lunes, 13 de octubre de 2014

La isla (Giani Stuparich)

Título original: L'isola
Traductor: José Ángel González Sáinz
Páginas: 123
Publicación: 1942 (2008)
Editorial: Minúscula
ISBN: 9788495587398
Sinopsis: Un hombre enfermo pide a su hijo que abandone por unos días las montañas en las que pasa el verano y le acompañe, quizá por última vez, a la isla adriática en la que nació. El reencuentro en ese paisaje luminoso, teñido de recuerdos, resulta decisivo para ambos. Uno descubrirá lo que significa dejar descendencia; el otro afrontará el sentido de la pérdida. 


 
La editorial Minúscula poco a poco va ocupando un espacio nada minúsculo en mis estanterías. Especializada en rescatar libros pequeños en tamaño pero gigantes en contenido, joyas que pasarían desapercibidas y que envuelven en cuidadas y minúsculas ediciones.

Hace tiempo que La isla estaba en la antesala y detrás también alguien que esperaba saber cómo me llegaba esta lectura. Aunque remoloneo mucho, no olvido que en mi caótico itinerario de lecturas hay algunos libros que son ineludibles, y que contienen una silenciosa promesa de ofrecerme argumentos para que la literatura siga siendo una parte (muy) importante en mi vida.

La historia es engañosamente sencilla, con esa sencillez profunda de las grandes cosas de la vida: Un hijo y su padre, con una enfermedad en fase terminal, hacen un último viaje a una isla del mar Adriático, lugar que vio nacer al padre. En el momento en el que el hijo recibe la petición para hacer este viaje, es consciente de que su padre se está muriendo. Pero con esa consciencia que tenemos en un primer momento de este tipo de situaciones: alejando lo inmediato de la conciencia, aceptando la muerte pero rechazando la cercanía, con ese silencio recalcitrante que anestesia nuestras emociones. El sol brilla, los días son luminosos, la muerte está, pero está lejos... Y acepta, cómo no, la invitación. Al fin y al cabo, aunque ahora vive en la montaña, el Adriático fue también su mar, su refugio y su amigo.

Desde las primeras páginas somos conscientes de que en este encuentro predominará el silencio, pero también la memoria y la añoranza. Veremos cómo un hijo se dará cuenta de aquello que debe al padre pero también de lo que el padre debe al hijo. Ese padre que durante la adolescencia era un dios, un conquistador seguro, poderoso y fuerte. Un faro protector y firme que ayudó al hijo a caminar lejos de acantilados, marejadas y abismos.

Al hijo los recuerdos le devuelven un padre vigoroso y vital. Al padre, esos mismos recuerdos le devuelven un niño con mirada asustada y suplicante. Este encuentro se antoja necesario para fusionar ambos recuerdos con la situación actual, como si pasado y presente ofrecieran imágenes invertidas de ambos y fuera necesario unificarlos para afrontar lo ineludible, devolviendo a ambos la fuerza necesaria para ello.

El padre como una raíz que nutre la propia vida del hijo. Pero si la raíz se pudre ¿dejará de nutrir la propia existencia del hijo? Ahora aquel dios titánico y sólido está teñido por la resignación y la tristeza, y su frágil y cansado cuerpo sólo es sostenido por la voluntad del resistente, pese al frío en las venas, pese a ceder terreno al inevitable fin. La voluntad es clara, volver a la isla es una necesidad sentimental, al igual que hacerlo con su hijo, que le sacó de su indiferencia en las relaciones familiares. Una mirada de su hijo, siendo niño, les conectó de forma indeleble con un cordón umbilical tan invisible como inquebrantable.

Y un día se dio cuenta de que entre los ojos asustados y suplicantes de aquel niño y el fondo mismo de su alma había una corriente que ya no podía ignorar ni mucho menos cortar sin envilecer su más íntima esencia.

Un padre, un hijo, tres voces. Stuparich alterna el punto de vista del hijo con el del padre, pero añade una voz que no nos va a ser ajena: la de la propia isla, su mar y su gente.

No nos va a dulcificar nada Sutparich, la muerte es una realidad ineludible. Tampoco busca el sentimentalismo ni el dolor gratuito. No hay fraude emocional ni tampoco dramas innecesarios, sólo la más absoluta realidad, radiografiada certeramente. Por mucho que el hijo ame al padre no podrá evitar su muerte, no hay falsas esperanzas al respecto. Es ese momento, ese exacto momento en que ambos deben asumir la muerte. Es tanto el encuentro entre ambos como el encuentro con la otra cara de la vida: la muerte. Si el padre debe de asumir lo inevitable, y lo hará desde el lado de la generosidad, el hijo debe de asumir y comprender que la muerte del padre no implica su propia muerte. No es necesario aniquilar las propias emociones ni invisibilizar el propio infierno personal, aislándolo de la realidad.

Leo no sólo para encontrarme, también para vivir más. Para comprender, descifrar, resolver. No me conformo con poco porque la vida da mucho. Por eso no eludo lecturas que nos ayudan a enfrentarnos al mayor de nuestros temores, la enfermedad y la muerte. Stuparich despliega una prosa tan poética como humana condensando en pocas páginas lo que, siendo una situación dolorosa, termina por ser un canto a la propia vida. Un libro que emociona pero que lo hace desde la calma y la serenidad, y que también te prepara para nuestro inevitable destino.

Vila-Matas considera que La isla es una obra magistral y no seré yo quien lo desdiga. Una lectura exquisita.

Ahora te toca a ti

109 comentarios:

  1. Me llama mucho la sinopsis y tu reseña me ha terminado de convencer. Me lo apunto.
    Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora sólo falta que sea una lectura que disfrutes y cerramos el círculo ;)

      Beso!

      Eliminar
  2. Hace mucho tiempo leí en italiano un libro de relatos de Stuparich y me gustó mucho. Éste lo tengo pendiente porque la temática me da un poco de respeto pero no descarto leerlo en un futuro.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el primer libro que leo de Stuparich, de hecho no lo conocía hasta que supe de este libro. La temática es dura, pero está abordada sin morbo ni recursos lacrimógenos. Eso es lo que más me ha gustado del libro.

      Besos!

      Eliminar
  3. Ahora mismo no me lo llevo. Prefiero otras lecturas con temas algo más livianos o entretenidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema está abordado de forma liviana (por llevadera) y entretenida (por bien escrita) si es por eso...

      Saludos

      Eliminar
  4. Pequeño gran libro, que leí hace años y vale la pena rescatar del recuerdo. Ideal para regalar a un padre lector.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gran libro, con formato pequeño pero grandeza literaria. Me alegro de haberlo encontrado. Es un libro para regalar, sin duda.

      Saludos

      Eliminar
  5. Por cierto, te animo a colgar tus críticas —y puntuaciones— en Goodreads: sería una manera sencilla de seguirlas y no perder ni una.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Goodreads no está a mi alcance, David... Lo intenté pero no sé muy bien manejarlo. Cuestión de idiomas, ahí me quedé corta con el inglés :( Gracias igualmente.

      Saludos.

      Eliminar
    2. No problem. Para gente con problemas de inglés, sopadelibros.com está igual de bien que Goodreads, y es como más familiar.

      http://www.sopadelibros.com/book/viva-voz-vida-marina-ivanovna-tsvietaieva-tsvetyeva-tsvetaeva

      Por cierto, el libro del enlace, también de Minúscula, es fabuloso. "Viva voz de vida", se titula, de Marina Tsvietaieva. Si vas a seguir con esa editorial, te lo recomiendo. Fabuloso.

      Eliminar
    3. Conozco sopa de libros, hace tiempo estuve echando un vistazo y luego se me olvidó, voy a retomar :)
      Me anoto el de Tsvietaieva, no sé si darte las gracias o no, con tanto pendiente ;)

      Eliminar
  6. https://www.goodreads.com/book/show/9834225-la-isla?ac=1

    ResponderEliminar
  7. No creo que la lea ahora mismo, pero no la descarto para un futuro. No es que eluda la muerte en las lecturas (leyendo novela negra es lo que más abunda, jajajaja), pero me gustan con mas acción :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, desde luego leyendo tanta novela negra como lees la muerte parece un personaje más :) Acción no tiene mucha, no te puedo decir lo contrario, pero es cortito y se lee a buen ritmo.

      Besos!

      Eliminar
  8. Impactante reseña. No conozco al autor así que no puedo decir gran cosa, pero me pongo a indagar ya mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te convenza lo que encuentres en tus indagaciones; el libro es una delicadeza, diferente...

      Saludos!

      Eliminar
  9. Por tu fantástica reseña me queda claro que es un libro que algún día podría disfrutar, aHora sin duda alguna no estoy para estas lecturas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada cual sabe cuál es el mejor momento para llegar a un libro, lo importante es conocer su existencia, saber que está ahí. Ellos esperan bien ;)

      Besos!

      Eliminar
  10. Es tan difícil contar una historia triste sin caer en el sentimentalismo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, no tirar del morbo fácil ni de dramatismos innecesarios. Y además en pocas páginas... Un logro que no está al alcance de cualquiera.

      Besos!

      Eliminar
  11. Me encanta la historia, me recuerda a la de Hablar solos de Neuman en el punto de partida. Otra cosa que me llama la atención es la ambientación que conozco bien, me la llevo apuntadísima aunque he ido leyendo leyendo hasta comprobar que cero de sensiblerñia, que eso me molesta mucho y el tema se da a ello. Me llevo la recomendación y tu entusiasmo. Némirovsky empieza aburridilla..... en fin.... Un beso de lunes apático y resacoso.

    El presi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Neuman tengo que insistir, porque no tuve un acercamiento afortunado con él... Y sí, cero de sensiblería, eso es lo que más me ha gustado de largo. Tiene partes muy atinadas con las que puedes fácilmente identificarte, sabiendo que ni siquiera tú mismo en esa situación tirarías de drama. Dolor sí, dramones no. Asumir el momento, sólo describe ESE momento. Seguimos hablando de Némirovsky... ¿Lunes resacoso? ¡por algo será!

      Besos de tu fan!

      Eliminar
  12. Por lo que nos cuentas en la reseña se ve que es una verdadera joya literaria. Y parece que cumple la máxima de lo bueno si breve dos veces bueno. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante joyita, sí. Breve, bien escrita, muy certera con la descripción de la situación...

      Besiños!

      Eliminar
  13. Hola!!!no conocia este libro, pero ahora mismo no me llama la atencion, mas adelante tal vez ya que veo que has disfrutado de el. gracias por la reseña.
    Nos leemos, un abrzao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen libro y siempre disfruto de los buenos libros :) Y cada libro encuentra su momento, más tarde omás temprano..

      Abrazo!

      Eliminar
  14. Pues si el hombre no se tuviera que morir, yo también los acompañaría a ese viaje a la isla. Me gusta esa parte, ese encuentro entre generaciones pero el drama no y estas historias ahora mismo no me van mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente en el libro no se muere si es por eso :P Lo primordial es el encuentro entre padre e hijo, aunque sea la muerte inminente lo que provoque los pensamientos y sentimientos y emociones de uno y otro.

      Besos!

      Eliminar
  15. Otra novela que no conocía pero que por lo que has contado me interesa, me gustan este tipo de historias pero para intercalar con otras de vez en cuando así que lo tendré en cuenta
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lee rápido, se olvida despacio... así es esta lectura ;)

      Besos!

      Eliminar
  16. Oye, pues si lo dice Vila-Matas... Mira que es un lector de los exigentes, eh? Pues (ahora en serio) a mí lo que me convencer es lo que me digas tú, que te conozco más que al señor V-M y me fío de tu crítica :-)) Venga, me llevo esta isla, pero tendré que elegir el momento. Además antes tengo a "La niña del faro", ¿te acuerdas? Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Últimamente parece que Vila-Matas marca mis lecturas :D (ah, pero yo también soy exigente... creo). Se agradece la confianza, pero no sé si soy muy de fiar, Mónica, sabes que leo muy personal y eso a veces puede provocar un entusiasmo contagioso que no siempre tiene el mismo efecto cuando otras personas lo leen... Por cierto, sobre La niña del faro, que hay gente a la que la última parte le hace perder entusiasmo: fíjate en los detalles, especialmente en el detalle "manos".

      Besos!

      Eliminar
  17. Yo tampoco lo conocía, y me gusta lo que nos cuentas. Me lo llevo apuntado!
    Gracias por tu reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso llegué al libro también sin saber mucho del autor (luego ya indagué más, y al final del libro nos cuentan algo de la vida de este autor).
      Gracias a ti por comentar.

      Besos!

      Eliminar
  18. Primera noticia de esta editorial. ¿Sus libros son minúsculos o sólo el nombre?
    A mí también me gustan las historias que hablan de la muerte-vida. Cuando has dicho eso me he acordado de "A dos metros bajo tierra", serie que me encanta y que además creo que coincidimos porque si no recuerdo mal lo vi de reojo en un comentario que dejaste en el lado frío de una almohada. Y paro de decir nada porque me vuelvo loca alabando esa serie.
    El libro lo veo apto para mí, no me disgustan las lecturas tranquilas, aunque últimamente noto que necesito cambiar un poco y leer algo más "aventurero". (Acabo de terminar hoy mismo "Una madre", también tranquilo, y por cierto me he acordado mucho de tu reseña.)
    Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sus ediciones son pequeñas en tamaño, también normalmente en número de páginas, algo así como los de Periférica, no les he visto tochos, no. Me ha gustado mucho el planteamiento de la historia, manteniendo un equilibrio nada fácil abordando un tema como el que aborda, y además con ese encuentro entre padre e hijo. Muestra muchas cosas, y luego deja que el lector las mastique, pero siempre en clave de vida, no de muerte.
      A dos metros bajo tierra es una serie magnífica, sí. Me encantó, tanto que no me importaría volver a verla, fíjate lo que te digo.. Y sobre Una madre... ya nos contarás y comentamos (¿tocada y hundida?).

      Besos!

      Eliminar
    2. "A dos metros bajo tierra" hasta me la compré en dvd. Yo también quiero volverla a ver, pero se me haría más fácil con un alguien que me acompañase para compartir impresiones, y no encuentro compañero porque es una serie un poco extraña y no gusta a todos.
      "Una madre", te adelanto, me ha gustado mucho aunque creo que no me ha llegado tanto como a ti o a otros lectores. Es decir, todo el transcurso de la historia está muy bien y toca la fibra sensible y la risible y me ha sorprendido mucho. Pero me esperaba un final distinto, no sé... un apocalipsis de lágrimas o algo, supongo. Por lo demás bien, bien. Me ha gustado cómo escribe el autor, las situaciones que crea y los sentimientos que disecciona.

      Eliminar
  19. Por el momento no me voy a animar, aunque no es un no rotundo. jejje. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, ninguna afirmación o negación ha de ser rotunda ;)

      Besos!

      Eliminar
  20. Este libro me conmovió. Creo que me gustó todo de él, empezando por la cuidada edición de Minúscula, el respeto con el que estas pequeñas editoriales tratan a sus publicaciones y, por ende, a sus lectores, es tan, tan de agradecer. Es verdad que es una historia triste en esencia, porque cuenta un hecho triste, pero también es verdad que no es tristeza lo que sientes al leerla o, por lo menos, yo no sentí eso. Me llegó más el fuerte vínculo que une a padre y a hijo, eso fue lo que más me conmovió, algo que en teoría se da por supuesto, pero que, no nos engañemos, no siempre tiene por qué ser así. Para mí, son duda, una joyita. Me alegro mucho de que lo hayas disfrutado. Abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo difícil que eres de conmover... :) Ya sabes que soy muy de las editoriales pequeñas, absolutamente deliciosas, que me están dando lecturas enormes, joyas escondidas que te iluminan como lectora. La historia es triste porque la muerte lo es. No concebimos nada relacionado con la muerte con otro espíritu que no sea el de la tristeza. Conseguir que no sea así, porque irse también se puede hacer con dignidad, no es nada fácil. Que Stuparich no recurra a la sensiblería me gustó, así como esos pensamientos del hijo respecto a la situación, ese ir o venir, hablar o callar... Lo he disfrutado, gracias Beatriz

      Abrazo!

      Eliminar
  21. Hola Ana, te agradezco la reseña, pero creo que no estoy en un momento fácil para leer esta historia. De todos modos, apunto la editorial y el título para un futuro.
    Besicos

    ResponderEliminar
  22. Y ahí me planté pletórica porque lo dijo Vila Matas y eso uno de mis autores que sigo las recomendaciones que hacen. Pero no encajé bien con el tono de la narración y se me quedó un tanto distante. Esta vez creo que no hubo entendimiento entre libro y lectora. Otra vez será
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí el tono, y esa distancia, ni muy lejos ni muy cerca, fue lo que me gustó del libro. Jo, va a ser que no leemos igual tú y yo :( Yo también sigo las recomendaciones de Vila Matas, de hecho no tardaré mucho en traer otra recomendación suya :) Bueno, espero que al menos haya entendimiento entre tú y yo ;) (ya te daré una sorpresita)

      Besos!

      Eliminar
  23. Lo voy a leer. Me pareció muy interesante la manera en la que el autor plantea este tema tan doloroso.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, espero que disfrutes de la lectura. Ya digo que me gustó cómo lo aborda, la relación padre-hijo antes una situación tan... complicada... Ya nos contarás.

      Saludos!

      Eliminar
  24. Si me lo cuentas así, sabes que no soy capaz de decirte que no. Al contrario, te digo un SÍ bien alto, porque me parece que esta novela va a ser de las que duren muchos días en la cabeza.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari, que te veo muy blanda últimamente conmigo, vas a tener que ponerte más dura :P Es verdad, por ahí arriba lo comentaba, es una lectura rápida (es corto) pero lenta en irse de tu cabeza...

      Besos!

      Eliminar
  25. Tiene una pinta buenísima aunque el tema me asusta un poco: no sé si ahora mismo me apetece algo así. De todas formas, lo apunto para cuando encuentre el momento adecuado.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema delicado, bien lo sé, por eso aunque no tira de dramatismo tampoco voy a encabezonarme en que se lea sí o sí, entre otras cosas porque tampoco es mi pretensión cuando cuento lo que leo, únicamente que se sepa que el libro existe, está ahí y lo que a mí me provocó...

      Abrazo!

      Eliminar
  26. Hija, mira que te tengo el filtro a ti también especialmente puesto, pero nada, otro que me llevo. nada de aparentemente sencilla la historia, este argumento da mucho juego a veces y remueve bastante. De esta editorial solo tengo un libro, y sin leer, pero si que le he echado el ojo a algunos. Pues lo dicho, a por él. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oh ¿con filtro? :( La editorial está siendo una caja de sorpresas realmente agradable, llevo unos tres leídos, si no recuerdo mal y alguna más en barbecho

      Besos!

      Eliminar
  27. No puedo comentar mucho, salvo que me lo llevo bien anotado, imposible resistirse a semejante reseña. No estoy segura de si lo encontraré por aquí, pero desde luego que buscaré sin tregua ;) Gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil comentar cuando no se conoce el libro, a mí me pasa. Pues no sé cómo lo tendrás ahí, Minúscula es una editorial pequeñita, no sé si directamente a través de ellos. De todas formas te dejo el enlace de su web para que eches un vistazo a lo que tienen:
      http://www.editorialminuscula.com/frameset.html
      Besos!

      Eliminar
  28. Por tu reseña se ve que te ha entusiasmado la historia. Me ha gustado mucho que una de las voces que nos cuenta la historia es la de la propia isla. Muy original.

    Me lo apunto.

    Además tampoco conocía la editorial (creo) así que voy a echar un vistazo...

    Besos y feliz día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado cómo la cuenta, especialmente. La isla no es exactamente una voz al modo de las otras dos, pero sí digamos que pone lo suyo :) La editorial tiene cosas muy interesantes ¡viva las editoriales pequeñas! :)

      Besos y buen día!

      Eliminar
  29. Este libro en principio no me atrae mucho, así que lo dejo pasar. Un beso!

    ResponderEliminar
  30. Me gusta el que la isla hable de alguna forma. También esa muerte anunciada, que llega sin dramatismos. Y la idea latente del canto a la vida... Lo valoro mucho. Saber vivir, es lo que necesitamos todos.
    Tras vadear en tu isla, me voy con muy buen sabor de boca... Gracias, Ana. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que nos rodea siempre nos habla, más incluso que muchas personas :) No dramatismo, eso es clave en esta pequeña historia. Si se sabe vivir se aprende a morir.

      Gracias a ti por comentar Mere. Beso!

      Eliminar
  31. Como siempre, una reseña Mayúscula la que nos traes hoy: no he leído nada de la editorial, pero si dices que está especializada en libros de corto tamaño y enormes repercusiones, ya tengo tarea que hacer. Sobre el argumento, me parece que he leído algo parecido aunque más frivolón y que me dejó con mal sabor de boca, pero pintas esta historia de tal manera que creo que me encontraré aquí una historia que no se queda en la superficie, sino que aprovecha para analizar sinceramente esa relación padre - hijo y las repercusiones de esa muerte a la que intentamos esquivar cada día. Entre esto y mi fijación por las islas geográficas e interiores, no me queda más remedio que seguirle la pista a esta pequeña novela. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pero mayúscula es esta lectura, que saboreas como esas delicatessen inesperadas, despacito. Investiga sobre la editorial, creo que encontrarás cosas que te tienten. El libro no es frívolo, es profundamente sencillo, por eso me ha gustado, abordar el tema tal y como lo hace, como un momento en una situación tan complicada y dolorosa, y hacerlo sin aspavientos ni lagrimones. Las islas interiores... ufff...

      Beso!

      Eliminar
  32. Me gustan las propuestas breves y directas, para los domingos casi añadiría :D Esta parece una historia que escuece un poco, la relación padre-hijo, esa comunicación y que la isla tenga algo que decir (me ha venido Perdidos a la cabeza, mira que no es de esas islas...). No huyo del dolor, ni del recuerdo aparejado a estar vivos por sentirlo aunque todo tenga su momento. La editorial conmigo ha dado bien un par de veces, de modo que no diré no, sino que en algún momento zarparemos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los domingos parecen hechos para leer ... La historia escuece, porque la muerte nos "pica" de mala manera, pero es una especie de fotografía de ese momento, enmarcada en la relación padre-hijo y con la isla de protagonista, porque hay sitios que son tan parte de nuestra vida que es necesario volver para poder irse en paz.
      ¿Perdidos? Estás como una chota! :D

      Besos!

      Eliminar
  33. No cabe duda de que a veces en los libros más cortos se cuentan las historias más grandes... Y esta historia desgarradora promete mucho, así que no voy a ser yo quien luche contra el deseo de leerla.
    Gracias Ana, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ý además las grandes historias en libros pequeños son como más especiales, a mí me admira esa capacidad de un escritor para no escribir ni una hoja más, contarlo justo en ese número de páginas y no extenderse innecesariamente.
      Gracias a ti por comentar, ¡Besos!

      Eliminar
  34. Este tipo de libros en los que se nos habla de personas no los dejo pasar nunca, como son pequeños (de tamaño) su lectura lleva menos tiempo. Espero que la relación de ese padre y ese hijo me llegue como a tí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco los dejo pasar, siempre encuentras cosas en las que te reconoces o reconoces a otros :) Aunque el que sean pequeños en páginas no siempre significa que leas rápido, a veces me gusta ir despacio por esta historias :)

      Beso!

      Eliminar
  35. El tema me trae recuerdos personales. Cuando vives una situación así, se produce una mezcla de sentimientos muy peculiar: desesperación por lo inevitable, deseo de aprovechar el tiempo que queda, rememorar, hablar de cualquier cosa porque no es el momento de la trascendencia, que ya llegará después, una calma resignada en algunos momentos... Un huracán de sensaciones intensas y bastante silenciosas. No sé si queda reflejado así o no tiene nada que ver.
    Odio el dramatismo y el exceso de trascendencia siempre, parece que el autor no va por esos derroteros.

    Para mi la literatura es una oportunidad para hacerme preguntas. Algo que valoro mucho.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí también... Pues el libro refleja bastante eso que comentas precisamente: mezcla de sentimientos, desesperación por lo inevitable, hablar o callar, mentir o decir la verdad, engañar o engañarte, aprovechar, rememorar, huir... Queda reflejado, sí.
      Por ahí no tengas pena, podrá no gustarte por otras razones pero no por el dramatismo ni la transcendencia impostada. Ahí está impecable Stuparich.
      Y es que es tan necesario hacerse preguntas como responderlas ¿verdad?
      Abrazo!

      Eliminar
    2. Sí, pero las respuestas las busco en mi, no en la literatura. me parece que es pedirle demasiado ¿no te parece?

      Eliminar
    3. Bueno, a veces te encuentras con alguna respuesta en los libros ;) El caso es no dejar de buscarlas y reconocerlas en donde sea, dentro o fuera, cuando se encuentran ;)

      Eliminar
  36. Me lo apunto. Me gustan esos libros que guardan mucha intensidad en pocas páginas. Esa concentración de emociones son las que se quedan, siempre y cuando conecte con la historia. Y esta parece una relación familiar interesante.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es intensidad la palabra, pero sí ... digamos que fluyen sensaciones y emociones. Sin necesidad de tumbarte además, pese al tema. Pero claro, es cierto: tienes que conectar. Espero que lo hagas si te animas a leerlo.

      Beso!

      Eliminar
  37. Ay Ana como me lías!!! Anotado lo tengo ya, con tan poquitas paginas y tan bien que hablas de él se me hace muy difícil resistirme. El otro día en la librería vi El bigote y me lo tuve que traer para casa :D
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, yo no quiero liar a nadie! ;) ¿Así que te has llevado El bigote? XD Ya nos contarás, no me voy a perder ¡quiero saber si te gusta! (lo mismo no te gusta nada y me borras de "blogs a seguir") :P

      Besos!

      Eliminar
  38. Pues con semejante reseña es imposible no picar... Eso sí, ahora no que estoy... Algo rara
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues primero a salir de la "rareza", no dejes que el otoño te ponga raruna. Y luego, a leer, este, aquel o el que se te antoje.

      Abrazo!

      Eliminar
  39. Importantes temas, las relaciones entre padres e hijos y tener que enfrentar la muerte, la propia y la de alguien muy querido y hacerlo juntos. Por lo que cuentas y cómo lo cuentas, me parece que es una lectura que puede aportarme mucho. La acción es buena para entretener, pero los sentimientos y las emociones nos enriquecen mucho más.
    No desdeño en absoluto la opinión de Vila Matas, al contrario, pero la verdad es que lo que de verdad me hace decidirme a llevármela bien apuntada es que tu pienses que es una lectura exquisita.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temas importantes, cierto, y mil veces planteados en nuestras propias cabezas. Me gusta ver lo que hay en la de los demás, saber si conecto o si no, si soy un bicho raro o no... Firmo esa frase tuya sobre la acción y los sentimientos y las emociones, es cuestión también de aportar a la propia vida, todo tiene su momento pero cada cual elige con que la vas llenando..
      Oye, pues yo a Vila Matas le hago mucho caso, eh. Yo no soy tan de fiar, de verdad te lo digo, pero gracias ;)

      Besos!

      Eliminar
  40. Tu forma de explicar los contenidos de los libros es tan "visceral" que casi me veo con ellos dos en ese barco. Tiene pinta de ser algo desgarradora. La apunto por esa pasión que veo en tu recomendación. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que leo visceral y acabo comentando como leo :) No sé si diría que es desgarrador, aunque depende de cómo lo lea cada uno.

      Abrazo!

      Eliminar
  41. Qué desastre... cada vez que paso por aquí me voy con otro libro en mi U.U
    Me lo llevo apuntado, de entrada no me llamaba, pero lo pones tan bien... y una no es de piedra =P

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj Shorby, en realidad es nuestro tic ansioso, que no podemos dejar pasar muchos libros por alto... ¡organización!. Me alegra saber que no eres de piedra, aunque ya lo sospechaba :P

      Besos!

      Eliminar
  42. No me animo, ya sabes que cuando es una lectura algo calmada y con una narración que se caracteriza por ser poética...aunque me atraiga me da miedete jajaj. Tengo aún que madurar a mi yo lector jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que la narración sea poética, pero sí las imágenes que te crea cuando lees. Calmada sí es, no hay acción desde luego :) Tu yo lector madura a pasos agigantados, que te tengo vigilada :P

      Beso!

      Eliminar
  43. Pues con esta reseña que has hecho a ver quién le dice que no a este libro. Me gusta la temática, aunque me da que es de esos libros en los que lo que de verdad importa es cómo nos lo cuentan, y esos son los mejores. Apuntado queda.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay libertad de elección, eh... En este libro el cómo lo cuenta es importante, sin duda, y a mí el cómo me suele ganar irremediablemente.

      Besos!

      Eliminar
  44. Me gustan las historias que son aparentemente sencillas pero en el fondo no. No es una lectura que me plantearía para ahora, pero no me importaría abordarla en algún momento.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Temas aparentemente sencillos por cotidianos, pero que en el fondo se viven como importantes, al menos "en la intimidad" :)

      Besos!

      Eliminar
  45. Como siempre nos traes unas propuestas interesantísimas, me la apunto aunque la dejo para el momento oportuno, ahora estoy en una etapa de lecturas de evasión y entretenimiento. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ultimamente selecciono mucho lo que leo, la verdad, intento caminar sobre seguro, aunque siempre te pegas algún resbalón que otro :) Todo libro tiene su momento ;)

      Besos!

      Eliminar
  46. Algún 'ñato' me lo había sugerido -no recuerdo si fue un librero o un blogger-. El problema es que los libros de esta casa cuestan mucho en este país. No obstante, lo apunto. Parece interesante, Ana.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me lo habían sugerido, aunque lo tenía de antes, la sugerencia adelantó la lectura. Pues yo me estoy haciendo fan de esta editorial, ya se irá notando por aquí... Y ya sabes, que estoy pendiente de tu paso a la "modernización tecnológica", que me tienes sin noticias ;)

      Besos!

      Eliminar
  47. Pues reconozco que en muchas ocasiones huyo de este tipo de lecturas porque me hacen sufrir. Soy excesivamente sensible a estos temas, y aunque a veces me puede la curiosidad no disfruto como debería de este tipo de argumentos. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, que yo masoquista no soy, pero me gusta leer como vivo y en mi vida, como en la de todos, hay de todo :) En cierta manera ciertas lecturas, aparentemente de sufrir, en verdad lo que hacen es que madure ante ciertos temas..

      Besos Kabu!

      Eliminar
  48. La temática me toca demasiado cerca afectivamente y en el tiempo para poder afrontar esta lectura con cierta distancia emocional.
    Beso, Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo Carmen, los libros saben esperar y encontrar su momento. Llegará su turno si el autor y el libro te interesan ;)

      Beesines!

      Eliminar
  49. Este tipo de lecturas que consiguen ayudarnos a entender un poco mejor lo que nos rodea son las que siempre se quedan conmigo no importa cuanto tiempo pase desde que leí el libro. No conocía al autor ni tampoco la editorial. Voy a investigar un poco por ahí :)

    Fantástica reseña. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé cómo va tu investigación, pero espero que te lleves un libro, un autor y una editorial, jajajjaja. A mi me gusta buscar ese tipo de cosas en los libros: algo que me haga sentirme viva, al fin y al cabo.

      Gracias, besos!

      Eliminar
  50. Sin duda es un título a tener en cuenta pero, en mi caso, lo reservó para el futuro pues últimamente la muerte protagoniza mis lecturas y no se si mi pequeño corazoncito podría con una más :(
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El corazoncito, grande o pequeño, hay que cuidarlo. Seguro que le sabes administrar las lecturas que va necesitando, basta con saber que están ahí ;)

      Besines!

      Eliminar
  51. Holaaaa!! me acabo de encontrar con tu blog y me quedo por aqui ;)... ojala puedas también visitar el mio :)

    Con respecto al libro que has reseñado, la verdad que no me llama mucho... ya que por ahora me siento muy sensible con respecto a este tipo de libros, asi que creo que lo dejaré pasar ;)

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Belle, bienvenida, estás en tu casa, pónte cómoda ;)
      No te preocupes, hay muchos libros esperando para ser leídos, está bien conocer opciones y poder elegir en cada momento lo que más nos conviene ;)

      Saludos!

      Eliminar
  52. No conocía ni el libro ni al autor, pero dejas una sensación de profundidad, de sentimientos mezclados, de interiores lastimados que me has convencido. Me lo apunto.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro de pocas páginas pero profundo, es cierto. Delicado es una palabra que le pega bastante. Espero que te guste, que yo es que le pongo mucha pasión cuando algo me llega ;)

      Besos!

      Eliminar
  53. Tiene pinta de ser una pequeña joya. Por si no fuera suficiente con la reseña, las citas que has elegido me han acabado de convencer. Me lo llevo:)
    1beso!

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA