martes, 21 de abril de 2015

Susanna (Gertrud Kolmar)


Título original: Susanna
Traductor: Ivan de los Rios
Páginas: 112
Publicación: 1939 (2010)
Editorial: Errata Naturae
ISBN: 9788493788926
Sinopsis: Susanna es el recuerdo del inquietante encuentro entre dos mujeres. Una institutriz judía, que está esperando el permiso para poder salir de Alemania y huir de la amenaza del nazismo, rememora los días que pasó junto a su alumna, una bellísima joven mentalmente perturbada. La narradora, una mujer adulta, razonable, aparentemente ajena e insensible a los asuntos del corazón, debe hacerse cargo de un ser antojadizo y maravilloso, una suerte de animal festivo, fuera del tiempo… La joven conoce el amor por primera vez -un amor desaforado, temerario y enajenado- y su institutriz tiene que enfrentarse entonces con sus propios sentimientos e incapacidades.


Necesitaba un relato corto, una lectura rápida entre libro y libro, y Susanna, de la siempre interesante editorial Errata Naturae, me venía como anillo al dedo. Un libro que hace años fue recomendado por Vila-Matas (sí, hago bastante caso a sus recomendaciones…)

No, yo no soy poeta. Si fuera poeta, escribiría una historia. Escribiría un cuento precioso con principio y final sobre las cosas que sé.

Quizás la narradora no sea poeta, pero Gertrud Kolmar sí lo era y por tanto sí puede escribir ese cuento con principio y final sobre las cosas que sabe. Y es lo que hizo, escribir Susanna.

Susanna es de esos libros en los que es necesario conocer la vida de la autora para apreciar todo su valor y su brillo. Al igual que Irène Némirovsky, Gertrud Kolmar perdió su vida (más bien debiera decir que le arrebataron su vida) en un campo de concentración, probablemente Auschwitz, a los 49 años de edad. Escribió Susanna en apenas dos meses, en el invierno de 1939 durante las noches, en un apartamento colectivo para judíos.

Estas vidas perdidas, estas obras que no pudieron continuar, se merecen que lo que ha conseguido sobrevivir a la ignominia sea leído, una especie de justicia, poética pero necesaria. Leer la obra que nos han dejado es nuestra forma de ejercer esa justicia, de darles la victoria a quienes se la merecen y no a quienes la pretendieron.

No va el libro, si habéis mirado la sinopsis, sobre el nazismo ni el sufrimiento judío. No obstante, entre líneas sí podemos percibir la atmósfera en la que fue escrita esta pequeña historia y quizás desentrañar las metáforas y alusiones que se esconden detrás.

Hay palabras que se pueden coger con las manos. Y algunas se pueden llegar a oler…

Y a través de las palabras también puedes huir de la realidad, reflejarla, disfrazarla, testimoniarla, iluminarla, incluso manipularla…

Dos personajes acaparan este relato: Susanna, el corazón, la fantasía, la imaginación desbordada y alocada; y su institutriz, la narradora, racional, contenida, prosaica, sometida. Dos realidades contrastadas, luz y oscuridad. No oscuridad negativa, sino triste, como una realidad deformada por la autocensura y la contención. Ambas conforman dos miradas diferentes porque perciben el mismo escenario desde diferente lado de la naranja. Y así, donde una sólo ve nieve, blanca y fresca, la otra ve arena de playa, emblanquecida por la luz de la luna, mientras caminan hacia el fondo del mar.

Susanna es un relato que va de menos a más. Un comienzo dubitativo, casi infantil, que va creciendo, o más bien abriéndose como una rosa de Jericó al contacto con el agua. En un relato corto, ese ir de menos a más podría ser un lastre, y sin embargo en este caso se convierte en una virtud. Comienzas a leer distanciada, casi escéptica y sin embargo cuando terminas de leerlo algo aletea en el corazón, ligeramente inquieto y con el poso que dejaría una rosa ofrecida en medio de la oscuridad. Una rosa bella y con espinas. Así es esta breve lectura, que sigue creciendo por dentro después de haberlo terminado, posiblemente hasta que alcance el valor de un rubí.

60 comentarios:

  1. Me gustan los libros que crecen a medida que los lees y se agigantan en la memoria. Gracias, Ana,por desbrozar el camino. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta "verte" por aquí. Desbrozar caminos se ve que es lo mío, que es que les da a los caminos por enmarañarse ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  2. No conocía este libro, muchas gracias por descubrírmelo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, aquí Susanna, aquí Mustis Lectora ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Bonita resena :) me encanta Irene Nemirovsky y Gertrud Kolmar me recuerda mucho a ella asi que apuntado queda!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que conste que son dos estilos absolutamente distintos, Némirovsky es más... fría. Kolmar maneja más simbolismos y, para mi gusto, más sensibilidad.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Me gusta lo que cuentas, me gusta mucho. Némirovsky fue un gran descubrimiento para mí el año pasado y me gustaría conocer también a esta dama, croe que me gustará tanto como a ti, gracias por la reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como acabo de decirle a Isabel, el estilo de Nèmirovsky y el de Kolmar son absolutamente distintos. Si la mencioné fue por la situación de ambas, lo que les tocó vivir. Pero por lo demás, cada una tiene su forma de narrar y contar.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. No lo conocía y aunque me cuesta ponerme con este tipo de libros tan cortitos, me has dejado con ganas de descubrirlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mí los libros cortitos me atraen mucho, como que me da tiempo a leer más libros :)

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Hay reseñas tuyas que son de las de salir corriendo, a por el libro, claro. He esperado porque con lo del final de la autora que hubiera preferido no saber, me ha puesto alerta. Pero me ha sonado a lectura tipo La niña del faro.
    Voy a por él y vuelvo. ¡Hasta luego!
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te me trastabilles, Norah, antes de salir corriendo pasa por el filtro. No, nada que ver con La niña del faro, que fue una lectura muy personal. Este emociona de una manera más distanciada, menos personal, pero es muy bonito, y crudo, a su manera.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. No me he llegado a caer. Sí, no es la niña. De hecho hasta la primera conversación interesante, me ha parecido demasiado sencillo, demasiado contado según va saliendo, como sin peinar. Susanna casi no parece real pero se le coge cariño, es la que te mete en la historia. Final, me lo temía pero es de los que deja plof, casi te apetece releerlo y como dice ella a ver si encuentras otras palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. No sé qué te hizo relacionarlo con la niña... Tú tranquila, que si me encuentro otra niña del faro (que va a ser que no) te darás cuentas :) Sí, ya lo decía, el comienzo es casi infantil, pero al ser el libro tan corto sigues leyendo y entonces empieza a crecer en las manos, básicamente a treves de Susanna, que real o no, te coge el corazón y te mete dentro. Y al final, pues sí, te quedas inquieta. Si lo dije... ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Pues con Errata naturae he tenido más y menos, no creas, pero ir del menos al más es siempre aliciente. Además las lecturas cortas me hacen bien, para despejar y no quedarme colgada.

    Me gusta sobre todo esa idea de descubrir algo en la oscuridad, supongo que por aquello de guiarse con otros sentidos. Estamos faltos hasta de justicia poética.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda editorial tiene su lado oscuro :) Pero bueno, en general es más fácil que en algunas encuentre libros que, de entrada, me atraigan. En un libro tan corto no te creas, parece que no habría "tiempo" para ir de menos a más, pero este lo hace, o al menos lo hizo a mis ojos.
      Yo últimamente voy de libro corto en libro corto. Falta de concentración, se llama. Y otras cosas.
      Hay poca justicia últimamente, por eso lo de recurrir a la poética...

      Un abrazo

      Eliminar
  8. A mí es que este tipo de relatos me cuesta pero claro, están tan unidos a mí, son tan parte de mi historia que también me es inevitable eludirlos. Siendo corto lo leeré, lo sufriré, veo que la prosa además es excelente, me interesa ese cambio de estilo gradual de lo infantil a lo magnífico. Me recuerda levemente también a algunos personajes de una serie francesa que pasan por una historia similar. Precisamente hoy es el Yom Ha'Zikaron pero hace poco fue el Yom Ha'Shoah, al sonido de las sirenas, todo se paró, todo se detuvo, todo el mundo embargado por la emoción y el recuerdo, lo leeré. El presi concienciado :'(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te cuesta, te cuesta.... Eres un lector duro y sensible a la vez, duro en cuanto a tenacidad. No diría que la prosa es excelente, pero me ha gustado lo que cuenta y el cómo, y eso que al principio me resistia. Siempre es un "Día de...". Todos los días traen algún recuerdo que no debiéramos de olvidar.
      No me llores, que tú naciste concienciado de serie.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Me repito diciendo que es un tema, el del periodo de de entreguerras y las guerras, que me interesan mucho desde el punto de vista histórico, político y literario. Le doy vueltas y más que vueltas a cómo se puede llegar a los límites de crueldad y de resistencia humana ocurridos en los campos de concentración... y así ando. Este relato me interesa, claro.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que conste que el libro no habla o aborda exactamente esa temática, salvo que miremos detrás del simbolismo, claro está. Las interpretaciones corren a mano del lector. Los límites parecen no tener límites...

      Un abrazo

      Eliminar
  10. No sé si ahora mismo necesito estas lecturas. Besos.

    ResponderEliminar
  11. La verdad que no ha despertado mucho mi interés pero tampoco lo quiero descartar (tus reseñas son muy atractivas, en ocasiones la novela reseñada no está a la altura...). Me voy a meter con uno que seguro conoces "Lo que aprendemos de los gatos". Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La altura de lo que se lee casi siempre la dan los ojos que lo miran... Pero sí, ya sabes, a mí hay que filtrarme, pasarme por un tamiz, un colador, un algo :)
      Conozco el libro, de hecho ando detrás de él en la biblioteca, pero de momento no tengo suerte, está muy solicitado.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. No conocía Kolmar. Me la apunto aunque sé que va a ser una lectura muy dura, como Korczak, como Nemirovsky, como Borowski que aunque sobrevivió, estaba muerto por dentro. Muy duro, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La dureza del libro no está en que hablé del período en el que lo escribió. Lógicamente luego cada uno puede interpretar algunas cosas como una alegoría, pero... quién sabe.

      Ningún superviviente de esas barbaries vuelve vivo.

      Un abrazo

      Eliminar
  13. No conocía el dato de la vida de Irène Némirovsky, aunque había oído mucho el nombre de la escritora y leído varias reseñas de sus obras. Creo que ahora empezaré a mirar sus novelas con otros ojos y más curiosidad.
    En cuanto a "Susanna", parece estar bien, pero no me han entrado unas ganas irrefrenables de leerla. :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? Si es que hay que conocer a los autores, aunque sea un poco. Ayuda mucho a entender su obra. Claro que luego miras sus novelas con otros ojos, estás más en su piel.
      Tienes las ganas poco irrefrenables últimamente, pero está bien, hay mucho libro y yo soy una lectora rara, ya sabes.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Me gustan los libros ambientados en esta difícil época pero que tratan de alejarse de las temáticas habituales. Que no insisten en el nazismo o en la guerra aunque están ahí de fondo, porque tampoco pueden obviarlo. Me has tentado con este título, que no conocía.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente eso es este libro: escrito en una época y unas condiciones terrible, pero la temática está (relativamente) alejada del entorno. Inevitable que sobrevuele, pero no es la historia.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. No lo conocía pero me lo llevo anotado porque me ha parecido muy interesante.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro para la saca, que sigue engordando ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Curioso, percepciones :-)
    Me gustó, mucho más que Nemirovsky, y eso que llegué con recelos, la editorial me resulta desigual. Me encantó
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      A mí también me gustó más que Némirovsky, es más... cálida. Respecto a la editorial yo de momento no tengo quejas, pero a toda editorial le llega su san martín :)

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Una autora completamente desconocida para mí, pero por lo que nos cuentas sobre su vida ya me parece interesante, así como esa relación entre estas dos mujeres. Siempre me ha gustado además que me cuenten una misma historia desde la óptica de dos personas distintas.
    Tomo nota para buscarla.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en verdad tampoco la conocía, no recuerdo si vi el libro en la editorial o en algún blog... Luego ya sabes, indagas sobre la autora y demás y el coraje te crece por dentro...

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Pues aunque no vaya de nazismo ni de sufrimiento judío tiene las pinceladas suficientes para que me lo lleve. Así que sí, me lo llevo. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todo va a ser holocausto, por cierto que hace tiempo que no me leo ningún libro de esa época...

      Un abrazo

      Eliminar
  19. No lo conocía, ya es la segunda reseña que he leído hoy en la que el autor muere en el Holocausto. Uf...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El holocausto nos ha robado tanto, tanto...

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Coincido contigo, hay que ejercer el derecho de hacer justicia -literaria- con aquellos que se quedaron sin voz, pero nos han legado un manuscrito.
    Lo apunto, Ana. Tu reseña es honesta como habitualmente, pero además es sentida, sin caer en sentimentalismos.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justicia literaria o poética, creo que los lectores estamos en deuda con muchos autores, por eso agradezco tanto a las editoriales que se salen de la masificación y nos muestran otras probabilidades.
      ¿Sabes? Estoy taaaan cansada de mi honestidad que creo que voy a hacer algo terriblemente deshonesto un día de estos ;)

      Un abrazo grande

      Eliminar
  21. No conocía el libro pero tus comentarios y la editorial que lo ha publicado me animan mucho a leerlo.
    Gracias y un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La editorial tiene sus más y sus menos, pero sabiendo buscar la experiencia de momento no es mala.

      Un abrazo

      Eliminar
  22. Este si es para mi, la segunda GM siempre me ha interesado, y que esté escrita por alguien que vivió y pasó por ello significa lo que dices, que consigue una atmósfera muy lograda aunque no vaya a centrarse en los sufrimientos de los judíos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No habla de lo que estaba sucediendo, aunque digamos que hay referencias veladas a lo que acontecía. Ha sido todo un descubrimiento para mi.

      Un abrazo

      Eliminar
  23. A veces los mejores libros no son los que te enganchan desde la primera hoja sino aquellos otros que van creciendo poco a poco y de repente sin saber cómo te golpean y te dejan sin aliento. No sé cómo lo haces pero siempre logras engatusarme.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso digo que en este caso fue una virtud, en otro libro, más largo, lo mismo no le concedo el seguir leyendo, pero en este caso no te da tiempo a planteártelo (afortunadamente). Te engatuso porque soy gata y tú pájaro :P

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Nemirovsky, relato, y con poso...Vaya recortes en tu estupenda reseña. Una lectura imprescindible para mi, seguro. Lo apunto, rubiales. Muchas gracias por la recomendación y feliz día del libro.
    Muacsssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eh, eh... con Némirovsky tiene en común el terrible final que ambas tuvieron. Pero son dos escritoras bien distintas. Personalmente me ha resultado más cercana Kolmar, o me ha llegado más, aunque la historia que cuenta es aparentemente alejada de lo que vivía.

      Un abrazo, pelirroja :P

      Eliminar
  25. Lo apunto, que para variar no lo conocía... y para variar me llama la atención =P

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que eres muy floja, todo te llama :P

      Un abrazo

      Eliminar
  26. Esta editorial cada vez me atrae más. La verdad es que estos libros cortitos a los que les estoy cogiendo el gusto vienen muy bien, y este, además tiene una pinta estupenda
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene cosas interesantes, curiosas (la editorial). A mí me vienen muy bien, entre libro y libro de más páginas, y me gusta encontrar buenas historias así condensaditas en pocas páginas.

      Un abrazo

      Eliminar
  27. Lo vi en la librería, pero no le presté mucha atención y la verdad es que por tu reseña pinta muy bien. Apuntado queda.
    Un beso.
    P.D.: Me has recordado que me tengo que poner YA a leer a Nemirovsky

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro curioso, especialmente cuando conoces la vida de la autora. En realidad ella y Némirovsky son estilos diferentes, pero las vidas de ambas... bufff..

      Un abrazo

      Eliminar
  28. Tal y como has relatado la historia de "Susanna", no he podido menos de tomar nota del título y de la autora, que aún no conozco. Tu comentario me ha parecido muy bello. Esas historias que dejan un poso interno son las que me gustan, porque te hacen reflexionar. Tienes razón al decir que deberíamos leer a los escritores que a pesar de todo el horror que les rodeaba, siguieron escribiendo. Su obra es su victoria y nosotros debemos respetarla y valorarla.
    La editorial que ha sacado este título la conozco por otras novelas, y me parece que suele editar cosas muy interesantes.
    Gracias por darnos información tan interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro interesante, casi sin darte cuenta te va ganando poco a poco y dejando ese poso que comento. Hay que rescatar obras que han sido hechas en condiciones tan... inhumanas, darles la victoria de mantenerlas "vivas". La editorial, Errata Naturae, tiene cosas muy interesantes.

      Un abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA