jueves, 25 de junio de 2015

La vida de las paredes (Sara Morante)


Páginas: 128
Publicación: 2015
Editorial: Lumen
ISBN: 9788426401984
Sinopsis: La vida de las paredes es la historia de un caserón de principios de siglo y de sus habitantes, una peculiar comunidad de vecinos que comparten sus vidas en torno a una escalera. Sara Morante dibuja retratos de tinte surrealista enmarcados en un realismo casi costumbrista a través de un diálogo muy potente entre texto e imagen. Son escenas muy visuales, un tanto oníricas, que se engarzan para crear una historia común. Las paredes tienen vida y Sara Morante sabe poner palabras y color a un mundo insólito en este libro que incluye más de treinta ilustraciones.



Me he cepillado directamente una parte de la sinopsis porque se carga alguna de las escenas de peso de este (buen) libro, y en este caso no hay excusas para que sea así. Me da un coraje tremendo que editoriales como Lumen caigan en estos errores que juegan más en contra que en favor de lo que editan.

Lo cierto es que no necesité de la sinopsis para hacerme con este libro. Conocía el trabajo de Sara Morante como ilustradora y el título, La vida de las paredes, ya era bastante sugerente para mí. Me bastó un vistazo rápido para decidirme. Fue a posteriori, una vez terminada la lectura, que me di cuenta que la sinopsis mencionaba al menos un par de hechos que, conociéndolos previamente, pierden el impacto que te sacude al descubrirlo en el texto y las ilustraciones de Sara Morante.

Tengo la costumbre de tocar. Toco muchas cosas (personas también, si se dejan), pero cuando voy a algún lugar toco piedras, árboles… paredes. Siempre pienso en lo que habrán visto y escuchado, mientras dejo que mi mano reciba calor, energía, y también historias. Porque las paredes están vivas. Pensamos que nos aíslan, que nos protegen, pero en realidad las paredes comunican. A través de ellas se filtran sonidos, voces, imágenes. Más que aislarnos, nos ponen en contacto.

Y esa es la idea que maneja Sara Morante en su primera novela, que ella misma ilustra. Las imágenes siempre sugieren historias. No es de extrañar que alguien acostumbrada a crear imágenes quiera contar una historia, y acompañarla (o complementarla) con sus propias ilustraciones.

Esperaba mucho de este libro y he recibido más. Ilustraciones y texto se combinan en un impensable equilibrio; llamativo para ser un debut literario. No parecía fácil que Sara consiguiera trasladar la potencia hipnótica de sus ilustraciones al texto. En cierta medida lo consigue, pero será gracias a las ilustraciones, que consiguen dotar de más fuerza al texto de la que tendría sin ellas.

El punto de partida no es nuevo: Un edificio (un antiguo caserón a principios del siglo XX), sus habitantes. Las paredes como vasos comunicantes entre unos y otros. Vidas que se entrecruzan inevitablemente, en la escalera, en el portal, en el ático… Sara Morante nos presenta primero piso a piso a los vecinos. Y luego podemos asistir durante unos días a lo que les sucede a cada uno de ellos. Nos da la oportunidad de ejercer de impúdicos voyeurs, y así nos asomaremos como espectadores invisibles a este caserón de la calle Argumosa, donde podremos observar qué late en la vida de estos inquilinos.

En un ambiente surrealista, onírico, pero a la vez muy auténtico, Sara nos ofrece una paradoja: los hilos (invisibles e impalpables) que unen soledades. Todas y cada una de las personas que viven en el edificio están solas. Cada una a su manera, consciente, inconsciente, ignorante, buscada… Pero esas soledades se traban unas con otras a través de las paredes, las escaleras, el portal, la convivencia vecinal… Un pensamiento del que no conseguí (tampoco lo pretendí) evadirme durante toda la lectura: si la soledad es la carencia de compañía (voluntaria o no), qué difícil resulta ser una persona solitaria, aislada por completo. De forma inevitable estás unido a alguien, familia, pareja, mascotas… o vecinos. Es difícil esconderse. Ni siquiera con paredes de por medio.

Un final de los muchos posibles cierra esta delicia de libro. Podría ser otro final, incluso varios finales. O no haber final. La vida continúa en la calle Argumosa cuando cerramos las páginas. Una lectura muy agradable. Si Sara Morante decide arriesgar habrá que seguirla de cerca y no sólo como ilustradora. Y digo si arriesga porque lo cierto es que riesgo en este caso ha habido poco (tampoco le hacía falta): las ilustraciones son muy potentes, la historia está bien hilada, con oficio, pero muy retenida, muy sujeta. La prueba del algodón para mí en este caso es cómo quedaría el texto si no se acompañara de las ilustraciones. Y sin duda tendríamos una buena narración, pero mucho más debilitada y expuesta en sus puntos frágiles.

Pero no es el caso, ahí están las ilustraciones dándole brillo al conjunto, compactándolo y haciendo que la lectura sea más que satisfactoria.

(©AnaBlasfuemia)

72 comentarios:

  1. He visto varias reseñas de este libro y cada vez me apetece más. No suelo leer muchos libros ilustrados pero todos coincidís en que las ilustraciones son preciosas, y la historia promete.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que este libro es de los que te gustará, además es muy asequible para las personas que no leéis muchos libros ilustrados. Ya nos contarás.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me encantan los libros ilustrados, sin duda lo tendré en cuenta pues la historia que acompaña las imágenes me resulta atractiva. La verdad es que me gusta esa reflexión que plantea el entretejido de soledades, la idea de que las paredes nos unen (algo que no me había planteado pero que... ¡es cierto!). Le seguiré la pista a Sara Morante.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ilustraciones de Sara Morante tienen mucha fuerza. Yo siempre he pensado que las paredes comunican, más que separar, nos unen inevitablemente a quien está al otro lado :) Si te gustan los libros ilustrados, no pierdas de vista a Sara Morante.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Paso de puntillas, Ana, porque esta es una de mis próximas lecturas y prefiero pasarme después de haberla leído, a comentar contigo. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estaré atenta, que ya lo estoy, y comentamos.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Qué buena pinta tiene.. o qué bien lo pintas .-) Me lo levo anotado, me gustan estas historias de vidas paralelas que se entrecruzan y llegan a "tocarse".. o no en algún momento. Si además está ilustrado... es imposible no caer en la tentación.

    Sí, la verdad que la soledad absoluta es dificil de lograr, los afectos nos atan, condicionan nuestra voluntad... pero hay que saber sacar el partido a la compañía y a la soledad, mejor si son voluntarias.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La que "pinta" muy bien es Sara Morante :D Ya sabes, las viviendas como una especie de colmena, unidos y separados. El libro está muy bien, la historia bien contada (aunque sin riesgos, pero es sólida) y las ilustraciones crean un clima más que adecuado. Es de los que agrada tener entre manos.

      Hasta los desafectos atan, así que no te digo más.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Le tengo muchas ganas, los dibujos me llamaron la atención, pero luego junto al texto deben hacer una muy buena combinación
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí, en el equilibro entre texto e ilustraciones está la clave de este (buen) libro ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Tenía mis reservas, ya había visto varias reseñas pero no sabía hasta que punto estábamos ante un libro que era visualmente muy bonito y ya está o había algo más. Ahora ya sé qué esperar, y me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y por qué tenías reservas? En general las reseñas están siendo buenas, creo que mi comentario de que sin las ilustraciones el texto perdería fuerza es lo más "crítico" que he visto :) Yo creo que te gustará, no como para considerarlo joya, pero sí como para disfrutarlo de largo.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. este no lo he visto por acá pero sin duda lo leeré gracias a tu reseña.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que llegue por vuestras latitudes. La editorial es de las potentes, así que es posible...

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Lo tenía apuntado aunque me esperaba algo más de entusiasmo, lo de que sin dibus se quedaría más soso y es quedaría en correcto no me convence mucho, voy a esperar a que lo lea más gente antes de comprarlo. Y de la sinopsis pienso como tú, a veces es para coger del cuello al editor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, no es un libro que emocione. Que a mí no me ha puesto la piel de gallina, vaya. Pero merece la pena, no estoy para nada arrepentida de haberlo comprado, al contrario, me gusta tenerlo ahí. Lo de la sinopsis es que vaya tela...

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Estoy muy de acuerdo con eso de que las paredes están vivas y comunican, siempre y cuando uno preste atención, claro. Te agradezco por la reseña, y por obviar esas partes de la sinopsis que adelantaban un poco de la trama, odio cuando eso pasa.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin prestarla. Algo nos une a quien está al otro lado de la pared. Más de lo que sospechamos ;) La sinopsis no es que adelante la trama, es que te destripa un par de momentos impactantes que lo son si no los conoces, claro...

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Pues hasta ahora todas las opiniones que voy viendo de esta novela son positivas pero no termino de tener claro si me apetece leerla así que de momento esperaré
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cógelo. Échale un vistazo. Y entonces no podrás evitar decidir :)

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Inmediatamente que he empezado a leerte he pensado en una película que he visto varias veces, se titula Si las paredes hablasen. A mi me parece que está bien.

    Yo también abrazo (o toco) objetos, especialmente árboles y libros grandes :))

    La idea de la novela es interesante y había visto alguna ilustración de la autora (ahora que he ido a verlas). Voy a observarlas con más atención y a guardarme alguna.

    [A veces es un tormento escuchar a través de las paredes]

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto la película, claro, forma parte de mis obligaciones como creyente en que piedras, paredes, árboles... hablan y cuentan historias :)
      Tiene ilustraciones muy chulas y no dudaba que te gustarían porque tienen buen criterio para las imágenes. Doy fe.

      A veces lo es, jajajja (o que te escuchen)

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Bueno bueno, le tengo unas ganas... me encantan las ilustraciones de Sara Morante.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si le tienes ganas no te quedes con ellas ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  13. La verdad es que me estáis tentando muchísimo con este libro. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Déjate tentar... No hay que resistirse a las tentaciones ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  14. He echado un vistazo a las ilustraciones de Sara Morante para editoriales como Impedimenta y Contraseña, y su trabajo me ha parecido personalísimo, de una belleza tan seductora como extraña.
    Son imágenes con una presencia arrebatadora e inquietante, así que, como buena observadora que eres, apuntas a una cuestión que no puede obviarse, la posibilidad de que las ilustraciones pueden restar protagonismo a las palabras. Sin duda hay que tener un gran talento para saber “dibujar con las palabras” y que éstas adquieran la fuerza evocadora de una imagen. Habrá que observar a Sara como dibujante de palabras.
    Por cierto, veo que hay adeptos a la causa de abrazar árboles, tocarlos, sentirlos. Mi hija y yo también somos aficionados a los abrazos con sabor a encina, pino silvestre, eucalipto, etc. Creo que a ellos (los árboles) también les gusta ser abrazados. Cuídate Ana y acaricia a todos los árboles que puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, una de las características de las ilustraciones de Morante es que son muy personales. Creo que es por los colores que maneja (y cómo) y los trazos, aunque yo no entiendo mucho (como con los libros, sólo sé lo que me gusta y lo que no). No es tanto que las ilustraciones resten protagonismo a las palabras, al contrario, le dan más fuerza. Pero creo que el texto sin las ilustraciones perdería lustre, que lo tiene.
      Yo abrazo hasta farolas, aunque hace mucho que no abrazo una :) Pero sí, toco, soy muy tocona... ¿Y a quién no le gustan los abrazos? Si se dan con el alma...
      Intento cuidarme, necesito hacerlo. Acaricio siempre todo lo que puedo. Y también me dejo, si se atreven ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Se me olvidaba, magnífico texto de Clarice Lispector para recibirnos en tu blog. :)) Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te suena ¿verdad? Lo voy a dejar ahí una temporada. Es lo que me pasa con Lispector, que leo un trozo y ya me da como para mucho tiempo, no sé cómo me las voy a arreglar para leer un libro suyo de seguido :S

      Otro abrazo

      Eliminar
  16. Hola, Ana! El libro me tienta por su aspecto, por su estética: aparte de adorar leer, también tengo debilidad por los libros como objeto, bien editados, y éste tiene tan buena pinta... Qué bien que ahora lo recomiendes, además, como un buen texto, aparte de las ilustraciones, quizás me lance. ¿Has leído 'La vida instrucciones de uso'? Es de mis libros preferidos; también aparecen las paredes de un bloque de viviendas, y las miles de historias que esconden dentro... Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La estética es marca Morante, tiene mucho atractivo. A mí también me gustan los libros como objeto, cada vez más, y afortunadamente ahora hay editoriales que cuidan muy bien sus "objetos". No he leído el libro de Perec, de hecho es un autor que tengo varios libros suyos pendientes, pero ya lo tengo controlado en la biblioteca (aunque concretamente el de La vida instrucciones de uso está... muy usado). Retomo las ganas por Perec entonces, gracias ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Comparto contigo el placer del contacto, sean seres humanos, animales, árboles, piedras... sentir la textura, la respiración, su exterior, etc.
    No soy adepto a los libros con ilustraciones, pero tus líneas resultan tan locuaces que lo apuntaré.
    Un beso, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tacto y contacto...
      Apúntalo, como comentaba por ahí arriba la editorial, Lumen, es de las potentes y yo creo que os lo llevará por ahí. Espero...

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Me ha parecido un libro precioso. A estas alturas ser origininal es diferente pero yo creo que aunque no parta de algo novedoso la historia es diferente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una delicia de libro, no parte de una idea original pero consigue hacer suya la historia, si bien no arriesga, pero consigue un bonito equilibro.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. ¡Qué ganas le tengo a este libro!, sé que lo leeré. Además, con lo que disfruto las ilustraciones sé que este libro está hecho para mí, jeje.

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues date el gusto, mujer, sabes que lo leerás, que disfrutarás de las ilustraciones ¿a qué esperas? ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Jo!! Pues otro que me apunto, después de tu reseña me parecería un delito no tenerlo, al menos, en cuenta :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajja, delito dice. Nadie te va a meter en la cárcel, aunque últimamente con poco lo mismo te enchironan, vete tú a saber ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  21. ¡Hola! Pues creo que por primera vez no me lo llevo apuntado. No sé porque no termina de llamarme. Como que presiento que no es mi lectura (aunque podría estar equivocándome). Sea como sea me alegra ver que te ha dado tanto, más de lo que esperabas.
    Ah, y yo tampoco entiendo esa manía que tienen de explicar medio libro en la sinopsis -_- a la hoguera con esas sinopsis.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será por agotamiento, que estás cansada de "llevarte" libros. Pero las sensaciones de cada cual son personales y definitivas. De todas formas si lo ves por ahí le echas un vistazo y entonces seguro que sabrás si sí o si no.
      La sinopsis, mecagontó... a la hoguera con ellas! :D

      Un abrazo

      Eliminar
  22. Ay! que he visto este libro un montón de veces y he visto las fotos de las ilustraciones y son una pasada.... lo quiero...

    ResponderEliminar
  23. A mi también me gusta mucho tocar lugares. Especialmente cuando visitó lugares antiguos tipo castillos, toco sus piedras y me.imagino que algún guerrero o princesa las tocó también siglos atrás.
    El libro me encantó, es una preciosidad
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que somos unos cuantos los "tocones" :) Es un libro que merece la pena, muy agradable.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. No sé qué decirte sobre tu reflexión acerca de los solitarios. Tener intimidad creo que resulta extremadamente difícil, pero el sentimiento de soledad se me antoja a veces demasiado fácil de encontrar. O tal vez sea que estemos hablando de cosas distintas.
    Sobre el libro, lo tengo ya en lista. Deseando escuchar lo que me cuenten esas paredes. Pensaré sobre el tema de las ilustraciones cuando lo lea.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refiero más a la diferencia entre estar y sentir. Una cosa es que te sientas sola, que puedes sentirte muy fácilmente aunque estés rodeada de gente y otra cosa que lo estés, porque siempre estás unida a algo o alguien, así que estamos diciendo lo mismo en realidad ;) Si está en tu lista, te imagino implacable con ella, así que caerá. Ya nos contarás.

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Es imposible no fijarse en este libro; si sus letras son tan buenas como sus ilustraciones, debe ser una joyita. La vida externa y la verdadera vida escondida tras las personas... me parece un tema la mar de atractivo. Además, hace poco que por fin lo vi en persona y no en foto, y gana mucho más. Lo que más respeto da es la parte económica, claro...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay bastante equilibro entre ilustraciones y texto, están bien engarzados, pero creo que las ilustraciones le dan más fuerza al texto que al revés. Desde luego cuando tienes el libro en la mano es difícil resistirse, yo lo pillé en la feria del libro, aprovechando el descuentillo :)

      Un abrazo

      Eliminar
  26. También me gusta tocar paredes. Cada vez que visitó algún lugar, y si se puede, me gusta tocar las piedras, las paredes, los muebles... Y sentir toda la vida que han pasado por ellos. Con el libro me tientas lo justito. No suelo leer libros ilustrados, salvo las lecturas que comparto con mi hija. Y que la historia se quede, parece, un poco coja si quitamos las ilustraciones me hace dudar. Pero bueno, si me cruzo con este libro le doy una oportunidad seguro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se lo digas a nadie, pero a veces aunque no se pueda intento tocar. No siempre se puede, me quedé con unas ganas inmensas de tocar la cabeza de Nefertiti en un museo de Berlín, pero aun sin llegar a tocarla, madre mía cuánto transmitía... Tampoco es que la historia se quede coja, está bien contada, pero desnuda de las ilustraciones no tendría tanta garra. Si se cruza contigo no podrás resistirte.

      Un abrazo

      Eliminar
  27. La vida privada de un grupo de vecinos; en la que el único forastero debe ser su autora jejeje. Si hay equilibrio entre ilustración y texto debe de ser una delicia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La autora y los lectores :) Es una delicia de libro, la verdad, de los que es agradable tenerlos en la mano.

      Un abrazo

      Eliminar
  28. Conocía a Sara Morante como ilustradora, pero tenía cierto recelo con su primera novela, no sabía como se iba a manejar con una historia creada por sí misma. Viendo que ya son varias las reseñas que la ponen tan bien, creo que definitivamente le daré una oportunidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, yo creo que como primera novela está bastante bien. Pero insisto en que es la amalgama ilustraciones/texto las que le dan más empaque al conjunto, por sí sólo el texto se quedaría en correcto, bien, pero mejorable.

      Un abrazo

      Eliminar
  29. Cómo me alegra que te haya gustado! Últimamente me da la sensación de que los libros que me gustan sólo los disfruto yo, que a la mayoría le parecen meh... A mí me gustó mucho cómo la autora enfocó el libro, pues sin ser un tema original, se notaba la sensibilidad en el ambiente (apoyada claro por las estupendas ilustraciones). Aún así, se nota que es una primera novela y que tiene varias cosas que pulir... Pero me pareció un inicio prometedor. Espero leer más cosas suyas.1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues si tú tienes esa sensación no veas yo :D A mí me gusta mucho el conjunto, pero efectivamente hay cosas que pulir, respecto al texto, pero yo creo que como primera novela la salva con buena nota. Supongo que una vez que ha empezado ya seguirá y tendremos más novelas de Morante.

      Un abrazo

      Eliminar
  30. Desde luego que a más de uno le quitaba el teclado que ahora son inalámbricos y fostiarlo para explicarle que en una sinopsis NO se cuenta la trama, no es un resumen. Bueno, a lo wue vamos, yo decía que este no era para mí y ahora digo que sí y mira que a mí esas cosas de las ilustraciones y demás no es lo que más me llama, me dan un poco igual, la verdad. Pero sí me gusta todo ese mundo onírico, todo ese conectar de soledades, lo,veo muy presi. Un beso

    El presi enferiado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Presi, no te me disloques, aunque estés de feria. El libro está bien, pero tú eres un lector exigente y creo que este libro se te quedará corto, yo lo he disfrutado por las ilustraciones y el conjunto, la "bienhechura" de alguien que empieza, pero si además las ilustraciones no te llaman, sigue de feria. A mí no me importa que las sinopsis apunten de qué va la historia, pero de ahí a destripar cosas que tienes/debes descubrir en el texto...

      Un abrazo

      Eliminar
  31. Yo también conozco a Sara como ilustradora y tengo curiosidad por este libro. A ver si no me defrauda.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cumple, insisto que por el apoyo de las ilustraciones, pero aún así merece la pena.

      Un abrazo

      Eliminar
  32. Ya le había echado el ojo y no me importaría leer este libro. Lo de las sinopsis que te destripan el argumento ya lo he sufrido varias veces y odio cuando sucede. Lo único que no me convence de lo que dices es que el final parece bastante abierto, y no me gustan esa clase de finales.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que el final quede abierto, que no es el caso, es que elige un final, pero había varias opciones de finalizarlo. Cuando lo leas lo entenderás :)

      Un abrazo

      Eliminar
  33. Mi debilidad por los libros ilustrados me lleva seguro a leer y admirar este libro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan los libros ilustrados este te gustará sin duda, ya nos contarás

      Un abrazo

      Eliminar
  34. Lo tenía ya fichado, pinta muy bien =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  35. Como lectura me resultó insuficiente, aunque es cierto que las ilustraciones lo compensaban a la perfección logrando que subiera mi impresión final en la lectura. Sin embargo no puedo evitar pensar que se me quedó justita la parte literaria
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es el punto débil, aunque para ser la primera vez que narra está bien construída, pero muy sujeta, supongo que la primera vez no arriesgas y vas más a lo seguro. Sin las ilustraciones la prueba del algodón no engaña: flojea.

      Un abrazo

      Eliminar
  36. Es un libro que hay que tocar, leer, mirar...
    Nadie que lo vea en una estantería librera podrá evitar echarle un vistazo.
    Una vez que me adentro en esta historia que se desarrolla en un edificio de una de mis calles favoritas de Madrid, la C/ Argumosa, no defrauda. 
No quiero desvelar nada de estos vecinos que comparten muros.
    Situaciones muy visuales que magistralmente nos dibuja la autora. Como casi siempre elige negro, rojo y algún verde para dar forma a las escenas.
    Al terminar la historia se me ocurre transformarla en película y sin duda, Eric Rohmer lo hubiera hecho sin que se perdiese un ápice de la magia y del turbio romanticismo que inunda el libro.
    No esperéis un cuento de esos que te sonríen, no. Sara nos presenta rostros que ocultan, tras sus enormes ojos y sus mejillas sonrojadas, secretos de esos que se transforman en insomnio.
    Si las paredes hablaran...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entra mucho por la vista. También por el tacto, es verdad. Y Sara Morante te sumerge muy bien en la atmósfera de la calle Argumosa. No hay que desvelar nada de esos vecinos. Lástima que la propia editorial desvele demasiado en su sinopsis :(

      Creo que habrá que seguir muy de cerca a la Sara escritora. Muy de cerca.

      Ay, si las paredes hablaran! :D

      Un abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA