viernes, 28 de febrero de 2014

En tierras bajas (Herta Müller)



Título original: Niederungen
Traductor: Juan José del Solar
Páginas: 184
Publicación: 1984 (1990)
Editorial: Siruela
Categoría: Relatos
ISBN: 9788498410921
Sinopsis: El presente volumen reúne quince relatos –localizados en su mayoría en un mundo rural inclemente, cerrado y opresivo– que nos hacen recorrer, tras la mirada viviseccionadora de una niña, escenas cotidianas en la vida de una pequeña comunidad de ascendencia suaba. El núcleo familiar, la muerte, los juegos infantiles, el sexo, la iglesia y la escuela, el baile, los animales y el huerto se van plasmando con una engañosa ingenuidad que convierte la realidad en brutal pesadilla. Censurada en Rumanía y aclamada por la crítica alemana como una revelación, la primera obra de Herta Müller describe, desde la perspectiva de una niña, la brutalidad de una supuestamente idílica aldea durante la dictadura de Ceaucescu. La crítica al régimen rumano subyacente en esta obra motivó que le fuera prohibido viajar y publicar y finalmente desembocó en el exilio de la autora en Alemania.

En tierras bajas es la primera obra de Herta Müller, y sí, ¡¡oh cielos!!, estamos ante un libro de relatos. Publicada por primera vez en 1982 en Bucarest en una versión censurada y después de cuatro años en algún cajón de la editorial Kriterion. No era la única obra censurada en aquel momento en un país en el que la libertad de expresión y otras libertades brillaban por su ausencia. Pero Herta es mucha Herta, como habréis podido comprobar, así que clandestinamente pasó el manuscrito original a la Alemania Occidental y en 1984 se publica la versión que aquí se comenta (o eso espero, que lo mismo Siruela me ha colado la edición censurada). No obstante, en 2010 se publica en Alemania una versión revisada que incluye cuatro relatos más y fragmentos eliminados de la edición anterior. No me consta que en España tengamos el placer de contar con esta edición revisada.

Y hasta aquí la parte del comentario que me resultaba más fácil hacer, y ahora viene la parte más complicada: comentar la lectura. Estamos ante un libro de relatos. Y no, no voy a intentar convenceros de que no salgáis corriendo cuando veáis la palabra “relatos”. En este caso tenemos un hilo conductor: una niña (aunque en los últimos relatos la niña ya es mujer). Tenemos un lugar geográfico: algún pueblo del Banato rumano (una región del sudeste de Europa que pertenece nada menos que a tres países: Rumanía, Serbia y Hungría). Tenemos un tiempo histórico: durante la dictadura de Nicolae Ceaucescu. Así que no son exactamente relatos independientes. Yo diría que son momentos. Quince momentos.

Me desplomé y no llegué al suelo. Permanecí en el aire, flotando en diagonal sobre sus cabezas. Fui abriendo suavemente las puertas, una a una.

Herta Müller no nos lo pone fácil: ya desde el primer relato (La oración fúnebre) el componente onírico es tan potente que reconozco que inicialmente me costó aterrizar. En este primer relato la niña comienza soñando con el funeral de su padre. Y los sueños, ya se sabe, tienen unas coordenadas que más bien son descoordenadas si las medimos con la realidad, así que inicialmente como primer relato para introducirme en la lectura estuve más bien dándome de bofetadas con él. A trancas, barrancas y obstinación conseguí superar el primer relato. Y me pregunto Herta ¿por qué me lo pones tan difícil? Y me contesto: repasa lo que sabes (los años en que se escribió, la censura, la vida de Herta, los idiomas con los que creció –alemán, rumano-…). Así que me digo vale, te tengo Herta. Y vuelvo a empezar.

Y ahora sí, ahora Herta empieza a fluir, con sus intensas y complejas metáforas, con sus espejos oníricos, sus paisajes sin patria, su literatura de gran altura técnica, su prosa expresiva y enmarañada, sus imágenes aparentemente inocentes… La lectura inicial borrosa y desdibujada de pronto cobra formas precisas y me golpean con toda la dureza y a la vez con toda la belleza de esta monumental escritora.

Decía que Herta Müller en este libro nos muestra momentos, y en realidad debiera decir que nos muestra recuerdos. Pero lo hace tal y como recordamos las cosas, es decir, con la imprecisión con que los recuerdos transcurren en nuestra mente. Y digo imprecisión porque el tiempo y el espacio en nuestra mente tienen otra dimensión, con esa mezcla agitada, convulsa y estrambótica de imágenes, sonidos, olores, palabras… que en nuestra mente transcurren con normalidad y sentido. Pues Herta Müller no nos “traduce” estos (sus) recuerdos a un lenguaje coloquial, con las pautas espacio-temporales que se le presupone al lenguaje escrito. No señor, no señora, Herta Müller hace lo más difícil: nos lo cuenta tal y como lo recuerda, son literalmente, recuerdos escritos. De la mente, alma y corazón de Herta, al papel. Si entendéis que con esto quiero decir que nos cuenta sus emociones así sin barreras, pues es que me estoy explicando fatal. Lo que quiero decir es que no escribimos ni hablamos de nuestros recuerdos tal y como suceden dentro de nosotros. En nuestro interior todo eso fluye de una forma más onírica, casi fantasmal, o de ciencia ficción. Cuando lo hablamos y lo escribimos, lo organizamos. El tiempo en nuestra mente es diferente, al igual que el ritmo, la sucesión de imágenes, de sensaciones… Y así es este libro, como recuerdos dentro de nuestra mente, con ese desarrollo temporal, esa extraña conexión entre imágenes, sensaciones, ahora unas y otras, y lo que pienso así como sin sentido aparente, y…

A veces mamá me pegaba cuando me oía llorar y me decía: pues nada, ahora al menos tienes un motivo

Herta en este libro nos habla de una infancia oprimida, de un mundo cerrado y claustrofóbico que en la mente de una niña es concebido como algo natural, no es que esté bien o mal, o sea justo o injusto… es que no conoce otra cosa. No hay referencias. La crueldad está en que el lector sí conoce, sí sabe. No tenemos la mente ni el desconocimiento de la niña, y vemos que lo que hay es opresión, machismo, violencia, palizas, ignorancia, racismo, crueldad, violaciones, alcoholismo…

Creen que de aquello de lo que uno se niega a hablar, tampoco existe.

Hubiera querido poder recomendar este libro a gritos, pero no puedo hacerlo. Me ha gustado muchísimo, y voy a leer todo lo que de Herta Müller caiga en mis manos (en la biblioteca he visto al menos cuatro más) pero no puedo recomendarlo así con ligereza. Es una lectura plagada de metáforas, a veces rebuscadas y con un hilo que exige una atención esforzada por parte del lector. Un lenguaje muy potente y audaz, pero con un simbolismo que no siempre es fácil descifrar. Un estilo peculiar, desconcertante y perturbador, alucinado y contundente… Y sin embargo, a pesar del esfuerzo y de la complejidad, es un libro brillante. Cuando cierro la última hoja sé que acabo de leer un libro enorme, y que Herta es una escritora de gran nivel.

No, no la recomiendo a mansalva. Pero me consta que habrá quien sepa que sí, que quiere leerlo, que sabe lo que va a leer y que está dispuesto (o dispuesta) a enfrentarse a una lectura esforzada, exigente para el lector, pero muy agradecida cuando la terminas. A quienes se vayan de aquí sabiendo que este libro no es para ellos (ellas), no se olviden de Herta Müller, por favor, que ha escrito más libros y es una escritora de las de quitarse el sombrero.

… y en ese momento sentía que no tenía padres, que aquellos dos no eran nadie para mí, y me preguntaba qué hacía yo en esa casa y en esa cocina con ellos, por qué conocía sus ollas y sus costumbres, por qué no me largaba definitivamente de allí a cualquier otro pueblo, a casas de extraños, para quedarme sólo un instante en cada casa y luego seguir viaje, antes de que ellos también se volvieran malos.

Valiente y genial Herta Müller.

84 comentarios:

  1. Madre mía. Me ha dado la sensación del típico autor que sólo él se entiende y que hay que ser especialmente listo y atento para hacerse con la historia, un poco como cuando te subes a una atracción espeluznante y lo pasas fatal pero lo haces porque luego te bajas y dices, ja! Me he subido y sientes orgullo porque parecía que no ibas a poder. Igual es demasiado esfuerzo para acabar leyendo crueldades. Me lo pienso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco tanto mujer!! Y no es que haya que ser especialmente listo, pero sí que exige una lectura atenta, no te engaño (no eres fácil de engañar). Y tampoco niego que el esfuerzo lo hice, quería hacerlo, pero ha merecido la pena, de hecho voy a volver a subirme a esta montaña rusa y dejaré el vértigo en la entrada :) Tiene más libros, sé que los voy a leer, tiene títulos muy interesantes ("Hoy hubiera preferido no encontrarme a mí misma", "La bestia del corazón" y por ahí abajo recomiendan "El hombre es un gran faisán en el mundo"). Ya iré contando, y si cae alguno que me crea que te vale ya te lo diré, ya ;)

      Besos

      Eliminar
  2. Lo de autor que solo él se entiende me suena bien, eso querrá decir que tiene algo que contar, y que no se va a repetir como un loro..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoxo es eso jordim, no sólo se entiende ella, también el lector, pero con esfuerzo, eso sí. Y repetir se repite poco, su forma de escribir no concede esos lujos ;)

      Eliminar
  3. ¡Vaya Ana! Es una reseña absolutamente magnífica, como de costumbre. Si me sorprendo es porque a la vez que leía asentía con la cabeza a cada una de tus afirmaciones, es una autora que debería conocer bien porque he leído mucho, mucho de ella aunque aún me falta. Simplemente me fascina, ya te conté, junto a Tavares del que acaban de publicar Una viaje a la India, pero eso ya lo hablaremos que me lío.... lo de las ediciones lo vamos a dejar, ya has visto las faltas de ortografía atroces que hay en este. No quiero hacer spoiler pero lo veo igual que tú, a través de esos ojos inmensos que toman la vida como le viene presentada espera a que nosotros juzguemos relatándole de dentro afuera, como explicas perfectamente, quien haya leído a Herta reconoce lo que dices ¿te acuerdas de la escena de la herida en la rodilla del relato que le da título al libro? Ese es un ejemplo claro. Y no, no todo el mundo puede leer a Herta, claro que no a todo el mundo le interesa, son libros para lectores que se perciben a ellos mismos por dentro, más abstractos que pragmáticos, yo también fui prudente en la recomendación, no todos somos iguales. En fin, que eso es Herta Müller, tal cual la desgranas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Yossi!! (cuánto entusiasmo) ;) Yo recién empiezo el recorrido con Herta Müller, quizás no he empezado por el más fácil, pero era el primero ¡no quiero imaginarme los demás!, no porque espere que sean difíciles, pero es que ya me ha parecido una forma de escribir absolutamente única. Lo de las ediciones, sí... Y qué rabia, porque tropezamos otra vez con la misma editorial. ¿He dicho rabia?, más bien pena, porque fíjate de qué dos libros estamos hablando. Excepcionales. Es difícil de spoilear el libro, no creas, ni aun queriendo... Curioso lo de la mirada, porque además ¿te has fijado qué ojos y qué mirada tiene Herta?. Me acuerdo de esa escena (tuve miedo de que tanto dolor me impidiera seguir viviendo, y al mismo tiempo sabía que estaba viva porque me dolía. Temí que la muerte pudiera entrar en mí por esas rodillas abiertas, y al punto puse las palmas de mis manos sobre las heridas). Me gusta esa distinción que haces entre lectores más abstractos y lectores más pragmáticos, aunque en mi caso me incluyo en los dos bandos, todo son momentos. Creo que más tarde o más temprano muchos lectores que hoy dicen "no", dentro de un tiempo, en otro momento, dirán "sí", con algunos libros el encuentro tiene que ser especial, como una búsqueda. Tavares es otro de los autores que están en mi punto de mira, pero últimamente el punto de mira está a rebosar :)

      Besos!

      Eliminar
  4. Creo que no llegaría a disfrutar este libro. Junto a que los relatos no son mi fuerte esa complicación del texto me tira para atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay libros que sabes que no es el momento, tampoco hay que forzar. Si tiene que llegar, llegará ;)

      Eliminar
  5. Ana, sólo diré "El hombre es un gran faisán en el mundo" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya dices mucho ;) Ya he fichado lo que hay de Herta ¿has visto además que títulos más sugerentes? ¡Gracias!

      Eliminar
  6. Ya he comentado otras veces que los relatos no son lo mío aunque en este caso lo que no me anima a anotarme el título es la complejidad de la lectura, aunque por otra parte la estructura de relatos ofrece la posibilidad de ir leyendo uno a uno según el momento y las ganas de enfrentarse a este tipo de escritura
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en este caso es más esa complejidad lo que no me deja recomendarlo abiertamente, porque dentro de que son relatos en realidad son como fragmentos, no son independientes. Cuando lea más libros suyos tal vez pueda recomendarlo a mansalva, quiero hacerlo porque es una escritora impresionante.

      Besos

      Eliminar
  7. Los libros compuestos de relatos no me apasionan nada, así que éste lo dejo aparcado. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay obligación, no problema ;) (pero no descartes los libros de relatos en general, los hay muy buenos y muy asequibles). Besos

      Eliminar
  8. Es muy útil saber en que situación escriben los autores, siempre nos puede aportar una información que puede allanarnos el camino. En este caso seguro que no es baladí conocer la persecución y la falta de libertades en la que escribió Müller.

    Tengo preparado para leer Hoy hubiera preferido no encontrarme a mi misma, necesito encontrar el momento.

    Esos recuerdos descritos como están en la mente es un reto difícil, si lo resuelve bien hay que quitarse el sombrero y leerla con atención.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego contextualiza mucho lo que se lee, conocer a los autores, su vida, su situación, su compromiso. No, no es baladí, porque además Herta es muy comprometida con lo que le ha tocado vivir, no olvida ni quiere que se olvide, está del lado de las minorias, sin duda. Y tengo previsto ese también, y lo que me encuentre de ella, quiero pensar que este libro es el más complicado de todos, pero la verdad que no lo sé. Lo que hace contándolo como lo hace es de quitarse el sombrero, pero precisamente por ello no puedo recomendarlo a ciegas porque los lectores no siempre queremos hacer ese esfuerzo, yo misma no lo hubiera hecho en otro momento.

      Abrazo!

      Eliminar
  9. Ay, Herta, Herta... uno de mis talones de Aquiles. La de veces que habré intentado embarcarme en alguna obra suya y que me he rendido ante la sensación de estar ante un castillo inexpugnable...Supongo que lecturas así de intensas necesitan su momento idóneo y yo no lo he encontrado todavía con esta autora: me tientan sus historias, pero me echa para atrás su estilo incógnito. De momento, no me anoto tu precavida recomendación: quizás más adelante me apetezcan estos relatos tan sugerentes. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, inexpugnable no es, te lo aseguro. Lo es dependiendo del momento, ya digo que hace tiempo (y no tanto) yo no hubiera podido posiblemente disfrutarlo como lo he hecho, atisbarlo siquiera. Pero ha llegado justo en el momento, la he buscado eso es verdad, pero ahora podía. Espero poder recomendar más alegremente algún otro libro suyo, porque caerá ;)

      Besos!

      Eliminar
  10. Si es de relatos, de momento, lo voy a dejar.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agarro a ese "de momento", no tanto por este libro en concreto, sino por los libros de relatos en general, que estoy segura de que hay muchos que tú disfrutarías ;)

      Besos

      Eliminar
  11. Yo suelo leer libros de relatos (el último que he leido ha sido el de Sergi Pàmies “Cançons d’amor i pluja” que me ha encantado). I acabo de leer el relato de Truman Capote que reseñaste precisamente en un libro de relatos de este autor. En esta propuesta, me temo que la dejaré pasar, veo que tu militancia lectora es fuerte para superar las dificultades que la lectura le pueda poner en el camino. En cualquier caso me ha parecido muy interesante tu reseña y me llevo algo de conocimiento de esta autora, para mí desconocida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Militancia lectora" :D (me ha gustado la expresión), no sé si es militancia, pero sí que ahora mismo estoy en un momento lector que me permite acercarme a libros y a autores que no hace mucho no hubiera contemplado, aunque de todas formas sigo alternando tipos de lecturas porque afortunadamente hay donde elegir y hasta donde equivocarse ;) Me alegro que al menos te quedes con la autora, merece la pena (tiene títulos muy interesantes, caerán poco a poco).

      Eliminar
  12. Me gustan los relatos y has conseguido que esta autora me parezca especialmente interesante, así que solo e falta buscar el libro y ponerme a ello.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Herta es una escritora muy interesante, y también su persona :) Te veo valiente, asi que ¡a por ello!

      Saludos!

      Eliminar
  13. No me anima nada esta lectura y además relatos, que no son mi fuerte. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada Concha, no es una lectura fácil de recomendar y yo creo que cada cual sabe si le apetece o no. Los comentarios son sólo propuestas ;)

      Besos

      Eliminar
  14. Hace un tiempo que no leo relatos y me gustaría mucho estrenarme con esta autora de la que no sabía nada, pero que gracias a esta iniciativa me resulta ahora conocida y vaya que siento curiosidad por su obra. Me la llevo anotada, claro, gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Otra valiente!! De todas formas investiga un poco más sobre el resto de sus libros, quizás sean más accesibles, y desde luego los títulos y las sinopsis son bastante sugerentes. Gracias a ti

      Besos

      Eliminar
  15. Aunque como dices tú 'huya' de los libros de relatos, este tiene un hilo conductor y eso me gusta más. Lo que no me convence es la literatura producida en la época de la guerra fría en los países ahora ex-comunistas. No sé por qué, pero nunca he logrado disfrutar con ese tipo de novelas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no son relatos independientes en verdad, no te da la sensación de historias diferentes (no lo son), sino de momentos diferentes. Sobre el resto, pues está claro que no voy a intentar convencerte :) Tal vez otros libros suyos te puedan tentar más (a mi me tientan, pero no los he leído aún).

      besos

      Eliminar
  16. Pues yo creo que no me animo con este tipo de lectura. Antes huía de los relatos, ahora ya no, pero no me apetece mucho sumergirme en una lectura tan compleja. Tendré en cuenta tu recomendación de los otros libros de la escritora :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo, por eso tampoco lo recomiendo a destajo :) Pero está bien que consideres los otros libros que hay de ella, tienen muy buena pinta.

      Besos

      Eliminar
  17. Hola Ana, magnifica reseña aunque la verdad me ha dejado un poco intimidada, ya que nose si estoy lista para leer y comprender a Herta Müller. Aun asi me arriesgaré mas adelante, cuando este de mejor ánimo, ya que por ahora ya bastante claustrofóbica me siento para aumentar esa sensación.
    Como has dicho, ésta lectura requiere una atención esforzada y no creo estar en este momento al cien por ciento.
    Como siempre un agasajo leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ginger. Normal que intimide, yo también me sentía así. Pero sé que sabrás cuando es el momento, lo mismo que sé que ahora mismo sabes seleccionar las lecturas que te vienen mejor.

      El agasajo es leerte a ti por aquí comentando!! ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Este libro me lo llevo anotado. Los relatos me gustan mucho y después de leer ayer quién fue Herta mas la reseña del libro, no tengo dudas. Me gustan los libros en los que tengo que recolocar el cerebro para enterarme de algo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaiente Enzo... este te descoloca el cerebro, más que recolocarlo :) Échale un vistazo y sabrás si decides embarcarte con él o te decides por otro.

      Beso

      Eliminar
  19. Pues a mi me has convencido. Entre lo mucho que me gustan los relatos y que cada vez me convences mas con tus reseñas... lo tendre muy en cuenta! un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que eres fácil de convencer, que hasta cuando no recomiendo abiertamente te apuntas :P Pero a Herta Müller hay que tenerla en cuenta sin duda.

      Besos

      Eliminar
  20. Vale.. lo que me imaginaba. A ver, yo no voy a salir corriendo porque sean relatos jejeje. No es un género que me disguste. Mientras te leía iba pensando: Me da a mí que esta mujer es complicada, que no es una obra de las de "esta misma", que aquí hay enjundia,... y sigo leyéndote y tu no-recomendación-a-mansalva final me ha dado la razón. Tengo una lista de autores en la cabeza, del tipo heavy - metal, y creo que esta autora irá a esa lista no porque la descarte, sino al revés, porque debería leerlos de forma dosificada. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además lo mismo te tropiezas (si sales corriendo), mejor no correr riesgos :) Y tenías razón, hay enjundia. Me ha gustado esa sección heavy-metal que tienes dentro de tu lista, con tu permiso, voy a inaugurarla yo en la mía, porque de cabeza van a ir ahí unos cuantos ;) Más que leerlos de forma dosificada (que también), autores o libros que sabes que tienes que encontrar un estado lector concreto para ponerte con ellos.

      besos

      Eliminar
  21. Interesante reseña, me lo apunto en pendientes, a ver que tal, además los relatos me encantan. Así que otro punto más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apuntada queda, pues. Pero ojito, eh, que ya ves que es una lectura exigente ;)

      Eliminar
  22. Me gustan los relatos y más cuándo estos están unidos con algún hilo conductor. Pero me tientas y me asustas al mismo tiempo con este libro. Terminaré leyéndolo seguro, pero me parece que es de esos libros en los que tienes que buscar el momento adecuado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me resulta más fácil leer relatos que tienen un hilo conductor, que no son independientes entre sí. Al menos son más fácil de comentar :) En este caso sí que tienes esa sensación de asistir a los recuerdos de la misma persona, pero sí, no son relatos que sean fáciles de leer. Hay que saber bien lo que tienes entre manos para disfrutarlo, y aun así puede que tampoco te convenza. Creo que con este libro debe de ser más bien una opción personal.

      Besos

      Eliminar
  23. Uff... Pues yo lo que sé es que tengo que leer algo de esta escritora, y lo que no sé es qué será lo primero. Así que, o bien echaré un vistazo a las primeras páginas para decidirme, o bien esperaré a que nos descubras más obras sobre Herta y nos ilustres sobre cuál de ellas es mejor para empezar. =)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las primeras páginas son difíciles, creo que va a ser mejor que lo intentes con otro libro (yo me asusté con las primera páginas, no entendía nada) ;)

      Beso

      Eliminar
  24. Uy, pues mira, entré muy animada a comparar impresiones y en cuanto he llegado al segundo párrafo de la primera parte me he tenido que parar porque, vamos a ver, ¿cómo podría comentar limpiamente después de leer tu reseña? Pero me ha costado, me ha costado mucho cortar. En unos días me atreveré a leerte ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Tienes razón!! No te dejes contaminar por mi :P Espero impaciente y comentamos.

      besos!

      Eliminar
  25. A mí esta lectura no terminó de convencerme. Herta salda cuentas con sus padres a través de una sintaxis más bien raquítica adornada con interminables frases cortitas que ponen a prueba la paciencia del lector..No sé, quizá no era el momento adecuado ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que no te convenza, ya digo que no es una lectura que pueda recomendar, porque no gustará a todo el mundo y a mí misma me costó entrar en materia. Pero lo que no comparto contigo es que su sintaxis sea raquitica, ahi discrepamos Marybel :( Desde luego es una lectura que no es para cualquier momento, eso sí ;)

      Besos!

      Eliminar
  26. No descarto a la autora para nada pero esta antología creo que no es para mi.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una lectura fácil, espero comentar algo más de Herta Müller y que pueda recomendarlo más a lo bestia ;)

      Beso!

      Eliminar
  27. La parte de los relatos me tira un poco, pero me vende el hecho de que esté basada en la dictadura de Ceaucescu, es interesante saber de mano de la literatura estos hechos de la historia. De momento me lo apunto, pero posiblemente lo lea cuando esa edición revisitada llegue a España, ya que la censura empaña la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como persona comprometida con el lugar y el momento que le ha tocado vivir, Herta refleja esas vivencias en su obra. Personalmente desconozco mucho de ese periodo, y eso que no estamos hablando de hace taaaantos años, así que Herta Müller será una autora que voy a seguir teniendo en cuenta. Esta edición no es la censurada, pero no es la que reeditó posteriormente añadiendo más relatos.

      Eliminar
  28. Una lectura de este tipo requiere de tiempo y calma que no tengo últimamente pero me quedo con tu recomendación de no olvidar a Herta para un futuro.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concentración fue lo que necesité, pero te agradezco que le des chance a Herta, ¡se lo merece! ;)

      Saludos

      Eliminar
  29. Voy a tener muy en cuenta lo que dices sobre esta escritora, pero no creo que pueda leer ahora un libro un tanto sórdido y duro. Aún así, me apunto el nombre de esta autora; no siempre nos encontramos con gente brillante, según la defines. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sórdido y duro, lo defines bien :) Pero hay que tener en cuenta a Herta, una mujer luchadora. Abrazos!

      Eliminar
  30. Ais... a mí es que los relatos me tiran para atrás... U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada de tirarse!! Ni para atrás ni para adelante ;) Que no es obligatorio leer lo que no tienta, faltaría más :P

      Besos

      Eliminar
  31. Este libro tiene pinta de esos que son increíbles si se lee en el momento adecuado y cuando se está de humor para ello. No conocía a esta autora pero ahora mismo me voy a investigar un poco. Son raros los libros de relatos que me gustan, así que si escribió alguna novela empezaré por ahí. Gracias por el descubrimiento!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que leerlo con atención, desde luego, no fluye con facilidad y no puedo decir lo contrario. Más abajo tienes una entrada con una semblanza de Herta Müller, aunque hay mucha información. Bendito internet ;) Gracias a ti por comentar.

      Besos

      Eliminar
  32. Frases unidas sin aparente sentido, encadenadas. Enfermedades que jamás olvidaré por lo curioso del nombre (erisipela), relatos incluso graciosos y un estilo peculiar, denso, para leer despacio y paladearlo sin que nos fatigue y nos haga perdernos su esencia. Es curioso también como teniendo una forma tan peculiar de expresarse fue capaz de que viera realmente lo que estaba contando, imágenes directas con descripciones poco frecuentes, figuras...
    Has hecho una entrada genial. Y no me extiendo... por no ser pesada :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sentido del sinsentido. Yo también me quedé con lo de la erisipela, aunque me sonaba. Parecía que no podía haber humor en esta lectura, pero lo hay (qué genial el último relato). Lo bueno de este libro, pese a esa densidad que mencionas, es que puedes volver a él y seguramente encontraremos cosas nuevas, matices diferentes, imágenes que se te habían escapado. Un libro que "cunde". A mi la forma de escribir de Herta (no sé si es sólo en este libro) me pareció una genialidad. Me ha hecho pensar mucho en cómo los idiomas moldean nuestra mente, cómo diferentes idiomas pueden posibilitar diferentes figuras, mensajes, imágenes, sensaciones...

      Gracias Mientras Leo. Ya sabes que me gustan los comentarios extendidos :) De momento no me resultas pesada, no (lo de "de momento" lo he puesto por curarme en salud, no por otra cosa) ;)

      Besos

      Eliminar
  33. Lo de onírico y poético me espanta atribuido a las lecturas. Lo gracioso es que yo he querido ponerlo en una entrada de esta semana, pero no lo he hecho por eso mismo. En fin, cosas mías. A mi los relatos me gustan, pero entre lo poético y las metéforas complejas y lo dificilillo que resulta en un principio, creo que no me arriesgaré :-) Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me espantaría más si lo onírico y lo poético estuviera atribuido no sé... a las comidas (que con la cocina moderna va a ser un momento, ya verás). En este caso es inevitable tirar de esas dos expresiones porque definen muy bien el estilo de este libro. Riesgos los justos, ya sabes, siempre hay un momento para arriesgarse, normalmente cuando percibes que el riesgo es mínimo. Besos!

      Eliminar
  34. Lo leí hace más de tres años e hice una reseña -para el espacio de ese momento- que comparte en grandes líneas lo que tú has escrito. Realmente, Müller es muy buena escritora. Muy linda reseña, Ana. Un beso grandote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marcelo ¿no tienes un enlace de tu reseña? (porque entiendo -y he comprobado- que en tu blog no está). Aunque sólo he leído este libro he tenido bastante claro que detrás hay una muy buena escritora, así que iré poco a poco con su obra.

      Un beso Marcelo!

      Eliminar
  35. Este tipo de libros de relatos son los que me gustan, porque hay un nexo entre ellos, algo que los une porque sino tiene castaña reseñarlos. Y estos que hoy nos traes me da a mi que son de esos imprescindibles, por lo que tomo buena nota de ellos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad que no se perciben como independientes, la sensación de que siempre es la misma protagonista y nos cuenta momentos de su vida hace que casi se perciba más como un relato... Yo creo que es una lectura necesaria, cuando cada cual encuentre su momento.

      Besos

      Eliminar
  36. Pues no, este no es para mí. Al menos diré que no es el momento de leerlo, se que no lo disfrutaría. Y además, si, exacto, son relatos que con mi experiencia pasada no me llaman nada.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tienes claro así que no te voy a intentar convencer, sobre todo porque es un libro que tienes que tener esa disposición para disfrutarlo ;)

      Besos

      Eliminar
  37. La verdad es que el libro parece todo un reto, y me ha llamado bastante la atención. Seguro que le doy una oportunidad en algún momento.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poco reto sí ha sido, la verdad, jajajaja, sobre todo al principio porque no sabía con qué me iba a encontrar y me desconcertó un poco. Una vez que me situé ya fue otro cantar, aunque soy consciente de que no es una lectura fluida, pero sí muy inspiradora. Y seguro que le encuentras el momento ;)

      Besos

      Eliminar
  38. Bueno, aquí me quito el sombrero, me ha encantado la reseña porque tengo la sensación de que has dejado ver fácil, lo difícil. Soy un poco melindrosa con ciertos nombre, ya sabes, esa sensación de "miedo" a no captar nada, aunque, claro, si no haces la prueba, nunca sabes. Bueno y siendo franca hay una palabra que es la única que aparejada a una lectura me enciende el piloto de ¿? y es onírico, creo que lo de Murakami viene de ahí precisamente, claro que... Murakami también te encanta, si es que te gusta retarme o tentarme o ya ni sé. Aunque en este caso, ya estaba decidida, avisada voy y reitero que será para escoger en el momento oportuno, en este año, claro, porque no se va a ir Herta de rositas, de eso nada! Cuando me recupere de la "desorientación"
    Besitos en camino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sombrero se te ha caído que lo he visto!! :D La verdad es que me has dejado sin argumentos sobre el porqué te ha encantado la reseña, así que no voy ni a intentarlo. Mira, yo este libro me lo empecé a leer en el tren, camino a Asturias, una situación en la que suelo buscarme libros facilones, tipo zombis y así. Pero no sé porqué, fue Herta mi opción, así que cuando empecé a leer me decía madre mía ¿qué es esto?. Estuve un buen rato pensando en lo que sabía de Herta y busqué algo más. Y volví a empezar, pero ya consciente también de que no es una lectura que fluya con facilidad si no pones de tu parte. Eso no quiere decir nada, que parece que si luego te pones a leerlo y no te enteras es que eres un bicho raro. Pues no. Posiblemente si yo leo este libro en otro momento, tiempo ha, ni siquiera lo hubiera terminado. Pero cuando hay disposición lectora... Elige el momento, ya está. El último relato en cualquier caso creo que te gustará :) Eso sí, mejor leerlo cuando estés orientada... O tal vez no ;)

      Beso de ¡vas bien!!

      Eliminar
  39. Las lecturas difíciles tienen su encanto también. Entre más escucho de esta autora, más curiosidad tengo. Justo hoy, haciendo otro trabajo, me la he conseguido en la lista de los Nobel. La tengo en la mira :)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las lecturás difíciles en determinados momentos son un reto. La autora se merece una lectura, si no con este libro, sí con otro ;)

      Abrazos

      Eliminar
  40. Precisamente que sea un libro de relatos no me echa para atrás, ya que les he cogido el gusto, lo que si lo hace quizás es lo liosa que puede llegar a ser las historias. No me convence el contenido, pero que haya sido censurada me llama mucho la atención. Total, que como tiene pinta de ser buena escritora, y según dices, ha escrito más libros, le echaré el ojo a algún otro y quizás me acerque a este.
    "La bestia en el corazón" será un buen estreno con la autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si líosa, pero no es fácil la lectura, no puedo decir otra cosa. De todas formas en esos momentos censuraban hasta el papel higiénico yo creo, pero vamos es una lectura bastante críptica pero que me ha pillado en buen momento. Y Herta me ha parecido una gran escritora. Yo leeré más suyo que espero pueda recomendar más abiertamente.

      Besos

      Eliminar
  41. Reconozco avergonzada que todavía no he leído nada de la señora Müller y mira que me la han recomendado encarecidamente! No sé si empezaré con este libro de relatos pero seguro que pronto leeré algo de ella.
    Besinos!

    ResponderEliminar
  42. Reconozco que me inspira mucho respeto y tras leer tu reseña más, pero no por eso la tengo menos ganas. Creo que a veces, aunque un libro nos lleve más tiempo y esfuerzo, lo compensa la sensación de satisfacción que deja al acabar. Aún así, tomaré la precaución de adentrarme en su prosa en el momento adecuado.
    1beso y enhorabuena por la estupenda reseña:)

    ResponderEliminar
  43. No es para mi, pero no por ser relato (creo que ya no le tenemos tanto miedo), sino por la temática que trata.

    ResponderEliminar
  44. me suenan a tontos los españoles y españolas que comentan aquí (un poquito así como, ¿cómo lo dire para no ofender a nadie y quedar de mujer progresista y lectora incansable in-decepcionable?, jilipollas). Pues yo me trago a la Herta y ahi les voy porqué:
    aparte de que tiene una prosa ramplona, y es ella un producto de la mercadotecnia que no publica sino tristezas de mujeres, la Herta es rumano-alemana.
    Tengo un prejuicio contra los escritores de ambas nacionalidades: los primeros porque son tristes, como propio de una tierra que solo tiene renombre por sus saltimbanquis, vampiros, y dictadores; los segundos por... plúmbeos, sistemáticos, clarísimos, organizados, que no se rinden, que martillean una frase hasta sacarle la última gota.

    "Pues, no deberías tener ningún prejuicio ni opiniones así como así como tan así como fuertes o algo así; venga,vamos, sé moderna, sé valiente y atrévete con este mamo...libro, que viene mu recomendau"

    Amos anda, si la Herta, tan disfrazada de Bauhaus, quedó traumatizada porque si sus padres tal o cual, que se lo cuente al psiquiatra y se deje de monsergas, por librescas que sean.

    Ni hablar.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA