viernes, 19 de diciembre de 2014

84, Charing Cross Road (Helene Hanff)

Título original: 84, Charing Cross Road
Traductor: Javier Calzada
Páginas: 128
Publicación: 1970 (2002)
Editorial: Anagrama
ISBN: 9788433969828
Sinopsis: En octubre de 1949, Helene Hanff, una joven escritora desconocida, envía una carta desde Nueva York a Marks & Co, la librería situada en el 84 de Charing Cross Road, en Londres. Apasionada, maniática, extravagante y muchas veces sin un duro, la señorita Hanff le reclama al librero Frank Doel volúmenes poco menos que inencontrables que apaciguarán su insaciable sed de descubrimiento. Veinte años más tarde, continúan escribiéndose, y la familiaridad se ha convertido en una intimidad casi amorosa. Esta correspondencia excéntrica y llena de encanto es una pequeña joya que evoca, con infinita delicadeza, el lugar que ocupan en nuestra vida los libros... y las librerías.

Este debiera ser el comentario de una lectura conjunta. Entiéndase por lectura conjunta el leer exactamente a la vez. Dos personas que aman los libros y que leen, sienten y viven igual.

¿Empezamos?
¿Hasta qué página?
¿La 42?
Vale, perfecto.

Y así todas las páginas. En tres días. A la vez. Lectura conjunta. Con. Junto a.

Así fue leído este libro. Así nos encontramos a una Helene que nos enamoró con su fuerza, su vitalidad, su inteligencia, su soltarlo todo así… brrrruuuummmm… Y con un Frank al que nos parecía que le faltaba un hervor, tan contenido y reservado. Tan distintos ambos, tan iguales en su amor por los libros.

Y así, de la mano y sin soltarnos, fuimos leyendo esta historia de amor (amor a los libros, amor a las personas), de amistades sólidas, de personas que se encuentran sin encontrarse, de afectos llenos de ternura. Poco a poco Frank se va haciendo querer. Constatamos que, bendita sea, ahora las distancias se acortan gracias a las nuevas tecnologías. O eso pensábamos en ese momento, que las distancias son más cortas…

Pero no son las distancias, son los afectos. El cariño, el amor. Que sea a la vez, como un baile acompasado, da igual que el ritmo cambie, los pasos siempre van a la vez…. Eso es lo que se carga las distancias. No los correos, ni los aviones ni los trenes ni los barcos ni toda la tecnología actual… Es que sea a la vez. Al mismo paso. No uno delante y otro detrás. Sino a la vez, ella vehemente, él prudente. Dos formas distintas, un amor común (los libros), el mismo caminar milimétrico.

Helene y Frank van de la mano, aunque parecen ir con tiempos distintos. Ella impetuosa, irónica, rápida, directa, sin filtros. Él despacio, frío incluso, sin perder el norte, comedido, ¡¡los libros, los libros!!…. Parecían dos pasos distintos. Y no lo eran. Eran el mismo. Y en ese encuentro mágico en torno a los libros se van sumando personas (eso sí que es sumar): la propia mujer de Frank, sus compañeros de trabajo… 20 años de intercambio epistolar sin llegar a tocarse… ¡¡20 años!!

¿Quieres leer un rato conmigo?
Claro. Página 82.
Hasta el final.
Hasta el final.
(mierda)
Me he quedado de una pieza
Terminamos?
Sí.

Todo encaja, lees… leemos… y de repente… nos quedamos sin aire. A la vez. Allí y aquí. ¡No puede ser!. (No nos pasará, no nos pasará…). La fragilidad de las cosas. Todo parece sólido, atado, indestructible. Y se nos olvida que todo es quebradizo. Un instante y, zas, todo cambia. Todo acaba y todo empieza en un instante. La vida es impredecible. La solidez de lo aparentemente nimio y la fragilidad del… ser.

Es curioso. Creo que la grandeza de este libro está en lo que pone el lector de su parte. En la ternura de lo que no se ve en las palabras escritas. En lo que nos llega de esa relación sin verla, sin leerla en verdad. Es el calorcito por dentro de las relaciones bellas entre las personas, que intuimos, que sentimos. Esa calidez. El encuentro de almas. El amor por los libros.

Luego, la vida, pone lo suyo. O lo quita.

Cuando Helene finalmente pudo viajar a Inglaterra la librería de Frank ya había cerrado. El encuentro con la familia de Frank parece que fue bastante decepcionante, según transmite una de las hijas de Frank y la propia Helene. Qué triste, la cálida amistad no perseveró lo suficiente…

El libro es hermoso. La lectura conjunta lo hizo aún más hermoso si cabe.

Luego, la vida…

Este es el último libro que leí. Hace semanas. No he vuelto a leer. Sólo poesía, ensayos, cosas sueltas. Sobre todo mucha poesía, ese lugar de la literatura al que se llega y se vuelve con el alma desnuda. Y como estoy así, con el alma desnuda, es por lo que este blog también lo está.

Decirte que... ¡¡los libros, los libros!!

(©AnaBlasfuemia)


.

77 comentarios:

  1. Qué preciosa reseña, Ana! Me ha emocionado... por tantas cosas (yo no me expreso tan bien como tú).
    Leí hace mucho tiempo esta novelita que me atrapó el corazón de la misma manera que a ti, recuerdo que la leí intensamente. me conmovieron estos personajes tan de carne y hueso. Y aparte del tema común: los libros, me hizo sentir que la magia de la comunicación entre corazones, entre mentes, a veces no soporta la prueba de realidad. En otras, la sobredimensiona.


    De esta novela se hizo una adaptación cinematográfica, con Anne Brancoft y Anthony Hopkins. Y por escenarios barceloneses estuvo en cartel una adaptacion teatral, dirigida por Isabel Coixet.

    Me alegra volver a saber de ti. Y gracias por tus textos y por lo que nos transmites a través de ellos.
    Una abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elvira, te expresas lo suficiente como para llegarme (siempre lo has hecho). El encuentro de almas... y la prueba de realidad... No puedo decir mucho. No ahora. No en este momento.

      Conozco la adaptación (Anne Bancroft siempre me ha parecido una actriz descomunal). Y también la adaptación de Coixet (quiero decir, que tenía noticias de la adaptación, no que la haya visto...).

      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué reseña más intensa y valiente por lo que has puesto de ti en ella. Sí, la historia es muy tierna aunque en su día cuando la leí me quedé un poco esperando ese algo más que la hubiera hecho pasar al grupo de los imprescindibles. No estoy de acuerdo en que este blog esté vacío, a lo mejor no hay novedades o actualizaciones pero sigues estando tú. Te esperamos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valentía poca, te lo aseguro. Lo curioso es que yo pensaba que era una historia de amor, y en verdad es una historia de amistades, de relaciones entre personas que, eso sí, tienen un amor común: los libros. No fue una decepción. Es una lectura dulce. La lectura conjunta también pone lo suyo, claro.

      Gracias Norah (ha sido una caricia eso que me dices de que el blog no está vacio...)
      Besos

      Eliminar
  3. Qué buena reseña, Ana, es que sí, este libro llega muy hondo, de la misma forma en que lo hacen tus palabras. Una amiga me lo recomendó hace no mucho tiempo y lo leí en una tarde, es una preciosidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En verdad se puede leer en una sentada. En mi caso fue en tres. Sofá y manta.

      Besos

      Eliminar
  4. Creo que soy una de las pocas personas de este planeta que no disfrutó nada con este libro. Y es que la novela epistolar no me gusta nada, y mira que lo he intentado.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El planeta es muy grande, inmenso. seguro que hay más personas que no lo han disfrutado. A mí el género no me preocupa tanto como lo que se cuenta. Pero el género epistolar hasta ahora no me ha decepcionado, la verdad. Al contrario, hay joyas y mucha intensidad en ese género.

      Besos

      Eliminar
  5. Que bonita reseña!!! Me has conmovido... No puedo decir otra cosa q me apunto el libro, lo buscare en la biblioteca...espero que tambien me guste tanto como a ti
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irunesa. En la biblioteca estará seguro, es un clásico. Espero que te guste y nos lo cuentes.

      Beso!

      Eliminar
  6. Me da hasta cosa comentar, después de todo lo bonito que has contado, de cómo lo has vivido... He oído hablar mucho y bien de este libro pero a mí no termina de convencerme, tampoco me va lo epistolar. Como suelo decir, pienso que es muy fácil conquistar al lector hablando de libros, y por eso quizá guardo recelo hacia algunos libros que tratan de libros. Un beso; me alegro de verte de vuelta, o al menos de verte asomada un ratito al blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejes de comentar... Es verdad que los libros sobre libros son terreno abonado para que los lectores vayamos de cabeza. Pero luego hay que transmitir. Es cortito y se lee rápido. Posiblemente de no haberlo leído en las circunstancias que lo hice le bajaría una estrella o un punto o un lo que sea. Pero tengo que darle un hueco especial a este libro, no me queda otra.
      De momento, asomada.

      Besos!

      Eliminar
  7. Preciosa reseña para un precioso libro. Tienes tanta razón cuando dices 'luego, la vida'... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida... ¡marionetas somos en sus manos!... nos descontrola, nos sorprende, nos la juega...

      Besos!

      Eliminar
  8. ¿Qué poesía y ensayo estás leyendo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poesía, mucha: Sabines, Szymborska, Elvira Sastre, Nikola Madzirov (¡un descubrimiento!), Cortazar, Benedetti, Neruda, Plath, Whitman, Boris Vian, Kavafis..... ¡Toda! Leo también Las mujeres que leen son peligrosas y género epistolar precisamente, porque lo puedo leer así desordenadamente: Cartas a Milena de Kafka, Cartas de Pavese, las cartas de Miller y Nin...

      Eliminar
  9. Preciosa reseña! Cómo se nota cuando se disfruta con un libro. Dos veces lo he leído y no descarto hacerlo una tercera...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfruté más de la lectura... Y ya veo que tú también (dos veces ya)

      Besos

      Eliminar
  10. Ya lo había visto entre las recomendaciones de los blogueros, y lo tengo en la lista. Ánimo, mujer, ya verás como pronto se te viste el alma. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es malo tener el alma desnuda, no te creas. Lo malo es que se enfríe...

      Besos

      Eliminar
  11. Te echaba de menos y vienes con un libro que hace tiempo que tengo ganas de leer. Lo dicho, apuntado ya estaba y ahí sigue.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias albanta. Se me hace raro que no hayas leído este libro, además es muy cortito. Seguro que cae pronto.

      Saludos

      Eliminar
  12. Una reseña de lo más original. Me ha encantado como también me encantó el libro. Creo que para los que amamos la literatura y la vemos como motor de vida es uno de los libros más "emotivos". Me encantó Frank y por supuesto Helene, me hacía gracia la forma de ser de esta mujer, tan distinta al estiramiento y formalismo de Frank y a la vez tan cercanos el uno del otro. Una maravilla. Me alegro que la disfrutaras y más de ese modo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa ya sabes que aquí los libros se comentan ... a mi manera (alocada e intensa) :) En verdad yo esperaba otro libro, otra lectura. La emoción la puso, mucho, que fuera una lectura conjunta, y Helene. Y el amor a los libros. Lo que se desprende de lo que cuenta, más que de lo que cuenta (tal y como lo hace). Es un libro especial. El contraste de Helene y Frank... es épico :) Me gustaba ese contraste entre dos formas de ser tan diferentes y sin embargo tan unidas e iguales con los libros... :)

      Gracias Marisa ¡Besos!

      Eliminar
  13. Me ha gustado mucho cómo has compartido con nosotros las sensaciones que te ha ido produciendo esta lectura, a mí fue un libro que me gustó pero había visto tantas opiniones positivas que tengo que reconocer que esperaba más, aún así es una lectura muy recomendable y ahora después de tu comentario pienso que quizás fui yo la que no puso todo de su parte... Y respecto al blog pues aunque no actualices en una temporada no se va a quedar vacío, por aquí seguimos esperando tus lectores y siempre estarás tú para arroparlo
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty gracias. Las sensaciones lectoras son marca de la casa de este blog. Leer para mí es sentir, y contarlo tiene que ser las sensaciones también. Es verdad que es un libro que genera una expectativas que la lectura en sí misma, así fríamente, no se corresponde. Pero es un libro que con el tiempo el poso que deja va creciendo y eso también lo hace buen libro.
      Gracias Tatty, intento volver poco a poco al blog y sobre todo a los vuestros...

      Beso!

      Eliminar
  14. Uno de mis libros favoritos. Ni sé la de veces que lo he recomendado (y regalado!). Preciosa reseña como siempre ;)
    Me alegra verte por aquí de nuevo.
    Besinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ginger. Es un libro muy regalable (además Anagrama sacó una edición bonita y barata...) :)
      Asomo a pocos ;)

      Besines!

      Eliminar
  15. ¿Un libro? Quizás ¿Unas cartas? Seguro ¿Helene Hanff? Por encima de todo. Este es un título que todos los amantes de la literatura pronunciamos como se dice la palabra "tesoro", así, con los ojitos brillantes y el suspiro en el nombre de la autora. Perfecto para leer, siempre, precisamente por el caracter de Hanff y sus excéntricas y encantadoras manías autodidactas, y por ese humor tan inglés pese a su "norteamericanismo". Pero más perfecto en buena compañía porque las sonrisas es lo que tienen. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Libros y Helene Hanff sobre todo... Es un libro necesario, pero quizás hay que plantearlo como una lectura personal porque es más las sensaciones que provoca que el libro en sí. Es verdad que el humor de Helene me parecía muy inglés, pero no sé, vete tú a saber, hay un tipo de humor que está por encima de nacionalidades ;)
      En compañia siempre mucho mejor, sin duda ;)

      Besos!

      Eliminar
  16. Este libro es una auténtica joya y tu reseña, magnífica.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro majete, sí :) Gracias Manuela

      Besos

      Eliminar
  17. ¡Menos mal que he leído tu reseña! La última que leí acerca del libro fue, más bien, poco positiva, digamos. Lo ponía como un libro simple, sin que pudiera dar mucho de sí. Aunque no me quitó las ganas de leerlo, sí me puso un mal sabor de boca, porque anteriormente todo era positivo. Veo que sigue habiendo luz, al final... Lo leeré con gusto, espero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un libro para abordar con muchas expectativas porque es posible que decepcione. A mí no es que me haya decepcionado, pero esperaba otra cosa, otra historia. Lo disfruté por varias razones y como casi todas en este blog... absolutamente personales :D

      Saludos!

      Eliminar
  18. Me gustó mucho el libro, pero me dejó un regusto amargo que al final la vida se impusiera sobre la amistad de Frank y Helene y ese lúcido intercambio de cartas se diluyera con el encuentro... Pero me gustó mucho el carácter de Frank y la manera tan descarada de hablar de Helene, que creo que perturbó más de una vez la flema británica del pobre librero. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, es que la vida siempre, siempre, se impone. No hay más. Es la que decide ;) A mí me encantó Helene. Frank me ponía un poco nerviosa :D

      Besos!

      Eliminar
  19. Veo que lo has disfrutado mucho. Yo tengo mis dudas, si se me pone a tiro seguro que no lo dejo pasar. Por lo que se ve, el roce no ha hecho el cariño en este libro, cuando pueden estrechar la amistad conociéndose en persona lo echan a perder. En fin la cruda realidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha estado mal la lectura, no :) El roce hizo el cariño, el tiempo y la distancia no sostuvo las amistades, a lo que parece... La realidad ¿siempre es cruda? no hombre, no... (sólo a veces).

      Beso!

      Eliminar
  20. Te ha quedado una entrada preciosa!!
    A mí también me gustó mucho el libro: desde luego es de esos que se disfrutan al máximo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Zamarat. Es un libro cortito y cunde a base de bien :D

      Abrazo!

      Eliminar
  21. Al presi le gustó el libro pero no le pareció literatura lo cuál no quiere decir que no sea un buen libro. Desde luego las cartas que venían del otro lado del charco a esa Inglaterra mustia eran lo mejor. ¡Qué voracidad lectora! ¡Qué generosidad! Como no enamorarse? Un buen librito sin pretensiones, es una recopilación epistolar que calienta el alma de los lectores ávidos de libros. Besos :)

    El presi con humor navideño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien lo has definido: un buen libro pero no tanto literatura. Helene es todo un personaje, a mí me cautivó. Y desde luego, me calentó el alma durante los momentos de lectura, sin duda.
      Que te dure el humor (aunque no sea navideño)

      Besos!

      Eliminar
  22. Tu reseña, muy bonita,...pero pertenezco a ese grupo minúsculo de gente que el libro le decepcionó un poco, la verdad.Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que pueda decepcionar, yo tampoco tenía expectativas tan altas, y leer de forma conjunta también lo hizo especial...

      Besos!

      Eliminar
  23. Emocionante reseña. Qué especial eso de compartir lectura, felicidades. Tomo nota del libro, por cierto. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartir siempre es especial, así en general :)

      Abrazo Marisa!

      Eliminar
  24. Todo el que lo lee termina cautivado, algún día lo leeré para poder opinar,
    besucus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cortito y se lee rápido. Yo lo leí en tres sentadas por las circunstancia, pero se puede leer del tirón...

      Besos!

      Eliminar
  25. Gran reseña algún día leeré este libro a ver si lo disfruto como tu, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío, cuando llegue el día nos lo cuentas...

      Besos

      Eliminar
  26. La leí hace un tiempo y me encantó, y eso que al ser una novela epistolar, pensaba que no iba a ser así, pero quedé enamorada de Frank, y conecté en bastantes aspectos con Helen. Aquí estaremos esperando para cuándo te veas con ganas :)
    Besos y Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo conecté mucho más con Helene que con Frank, la verdad, que a este último le ponía a cocer para ver si le hierve un poco la sangre... Pero tiene su encanto también, reposado, pero encanto.

      Gracias Laura, felices fiestas!

      Eliminar
  27. Poesía, ensayo... sigue siendo lectura. En cada momento lo que el cuerpo o la cabeza nos pida.

    Me gustan tus reseñas, que hablan de cada lectura desde dentro de ellas, desde dentro de ti; mas que de su forma externa. Seguiré esperándolas, esperándote, como se espera a los amigos.

    Ya pasó esta novela por mis manos. Esperaba mucho y quizá por eso quedó diluido el resultado. En todo caso fue un encuentro agradable.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es lectura, todo son historias. A mí ultimamente cabeza, cuerpo y alma me piden cosas muy dispares entre sí :)
      Muchas gracias, Jara, este blog es así, visceral como yo. Entrañas. Gracias por esperar... así (me ha emocionado!)
      En cuanto al libro, sí, ya digo que entiendo. No es una joya de la corona, es agradable, y en mi caso ese efecto se multiplicó al ser compartida la lectura. Y que estoy así, como que voy a hablar bien casi de cualquier libro, porque todo me toca :)

      Abrazo!

      Eliminar
  28. Preciosa reseña. Para mí es uno de mis libros favoritos,de esos que te tocan el corazón y siempre quieres tener contigo. Es muy especial.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carla. Es un libro amable, tierno. Para mi ya será especial, sin duda :)

      Besos!

      Eliminar
  29. Oye Ana, quieres decir que Anagrama no debería pasarte algún porcentaje por la fantástica reseña que has escrito?. Sí, la vida es esto, darte cuenta cada cierto tiempo de que nuestra fortaleza e inexpugnibilidad no son ciertas sino que estamos sometidos a los vaivenes del azar, en muchas ocasiones cambiantes en un solo instante.

    Viste tu alma y vuelve, te necesitamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me lo pasaran (algún porcentaje, aunque sea en libros) no estaría mal. Pero no va a ser el caso. Anda que no hay reseñas buenas de este libro por ahí. Y las mías son tan personales que no creo que cuajen mucho en general ;)
      Así es la vida, que nos tiene mareados, arriba, abajo, y de repente lo que parece sólido, zasca y a temblar ;)

      Con el alma desnuda no se está tan mal, Ariel. Quizás, si acaso, algo indefensa...

      Besos!

      Eliminar
  30. Ay Ana, como rozas el corazón con las puntas de tus dedos. Qué grande eres. Me gusta tu intensidad, tu forma de vivir cada lectura. Y tu manera de estar aquí, aunque tú creas que no estás...Te mando un millón de besos y un abrazo apretado. Tengo pendiente este librito pero, siempre ha habido alguno que le ha tomado la delantera. Me temo que en breve lo leeré, aunque quizás sea más por desconectar que por deleite...En fin. Siempre cerca, siempre fieles, siempre podemos contar con ellos ¡los libros, los libros!
    Besicos mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo... que amable eres! Y que cariñosa. Lo "malo" es que no sólo vivo las lecturas así y eso tiene su riesgo también. Un poco como andar en la cuerda floja, la emoción intensa de estar ahí arriba, donde nadie está y a la vez el riesgo (grande) de darte el pepinazo :) Gracias por el abrazo apretado, no veas lo bien que me viene (me lo quedo, me lo quedo). ¡¡los libros, los libros!! (les ha llegado la hora de que me rescaten).

      Abrazo!

      Eliminar
  31. Recuerdo este libro como un masaje al corazón para todos aquellos que somos buenos lectores; los que no dejamos afuera ningún libro, por pequeño o enorme que parezca. Los que somos capaces de movernos hasta el cansancio con tal de dar con algo significativo. Los que intentamos ser solidarios ofrendado nuestro material a manos amigas, capaces de aquilatar lo que cada uno de ellos contiene en su interior.
    ¿Qué libro es imprescindible? Aquél a través del cual podemos captar un universo diferente y nos permite ser parte de él. El libro de Hanff es uno de ellos.
    Un beso, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy dulce, es verdad, tierno incluso (más que dulce). Me gustó tanto por la parte de amor a los libro como por la parte de afectos, la amistad, cómo se ampliaban esos afectos...
      Buena definición de libros imprescindibles. Voy a darle vueltas a lo que es un libro imprescindible para mí.

      Besos Marcelo!

      Eliminar
  32. Me gustó este libro, sobre todo ella, sobre todo por realista, por amor literario y porque aún en las peores circunstancias leer nos salva. Es que con esa descripción como para no leerlo, además le tengo especial cariño porque fue de los que llegué por la blogosfera (de los primeros) y eso es un plus.
    Aprovecho para desearte muy felices fiestas y próximo año que venga cargado de ilusiones, lecturas y buenos ratos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Helene es un encanto, difícil resistirse a su personalidad, arrolladora cuanto menos. Leer nos salva, es verdad. A mí al menos me rescata (en eso estoy). Así que una lectura de las que te estrenaste en la blogosfera, eh :) Hay libros que desde luego se les coge un cariño especial, a veces por razones peregrinas, peeeeero...

      Felices fiestas y feliz año, Marilú. Que tus deseos se hagan realidad :)

      Besos!

      Eliminar
  33. En la facultad leímos de manera conjunta tal y como nos cuentas que leíste este libro. Cada semana leíamos un capítulo de El nombre de la rosa. Y fue una experiencia inolvidable. En el seminario comentábamos el capítulo, fue genial. En Twitter no se hace así, como yo lo viví, pero bueno.
    Por otro lado el libro que nos has presentado parece estar bien. No le haré feos si me tropiexo con él.
    Y aprovecho para desearte Felices fiestas y Feliz Navidad.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ir leyendo a la vez, exactamente a la vez es... muy, muy especial. Y espero perfeccionar en breve esto de las lecturas conjuntas :) Por la blogosfera las lecturas conjuntas tienen otro sentido, pero bueno, todo suma ;)

      Felices fiestas Lourdes!

      Besos

      Eliminar
  34. La mayoría de los libros se leen, pero solo algunos se viven. Éste es uno de ellos. Qué buena tarde pasé y qué gran tertulia tuvimos en el club de lectura.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo depende de los libros que leas, claro. Yo suelo vivir la mayoría de los libros que leo. Aunque sea algún trocito. Este es un libro pequeñito pero, cierto, da mucho juego en un club de lectura

      Besos!

      Eliminar
  35. ¡Hola de nuevo! Que alegría leerte!
    Tengo este libro apuntado desde hace mucho... A ver si en 2015 me animo con él
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carax! Así da gusto "volver", aunque sea a medio gas :)
      2015 está por estrenarse, cabrán muchos libros en él. Cabrán muchas cosas...

      Besos!

      Eliminar
  36. Me ha encantado la reseña =)
    Este libro me gustó muchísimo, lo leí hace unos años y me pareció una auténtica delicia.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Shorby. Este libro es un pastelito... y deja muy buen sabor de boca...

      Besos!

      Eliminar
  37. Me apetece mucho este libro desde hace mucho
    Lo leeré seguro
    Un beso

    ResponderEliminar
  38. Hola Ana, preciosa reseña y precioso libro. Ha sido el último que he leído en el 2014 y el primero del 2014, porque lo empecé una tarde hace un par de días, y así en tres ratitos, lo he acabado esta mañana.
    Sólo decirte que al final se me saltaron las lágrimas. Me ha encantado y no es que sea una lectura de esas con gran riqueza literaria, de hecho sólo son cartas. Pero la belleza de este libro es por todo lo que transmite, el amor por los libros. Y lo que nos hace imaginarnos, las relaciones entre los personajes, la vida de ellos. Y lo que no se ve, lo que no se cuenta, las emociones que pudieron sentir los dos protagonistas de las cartas, Helen y Frank. Vidas escondidas dentro de las cartas. Y luego el coleccionismo, la ilusión que debe de hacer el poder conseguir una biblioteca como la de Helen. En mi opinión, libro breve pero intenso. Bueno, Ana, me parece estupendo que aunque no pongas reseñas a menudo, te dejes llevar y leas cuando, cómo y lo que te apetece en el momento. Lo de leer poesía, y demás cosas está muy bien. Yo confieso que me gusta escribir poemas, pero en realidad he leído poca poesía, tengo muchos autores pendientes. Tu blog no está vacío, está lleno de ti. Y eso queda. Te deseo un feliz año 2015, Ana.Besitos.

    POSDATA: Me encantaría ahora después de haber leído este libro, ver la pelicula.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que me he equivocado, quise decir el primero del 2015, jaaaaaa. Es que como está recien estrenado el año... pues salió todavía el 2014, si es que...

      Eliminar
  39. Este libro es de los que sujeta mi estanteria . Gran reseña , me encantó (libro y entrada).

    Pd. Salí al exterior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí este libro me cruje por razones personales. Pero qué tontería digo. Si este blog es totalmente personal...

      A mí me encanta "perseguirte" por tus salidas al exterior.

      Qué curioso. Todo.

      Abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA