Es lo que me da miedo de reseñar, sobre todo cuando comentas algo que no te ha gustado: que influyas en la decisión de alguien que ¿quién sabe? tal vez tuviera una opinión distinta. Pero pienso que hacer únicamente reseñas positivas también es engañoso. Y al fin y al cabo el blog lo empecé por tener un sitio en el que recoger mis opiniones sobre lo que leo. Y no siempre lo que leo me gusta. Bueno, nos pasa a todo el mundo.

      Un beso!

      Eliminar
  2. A mi esta novela me dejó un poco descolocada, me gustó mucho al principio, pero a medida que fue avanzando la trama me pareció que se perdía un poco la historia dentro de otra historia que no me terminó de quedar demasiado clara. De todas formas se me quedó grabada por que es una de esas historias que dejan huella.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo que cuenta es interesante, pero no termina de cuajar. Y creo que es problema de la escritora. O tal vez mío, como lectora. Pero es cierto que descoloca.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Sólo he leído un libro de Eugenia Rico, hace unos años, y no me convenció mucho su estilo ni me enganché con la historia, y por lo que nos cuentas, creo que voy a seguir sin repetir. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, no sé si repetiré con Eugenia Rico, tal vez algún día, para saber si este desencuentro ha sido puntual o definitivo.

      Besos!

      Eliminar
  4. Parece que no recomiendas nada esta novela, como no me llamaba la atención de antes la dejaré pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me atrevo a NO recomendar. Pero desde luego yo no pienso releer este libro...

      Besos!

      Eliminar
  5. Parece que has tenido un desencuentro claramente con el libro. Yo me quedé... bien, sin más
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que lo he tenido :( Pero lo terminé, eh. Tiene cosas que me han gustado, pero muchas que o no me han gustado o no he entendido o yo no sé ;)

      Besos

      Eliminar
  6. Jajajaja, me ha hecho gracia lo de declararse incompetente, yo lo hago algunas veces. Hay libros que no y no. También soy de las que persiste, pero últimamente tengo menos paciencia. Besos y mejor suerte en la siguiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Mira, es que a veces lees por ahí críticas muy respetables y claro, me digo: "Ana Blasfuemia, tú de esto no entiendes". Pero lo que es que no, como comentas, es no y no. Y voy a tener suerte con la siguiente lectura (incluso siguientes, en plurar): me he asegurado de ello.

      Besos.

      Eliminar
  7. Pues vaya. De éste paso, está claro. Yo en tu lugar, no lo habría acabado. Soy de las que si no me enganchan abandono (es verdad lo que dices de que también hay que reseñar lo que no te gusta, pero es que no puedo, es superior a mí. Con tanto libro interesante esperándome...
    No conocía a la autora y aunque también es verdad que para gustos los colores, no me atrae nada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que da rabia, porque hay tantos libros diciendo "léeme"... De todas formas, aunque no me ha gustado tampoco es una patata de libro.

      Besos!

      Eliminar
  8. Me alegro de haber leído tu reseña, porque este lo tenía apuntado. Mira, así tengo más tiempo para leer otros que sean mas interesantes :)
    Gracias Ana.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves? Ya sabía yo que alguna utilidad tienen este tipo de reseñas. Yo también me alegro cuando alguna reseña me hace borrar algún libro de la lista. Besos!

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA