martes, 4 de noviembre de 2014

La inquietante Hester (Anne Douglas Sedgwick)

Título original: Dark Hester
Traductora: Susana Carral Martínez
Páginas: 240
Publicación: 1929 (2014)
Editorial: Rey Lear
ISBN: 9788494159480
Sinopsis: Viuda atractiva y culta, Monica Wilmott ha vivido exclusivamente para su único hijo, Clive, que ha acabado por convertirse en su mejor amigo y confidente. Sólo la I Guerra Mundial ha logrado separarlos y, aunque él ha regresado sano y salvo, una extraña melancolía domina todos sus actos. Su madre duda si la causa obedece a las secuelas de la guerra o una inquietante mujer que su hijo ha conocido recientemente, Hester. La boda entre Clive y Hester convierte a las dos mujeres en rivales, situación que aún se agrava más con el nacimiento de Robin, el primer hijo de la pareja. Monica y Hester chocan continuamente sobre cómo hay que educar al niño, lo que acabará por afectar las relaciones de cada una de ellas con Clive, testigo mudo de esta rivalidad femenina. La inquietante Hester, la obra más popular de Anne Douglas Sedgwick, inédita hasta ahora en España, fue la tercera novela más vendida en Estados Unidos el año de su publicación (1929).
Podéis leer las primeras páginas AQUÍ.

No recuerdo cómo llegué a este libro. Pero sí sé que era una oportunidad magnífica para hacer una lectura conjunta con alguien con quien he compartido unas cuantas lecturas (y las que te rondaré) pero nunca una conjunta. Por eso, este libro, casi un desconocido, bajó de la estantería a mis manos.
“Supongo que la he odiado desde el primer momento en que la vi”, se oyó decir a sí misma Monica Wilmott, al recordar a Hester tal y como la había visto la primera vez.
Así empieza este inquietante libro, Sedwick va al grano, como a mí me gusta que empiecen los libros, enganchándote desde la primera página y poniendo las cartas boca arriba. Lo que no me imaginaba era la cantidad de ases que tenía en la manga Sedwick que no hacía más que sacar cartas y ponerlas encima de la mesa y no me dejaba despistarme de la partida ni un momento.

A ver cómo me cuento y os cuento lo que es esta lectura. En principio tenemos a una madre con una relación posesiva y ligeramente enfermiza con su hijo. Y una nuera. Vaya, un libro sobre la relación madre-hijo, pero sobre todo suegra-nuera. Y además hay que situarse, porque el libro es algo más que esta relación a tres bandas: estamos a principios del siglo XX. De hecho, Monica es el siglo XIX y Hester el siglo XX, una ruptura intergeneracional de narices. Dos modelos sociales enfrentados, uno asentado pero en decadencia y otro aún en pañales pero vigoroso y rebelde. Dos mundos enfrentados. Dos mundos imperfectos, con sus grandezas y miserias, como corresponde a la vida misma, nada es absolutamente desechable o reprobable ni nada absolutamente necesario e importante como para no encontrarle algún pequeño desperfecto. Dos maneras de ver el mundo que supone también dos maneras de ver y vivir la vida. Y en la vida hay sentimientos ¿pueden los sentimientos de dos mundos distintos cogerse de la mano y entenderse?

Un libro sobre soledades, amores, relaciones, renuncias, familia, amistades… esos pilares que componen nuestro discurrir por esta estación de paso que es la vida. Inteligentemente preciso, sorprendentemente profundo y detallado en pensamientos, sentimientos y comportamientos, leer este libro es como mirar en un pozo profundo y oscuro, Sedwick nos pone luz y nos permite ver dentro (de Monica, principalmente). Es más, no es que nos permita, es que nos empuja a mirar, aunque el empujón no era necesario. Una vez que te asomas ya no puedes parar. Como si fuera una novela de misterio, quieres saber qué pasa, quieres decantarte ¿Monica? ¿Hester? ¿Quién es la inquietante?. Porque Hester, a mí, ya en el siglo XXI, no me inquieta, pero Monica…

¿Y Clive? Bueno, Clive está, es necesario en este paisaje lleno de marasmos emocionales, de giros sorprendentes, del transcurrir de sensaciones, un va y viene en el que he sentido que Sedgwick me hacía bailar y girar a una velocidad de vértigo. A Clive lo vemos siempre a través de los ojos de Monica y también de los de Hester, aunque en un momento dado se nos muestra, le vemos circular sangre por las venas, atisbamos su angustia, se le acelera el corazón y el latido. Pero no es un personaje activo de la trama, aunque sea necesario para ella. No son los hombres los personajes fuertes en este libro. Serán ellas, las mujeres: la madre, la mujer, la amiga.

Esto podría ser, y de hecho es, un duelo de mujeres. A un lado del ring, Monica, mujer victoriana en sus valores, recta en su código moral, egoísta en sus emociones (la soledad es una mala compañera de viaje) y altamente manipuladora en sus comportamientos. Muy inteligente. Al otro lado del ring, Hester, mujer del siglo XX, liberal, valiente, con convicciones sociales que la acercan al socialismo. Feminista. Emocional, insegura y también inteligente. Sincera.

¿Quién vencerá en este duelo titánico?. He llegado a la última página del libro y a falta de un párrafo, sólo uno, aún desconocía el final. Sólo por eso ya me quitaba el sombrero ante este libro cuya segunda mitad más que leer, devoré (en una falta de sintonía absoluta con mi partenaire en esta lectura, que se devoró la primera parte). Pero es que además en ese sorprendente último párrafo Sedgwick riza el rizo. En otro libro, este final me hubiera provocado llevarlo de pienso para las gallinas. Pero en La inquietante Hester, ese final lo que ha hecho es hacerme exclamar (sic) ¡jodía Sedgwick! mientras sonreía. Al fin y al cabo ya la había visto manipular los hilos durante toda la lectura, así que no me ha extrañado ese final.

Y sonreí como haría ante cualquier espectáculo y un final así, después de un transcurrir apasionado que me tuvo misteriosamente en vilo página a página, sorprendiéndome en cada capítulo. La inquietante Hester es como una sinfonía, llena de variaciones, movimientos lentos pero intensos, para cambiar rápidamente a otros movimientos más sorprendentes, sin perder profundidad ni inteligencia en ningún momento. No hay un tono menor en esta sinfonía que compone Sedgwick, todo es dinámico y poderoso.

Sedgwick nos arrastra en esta lectura, no importa que la inquietante sea Monica, porque no puedes evitar entenderla cuando así lo quiere Sedgwick, que lleva al lector donde quiere y como quiere (no siempre convence, pero no pierde el pulso). Hace que nuestra capacidad de comprender se explaye, estás con una pero no repudias a la otra, rechazas y aceptas a la vez, me convierte en alguien elástico y mi mente crece y acepta hasta lo que no debiera. Porque en el fondo en todas las relaciones (familiares, amorosas, amistosas) la complejidad está presente, a veces a la vista, y otras veces en el alma de cada cual. Esa complejidad expuesta y desgranada de forma aparentemente fácil y minuciosa es lo que me ha gustado de esta lectura

Un libro ideal para un club de lectura, sin duda. Tengo bajo sospecha la traducción, que me ha dejado la sensación de no ser del todo correcta, pero a falta de posibilidad de contrastar con el idioma original, únicamente lo comento como mera impresión que no obstaculiza la lectura.

79 comentarios:

  1. La sinopsis parece interesante...
    Un beso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el interior de libro también es interesante ;)

      Beso

      Eliminar
  2. Ya se sabe, todas las Mónicas somos atractivas y cultas (jijijijiji!!!). Pues no he leído a Segdwick pero sí que es verdad que dice mucho sobre su inteligencia escritoril y su capacidad para mover los hilos (como tú dices) eso de que a unas páginas del final todavía te sorprenda y no sepas cómo va a acabar este duelo de mujeres. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajjaj... ¿no? ¡mecachis!! Pero tú sí, ¿verdad? :P No había leído nada de Sedgwick, me gustaría leer más, aunque parece que esta es su obra "cumbre". Y el caso es que terminas y todavía hay quien le da un final y quien le da otro. No te digo más :)

      Besos!

      Eliminar
  3. Pues ante tu crítica, creo que me lo tengo que llevar apuntado. En general estas historias no son las que más suelen atraerme, pero hay libros que no hay que dejar pasar. Y este parece uno de ellos. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que en general es bastante recomendable. No de esos que sabes que no a todo el mundo gustará. Aunque claro, cada libro es un mundo, y cada lector... varios mundos :) Si te animas ojalá te cunda tanto como a mí ;)

      Besos!

      Eliminar
  4. A mí me encantan los libros protagonizados por mujeres cabronas. Así como te lo digo. Hay pocas cosas que me resulten más atrayentes que una protagonista cabrona, fuerte, manipuladora... No quiero plantearme por qué, prefiero no hacerlo. Total, que otro descubrimiento más que me llevo de estos lares. Gracias, Ana, as usual. ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeje... me encanta lo de las mujeres cabronas (en este sentido). Pues entonces, Mara, te va a encantar Monica (más que Hester). No te lo plantees (el por qué), que seguro que te das caña :P Te dejaré leerlo en paz ;)

      Besos!

      Eliminar
  5. No me suena este libro y tampoco me llama especialmente pero taly como hablas de el le voy a dar una oportunidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emma, yo suelo leer y contarlo siempre desde las entrañas, pero es un buen libro, sobre todo para comentar luego. Da para conversaciones, y eso me gusta de los libros. Y está bien escrito y desarrollado ;)

      Saludos!

      Eliminar
  6. Sí, me lo apunto porque lo de empezar así es tener muy claro lo que se quiere contar y eso me gusta. Te ha ganado por la mano y eso también me va. Lo único que me frena ahora es que solo sean mujeres porque leo demasiados libros de mujeres y ya me apetece cambiar de tercio aunque de forma temporal. Y tengo tres biblios cerca, una a cinco minutos otra a quince y otra a veinte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las primeras páginas no son de esas de introducción lenta (y para mí muchas veces innecesaria). No, enseguida está todo a la vista. Eso sí. Hay hombres. Pero es una historia de mujeres, los hombres son un "instrumento" de Sedgwick para ir moldeando la historia. ¡Tres bibliotecas a menos de media hora!! Qué bien, qué bien. Yo no me quejo, que tengo una pero es muy apañada...

      Besos!

      Eliminar
  7. Tiene una pinta estupenda! Me lo apunto para buscarlo en la biblioteca o en mi librería.
    Gracias por tu reseña.
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro de este año y no sé si estará en las bibliotecas, pero para eso están los desideratas ;) ¡Que lo encuentres!

      Besos!

      Eliminar
  8. Éste me lo apunto seguro; no lo conocía pero con tu reseña me ha picado la curiosidad.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si pica hay que rascarse, Mustis, no hay otra. Ya nos contarás.

      Abrazo!

      Eliminar
  9. No lo conocía pero resulta muy llamativo lo que cuentas y además la época en la que se sitúa está entre mis favoritas, me lo llevo anotado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty! Este libro te va a encantar, contigo es apuesta segura, ya verás.

      Besos!

      Eliminar
  10. No tenía ni idea de esta novela, peor me ha gustado lo que nos cuentas. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de presentartela entonces :) Te gustará más leerla de lo que te haya gustado que yo te cuente...

      Besos

      Eliminar
  11. ¡Hola!
    Es un libro que no conocía pero me lo he apuntado directamente, tiene muy buena pinta y me entraron muchas ganas de leerlo. Espero poder hacerlo pronto y ya te contaré que me parece a mi. Espero poder disfrutarlo y que me guste.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Isa! Pues esperaré a que lo cuentes, y comentamos, porque da para eso cuando la otra persona también lo ha leído, por eso digo que es un libro ideal para club de lectura. ¡Ojalá lo disfrutes!

      Beso!

      Eliminar
  12. Tan solo con leer la sinopsis ya me sentía tentada, es muy poderosa; pero si además te ha convencido y lo recomiendas, me lo llevo ahora mismo para la lista; gracias por hablarnos de él.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sinopsis es atractiva, aunque no sé si yo hubiera hecho una sinopsis así. Creo que no. Pero en cualquier caso la historia está bien contada, bien desarrollada y elaborada, me ha parecido muy interesante cómo lo cuenta Sedgwick.

      Besos!

      Eliminar
  13. Menuda lucha de titanas con las emociones servidas en bandeja. Quizás que el hombre quede oscurecido puede anunciar que los cambios que las mujeres ponen en marcha en el siglo XX les van arrebatando autoridad en el seno familiar (menos en el mundo público). No sé, es una idea que me ha venido a la cabeza leyendo tu interesante reseña.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es una lucha... titánica, aunque Monica es el personaje que más vemos en ese duelo, pero Hester va mostrándose y ocupando su lugar en el ring poco a poco... Sí es cierto que muestra bien Sedgwick ese cambio que se estaba produciendo y que reproduce muy bien lo que era la sociedad de esa época, a traves de ese duelo... Así que es una idea acertada la tuya ;)

      Abrazo!

      Eliminar
  14. ¡Vaya el comienzo! Me lo apunto a mi lista de novelas que enganchan con la primera frase. Como Memorias de África, La montaña mágica o El jardín de las brumas. Necesito saber por qué Mónica odiaba tanto a la pobre de Hester. Me has picado la curiosidad. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El jardín de las brumas lo tengo anotado por tu "culpa" :) Me gustan los libros que no se andan con rodeos para meterte dentro. A rascarse ese picor, ya nos contarás (y bien contado, lo sé).

      Saludos!

      Eliminar
  15. Yo pensaba que no me interesaba, pero como lo cuentas tú... pues según lo haces termina interesando. Así que nada, tú ganas: me lo apuntaré. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que no me lo reproches (que te termine interesando) ;) No era una lucha, eh...

      Besos!

      Eliminar
  16. Me lo llevo anotado y me organizaré mi club de lectura conmigo mismo. Ya te contaré que sale de la discusión de esta novela. La portada me ha ganado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaajj Enzo, yo me apunto a tu club de lectura ya mismo!! En esa discusión seguro que ganas tú. Siempre ;) La portada tiene un algo que atrae ¿verdad?

      Beso!

      Eliminar
  17. Qué gracia me ha hecho Enzo con su club de lectura consigo mismo, yo creo que me montaré otro.
    Me ha gustado el análisis que haces de la novela, ese pozo a iluminar en este paso que es la vida. El libro para mi era un total desconocido así que te agradezco la presentación. Sobre todo por el choque generacional y de caracteres, supongo que de las chispas de las rencillas puede salir el fuego y el juego. Además parece que el desenlace es una confirmación que deja con muy buen sabor de boca. Creo que dos mundos pueden entenderse si hay voluntad, darse de la mano, pues depende. a ver que nos responde la lectura.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Enzo siempre hace comentarios que me hacen sonreír. Me gusta. :) Un club de lectura con una misma :D Pues iba a haber un montón, habría que hacer alguno más concurrido de cuando en cuando...
      Pues nada, Hester, Marilú. Marilú, Hester. Hechas las presentaciones tengo que advertirte... que en otro libro el final hubiera terminado ya sabes dónde, pero en este, pues oye que me hizo sonreír, no porque sea divertido (ni lo contrario) el final, sino por cómo me ha llevado hasta ahí Sedgwick y cómo me deja ahí. Sí, seguro, este final en otro libro o contado de otra manera hubiera terminado con las gallinas. Sirva de advertencia porque el final no es una confirmación... o también puede serlo, claro, dependerá de cómo.... lo continúes tú.
      Si hay voluntad por parte de dos mundos, seguro que hay entendimiento. A veces lo hay incluso si la voluntad sólo está de un lado. Si llegas, y lo lees, ya lo contarás también....

      Besos!

      Eliminar
  18. El mantenimiento o ruptura de los cordones umbilicales siempre da para grandes historias... No me terminaba de convencer de todo la historia, a pesar de tu magnífica reseña, pero eso que comentas de que hasta un párrafo final no sabías cómo terminaba todo ha hecho que se me bajen las defensas: adoro esos libros en los que ves cómo se acaba la historia y no sabes cuál será el final, ya que mantienen la tensión por todo lo alto... No prometo una lectura inmediata, pero no la descartaré si me la encuentro por esos mundos de Dios. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los cordones umbilicales dan mucho de sí. Lo curioso es que siempre andas buscándolos.. un cordón umbilical. Hasta el párrafo final... y más allá, jajajjaja Si es por eso este libro te encantará, no saber cómo acabará ese duelo... Claro que no prometes nada ¿quién puede, con tanto libro por leer? No espero que lo leas ya, pero cuando lo hagas, comentamos ;)

      Besos!

      Eliminar
  19. No me sonaba de nada este libro pero me lo llevo bien anotadito, que muy atractiva pinta esta novela por lo que cuentas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que el libro no pase por alto, no digo que sea una lectura obligatoria, pero sí a tener en cuenta.

      Besos!

      Eliminar
  20. ufff, no dudo que nomerezca la pena su lectura, pero ahora mismo soy incapaz de leer sobre este tema. A veces la realidad supera la ficción. Igual debería yo también escribir una historia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajjaaj Meg. Me sonrío... :P A veces no.... la realidad siempre supera la ficción. Es formidable que sea así, en verdad.
      Deberías Meg. Siempre hay que contar historias. Incluso ser historias.

      Beso!

      Eliminar
  21. Lo echo un vistazo con calma, me has picado la curiosidad. No sé si te das cuenta de la cantidad de libros que van teniendo tu nombre en mis estantes, Ana :-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja! Habló la vaca y dijo mú.... ;) Es un lujo, poder descubrirte algún libro que pique tu curiosidad. Que la satisfaga ya será otra cuestión.

      Besos!

      Eliminar
  22. No tiene mala pinta este título. No lo conocía y me ha llamado la atención.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título es... bueno, engañoso tal vez. O no :)

      Saludos!

      Eliminar
  23. Pues tiene buena pinta. Me ha gustado sobre todo que te vaya sorprendiendo en cada capítulo y que no decaiga :) Apuntado queda.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sorprendía porque me gustaba ver cómo manejaba los hilos Sedgwick, y me gustaba dejarme llevar :)

      Besos

      Eliminar
  24. No conozco a la autora pero hijamiademivida, con semejante reseña me es imposible pasarla por alto. Me la apunto ya. Me intriga mucho tanto giro y despiste para el lector, ¡me encanta que jueguen conmigo (siempre que las reglas del juego estén claras y tengan un sentido, claro está) y que no sepa qué esperar! Además, por lo que comentas, los personajes están muy bien definidos, y esa es otra de mis debilidades. Lo dicho. Mil gracias por la reseña y allá que voy en su búsqueda.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El despiste es porque... bueno, es que es difícil comentar sin destripar, no te creas. Por eso digo que es un libro de club de lectura, de lectura compartida... Pues las reglas están claras, y el juego en marcha. Sedgwick no hace trampas, te manipula, te lleva, te trae, pero no lo esconde. Monica está muy bien definida, muy ... diseccionada. Con toda la complejidad de cada persona, porque no hay nadie simple. Suerte en la búsqueda. Me alegra que sigas confiando en mí :P

      Besos!

      Eliminar
  25. De nuevo las relaciones humanas, con sus luces y sombras y sus vaivenes. Un fondo que me gusta y en este caso no sé bien con quien me identificaré más. A priori, con la nuera frente a la suegra, un papel que conozco, pero el de suegra frente a una nuera (en el que me gustaría estar algún día)...¡uf! ¡Cómo cambia la historia!
    Voy a tener que leerlo Ana.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los humanos ya somos suficientemente complejos sin relacionarnos, ya cuando se pone sobre el tapete las relaciones entonces es un discurrir de "cosas", aparentemente contradictorias, pero ¡tan humanas todas!. Pues es difícil saber con quién te identificarás, yo siempre me identifico con algo de alguien, aunque sea un poquitín, incluso con quien no me simpatiza!!

      Leélo. Y me/nos cuentas

      Besos!

      Eliminar
  26. A priori parece una idea ya muy usada no?. Esa rivalidad entre dos mujeres que compiten constantemente pero desde luego hay elementos que despiertan mi atención. Especialmente ese final del que nada se sabe hasta el último párrafo. Eso me llama sobremanera porque últimamente he leído muchas novelas predecibles. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad nada está inventado, esto es así. Así que muchas veces lo novedoso no es la historia en sí, o el planteamiento inicial, pero sí lo es el "cómo" se cuenta, o a dónde te llevan... Sobre el último párrafo... no puedo decir nada, dónde te deja o dónde no te deja :X Predecible no es, desde luego.

      Besos

      Eliminar
  27. Me parece un tema eterno y recalcitrante. La tensión latente de dos gatas... El duelo entre dos mujeres que ha de sacar a flote lo peor de ambas.
    Me interesa y mucho. Anuncias escenas elegantes, distinguidas. Giros sorprendentes. Emoción hasta el último párrafo. Lo que me temo es que no acabará bien... Siento lástima por Monique que seguramente se implica demasiado. Y por la mente de Clive tan inestable que no puede sino empeorar en medio de semejante lucha encarnizada. Y es que el odio, deja cicatrices.
    Perdona si saco conclusiones precipitadas, es que me divierte ;) Es que trajiste un gran libro y lo expusiste maravillosamente. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un tema tan eterno como la humanidad y las relaciones. Dos gatas... sí, es una manera de verlo. En los duelos siempre sale lo peor, lo mejor, lo contradictorio... Sobre cómo acaba, no puedo decir nada, ni siquiera si acaba o no :) Monica se implica, ¿quién no lo hace? Hasta cuando creemos que no. Vivir es implicarse. También darte cuenta de eso, claro.
      Me gustan estas conclusiones "precipitadas" que haces, imaginarte el libro antes de leerlo, construir primero el libro y luego leerlo, casi como para confirmar... o no :)

      Gracias Mere. Beso!

      Eliminar
  28. Vaya, Ana, me dan ganas de proponerlo para el club de lectura. Sobre todo si se le notan las entretelas, pues las emociones suelen perdernos y nos privan de ver esos finos hilos que nos llevan de aquí para allá.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Propónlo! Es un libro buenísimo para un club de lectura. Nunca he participado en ninguno, pero si lo hiciera este iría para allá de cabeza. Da para mucho luego, cómo lo cuenta, lo que cuenta, lo que pasa, lo que no pasa, cómo termina, cómo no termina... Si lo propones y fluye, por favor ¡cuéntamelo! ;)

      Saludos!

      Eliminar
  29. Me da muy buenas sensaciones este libro. La verdad es que no puedo dudar a la hora de apuntarlo. Ya de por sí es difícil que un libro te mantenga hasta el final sin saber "la incógnita".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esas sensaciones así como intuitivas, siempre hay que seguirlas, recorrerlas y ver dónde te llevan... Sobre el final, es que no puedo decir mucho más... :) (hasta que lo leas).

      Saludos!

      Eliminar
  30. Me ha encantado la reseña y claro, no me queda otra que apuntar este título. Todo, todo lo que has contado contribuye a darme la impresión de que no me va a defraudar. Felicidades.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias!. Espero que no te defraude. Si lo hace, que sepas que en este blog hay derecho a colleja. Si te "llevas" un libro de aquí y no te convence su lectura, vuelves y me das una colleja ;)

      Besos!

      Eliminar
  31. Qué difícil hablar de este libro sin, de alguna manera, destriparlo... Son muchas las cosas de él que me gustaron. Entretenido hasta el punto de ayudarme a recuperar el ritmo lector que había perdido, y bien escrito, lo que marca la diferencia cuando se cuenta una historia tan vieja como ésta. Pero como ya has contado tú, creo que el mayor de sus valores es la capacidad de la autora para mantener la incertidumbre hasta el final o, sería mejor decir, hasta más allá del final. Y después de meditarlo mucho, creo que el quid de la cuestión está en el título, que nos predispone a lo largo de toda la historia, que no nos deja tomar partido abiertamente y que, una vez que cerramos el libro, nos hace dudar de si finalmente estaremos o no en lo cierto. Sí, creo que pocas veces un título pudo ser más acertado y a su vez, condicionar más una lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil, es verdad, me está costando no destripar nada al comentar. Me encanta que recuperaras ritmo lector, que no estaba perdido, sólo un poco distraído :) La incertidumbre es... absoluta, cómo la estira, lleva, trae, va construyendo. En realidad, aunque nos manipula un poco, también expone, no pretende concluir, sino mostrar.
      El título, sí, ya te dije que lo curioso es que... es fiel al original, aunque en inglés Hester es "oscura" y aquí es... "inquietante". Eso me sorprende y no dejo de darle vueltas.
      Ahí nos deja, dándole vueltas, pero eso es un valor añadido del libro, al menos para mí lo ha sido, tal vez porque podía seguir comentándolo y eso, especialmente con libros como este, que dan tanto juego una vez que lo terminas...
      Un abrazo, Beatriz!

      Eliminar
  32. Genial tu descripción de las sensaciones. Tomo nota ahora mismito: no veas cómo me interesa ese choque generacional del que hablas. Abrazos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa. Si te interesa aquí está muy bien plasmado, el choque generacional, una sociedad nueva y otra que se va... Siempre a través de los personajes ;)

      Gracias a ti por comentar. ¡Abrazo!

      Eliminar
  33. Pues tomo buena nota,tardará en llegar porque no quiero acumular más libros en casa, pero queda bien apuntadito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé bien de los tiempos de los libros y las lecturas, ya se me hace hasta raro que me lea un libro de este mismo año :) Esperan, así que cuando llegues a él, estará ;)

      Besos!

      Eliminar
  34. Me gusta, en general, todo lo que cuentas de este libro. A mi también me gustan los comienzos que enganchan desde las primeras páginas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, y espero que si lo lees, también te guste la lectura ;)

      Besos!

      Eliminar
  35. Bueno bueno bueno... Qué interesante suena esto. Me encanta cuando me descubres libros como este. Yo también necesito que un libro me resulte interesante desde la primera página, sino lo cojo con desgana y me cuesta arrancar con él.

    Gracias por la reseña! :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal! no te quejas de que aumente tu lista :P Eso me gusta :) Normalmente suelo tener cierta paciencia con los inicios, pero es verdad que últimamente no tengo tanta, necesito meterme dentro pronto, independientemente de la trama o de que luego me guste o no. Pero dentro, prontito :)
      Gracias a ti por comentar.

      Besos!

      Eliminar
  36. Me gusta bastante pero con lo que me has ganado ha sido con lo de no conocer el final hasta el último párrafo! qué tortura de chinos!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que hay libros diferentes, en cuanto a finales y eso... La intriga desde luego hasta última hora. Y más.

      Beso!

      Eliminar
  37. Me gusta todo, todo, todo lo que cuentas... aunque eso de la relación suegra-nuera me pone los pelos de punta. Miedito me da. Si lo encuentro por ahí, hasta puede que lo lea :-P

    Gracias por traerlo y besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajja, a mí me pone los pelos de punta la relación entre cuñados :) Te gustará, Zazou ;)

      Besucos!

      Eliminar
  38. Como me guste el libro la mitad que tu reseña ya me doy por bien contenta. Me lo anoto, como ya te imaginas...
    Perdona pero he tenido que borrar el comentario anterior. Era el de la entrada siguiente pero debió movérsema la pantalla de la tablet y...
    Besines, Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen... Y no te preocupes, que no queda ni huella ;)

      Besos!

      Eliminar
  39. Me la llevo sin duda! Si tú devoraste su segunda parte, yo he devorado tu reseña! Me has convencido, totalmente.
    Una pena lo de la traducción, yo no conocía la editorial así que tampoco tengo otros libros para compararlo...
    Gracias por el descubrimiento:)

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA