lunes, 29 de septiembre de 2014

El bigote (Emmanuel Carrère)



Título original: La Moustache
Traductora: Esther Benitez
Páginas: 184
Publicación: 1986 (2014)
Editorial: Anagrama
ISBN: 97884339790108
Sinopsis: Un hombre se afeita el bigote que lleva años luciendo. Lo hace en secreto, para darle una sorpresa a su mujer. Pero cuando aparece ante ella con su nueva imagen, la esposa no reacciona. No parece ver en esa cara con que lleva años conviviendo cambio alguno. No parece percatarse de que su marido se ha afeitado. Es más, cuando éste le muestra su perplejidad ante la falta de reacción, ella le asegura que él nunca ha llevado bigote. Un gesto en principio sin mucha trascendencia –afeitarse el bigote– se convierte en el punto de partida de una pesadilla kafkiana para el protagonista de esta novela. ¿Es víctima de un juego, de una broma de su entorno más próximo? ¿Se ha vuelto loco y realmente nunca llevó bigote? ¿El mundo se ha confabulado contra él para ponerlo a prueba? ¿Afeitarse el bigote puede lanzarlo a uno al abismo?




¿Se puede escribir una novela sobre un bigote? Es más, ¿se puede escribir una novela sobre el hecho, pueril y nimio, de afeitarse el bigote? La respuesta parece evidente: sí, se puede. Claro, diréis, se puede escribir sobre cualquier cosa. Cierto, tendría que decir yo, poder se puede. Ahora bien ¿puede mantenerse una trama alrededor de un bigote (o su ausencia) y que la historia te atrape y te haga leer sin parar? ¡Ah!... ahí os quería ver yo. Se puede, claro, pero no está al alcance de cualquiera. Salvo que ese “cualquiera” se llame Emmanuel Carrère.

No es nada fácil conseguir la atención del lector. Ni siquiera la del lector más avezado. Pero claro, hay quien tiene el don. Esa capacidad para poner una palabra detrás de otra y que la mirada lectora vaya detrás de ellas, recorriéndolas como si fueran hormigas en fila, encaminándose a su hormiguero. Embobada mirando, ajena al tiempo y a lo que te rodea. Sólo mirando las palabras, arremolinándose en frases, mientras esa fila de palabras adquiere sentido, interés y te lleva a algo más grande que las propias palabras. En este caso las palabras, juntas, no son grises y anodinas como pudiera parecer lo son las hormigas. Son, más bien, un arte. Escribir sobre cómo un hombre decide afeitarse el bigote, atraer tu atención desde las primeras palabras y desarrollar una historia kafkiana.

Es la primera vez que leo a Emmanuel Carrère, aprovechando que Anagrama recuperaba esta novela de ficción, una de las primeras escritas por Carrère. Y no va a ser la última, porque me ha ganado para la causa. No parecía fácil que un bigote lo hiciera, la verdad, que reconozco haberme acercado a esta historia con cierta desconfianza. Pero desde el principio me vi atrapada en el retorcido, rítmico, ágil y atrapante discurso del protagonista.

Un hombre se afeita el bigote con la idea de sorprender a su mujer, con la que lleva casado cinco años. Y la sorpresa se la llevará él cuando ella no sólo no se sorprende, sino que niega que él haya tenido bigote en algún momento. No sólo ella, es que sus amigos tampoco parecen sorprendidos de verle sin bigote ¿es que lo ha tenido alguna vez?. Lo que en principio parece una elaborada y compleja broma, a la que tan dado es el matrimonio, se convierte poco a poco en un descenso a la locura. Pero ¿quién está loco? ¿él? ¿ella? ¿tú? ¿yo?.

Narrada en primera persona, por lo que vamos conociendo todos y cada uno de los pensamientos de Marc, el protagonista, no parecería fácil dar congruencia y lógica a una situación tan absurda. Y sostenerla durante más de cien páginas. Sin embargo, Carrère sostiene la coherencia de los derroteros mentales de una persona cuyo pensamiento transcurre como un péndulo de un lado a otro, oscilando entre la locura y la cordura, la razón y la sinrazón. Se anticipa a cualquier agujero negro en el que pudiera deslizarse la trama y los va tapando uno a uno, conduciendo ineludiblemente al lector a seguir los argumentos y razonamientos del protagonista sin que podamos atisbar una puerta de salida, una solución al enredo psicótico y delirante que se nos plantea.

Los múltiples recursos sintácticos utilizados por Carrère consiguen un efecto quinestésico en el lector que se ve sumergido en el vaivén emocional al ritmo que nos va marcando, con sensaciones que oscilan desde la sonrisa inicial a la desazón final. Porque será inevitable que no seas partícipe del discurrir mental de Marc, no puedes ser un espectador pasivo de lo que sucede, entras en la lógica planteada e intentas razonar, cuestionar, encontrar resquicios que inclinen la balanza a un lado u otro. Participas porque estamos acostumbrados al raciocinio, a la explicación lógica y coherente de lo que sucede, porque nos cuesta enfrentarnos a una mente que encadena razonamientos tan aparentemente convincentes y que, sin embargo, podría ser una mente enferma. Y angustia comprobar qué fina es la frontera entre la razón y la locura.

La densidad y cadencia narrativa en tan pocas páginas, el clima paranoico y de indefensión, la agitación inducida, la capacidad de Carrère para provocar desasosiego y socavar el ánimo tranquilo del lector a ritmo de frases cortas, rápidas, cotidianas… me ha dejado rendida al autor, de la que estoy por declararme fan con tan sólo esta inquietante y brillante lectura.

¿Para qué limpiar los instrumentos del crimen si el cadáver se ve a la legua? 

En 2005 el propio Emmanuel Carrère dirigiría la versión cinematográfica de El bigote, interpretada por Vincent Lindon y de la que os dejo el tráiler (no tengo noticias de si ha sido doblada o subtitulada en español).

                              
 

105 comentarios:

  1. Me encantan este tipo de relatos: la perplejidad y sorpresa ante lo que creías que era la realidad. Soy yo la equivocada o son los otros?? Así que me la apunto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mente siempre es muy real, aunque a veces se enrede. Otra cosa es que nos resulte real (o no) la posibilidad de que a nosotros nos pudiera pasar algo parecido... Quién sabe, es tan compleja... Ya me contarás, elvirar

      Abrazo!

      Eliminar
    2. Me ha gustado leer esta novela, también me he sentido un poco como el protagonista: realmente algo tan nimio como afeitarse el bigote puede tener la trascendencia de tambalear la vida actual? Es un argumento desconcertante aunque hay un momento en que el propio autor parece no saber por donde tirar y estira demasiado el bucle paranoico en el que entra el protagonista.
      Abrazo.

      Eliminar
    3. Me alegro que te haya gustado. A mí este libro me desconcertó tanto que tendí a la fascinación mientras iba leyendo. Es verdad que hay ese momento que está ahí como que parece que no sabe cómo avanzar en la historia. Pero luego de repente ese final... wow... Pero me pareció muy interesante cómo a partir del detalle del bigote empieza a construir toda la historia, y ese camino por la mente del protagonista...

      Un abrazo

      Eliminar
  2. La verdad es que no me llama lo suficiente. No me la llevo esta vez. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues con la sinopsis ya me he quedado a cuadros. Claro que se puede escribir una novela sobre un bigote ¡y sobre una nariz! Eso sí, que sea tan estupenda como esta solo puede cosa de Emmanuel Carrère, como bien apuntas. No la conocía de nada, pero apuntadita que me la llevo. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me llamó también la atención, y le tenía ganas a Carrère desde que su Limonov andaba circulando por ahí. Y me ha gustado descubrir a este autor, lo voy a vigilar de cerca :D Espero que disfrutes de la lectura (aunque "disfrutar" no sé si es la palabra adecuada...)

      Gracias a ti por comentar. ¡Besos!

      Eliminar
  4. Se me borró el mensaje. Te decía que me ha llamado la atención porque me parece una idea diferente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Original por el bigote, el tema de la frontera entre razón y locura no es novedoso, pero abordarlo a partir de un bigote... :)

      Eliminar
  5. Conocía el libro pero no sabía qué esperar de él. Ahora, con tu reseña, parece que puede ser una lectura interesante, y además es cortito. ¡Gracias por la sugerencia!

    Besos (Mustis)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora ya tienes una idea de qué esperar :) A mí me ha gustado, cortito pero denso, eh, que no da respiro. Gracias a ti por comentar, Mustis.

      Besos!

      Eliminar
  6. Suelen atraerme los libros cuyos argumentos se salen de lo normal y este me parece que entra en esa categoría. Tomo nota y lo pongo en la parrilla de salida. Gracias por la interesante reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que encaja en esa categoría, diferente, denso, bastante bien montada la trama... Espero que te guste.

      Gracias a ti por ocmentar. Saludos

      Eliminar
  7. Reconozco que me ha llamado mucho la atención el planteamiento inicial del libro y me deja con curiosidad pero no estoy segura de si llegaría a disfrutar de esta lectura
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andaba detrás de Carrère, con algún que otro libro suyo en línea de salida, pero se cruzó este: corto, con ese planteamiento tan llamativo y se coló. Disfrutar exactamente no se disfruta, es decir... desasosiega. Pero literariamente lo disfrutas.

      Besos!

      Eliminar
  8. Pues me ha llamado la atención. La verdad es que no creía que un bigote pudiera dar para tanto :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues da mucho de sí (y eso que a mi los bigotes no me gustan) ;)

      Besos!

      Eliminar
  9. Interesante libro, me llama mucho la atención, la trama me parece un poco curiosa. Me lo llevo a la lista, a ver si tengo suerte y doy pronto con él; gracias por la reseña.

    Besos y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, sí, sobre todo cómo te va llevando por donde quiere, el Carrère :) Espero que tengas suerte, por aquí se encuentra fácil.

      Gracias a ti por comentar! Besos y buena semana

      Eliminar
  10. Me han recomendado encarecidamente que lea este libro (ya he leído otro del autor y me gustó). Leyendo tu reseña creo que me voy a animar.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te han recomendado bien, Ginger. Es mi primer libro del autor. No será el último ni mucho menos. Si tú ya lo conocías y te gustaba... ¿a qué esperas? :P

      Besos!

      Eliminar
  11. Hola Ana, la verdad es que no me acaba de atraer este libro.
    Un beso !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lídia, tranquila. Y no, no era necesario, me gusta pasarme por tu blog porque sí, no te sientas obligada ¿vale?

      Un abrazo!

      Eliminar
  12. Había oído hablar de este libro, pero su recuerdo se había ido diluyendo en mi memoria, a pesar de lo mucho que me llamó la atención el argumento... Te agradezco que lo hayas traído, porque así me lo anoto y sé que no me volveré a olvidar de él. Creo que esa trama tan estrambótica, pero perfectamente creíble me va a ganar también para su causa. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, tienes que cuidar esa memoria Tizire.... Que no se te olvide, no. Totalmente extravagante,la verdad, y sin embargo, fascinante. A mí me gustó, quizás por el descubrimiento, pero también por todo el entramado que monta Carrère.

      Beso!

      Eliminar
  13. Me gusta mucho Emmanuel Carrère, muchísimo para ser exactos. De él he leído "De vidas ajenas" y "El adversario" y tengo otras dos novelas en casa (ya sabes, esas obsesiones que a algunos nos entran cuando descubrimos a un autor que nos gusta) pero ninguna es ésta, así que me la apunto, de cabeza y sin dudarlo, sé que me va a gustar.
    Besos y gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí a partir de esta lectura también me gusta muchísimo :) No había leído nada suyo, pero ya hay unos cuantos en línea de salida (claro que en esa línea hay un pelotón). A mí también me pasa, que de repente me da por un autor y me lío a ir por cosas suyas prácticamente a ciegas... Espero que te guste y nos los cuentes ;)

      Gracias a ti por comentar. Besos!

      Eliminar
  14. Casualidades de la vida. Acabo de ver este libro en Goodreads!!! Muy Carrère por lo que veo en tono y todo, me llevo el libro y además la peli que eso me encanta leer y ver. Yo creo que a mí me va a gustar y mira que con Carrère tengo mis más y mis menos aunque lo admiro mucho. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es que te está provocando. Por lo que he visto sí que es muy Carrère, que parece dado a llevar a sus personajes al límite a partir de situaciones cotidianas ¿no?. En este caso lo borda (o casi). Aún no he descubierto los "menos" de Carrère, pero como lo seguiré leyendo cuando me los encuentre lo contaré. Me ha encantado cómo escribe, una especie de escalpelo metido ahí en la carne... :)

      Besos!

      Eliminar
  15. Pero si ya me ha enganchado la sinopsis, no sé lo que hará la novela, ¿me comerá?
    Y después tu reseña, que he leído como lo que dices de las hormigas. A mi curiosidad casi le da algo porque estaba dormida cuando he empezado a leer y ya se sabe lo malo que es despertar de pronto. Pues nada, que lo tengo muy en cuenta. Saber sacar una buena historia de un hecho común y corriente, yo creo que eso puede llamarse literatura.
    ¿Sabes que la primera vez que mi padre se afeitó el bigote me puse a llorar porque me daba mucha pena que su bigote se hubiera ido?
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comerte no, pero sí te atrapará. A mí también me sienta fatal esos despertares bruscos (esos que de repente no sabes dónde estás, qué día, qué hora, si tenías que estar trabajando...), pero tranquila que con esta lectura no te vas a dormir. No sé si se puede llamar literatura, pero desde luego es un factor que yo valoro mucho, hacer grande lo cotidiano, sacar historias de lo nimio... ¿Sabes que la primera vez que mi padre se dejó bigote casi me pongo a llorar porque nunca me han gustado nada? :)

      ¡Besos!

      Eliminar
  16. Estoy con Yossi a mi también me puede gustar y eso que dedicarle un libro a un bigote no me llamaba la atención en absoluto al ver tu reseña he cambiado mi opinión, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro merece la pena, Rocío. Si no me haces caso a mí, ahí está Yossi para que se lo hagas ;)

      Beso!

      Eliminar
  17. Pobre hombre, es como cuándo vas a la pelu y te cambias el color del pelo y nadie se da cuenta :(, jajajaja. Me ha parecido una lectura muy entretenida, y desconocía al autor, así que en mi próxima visita a la biblio buscaré algo de él.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaja ¡cierto!. Eso puede ser muy habitual. Lo "malo" es cuando todo el mundo te niega que hayas tenido el pelo de un color diferente a como ahora lo llevas... ahí empezarían los problemas ¿verdad?. Pues por ahí van los tiros.

      Besos!

      Eliminar
  18. Confieso que no he leído nada de Carrere. Después de tanta reseña positiva voy a tener que plantearme presentarme a él tarde o temprano.
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti... :P Si yo tuviera que confesar todos mis autores pendientes de estrenarme con ellos no habría confesionario que lo aguantara... Ahora sí, puedes plantearte conoceros, no sería mala idea ;) Creo que te gustará.

      Besucos!

      Eliminar
  19. Pero que argumento más curioso. No conocía la autor así que me viene de perlas esta propuesta tuya para añadirle a mi estantería. ;D. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el argumento es curioso su desarrollo no lo es menos. Del autor vas a empezar a ver más, ya verás (al menos por aquí).

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  20. Ni he leído nada de Carrere, ¿me aconsejas éste para empezar? Tiene muy buena pinta.
    Abrazo,
    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es el único que he leído de momento, Sonia, así que es el único que te puedo recomendar, aunque yo seguiré leyendo más libros suyos porque ya he ido haciéndome con ellos :) Si te decides por este espero que nos lo cuentes y sobre todo que te guste.

      Abrazo!

      Eliminar
  21. Como tú misma dices, indiscutiblemente hay que tener un don (no, mejor dicho: un DON) para conseguir escribir una historia interesante y emocionante a partir de algo tan cotidiano como un bigote. No he leído la novela, pero tiene que ser una experiencia diferente.
    Me has convencido nuevamente Ana
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí es un don ya el contar historias, pero además hacerlo de detalles así ya me parece un lujo. Espero que te guste la lectura y que te sorprenda como a mí. Ya nos contarás.

      Beso!

      Eliminar
  22. A mí no me parece una bobada escribir sobre el bigote o mejor, la falta de bigote después de rasurarlo. Estoy convencido de que se puede despertar una tempestad cuando no causa el efecto buscado. Por lo que cuentas, así ha sido.
    Me la llevo sin ninguna duda. Estas historias que parecen surrealistas, si están bien escritas, me encantan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, si a mí no es que me parezca una bobada. Lo que me llamó la atención es que a partir de ese hecho, el bigote, el afeitado, el que si lo tenía, que si no... se montara toda la historia. Sí, estoy de acuerdo contigo, todo lo que se sale de lo esperado sorprende pero luego trazar un camino como el que traza Carrère ya es de nota ;) Espero que te guste, Enzo.

      Besos!

      Eliminar
  23. Me encanta todo lo kafkiano rozando el surrealismo y no me gustan los bigotes. Del autor tengo algo por la estantería pero ya ni me acuerdo de qué es ni dónde buscarlo, jaja.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te encanta este libro es exactamente eso. Yo ya he puesto unos cuantos de Carrère por mis estanterías, que también están a punto del caos. Menos mal que suele elegir los libros un poco así al azar y no ir a buscarlos porque a veces yo tampoco sé exactamente dónde están...

      Saludos!

      Eliminar
  24. Qué curioso este argumento! Me has despertado la curiosidad. Y viendo como lo has disfrutado, sin duda buscaré este libro.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, sí, y bien trenzado. Lo he disfrutado porque me ha sorprendido y porque me ha gustado cómo lo cuenta Carrère. Espero que lo encuentres y te guste.

      Besos!

      Eliminar
  25. Apuntadísimo me lo llevo!! =)
    No he leído nada suyo y creo que ya va siendo hora.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí ha sido un buen estreno con Carrère, espero que lo sea también para tí, Shorby.

      Besos!

      Eliminar
  26. Me ha encantado tu modo de escribir, y me he quedado intrigadísima con la historia. Sin duda me lo apunto, se pinta como un libro que disfrutaría mucho. Un beso y gracias por la reseña, ¡sin ella quién sabe cuánto me hubiera demorado en conocer este libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me alegro de haberte provocado esa intriga necesaria para que te apuntes el libro. Carrère está pegando fuerte, así que más tarde o más temprano hubieras llegado a él, con este u otro libro :)

      Saludos!

      Eliminar
  27. Que curioso, es verdad que a veces parece que esté todo inventado pero no... yo me he preguntado lo mismo al leer la sinopsis! ¿de verdad se puede hacer un libro basado en afeitarse un bigote? me ha picado la curiosidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si está todo contado, pero desde luego hay variaciones que no dejan de llamarme la atención :) Se puede, y Carrère lo hace bien...

      Saludos!

      Eliminar
  28. Vaya, qué argumento tan curioso. Me ha hecho pensar en Gogol, aunque por lo que cuentas, veo que el tono es en este caso mucho más oscuro e inquietante. Me ha entrado mucha curiosidad por el libro, porque creo que es muy interesante eso de que emplee un detalle tan insignificante como un bigote (o su ausencia repentina) como desencadenante de algo más grande.

    Y, como siempre, la reseña estupenda :-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El argumento es curioso y su desarrollo no es lo menos. Y sí, es un tono bastante más inquietante, o al menos a mí esa sensación me produjo. Espero que te guste la lectura, si te animas con ella (y que nos lo cuentes, claro) :)

      Gracias Marsar. ¡Saludos!

      Eliminar
  29. Curiosísimo el tema. Y a la vez atractivo que el resultado final haya sido tan bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa curiosidad inicial me llevó a la lectura y... eso que salí ganando :) Si te animas... ;)

      Abrazo!

      Eliminar
  30. La sinopsis llama mucho la atención, aunque la novela no creo que sea para mí. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me encaja mucho en el tipo de lecturas que sueles hacer, la verdad. Pero ¿quién sabe?

      Besos!

      Eliminar
  31. Ahora que están tan de moda esto de los bigotes en las tiendas de regalo va este señor y se lo quita :-) Intuyo que es totalmente de las mías, bueno, clima paranoico e indefensión, si es que tiene mi nombre. Confieso que casi me lo llevo hace poco de la librería pero al final me llevé otro que veremos si es tan buena opción (estoy viendo que no, es por no fustigarme).
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo quita... o no ¿quién sabe? :D Creo que Carrère no le puso de título El bigote de Marilú porque no le sonaba muy comercial, así que mira si tiene tu nombre :) Paranoico total, bien trabada la paranoia, algo que no me parece fácil de sostener y que además el lector no sólo no se pierda, sino que además en cierta forma participe intentando encontrar la lógica, ponerte de un lado o de otro, te quitas y te pones el bigote, ... Ay, esos libros que coges y sueltas, y luego dices ¡maldita sea!, tendría que haberlo cogido..... Lo bueno que tienen es que siguen ahí y ni te reprochan el amago, oye. Espero que el "otro" no termine siendo el traidor que te arrebató el bigote, y finalmente haya sido buena opción.

      Besos!

      Eliminar
  32. Este libro lo cogí por un tremendo despiste, vamos que lo tengo aunque en realidad no lo quería tener. A veces uno sigue un impulso porque ha olvidado repentinamente que un minuto antes la razón le había dicho que hiciese lo contrario (esto también sería base para un argumento extraño :)). El caso es que llegados a este punto, tengo un libro que no quería tener y me pregunto si no lo tendré por algo. Y como la historia de cómo ha llegado el libro a mí estantería es peculiar cómo el libro en sí, digo yo que quizás debería leerlo. Un abrazo, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejeje... El caso es que no sé, eh, tengo mis dudas... Creo que te gustará y desagradará a partes iguales :D Ya ves, no soy la única que cojo y suelto y vuelvo a cojer y soltar, al menos tú no suspiras :) Supongo que sí, que si el libro al final se ha ido contigo ese porque tenía que irse, así, sin más, porque tu cabeza funcionó también como un pendulo, con su razonamiento y el contrario, o porque olvidaste el argumento primero que te hizo decirte "no". No te desagradará cómo escribe Carrère, ni el amor de Marc por su mujer, te inquietará y desasogerá en algunos momentos y al final... bueno. Al final ya hablaremos, porque es de los libros que luego tienes que hablar :)
      Un abrazo, Beatriz!

      Eliminar
  33. Hola Ana!
    Desconocía al autor y el libro, pero con la sinopsis he tenido más que suficiente, anotado queda para mi próxima visita a la librería! Gracias por la reseña ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pues en la librería lo encontrarás, que por la estantería de novedades de todas ellas anda. Si lo encuentras y lo lees ya nos contarás, que te voy a vigilar ;)

      Gracias a ti por comentar, saludos!

      Eliminar
  34. ¿Que si se puede escribir una novela sobre un bigote? Tratándose de Carrère no me cabe ninguna duda después de esas dos impresionantes OBRAS MAESTRAS que fue capaz de parir ("Limónov" y "El adversario")... vaya, que si me dices que ha hecho un escrito sobre unas patillas o sobre una perilla de mosquetero estoy convencido de que lo haría igual de bien. Muchas ganas de leerla desde que me enteré que Anagrama la ha reeditado, también "Una semana en la nieve" por cierto, que es otra de las que me faltan de este autor. Tiempo al tiempo...

    Se le saluda, Srta. Blasfuemia.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiéndeme... yo no había leído nada de Carrère, así que me pilló por sorpresa, aunque hasta mis oídos había llegado la algarabía producida con Limónov (principalmente) y también El adversario. Así que estoy que toco palmas con las orejas, porque en el mismo lote que El bigote (toma pareado) vino también Una semana en la nieve. A veces aborrezco mis impulsos pero otras... :)

      Se le saluda y hasta se le abraza, caballero Krust.

      Eliminar
  35. No he leído nada del autor, ni tan siquiera conocía la obra, pero tu reseña me ha atrapado, así que voy a darle una oportunidad^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una obra corta y que, intuyo, refleja lo que este escritor da de sí..

      Saludos!

      Eliminar
  36. Ay por favor, me ha encantado la reseña y el argumento!!! me la apunto para buscarla!!!

    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Ismael, si la reseña te ha encantado, con el libro vas a flipar :P (y si no, vienes y me das colleja) ;)

      Un abrazo!

      Eliminar
  37. Cuando terminé de leer la sinopsis me quedé pensando ¿Una historia sobre afeitarse un bigote? ¿Nada más? Pero tras leer la reseña, creo que es un planteamiento de lo más original. Oscuro, absurdo y como bien dices, suena de lo maś kafkiano.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí esa sinopsis (y bueno, no te voy a engañar, que andaba detrás de Carrère...) fue como definitiva. Me gusta tanto las historias a partir de aparentes chorradas. Oscuro, muy oscuro, complejo, retorcido, lúcido, psicodélico... ¡kafkiano!...

      ¡Besos!

      Eliminar
  38. He leído Limonov que me pareció un libro maestro y tenía curiosidad por tu lectura. La verdad que lo voy a leer fijo, tiene una pinta estupendísima y el estilo del autor me gusta mucho
    Besos, lo leo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me ha gustado mucho el estilo de Carrère, y Limonov será de los que lea, lo mismo que Una semana en la nieve que vino de la mano con este libro. Era un autor al que tenía ganas, por ahí deuda saldada, ahora sólo queda seguir leyendo más obras suyas

      Besos ¡y lo cuentas!

      Eliminar
  39. Me has tentado muchísimo Ana. Me pregunto qué armas tiene el autor para mantener el interés... No puedo resistirme ¡a por él!
    Gracias por la reseña, reguapisima.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que tienta es Carrère son su propuesta, yo sólo corroboro :) Las armas son: saber qué y cómo contarlo. Ya nos contarás. Gracias a ti por comentar.

      Besos!

      Eliminar
  40. Me encantan el argumento del libro. De una cosa sencilla, parece que hay algo mucho más oscuro detrás.
    Tiene una pinta estupendísima, lo tendré muy en cuenta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El argumento me cautivó, aunque el autor ya estaba entre los "tengo que estrenarme". Y sí, de algo sencillo saca algo bastante oscuro y complejo :)

      Beso!

      Eliminar
  41. Me ha sorprendido mucho el argumento. Siento curiosidad por cómo se desarrolla una historia de más de cien páginas con ese tema. Tu reseña, estupenda. Me lo apunto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si el argumento te sorprende ya verás cómo lo desarrolla... Te gustará (creo!)

      Beso

      Eliminar
  42. Bueno, difícil no dejarse llevar por la curiosidad y la originalidad del libro que nos traes, me lo llevo de cabeza, vamos. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curiosidad + originalidad = no me puedo resistir ;)

      Besos!

      Eliminar
  43. ¡Hola!
    Para empezar, que me gusta mucho tu blog! :)
    Y para seguir, la verdad es que no me gusta nada dar el coñazo ni nada de eso pero es que realmente me gustaría pedir tu ayuda.
    Me llamo Muf, como nombre artístico, y hace ya un tiempo empecé a escribir un blog sobre... cosas varias: hay libros, fotografía, recetas; lo que surja un poco.
    Me gustaría pedirte por favor: que si podrías pasarte por el blog, dejarme algún comentario, darme tu opinión... Si quieres podemos incluso hacer una entrada hablando mutuamente la una de la otra... ¿Qué te parecería?

    Si estás interesada, mi blog es: http://pintandomisprimaveras.blogspot.com.es/

    ¡Muchísimas gracias!

    ResponderEliminar
  44. Con un título así no podía dejar de leer tu reseña y desde luego que has hecho que me pique la curiosidad, ¡y de qué manera! Si lo leo ya te cuento.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí el título te llama la atención entonces a partir de ahí casi puedo decir que este libro te va a gustar :) ¡Y sí, cuéntalo, que de eso se trata: leer y contarlo! ;)

      Besos!

      Eliminar
  45. Un argumento muy muy original que 'te pega' como lectura. No me importaría leerla!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo encuentras espero que te guste y te sorprenda como hizo conmigo ;)

      Besos!

      Eliminar
  46. Lo tuve el otro dos entre las manos. Estaba en la librería y me saltó a ellas. Tengo que admitir que el planteamiento inicial de la historia me pareció original.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues cuando un libro se tiene en las manos y se deja, al final (no sé cómo) termina por volver y quedarse. ;)

      Besos!

      Eliminar
  47. Nos traes una trama absolutamente GENIAL. Comprendo que ese hombre se desplome ante la indiferencia de su mujer. Llevar o no bigote no es una decisión alegre, tomada a la ligera. Y requiere, exige una reacción. Y si no llega... Puede significar otras cosas, como la punta de un iceberg. He de reconocer que la historia me atrae.
    Creo que en Francia volverá a tener relevancia en estos días, cuajó el movimiento hipster más que en ninguna otra parte. Puede la novela encontrar de nuevo tirón, no solo por el bigote.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una trama diferente, enrevesada y bien montada. Como comentan por ahí es como si te cortaras la melena al cero y nadie te dijera nada. O todavía peor: que todos nieguen que antes tuvieras melena.
      Ahora que lo comentas, sí que "pega" que el movimiento hipster cuaje en Francia. Desde luego Carrère está de subidón, y hasta donde sé y pude constatar, con motivos.

      Beso!

      Eliminar
  48. Había leído con deleite los libros biográficos de Carrère y he disfrutado una locura con ellos (solo me rechina un poquitín su presencia omnipresente el ellos, salvo en la bio de K Dick), con lo cual, andaba deseando echarme para el cuerpo uno de ficción y "el bigote" no me ha defraudado. Una semana en la nieve está al caer.
    Yo de mayor quiero escribir como Carrère (sin quitar merito al traductor/a, en este caso Esther Benítez)
    Otra cosa:
    Sobre la sinopsis que aparece en la cubierta (ya sé que se ha tratado el tema en otros hilos) una vez más; mejor no leerlas. Te destripan el libro confundiéndote entre otras cosas con la obsesión vender la moto introduciendo la palabrita "humor" (ya sea del negro o del blanco) en todos las sinopsis aunque no tengan ni maldita la gracia.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído suficiente (sólo este libro, la verdad) de Carrère como para reconocer sus tics y manías, pero tengo claro que El bigoete ha sido una puerta abierta a seguir leyendo más de él. Me ha gustado mucho, y aunque tenía buenas referencias del autor no me esperaba algo así. Compre a la vez Una semana en la nieve pero no sé cuándo lo leeré, prefiero espaciar lecturas del mismo escritor, aunque luego los libros deciden por sí mismos. Ya quisiera yo escribir como Carrère de (más) mayor :)
      Sí, las sinopsis, pero a veces cuando no conoces nada de un libro, simplemente estaba ahí... pues es lo que haces, leer la sinopsis. A veces pienso que habría que dar cursillos o algo a prologuistas y escribidores de sinopsis, o darles un toque a las editoriales, en plan bulla :) Esa "obligación" de meter ciertas palabritas y frases redichas y repetidas para vender... En fin...

      Saludos Pablo!

      Eliminar
  49. Me parece muy atractivo el hecho de contar una historia sobre la condición humana a partir de un detalle tan nimio como afeitarse el bigote. Conozco a Carrère pero no El Bigote, apuntada queda.

    Muchas gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si conoces a Carrère supongo que disfrutarás de esta lectura. Yo no lo conocía pero no va a ser el único que lea, ha sido todo un descubrimiento.
      Me encanta cuando te paseas por el blog andar "persiguiéndote" para contestarte :D

      Besos!

      Eliminar
  50. disculpandome de antemano por la siguiente disvariacion debo decir que es la segunda vez que me pasa, de nuevo termino aqui despues de tanto tiempo entonces que sera? espero una tercera coincidencia,la vencida? o me convenzo y te sigo leyendo menos internitentemente?esta situacion parece un vello encarnado.

    felicitaciones por el blog y saludos.


    disculpandome

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que disculparse... o no alcanzo a ver motivos para ello... Pero creo que me he perdido... Aunque sé que las coincidencias existen (benditas sean) en este caso creo que soy el paso discordante...

      Nada que disculpar.

      Eliminar
  51. Hola a tod@s....acabo de terminar este libro y me encantaria poder comentar con alguien el tremendo final que tiene. Sin añadir Spoilers dire que....me dejo perplejo... os dejo mi correo por si alguien le paso algo parecido :) Gracias. Roberto.
    rc_segovia@yahoo.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final es espectacular, tremendo. Pero sin duda es el final en cierta manera lógico cuando te mueves en esa frontera delicada entre cordura y locura.

      Eliminar
  52. quisiera saber si en algún momento dicen el nombre del personaje principal, lo he leído, pero sólo puedo recordar el nombre de la esposa y los amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joyce, pues he visto tu comentario, he cogido el libro, le eché un vistazo... y no... no aparece el nombre del personaje principal. Y seguro que no es casualidad.

      Un abrazo.

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA