lunes, 21 de julio de 2014

Reseñas Express (7)

Terapia (Sebastian Fitzek)

Título original: Die therapie
Traductora: Irene Saslavsky Niedermann
Páginas: 271
Publicación: 2006 (2008)
Editorial: Ediciones B
ISBN: 9788466638692
Sinopsis: Josy, la hija de doce años del conocido psiquiatra Viktor Larenz, desaparece en misteriosas circunstancias de la consulta del médico que la trata de una extraña enfermedad. Cuatro años después, Viktor, sumido en una profunda tristeza, se ha retirado a una remota casa en una isla del Mar del Norte. Allí lo localiza una hermosa desconocida que padece alucinaciones: ve constantemente a una niña pequeña, una niña que padece una extraña enfermedad y que desaparece de la consulta del médico sin dejar rastro. Viktor inicia entonces un tratamiento con la desconocida, pero la terapia se convierte paulatinamente en un dramático interrogatorio… ¿Es posible lo inconcebible?

Fitzek me parecía un valor seguro para mi pretensión de leer “libros de verano”, lecturas un poco de “usar y tirar”, tramas que me atrapen pero que no permanecen especialmente en el recuerdo. Y en cierta manera así fue, Fitzek maneja bien los hilos necesarios para construir un thriller psicológico que enganche al lector. El problema es que esta vez lo vi venir y eso hizo que el interés único fuera llegar al final para confirmar si me había equivocado o no con mi hipótesis de cómo se resolvería el planteamiento de Fitzek; y no, no me equivoqué. Esta fue la primera novela que publicó Fitzek, puede que por ahí le faltara más maña para despistar al lector. Aun así, cumplió con su función: vuelo Madrid-Estocolmo distraída con la lectura y no dejando que me comiera el tarro con los baches que hay en el cielo, puesto que mi “tarro” estaba dilucidando una apuesta conmigo misma sobre si la trama se resolvería tal y como pensaba. Pillarle el truco a este tipo de libros siempre resta interés, pero tal y como está escrita y desarrollada, con capítulos cortos que siempre terminan con una vuelta de tuerca que te lleva al siguiente capítulo, hace que la lectura sea bastante ágil. Cumplió, sin más.

No confíes en Peter Pan (John Verdon)

Título original: Peter Pan must die
Traductores: Santiago del Rey | Javier Guerrero
Páginas: 480
Publicación: 2013
Editorial: Roca
ISBN: 9788499186252
Serie: Dave Gurney 04
Sinopsis: Han pasado cuatro meses desde que David Gurney resolvió el caso del Buen Pastor y las consecuencias han sido terribles: se perdieron vidas y hubo carreras profesionales afectadas. Uno de los que más ha sufrido ha sido Jack Hardwick, que violó la normativa por ayudar a Gurney. Los superiores de Hardwick pensaron que despidiéndole arreglaban todos sus problemas. En realidad, se buscaron un enemigo acérrimo. Ahora, Hardwick se propone demostrar la ineptitud de sus antiguos empleadores presentando pruebas que sirvan para revisar algunas condenas muy sonadas. Empieza con el caso Spalter, un rico empresario y promotor asesinado en el funeral de su madre. Su infiel esposa Kay fue condenada a cadena perpetua pero Hardwick está seguro de que a la mujer le hizo la cama un detective corrupto y quiere que Gurney le ayude a probarlo.

Un libro más a la saca de mi objetivo de tener un verano de lecturas que no me comprometan. Este en concreto amenizó el vuelo Estocolmo-Bergen y no consiguió del todo que no fuera consciente de esos insistentes baches que el avión se empeñó en coger sí o sí. Y la confirmación de mis sensaciones con este autor: buen narrador, pero empeñado en enmarañar las tramas y añadir cabos y más cabos que luego no termina de recoger y ahí se quedan: sueltos e innecesarios. Me gustó el que se centre más en los personajes, aunque siga desarrollando los mismos (Gurney, su mujer y Hardwick), lo que hace que en cierta forma parezcan más complejos pero por otro lado no se perciba una evolución porque es más de lo mismo. Creo que leo a este autor porque me gusta cómo escribe este tipo de tramas, pero tal vez debiera de arriesgar con algo diferente para no dar la sensación de que los ingredientes del menú son poco variados. Entretenido, pero predecible y bastante mejorable. Sensación de estancamiento de los personajes y las tramas.


El brillo de las luciérnagas (Paul Pen)

Páginas: 284
Publicación: 2013
Editorial: Plaza & Janés
ISBN: 9788401354571
Sinopsis: El protagonista de esta historia sería un niño como cualquier otro si no llevara toda su vida encerrado en un sótano impenetrable junto a sus padres, sus dos hermanos y su abuela. Todos están horriblemente desfigurados por un misterioso incendio del que nadie habla. Pero la vida oculta de la familia va a cambiar: su hermana acaba de dar a luz, el Hombre Grillo acecha peligrosamente en las sombras y él recibe la visita de unas misteriosas luciérnagas, cuyo potente brillo le animará a intentar escapar del sótano en busca de la verdad.

La alegría de la huerta en mi decisión de lecturas veraniegas. Hizo conmigo el vuelo Oslo-Madrid, y me ayudó muy mucho a sobrellevar ese largo descenso que tienen que hacer los aviones en el aeropuerto de Madrid, en este caso además con viento de cola. El piloto lo hizo muy bien y al final se llevó los aplausos del respetable, mientras yo seguía agarrada como una posesa al brillo de las luciérnagas que impidieron que entrara en pánico. Me gusta cómo escribe Paul Pen, el ritmo atrapante que imprime a sus historias, las historias en sí y cómo transmite el punto de vista de los niños protagonistas de sus dos libros. Me gustó muy mucho este niño de las luciérnagas, cómo se desenvuelve en el día a día en su inexplicable encierro. En menor medida también me gustaron la madre y la abuela. Pero el resto de personajes me dejó un regusto extraño, no llegué a comprenderlos del todo, algo me faltó o algo me sobró. Paul Pen es un escritor arriesgado y valiente, innovador y original en sus planteamientos y tramas. Sabe mantener la tensión y se nota el oficio que tiene de guionista. El “pero” en mi caso viene porque no tengo claro las decisiones que toman los personajes y cómo se nos plantean, pero me parece un libro recomendable, sorprendente y muy adictivo. Seguiré muy de cerca a Paul Pen.

Y hasta aquí llegaron mis buenas intenciones sobre lecturas veraniegas. Una lee lo que lee y lee como lee y hay lecturas que me gustan pero espaciadas; así como del tirón y seguido va a ser que no. Como diría una buena amiga, tengo que encontrarme en los libros, así que me fui a la búsqueda de mí misma.

El día que Nina Simone dejó de cantar (Darina-al-Joundi y Mohamed Kacimi)

Título original: Le jour où Nina Simone a cessé de chanter
Traductora: Isabel Murillo
Páginas: 168
Publicación: 2008 (2010)
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420405421
Sinopsis: Toda la historia del Líbano contemporáneo se concentra en la historia de una mujer fiel al sueño perenne de un padre periodista y escritor para quien la libertad no es negociable. Pero este sueño se estrella contra la violencia y el odio de la guerra civil, donde todo es posible, donde el sexo desafía al miedo, la droga desafía la vida, y el rechazo de todas las reglas sociales y costumbres religiosas desafía a una sociedad que se vengará duramente. Este libro es una confesión, es la historia de una redención, del reencuentro con la vida de una chica que se convierte en mujer conviviendo de cerca con la locura y la muerte.

Entre Beirut y la ciudad en la que vivo hay 3.520 Km. Entre la ciudad en la que (sobre)vivo y el lugar en el que nací hay 647 Km. Tardaría en llegar a Beirut lo que tardaría en ir y volver a mi lugar de nacimiento un total de tres veces (digamos que unas 36 horas de viaje en coche). No parece una distancia insalvable. Y sin embargo, el Líbano parece tan lejano… Pero lejanía no es indiferencia. Nunca he dejado que la distancia kilométrica y cultural me volviera indiferente a lo que ocurre en otros lugares de esta nuestra casa llamada Planeta Tierra. Es por eso que a veces, entre otras cosas, busco lecturas que me acerquen a mis vecinos, a mis iguales, para que mi mirada no se cubra de fría indiferencia. Si además aparece Nina Simone por ahí entonces ya está hecho. Así llegué a este libro, para que esta extraterrestre siga siendo humana con sus hermanos, las personas que habitan en la Tierra y me habitan en el alma.

La mujer a la que hace referencia la sinopsis es la propia Darina-al-Joundi. Darina entregó un texto a Mohamed Kacimi, y a partir de ahí, además de una amistad, surgió una obra de teatro y, posteriormente, este libro. Darina le contó su vida a Kacimi y este la fue escribiendo. Así que este libro no es ficción, aunque pueda leerse como tal, como una biografía novelada. El problema que tuve con este libro lo resumo rápidamente: no me gusta como está contado. No me llegó. Lo terminé por cabezonería, pero no encontré lo que esperaba. Elección errónea. Me quedo con Nina Simone.


Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END (Paula Bonet)
Páginas: 200
Publicación: 2014
Editorial: Lunwerg
ISBN: 9788415888505
Sinopsis: Un libro sobre finales que llegan, sin avisar, que nos parten en dos mitades, que se arrastran durante años y que nunca se acaban porque confunden orgullo con recuerdo. Y entonces cogemos trenes, reservamos habitaciones de hotel en pueblos olvidados, vivimos enganchados a pantallas esperando que alguien decida hablarnos para informarnos del siguiente movimiento, el que nos acercará conscientemente a un final que hace años que buscamos. Pero ese final no llega. Y de repente un día nos despertamos y sentimos el vacío: en la pantalla aparece THE END y decidimos empezar otra historia. Una en la que nunca tengamos que fingir que no nos conocemos. Esta historia.

A lo seguro, Ana. Este libro llevaba conmigo mucho tiempo. Se merece una entrada para él solito (posiblemente se la haga, pero hoy... no), pero en la secuencia de lecturas, sí que era un valor seguro y tenía, por fin, que ponerle el THE END a esta lectura que había empezado hace bastantes semanas prolongándose hasta hoy. La razón por la que ha estado tanto tiempo conmigo y su lectura se ha dilatado tiene mucho que ver con la estructura y el contenido de esta joyita que tanto me ha gustado. No sé si es un libro ilustrado propiamente. Son un conjunto de historias, un conjunto de finales, y sí, tiene ilustraciones. Maravillosas, delicadas y muy sugerentes. Tanto que por sí mismas nos cuentan historias. Podría ser perfectamente un libro sólo con las ilustraciones. Pero luego además está el texto, esas pequeñas historias, pequeñas en extensión pero con un contenido muy inspirador y también (como las ilustraciones) muy sugerente. 40 historias y 40 ilustraciones. Me hice con este libro por casualidad, porque buscaba otra cosa, pero lo vi… y lo abrí. Lo cerré inmediatamente, miré a todos los lados como si lo fuera a robar, lo estreché en mis brazos y me lo compré. Cuando volvía a casa me detuve en un banco que el ayuntamiento parecía haber puesto ahí expresamente para que yo hiciera un alto en el camino y pudiera abrir el libro de nuevo y comprobar si me había equivocado. No, no lo había hecho. Desde entonces, cada día leía una historia, o volvía atrás y releía otra. O miraba las ilustraciones y me dejaba llevar. Hasta que ahora, por fin, he decidido terminarlo, aunque ahí sigue y volveré a él, a las canciones y libros que sugiere, a esas ilustraciones tan vívidas, a esos textos desconcertantes que me dicen e insinúan tanto. Inspirador y recomendable.
(©AnaBlasfuemia)

61 comentarios:

  1. Pufffff a ver
    A mi Terapia me gustó, cumple justo lo que promete, entretenimiento y rapidito.
    Gurney me cae mal, me parece que está desgastado ya desde su primer título así que este no me terminó de convencer y con el niño y las luciérnagas.. casi muero. Posiblemente porque vine de leer otro con el que tenía demasiados puntos en común. Pero me costó...
    Los otros ni idea, no los he leído. Lo que si te puedo decir es que de las lecturas ligeras salgo muchas veces más fatigada que de los grandes títulos. Creo que es la edad, me estoy volviendo de un raro...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema con Terapia es que comento: que me imaginé lo que estaba pasando muy pronto, demasiado, y eso siempre condiciona mucho las sensaciones con este tipo de libros. Pero Fitzek maneja muy bien tiempos y ritmo, esos capítulos cortos que te dejan con la necesidad de leer el siguiente... Aún así, cumplió. No simpatizo mucho con Gurney tampoco, no acabo de entender qué le pasa y porqué no le hace más caso a su mujer :D No cuenta mal Verdon, pero algo le está fallando (al menos conmigo y parece que contigo...). ¿Qué libro leíste antes del de las luciérnagas? A mí no me disgustó, de los tres es el que me hizo sentirme más cómoda leyendo, me gustaba mucho el niño protagonista, luego cuando cambia a toda la familia antes de..., pues ahí ese cambio no me terminó de convencer. Me parecían más reales los personajes dentro del sótano que fuera de él, qué cosas... De los otros libros échale un vistazo al THE END, y decides.
      Me gustan las lecturas ligeras pero bastante espaciadas, de hecho cada vez más espaciadas. De hecho ya ves, sólo aguanté tres lecturas seguidas y ya me estaba poniendo nerviosa. Y quería estar con lecturas ligeras todo el verano. Qué loca. Y dále con la edad... Tú naciste rara, mujer :P Fuera coñas, no sé si será rareza o no, creo que cuando te adentras en lecturas diferentes, no sé si grandes títulos, luego cuesta mucho leer según que tipo de cosas, es cómo coger una ola buena, luego sólo quieres otra igual o mejor, ya no te vale cualquiera.

      Besos!

      Eliminar
  2. Me alegro de que estés de vuelta por aquí, y espero que hayas disfrutado mucho de tu viaje :)
    Desde luego, te han cundido los días respecto a las lecturas, no he leído ninguna, pero estoy de acuerdo contigo en los de John Verdon: leí los primeros, pero luego me parecían ya un poco más de lo mismo, y por el momento, he dejado aparcada la saga. Referente a los demás que nos traes tampoco hay ninguno que me llame especialmente, y mucho mejor para mi lista :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He disfrutado tanto del viaje que creo que no puedo decir que yo me alegre de estar de vuelta :P Los fiordos son una maravilla, y Noruega es un país espectacular al que voy a volver sí o sí. Me cundieron, más que los días, los desplazamientos de un lugar a otro, que fueron varios, y que en los aviones me ponía a leer como una descosida porque me dan un poco de pánico. Verdon es que ya creo a Gurney como si llevara una larga serie detrás. No soy muy de series, ya sabes, pero a veces me empeño en alguna ... Ea, dále recuerdos a tu lista ;)

      Besos!

      Eliminar
  3. Me llama el de “Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END”, sobre esos finales esperados que no llegan. Si además lleva ilustracions, me lo apunto, claro.

    Hablas de lecturas de verano, nunca he utlizado ese concepto, depende del ánimo que tenga, lo que sí tengo en cuenta es no empezar libros con muchas páginas, porque en vacaciones entre viajes y el tiempo que dedico a cultivar más la cosa familiar pues no quiero quedarme colgada con un libro a medias. Y para septiembre tengo ya dos pensados: el último de Almudena y el de Martínez de Pisón.

    Yo acabo de leer el de “La balada de Iza” del que he puesto un coment. Y como sugerencia de entretenimiento, he leido 3 que me han atrapado, amenos y a la par interesantes:

    - El fruto del baobab de Maite Carranza, sobre el tema de la ablación en niñas africanas inmigrantes en la costa catalana. Una aproximación intercultural que me ha gustado.
    - La memorias de la editora y escritora Esther Tusquets “Habíamos ganado la guerra” y “Confesiones de una vieja dama indigna”, sobre la educación de una niña burguesa y de familia franquista en la Barcelona de postguerra y la posterior evolucion al hacerse cargo de la editorial Lumen hacia posiciones más de izquierdas y con la gauche divine como gran escenario. Es la justificación de muchas cosas, como todas la memorias, pero con entretenidas y cuenta anécdotas de escritores, editores, pintores y de su labor como editora.

    Espeor que hayas disfrutado del viaje y me alegra leerte por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que te llama es el único que recomendaría, aunque es el tipo de lectura personal, que si te toca te gustará pero si no te encuentras no te dirá nada. Las ilustraciones son muy llamativas. Échale un vistazo en la librería, sabrás enseguida si es un sí o un no.
      Hablo de lecturas de verano porque se las relaciona más con un tipo de lectura ligera, pero en verdad son igual de válidas para cualquier momento y estación del año. Pero un poco por necesidad personal, otro por dar un respiro en el blog, pues me hice ese inconsciente propósito de leerme durante el verano lecturas menos comprometidas, que no me absorbieran tanta energía... Pero lo que no puede ser no puede ser y además es imposible. No me encontraba cómoda, y no es culpa de los libros que he leído, que son entretenidos y cumplen su función, es que como digo, una lee lo que lee y lee como lee... Haré más lecturas de este tipo, pero espaciadas.
      De los libros que mencionas tengo el primero de Tusquets, según las sensaciones iré por el segundo. El de Maite Carranza lo conozco pero no lo tengo entre mis lecturas más inmediatas. Almudena Grandes me gusta mucho pero me agota, y para encima con esos libros tan tochitos que escribe... Es un problema el que tengo con ella. Y Martínez Pisón tengo varios por ahí. Leo poco autor hispano, me doy cuenta, pero tengo alguno por ahí al que quiero echar un vistazo o volver...

      Del viaje he disfrutado ¡vaya que sí!. Los fiordos son un espectáculo...

      Abrazo

      Eliminar
  4. El de Paul Pen me gustó y mucho. El resot no he leído ninguna pero la verdad es que tampoco me apetecen demasiado por ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho el estilo de Paul Pen, las historias que plantea... Seguiré leyendo lo que saque. Estoy segura de que tienes mucho para leer, así que no me preocupa que no te lleves nada ;)

      Eliminar
  5. Hola Ana! Pues para ser sincera ninguna de las lecturas me llama especialmente a excepción de "El día que Nina Simone dejó de cantar" y "The End", que tiene una pintaza que no veas; además que es un tipo de lectura de la que llevo mucho tiempo separada.
    Tomaré en cuenta tus recomendaciones.
    Espero que hayas disfrutado de tus vacaciones, un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sofía!: El libro de El día que Nina Simone dejó de cantar me decepcionó mucho, pero eso no quiere decir que pase igual a todo el mundo, tal vez se me atravesó por lo que fuera, pero no conseguía meterme en una historia que quería que me gustase. Y el de THE END, pues me resultó muy sugerente, distinto, no me arrepiento de haberme hecho con él.

      He disfrutado de las vacaciones muuuuucho!! :D ¡Besos!

      Eliminar
  6. La primera me ha llegado. Me la voy a apuntar.
    Por cierto, me alegro de que estés de vuelta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el que más me ha gustado es el último, los demás, salvo el de El día que Nina Simone...., me resultaron entretenidos.
      Yo no me alegro de estar de vuelta :( (hubiera seguido allí... mucho tiempo) ;)

      Besos!

      Eliminar
  7. El brillo de las luciérnagas lo tengo en mente me intriga y no he leído nada del autor y parece que escribe bien, así que algún día lo leeré.
    A mí los aviones me dan miedo, si leo en ellos y hay turbulencias no me entero de lo que me cuenta el libro. Mi mente está en el vaivén.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No escribe mal Paul Pen, en el sentido de engancharte a la historia que cuenta. Pues eso me pasa, que como tengo miedo en los aviones me agarro a los libros con desesperaciónn para no pensar en turbulencias y meneos, llevo la mente a la lectura y la alejo del entorno ;)

      Besos!

      Eliminar
  8. Hola, Ana. Me llama el de Paul Penn. Tiene muy buena pinta, la verdad,
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Creo que el de Paul Pen encaja más en el tipo de libros que lees y que lo vas a disfrutar ;)

      Besos!

      Eliminar
  9. Qué contenta me voy hoy de aquí, ¡no apunto nada nuevo! Jo, lo siento por ti pero todos tenemos esas rachas y a veces guardamos libros para momentos que luego no nos apetece recordar como los vuelos de avión por malas carreteras. Lo peor sin duda ha sido el de Simone, ya lo tenía casi pero qué final de reseña, demoledor y comprendo tu disgusto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :D Calla, calla, que también a veces te vas contenta si has pillado alguno que te ha interesado ¿no? Y para muestra el botón de La niña del faro :P Nada, de todas formas aunque me hubieran gustado más, no hubiera podido seguir manteniendo mi intención de lectura ligera... A mí también me dolió el libro de Simone, porque quería que me gustara la historia, pero no sé, el libro en vez de acercarme me alejaba...

      Besos

      Eliminar
  10. El que más me atrae de todos es el de Paul Pen y veo que te ha gustado, es un autor que tengo muchas ganas de leer y los dos últimos no los conocía, me ha llamado el de Nina Simone en un principio pero viendo tu opinión no creo que me anime
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la historia es curiosa. Me gustó aunque quizás no tan incondicionalmente como a mucha gente. Puedo ponerle varios peros, pero pesa más toda la parte que se desarrolla en el sotano y el personaje del niño. El de Nina Simone, pues eso, no sé si fui yo o fue el libro, pero como que no. Échale un vistazo al de THE END...

      Besos

      Eliminar
  11. ¡Bienvenida!

    Tengo el de Paul Pen en espera, no sé por qué tardo tanto en ponerme con él; creo que cuando lo haga me va a gustar tanto como a ti. Respecto a los otros, ninguno me termina de convencer...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Aglaia, tenemos poco control sobre lo que leemos y cuándo lo leemos. Es un libro bastante majo, tiene sus defectillos, o más bien cosas que no terminé de ver claras, pero se disfruta de la lectura.

      Besos

      Eliminar
  12. Sólo uno he leído, y sólo uno ha llamado mi atención.
    El que he leído: "El brillo de las luciérnagas". Cuando he visto que estaba incluido entre tus minirreseñas he entrado en estado de alerta por si no te había gustado, y cuando he leído tu opinión me he ido relajando. Es que lo tengo por un libro que se puede recomendar a casi cualquiera porque siempre suele gustar aunque sea un poquito...
    El que me ha llamado la atención es "Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END". Lo había visto más veces por ahí, y creo que una vez lo cogí de una estantería, pero no sé si es que no me convenció lo que vi o qué. La cosa es que he leído la sinopsis y me he identificado mucho con ella (otra cosa es que la haya interpretado a mi manera). Pero la próxima vez que me lo encuentre le echaré un vistazo más atento.
    Veo que has estado viajando más allá de los libros, espero que lo hayas disfrutado.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que el libro de Paul Pen es bastante recomendable, se lee muy bien, es entretenido y original. Me pasó con el otro libro suyo que leí, le encuentro "peros" y aun así me gusta. Tu atención se ha centrado bien, el libro de Qué hacer cuando en la pantalla... es de los más recomendables de los que comento, aunque es una lectura personal, más por lo sugiere que por lo que contiene. Las ilustraciones sí me gustan y también los libros y canciones que menciona. Los textos hay de todo un poco, pero en general a todos les saqué jugo.
      He viajado al más allá casi, Noruega no parece de este mundo :) Lo he disfrutado todo lo que he podido y más, te lo aseguro ;)

      Besos!

      Eliminar
  13. Vaya Ana, pero qué menú tan variadito nos traes hoy! Jop, pues me cuesta decidirme: las luciérnagas de Paul Pen siempre me atrajeron y si te mantuvo pegada a sus hojas a pesar de las turbulencias, merece mi atención. Me gusta mucho Nina Simone y la última vez que viajé al Líbano literariamente quedé encantada, así que lo tendré en cuenta y ese del ... The End... me ha entrado por los ojos! No lo conocía, pero pasa inmediatamente a mi lista de deseos a la espera de esa opinión más extendida que quizás hagas. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Variadito, sí señora, es lo que tiene el menú express :) El libro de Paul Pen es muy entretenido, la verdad, tiene sus propios baches pero me gusta este autor, al menos de momento. El de Nina Simone no sé si fue problema mío pero no me convenció, me costó mucho leerlo y mira que me gustaba la temática. Sabía que el de The End te llamaría la atención, y mira que es raro sorprenderte a ti con cómics e ilustrados. Échale un vistazo, que no es difícil de encontrar y seguro que decides con él en la mano, ya verás.

      Besos!

      Eliminar
  14. En esta ocasión y siempre me quedo con Nina Simone. De las lecturas que reseñas tenía las esperanzas puestas en Paul Pen pero me has dejado en la duda. Le daré vueltas a la cabeza (y acabará siendo que no, verás).
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te refieras a que te quedas con la cantante, porque el libro ya digo que a mí como que no... No tengas dudas con Paul Pen, pese a esas cosillas que flaquean sigue siendo un libro que merece la pena.

      Beso!

      Eliminar
  15. A Fitzek y Pen los tengo en la lista, a ver cuándo caen. Tenía esperanzas sobre el libro de Líbano cuando empecé a leer tu reseña. Me quedo con Nina Simone. "Ne me quitte pas"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saber cuándo caen los libros que tenemos en la lista de pendientes es todo un arte adivinatorio que al menos en mi caso no está a mi alcance :) Nina Simone siempre ;)

      Besos

      Eliminar
  16. No he leído los dos primeros y son autores eternamente pendientes. Algún día quizás.
    El que sí he leído es El brillo de las luciérnagas que me encantó. Qué atmósfera más asfixiante se creó en el sótano, por Dios! Tengo ya "El aviso" en las manos esperando su turno
    Los dos últimos no los conocía pero, en principio, no me llaman demasiado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he tenido sensación claustrofóbica en el sótano, al contrario, la mirada del niño enriquecía mucho ese espacio cerrado. Me gustó más este libro que El aviso pero igualmente lo disfrutarás.

      Besos

      Eliminar
  17. ¡Feliz regreso, Ana! Tengo a Paul Pen entre mis próximos pendientes, y al The End quiero echarle una miradilla. Cómo te entiendo en lo de los viajes de avión. a mí no me suben a uno si no es al modo M.A Barracus...
    Besos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que has filtrado bien lo más aconsejable del menú :) A ver, tengo problemas con el avión, pero es un miedo que tengo que gestionar porque hay muchos sitios a los que quiero ir y no hay forma de hacerlo de otra manera que no sea en avión. Así que el problema no es subirme al avión, el problema es cuando estoy dentro y esa cosa... ¡vuela! (bufff)

      besos!

      Eliminar
  18. De todos los que más me llaman es el de Paul Pen, que he visto buenas reseñas de este libro y veo que, con sus peros, también te ha convencido. Y el último libro que reseñas, que no lo conocía. Y tiene muy buena pinta.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, con sus peros y todo es un libro recomendable, y hasta es posible que no les encuentres los peros que yo le pongo. El último libro recomiendo echarle un vistazo, lo veo en bastantes librerias, y así te haces mejor una idea de lo que contiene.

      Besos!

      Eliminar
  19. Se me borró el comentario... Qué rabia dan estas cosas... En fin, que decía que me apetece mucho el de Paul Pen, que he visto muy buenas reseñas, y veo que lo has disfrutado también, a pesar de sus peros. Y el último que reseñas, que no conocía, y tiene muy buena pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se te había borrado el comentario, no :) Es que blogger está tontorrón. Será el calor ;)

      Eliminar
  20. Bienvenida!!

    Viajé el verano pasado a Noruega y volví con tus mismas sensaciones (que he leído en un comentario arriba).
    No hago lecturas de verano, siempre combino lecturas más intensas, o como tú dices de encontrarme en ellas, con lecturas que no me implican tanto pero que son de calidad. Pero también caen ligeras.

    Verdon no es mala opción y los dos últimos los dejo flotando y es posible que acabe encontrándome con ellos.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, es que vaya viaje... qué paisajes, que lugares, qué verde, qué casas, qué lugares para perderse... Volver es lo que me he traído... En verdad lo de lecturas de verano era una excusa para descomprimir un poco de mis últimas lecturas, en parte porque como leo con tanto entusiasmo me quedo como sin fuerzas. Pero ya ves que mi propósito de tirarme el verano con lecturas ligeras ha durado poco. Seguiré alternándolas, caerá alguno de cuando en cuando y ya está. Si es que no sé cómo se me olvida que los libros me eligen a mí y no al revés...

      ¡Abrazo!

      Eliminar
  21. ¡Qué alegría tenerte de vuelta! Menos mal que no has cerrado el chiringuito por todo el verano porque se hubiese hecho muuuuy largo sin tus comentarios.
    Ya sabes que he tenido mis propios tropiezos en el intento de aligerar lecturas de cara al verano. Así que esta vez he llegado a la conclusión de que leeré lo que tenga que leer sea la estación del año que sea. Porque una va buscando distracción y lo que consigue es un tremendo mosqueo y eso no sale a cuenta :).
    Qué buena pinta tiene el de The End y qué calladito te lo tenías ;P. Lo que no me dice nada es el título, si tuviera que elegirlo sólo por eso, se quedaría en la estantería. Menos mal que estás tú para enseñarnos qué se esconde detrás, catadora de libros ;). Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bah, si ya se ha pasado medio verano :D Tú has tenido tropiezos y yo tropezones, así que en las mismas estamos, que los libros elijan, que ya vienen ellos solitos y si no ya habrá alguien que elija por mí a través de métodos extravagantes :) ¿No te había dicho nada del de The End? (mujer, alguna sorpresa hay que tener en la manga). Échale un vistazo porque lo encontrarás fácilmente en alguna librería... ah no... que tú encargas por teléfono :')
      Sabes que me encanta lo de catadora de libros ¿verdad?
      Abrazo!

      Eliminar
  22. ¡Cómo te cunden ésos vuelos! A ver por partes...
    De Fitzek leí hace bastante "El experimento" y mis sensaciones fueron parecidas a las tuyas con "Terapia". Entretenido pero ni fu ni fa, a mí no me caló ni como thriller para el verano (o para el invierno, que lo de menos es la estación).
    De John Verdon leí el primero, no recuerdo el título, y tampoco me entusiasmó. No terminó de gustarme el personaje principal, ni su esposa, ni el caso, ni nada. No he vuelto a repetir.
    El de Paul Pen sí que me pareció originalísimo y encantador, sobre todo por lo bien narrado que está desde esa perspectiva infantil. Y el estilo de autor me pareció fantástico.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me queda otra que el que me cundan, porque como no consiga abstraerme de dónde estoy sería un espectáculo y una es muy discretita... Pues el que leí de Fitzek y que comenté en otra reseña express me gustó más, aunque siempre dentro de esos libros entretenidos y olvidables. Es verdad que Gurney no termina de convencer, pero yo a veces soy de un cabezón que no veas. Vendrá otro más de la serie, me lo leeré y luego echaré pestes por haber picado una vez más... El de Paul Pen también me gustó mucho la perspectiva infantil, se le da bien ese tipo de personajes, le seguiré de cerca.

      Besos

      Eliminar
  23. ¡Qué bien aprovechadas las horas de vuelo! Yo acabo tan aburrida todo en los aviones que nunca soy capaz de leer nada.
    Con la buena pinta que tenía El día que Nina Simone dejó de cantar. Es que ese título atrapa a cualquiera...
    El de Paula Bonet no lo conocía, o eso creo, porque me parece haberlo visto en una librería. O quizás no. Mi memoria no es nada fiable... A lo que iba, me lo llevo a apuntado porque parece un crimen dejarlo pasar.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso iban estas lecturas: para las horas de vuelo, luego encontré poca ocasión para leer, porque un viaje en tren bastante largo era tan maravilloso lo que se veía a través de las ventanas que no era buena opción ponerse a leer. El libro de El día que Nina Simone dejó de cantar era apetecible por el propio título cierto, también por la temática, pero se me fue de las manos y se me escurrió el entusiasmo :( Tampoco es un crimen si pasas del de Bonet, pero como digo, échale un vistazo, y él te dirá si es un sí o un no.

      Besos!

      Eliminar
  24. Cuanta lectura!!! Y bienvenida de nuevo claro jejeje

    Los dos primeros me llaman bastante, al menos para entretenerme, que es lo que han hecho contigo, parece. Pero a los que mas ganas les tengo son: El brillo de las luciérnagas (Paul Pen) y el de The End.

    En cuanto pueda, los leeré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha sido tanta, mucha era lectura rápida, incluso en vertical. Entretener lo hacen, de los tres primeros haces bien en quedarte con el de Paul Pen. Y el de The End es el que más me aportó. Ya nos contarás.

      Besos

      Eliminar
  25. Qué horas de vuelo más bien aprovechadas!
    Tengo por aquí El brillo de las luciérnagas y lo más seguro es que también esté entre mis lecturas veraniegas.
    Con el de Paula Bonet opinamos un poco distinto. Las ilustraciones son preciosas, las citas de canciones y libros muy adecuadas, pero lo que cuenta ella no me ha llegado. La forma de escribirlo no me ha gustado, demasiado metafórica y no me va mucho ese estilo, pero son manías mías. Me alegra que tú lo hayas disfrutado ;)

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la fuerza ahorcan, Carla :) El libro de Paul Pen es muy propio de esta época, pero en verdad se puede leer en cualquier momento. Con el de Paula Bonet, ya te digo, es como algo personal, más que por lo que sugiere. Quizás por esas imágenes (de texto) tan metafóricas, a cada cual le puede inspirar algo... o no. Yo lo he aprovechado bien, ilustraciones (preciosas) y sugerencias de canciones y libros aparte.

      Besos

      Eliminar
  26. De todos los que has reseñado he fichado Terapia y El día que Nina Simone dejó de cantar. Son más el tipo de libros que suelo leer. Y son unos cuantos libros. Yo hace tiempo que no leo tanta cantidad en poco tiempo. Paul Pen me hace dudar a veces. Algún día veré.

    Un saludo y espero que hayas disfrutado el viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es el tipo de libros que sueles leer puede que te guste, a mí el de Terapia como le vi venir pues perdió fuelle, y el de Nina Simone no me llegó la forma de contarlo. Parece que he leído mucho porque muchos de esos libros fueron lecturas en vertical. Paul Pen engancha, y tiene planteamientos originales y buen ritmo a la hora de narrar.

      He disfrutado muchísimo! :D Besos

      Eliminar
  27. Me gusta mucho Nina Simone, pero no sé si me gustaría el libro que la lleva en su título. Lo de las lecturas fácilmente olvidables de verano, eso sí que me apetece un montón, pero hasta agosto, nada (así de disciplinada soy xD).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue quedándote con Nina Simone y su voz que es como un abrazo... Sí que eres disciplinada, ya veo :) Yo cero de disciplina, soy un caos y un desorden, qué se le va a hacer ;)

      Besos

      Eliminar
  28. Pues, chica, enhorabuena: creo que has cumplido, casi por completo, tu objetivo de lecturas veraniegas. Yo también me quedo con Nina Simone... esa voz... Bueno, lo dicho, enhorabuena y a seguir disfrutando de tu puntería. ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, que mi objetivo era mantenerme todo el verano con lecturas veraniegas. Y ya ves, apenas quince días y tres o cuatro libros... Qué voz tenía Nina Simone, me encanta.

      Abrazos!

      Eliminar
  29. Me llevo El brillo de las luciérnagas, porque he leído otra reseña que la pone bastante bien y me produce curiosidad, pero sin inmediatez, me temo. Luego hasta se me olvidan las cosas.
    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zazou, cambias tanto de "apellidos" que me despistas :) Los libros que no se anotan con inmediatez ya sé lo que pasan: que son enterrados por otros libros urgentes que a su vez se dilatan en el tiempo. Estáte atenta al próximo libro que voy a traer al blog ;)

      Besos!

      Eliminar
  30. Hay un par de ellos que los tengo pendientes y el último que comentas no lo conocía pero me ha llamado la atención así que lo buscaré.

    ¡Qué puñeteros son los aviones, verdad?!

    Besotes

    ResponderEliminar
  31. He leído muchas reseñas sobre libros de John Verdon pero no me convencen, no sé porqué. "El brillo de las luciérnagas" lo tengo pendiente, un día de estos tendré que ponerme. Me alegro de que te haya gustado, tengo las expectativas altas. Y es una pena que "El día que Nina Simone dejó de cantar" no haya sido lo que esperabas. Me parece interesante la vida de esta cantante, pero si no se cuenta de forma que trasmita...

    ResponderEliminar
  32. He leido El brillo de las luciernagas, que me gustó mucho y me.impresionó.
    El ilustrado esta en mi lista de apetecibles.
    Besos

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA