martes, 22 de septiembre de 2015

Reseñas Express (9)

Aunque últimamente (y lo que te rondaré morena), este blog parece más el de Lo que vivo/siento, lo cuento, no se me olvida que se conoce por Lo que leo, lo cuento. Vuelvo (aunque no pongo la mano en el fuego). Allá vamos.
Nadie se salva solo (Margaret Mazzantini)

Título original: Nessuno si salva da solo
Traductor: Carlos Gumpert
Páginas: 224
Publicación: 2011 (2012)
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420412689
Sinopsis: Delia y Gaetano eran pareja. Ya no lo son, y han de aprender a asumirlo. Desean vivir tranquilos pero, al mismo tiempo, les inquieta y seduce lo desconocido. ¿En qué se equivocaron? No lo saben. La pasión del comienzo y la rabia del final están todavía demasiado cercanas. En una época en la que parece que ya está todo dicho, sus palabras y silencios dejan al desnudo sus soledades, sus urgencias, sus recuerdos, y provocan brillos imprevistos al poner en escena, una noche de verano, el viaje del amor al desamor.

Un día alguien muy (pero muy) especial para mí me dijo: "Nadie puede salvar a nadie". Me quedé muy pensativa y algo triste. Al día siguiente fui a la biblioteca. Y el primer libro que encontré fue este, Nadie se salva solo. Creo en destinos y señales, otra cosa es que las interprete correctamente… Me llevo el libro a casa.

Pronto me doy cuenta que no es buena opción. Avanzo por las páginas y me parece todo muy manido, muy trillado, poco original. Debo estar cascarrabias, irritable, suspicaz, vulnerable… leo y me molesta lo que leo, hasta me parece una lectura juvenil, ingenua, poco profunda, no hay detalles que digas ¡eso es! Las culpas que se arrojan de un lado a otro me resultan cargantes, poco sorprendentes y muy estereotipadas. Aunque me gusta lo que intenta contar, no me convence el cómo, no me sorprende, no me emociona.

Avanzo rápido buscando pistas, preguntas o respuestas y no las encuentro. Está claro que no están aquí. Tan claro como que nadie se salvará si no quiere. Y si quiere, necesitará en quien apoyarse. Tal vez fuera verdad que nadie puede salvar a nadie. ¿Por qué se ha cruzado en mi camino este libro? No lo sé. Para cabrearme. No me ha conmovido, tal vez no pueda conmoverme más de lo que ya estoy con mi propia vida. Qué rabia. Mala elección. Al final el tiempo y Anaïs Nin me dan la respuesta (una vez más): “A las personas no hay que salvarlas, hay que amarlas” Y yo siempre comulgo con lo que diga Nin. Amén (con acento). Amen (sin acento).
Flores de febrero (Fan Wu)

Título original: February flowers
Traductora: Ana Guelbenzu
Páginas: 206
Publicación: 2006 (2008)
Editorial: Nabla
ISBN: 9788493592677
Sinopsis: Flores de febrero es una novela ubicada en la China moderna de finales del siglo XX, en pleno proceso de occidentalización y abandono de sus tradiciones. Cuenta la historia de dos mujeres jóvenes Ming, de diecisiete años, y Yan, de veinticuatro, que tienen muy poco en común; tan sólo el hecho de estudiar en la misma Facultad. Ming, idealista y preocupada, vive en un mundo de libros, música e imaginación. Yan, en cambio, es sexy, cínica y salvaje, sin sentido del hogar y de la familia. Aun así, al conocerse, pronto se hacen buenas amigas. Su amistad es breve, casi fortuita pero intensa, y cambia para siempre el mundo de Ming.

Y bueno… es fácil de leer. Una novela más que describe el paso de una mujer de la adolescencia a la madurez. Nada nuevo: una amistad, unas dudas. El trasfondo de la China de los años 90, mujeres un tanto cándidas y desinformadas en cuestiones sexuales. Un exceso de inocencia. Una historia de amistad y sentimientos. Tintes autobiográficos evidentes, pero lo que cuenta es tan universal que hasta podría haberse extraído de mi propia biografía. O de la tuya. Es una lectura agradable, que deja buen sabor de boca, interesantes datos sobre la cultura china de los años noventa, pero no es un libro que vaya a formar parte de mis lecturas imprescindibles. Más o menos agradable mientras lo lees pero no perdura en el recuerdo y el poso que deja es frágil.
La chica del tren (Paula Hawkins)

Título original: The Girl on the Train
Traductor: Aleix Montoto
Páginas: 496
Publicación: 2014 (2015)
Editorial: Planeta
ISBN: 9788408141471
Sinopsis: Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?

El libro me tocó en un sorteo de la editorial. Me apetecía, hasta necesitaba, una lectura de evasión, ligera, rápida. Más allá de los exagerados comentarios de la contraportada, que no sólo ignoro sino que me irritan, había visto algún comentario alentador sobre este libro, así que me puse con él. Y debe ser que no he sabido leerlo o que tal vez he leído otro libro, porque para mí (al contrario que para la mayoría de la gente) ha sido una lectura que va de más a menos. A mitad de lectura ya tengo la sensación de que el chicle se está estirando innecesariamente y algo más allá de esa mitad ya se perfila tan evidente lo que va a suceder que todavía estoy pensando porqué tantas páginas finales para explicar lo que es innecesario explicar. Rescato el personaje de Rachel, que sostiene durante la primera mitad el interés, un personaje muy interesante. En definitiva, me ha entretenido, me han sobrado páginas. Del montón. Sobrevaloradísimo y prescindible. Típico libro para consumir en verano con mucho bombo y marketing detrás.

Pornografía (Manuel Arranz)

Páginas: 48
Publicación: 2013
Editorial: Periférica
ISBN: 9788492865772
Sinopsis: Una primera novela que se lee en un instante casi, pero que encierra todo el mundo: un hombre de 60 años se enamora, y vive su intensa pasión con la sabiduría que conceden los años. Un texto de una sutileza portentosa, bellísimo. «Quien ama es implacable, no deja pasar ni una.»

Pues la sutileza es tan portentosa que yo no la he captado. Más que Pornografía el título del libro debería de ser Prono-grafía: grafía escrita boca abajo, y yo debí leerla al revés porque sólo he visto citas, aforismos, referencias, más citas y citas de otros autores, obviedades... No sería mi día. Rescato, por salvar algo del naufragio, el poco tiempo que lleva leerlo y una frase:
No estamos hechos para vivir en sociedad. Nadie es como nosotros. Estamos siempre solos.

La sonrisa de la Gioconda (Aldous Huxley)

Título original: The Gioconda Smile: A Story
Traductor: Enrique de Hériz
Páginas: 104
Publicación: 1938 (2014)
Editorial: Navona
ISBN: 9788492840816
Sinopsis: Si no fuera porque Mr. Hutton ha de soportar la carga de una esposa enferma y quejicosa, su vida sería extraordinariamente placentera. Vive en una casa confortable, con una gran biblioteca familiar; ama la lectura, le gusta frecuentar la compañía de mujeres, goza de un refinado paladar y no tiene problemas económicos. Su vecina, Janet Spence, se compadece de Mrs. Hutton y la visita con frecuencia para ofrecerle compañía y cuidados. Cuando un luctuoso suceso convulsiona la vida cotidiana de los protagonistas de esta historia, afloran a la superficie unos comportamientos no convencionales que ponen de manifiesto sentimientos poderosos con una gran capacidad destructora.

Sólo había leído la novela distópica Un mundo feliz de Huxley y al ver este libro, una novela corta, me dejé tentar. Y ha sido una agradable sorpresa, sobre todo porque me ha impresionado lo que me ha recordado a ¡Stefan Zweig! Un protagonista cruel y ególatra, Mr. Hutton, que se acaba autodestruyendo por su propia debilidad. Una historia previsible pero que Huxley narra y describe con un estilo destacable. Una afilada sátira de la que  no tengo mucho más que decir.

La poesía que he ido compaginando con estas lecturas: Poemas de amor de Anne Sexton (desgarradora, bella, valiente, fascinante), Antología poética de Jaime Sabines (pocos poetas me atraviesan y arañan el alma como lo hace Sabines), Los versos del capitán de Pablo Neruda (Neruda, siempre Neruda. Imprescindible Neruda), Volver antes que ir de Flavia Company (elegante Company, memoria, viajes, emigración e identidad) y Vuelo ciego de Idea Vilariño (fervorosa, obsesiva, inquietante. Me sacude). Ellos sí son ineludibles (y otros muchos, menos mal).

¿O no es una maravilla este poema de Sabines?

Te quiero como para invitarte
a pisar hojas secas una de estas tardes

Te quiero como para salir a caminar,
hablar del amor,
mientras pateamos piedritas.

Te quiero como para volvernos chinos de risa,
ebrios de nada y pasear sin prisa las calles

Te quiero como para ir contigo a los lugares
que más frecuento y contarte que es ahí
donde me siento a pensar en tí.

Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche.

Te quiero como para no dejarte ir jamás.

Te quiero como se quiere a ciertos amores,
a la antigua, con el alma y sin mirar atrás.

¿Pisamos hojas y pateamos piedritas?




68 comentarios:

  1. ¡Hola! Siempre es bueno leerte, compartas lo que compartas; lo que vives, lo que sientes, o lo que lees ;) De hoy te diré que solo he leído La chica del tren y lo disfruté bastante, será que no tomé todo el boom publicitario con mucha seriedad, pocas veces lo hago y eso me evita algunas decepciones. De los demás, me llevo La sonrisa de la Gioconda, con esa mención a Stefan Zweig no puede ser de otra forma.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué amable y cariñosa eres siempre Aglaia. Haces que sea agradable escribir y esperar los comentarios :)
      Sobre La chica del tren, pues eso, se lee, entretiene. Pero como libro de entretenimiento hay muchos que lo superan por todos los lados. Supongo que me cabrea el marketing... Huxley siempre es un autor interesante de leer.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Dices tantas que no sé por dónde empezar. Empecemos por una cita:

    Todos los que nos encontramos aquí, en algún momento dirigiremos nuestra mirada a un ser amado que está necesitado y nos haremos la misma pregunta. Yo estoy dispuesto a ayudar, señor, pero si necesita algo, ¿qué es? Porqué rara vez podemos ayudar a los que tenemos más cerca. O bien no sabemos qué parte de nosotros mismos dar. O más probablemente, la parte que podemos dar no es requerida. Son aquellos seres queridos a quienes mejor deberíamos conocer quienes se nos escapan. Pero debemos seguirles amando. Podemos amar totalmente sin entender totalmente.

    De la película EL RÍO DE LA VIDA.

    No se trata de salvar ni ayudar a nadie, porque a veces los que parecen hundidos no pretenden salvarse, ni los salvadores quieren realmente salvar a nadie. Adelante, sigue escribiendo, te leemos y te escuchamos, a veces no entendemos (o al menos yo), pero eso qué más da… Entiendes tú algo de lo que digo yo? Escribe lo que quieras, faltaría más…

    Respecto a las propuestas de lectura, sólo el de “La chica del tren” lo tenía anotado para leer, necesito de esos libros evasivos entre lecturas más intensas. Ahora estoy con “El río del Edén”, de Jose María Merino, un relato algo melancólico sobre una relación amorosa, pero que trata sobre todo de la incomunicación, de lo que pretendemos de los demás sin renunciar a nosotros mismos.. . pero los demás también pretenden que nosotros seamos de una determinada manera. Trata de la idealización de la pareja ubicada en un lugar mítico, el río del Edén.

    Pienso en ti. Recibe un abrazo.

    PD Me encantan las citas y el poema de Sabines, también uno de mis poetas preferidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, siempre digo mucho. No sé si más de lo que debiera. Pero tampoco todo el mundo se da cuenta ;)

      Conocía la cita, creo que la tengo anotada. Yo sí quiero que me salven, elvirar. Quiero salvarme. Y mientras, escribo. Normal que no se entienda. Porque hay muchas cosas que no están aquí, están dentro de mi. Pero aunque no lo creas, sí, entiendo mucho (no voy a decir todo, pero casi) de lo que dices...

      Demadiado evasivo "La chica del tren". Como lectura de evasión los hay mejores aunque no tan "bien" promocionados. Anoto el de José María Merino, me gusta lo que cuentas de él.

      Sabines, Sabines... De arriba a abajo, siempre Sabines.

      Gracias por pensar en mi :) (me ha dado alegría)

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Ya me he acabado el de "La chica del tren". No me ha parecido tan malo literariamente, me ha parecido que ha sabido montar un personaje (Rachel), una situación intrigante, puedo hacer una lectura de cómo las proyecciones de nuestros deseos y frustraciones determinan el retrato que nos hacemos de los demás. Hay pasajes que claramente se han estirado, te dan ganas en algun momento de saltarte pàgines o leer en diagonal...

      Leí hace poco “Vestido de novia” de Pierre Lemaître y comparado con éste, lo encontre demasiado rebuscado, demasiado redonda la trama, a la manera de las pelis que todo lo explican hasta el mínimo detalle. Por eso me resultó fascinante, aunque también inverosímil, lectura de evasión que tambien tiene sus propias reglas y hay que respetarlas como lector también. Éste en cambio me parece bastante creíble. Puedo decir que no me ha decepcionado tanto como a ti, pero tampoco pretendía yo mucho más de lo me ha dado.

      El viaje en tren me ha recordado los años que hacía un trayecto de una hora en tren para llegar a mi entonces lugar de trabajo –ahora lo tengo a 5 minutos de casa ¡caminando! :)- yo también me encontraba cada mañana con personas que se fueron haciendo habituales, tanto dentro del vagón como fuera, los horarios coincidían... Y cuando no los veía, me intrigaba saber qué les había pasado. Pero no pasó de ahí .-)

      Eliminar
    3. A ver, si ya digo que el personaje de Rachel me gustó... por ahí me convenció. Pero es que luego pierde el norte, creo que por afán de ser libro made in best-seller. Creo que si hubiera tirado más de ese personaje, y no tanto del thriller trillado el libro hubiera sido mucho mejor. Como tú dices la lectura de evasión tiene sus reglas. Pero es que siempre más de lo mismo pues me cansa, me gusta la lectura de evasión pero al menos, no sé, que me haga evadirme sí o sí, o me sorprenda. Pero este libro está estirado y termina por caer en lo fácil. Y había buenos mimbres.

      Yo he viajado, y viajo, mucho en tren, me gusta observar a la gente alrededor, pensar en cuáles serán sus historias, qué me contarían... Pero no suelo repetir trayectos de forma rutinaria, con lo que es difícil que haya esa "complicidad" entre viajeros que comparten rutas y horarios...

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues anda que yo con el despiste buscando 9 reseñas.... en fin... bueno, ya sé que ultimamente no estás con muchos ánimos y espero que animarte a publicar alguna reseña sea el signo de que todo va un poquito mejor, épocas de estas pasamos todosy parece que no vamos a salir pero salimos reforzados :)

    En cuanto a los libros solo puedo comentar sobre La chica del tren, tratado un poco injustamente por las comparaciones con Gone Girl con el que no tiene nada que ver, entretenido, se lee en un momento y no deja mucha huella pero sirve para pasar un rato. El presi lejos

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaja. Pues en realidad no son nueve, pero casi. No, que es la novena reseña express que saco. No estoy con muchos ánimos, pero me has hecho sonreír :) (gracias). Sobre todo coger ritmo con el blog es que sigo leyendo, qué sería de mí sin los libros. Y de unos cuantos libros leídos quiero contarlo.

      Pues La chica del tren me cabreó, la verdad, esperaba algo más... mejor, dentro del género. Pasas el rato, sí ¿pero con cuantos libros pasas el rato y son infinitamente mejores y no se promocionan tanto? No puedo evitar cabrearme con eso.

      El presi nunca está lejos, siempre está cerca de mi ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  4. He leído dos de los libros que nos traes hoy. "La chica del tren" me gustó más que a ti, a pesar de que también me pareció muy predecible el desenlace. Aun así lo disfruté y cumplió sobradamente su objetivo de entretenerme y mucho. El otro es "Nadie se salva solo". Me encanta Margaret Mazzantini, he leído tres de sus cuatro libros publicados en español (si tiene más, yo no me he enterado) y "Nadie se salva solo" es el que menos me ha gustado, casi podría decir que, comparándolo con "No te muevas" o con "La palabra más hermosa", me decepcionó.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si entretiene, eso no lo puedo negar, ni quiero. Pero me pareció sobrevaloradísimo. En cuanto al de Mazzantini, me consta que me gustarán más otros de sus libros y que he escogido (o el me escogió) el que menos me gustará. No dejaré de intentarlo, seguro.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. La sonrisa de la Gioconda es el que más me llama y si dices que se parece a Zweig me lo pones difícil para rechazarlo... Intentaré hacerme con él, aunque debo saldar mi deuda con Un mundo feliz, que me mira con ansias desde la estantería! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me sorprendió lo que me recordó a Zweig, porque no me había pasado con "Un mundo feliz", no sé si por el género... Te recomiendo más este último libro, "Un mundo feliz". Pero el de la sonrisa se lee en un pispás, también es verdad, es muy cortito.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Vaya desastre,menos mal que vino Huxley a salvar los muebles, ¿parecido a Zweig? Uf, eso son palabras mayores.
    De los que traes, lo de la chica del tren me lo esperaba, es que atufa a maniobra comercial tipo Dan Brown, me repele y pese a que pudiera ser entretenida prefiero no colaborar. Las flores pues ni fu ni fa, otro de miles y miles, casi prefiero el de Mazzntini que por lo menos te hirvió la sangre aunque fuera para cabrearte.
    La poesía preciosa, la verdad, poema para enmarcar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un desastre sí. Pero atenta a tu pantalla, que vendrán los aciertos :) Sí, me recordó a Zweig, de todas formas Huxley ya es palabras mayores por sí mismo. La chica del tren atufaba, es verdad, pero a caballo regalado... Si apañaron el premio por aquello de que tenía blog han ido dados, los de Planeta... El de Mazzantini me cabreó, jajajaj, pero no te lo recomiendo, salvo que quieras guillotinar. Aunque a lo mejor a ti te gusta, vete tú a saber.

      A Sabines hay que enmarcarlo siempre. A ver si poco a poco os meto el veneno de la poesía ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Me gustaría leer La sonrisa de la Gioconda. La chica del tren la verdad es que tengo curiosidad, pero bueno de momento lo dejo reposar en la lista de espera :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que cuando se tienen listas de esperas tan largas libros como el de La chica del tren pueden continuar sin detenerse en la estación ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Entonces me quedo con La sonrisa de la Gioconda. Los clásicos no decepcionan por lo visto... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso son clásicos ;) (aunque a ver, honestamente a mí hay clásicos que se me atragantan).

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Hola.
    Desconozco todos los libros a excepción de La chica del tren, y no porque lo haya leído, si no porque no creo que lo lea. Cuando un libro viene acompañado de esa gran campaña de marketingcomo la que éste tiene es por algo. Me asusta tener grandes expectativas en él y que me defraude
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina. Harás bien en no leerlo, y no me corto en decirlo porque estoy segurísima que tendrás en tu punto de mira muchísimos libros que sí merecerán el tiempo y la lectura. Incluso dentro de literatura de evasión, los hay a patadas.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Uy, qué tanda de regulares experiencias lectoras, espero al menos que no hayan sido todas seguidas. No me apetece mucho ninguna de las que traes. "La chica del tren" me pone de los nervios verla por todas partes, creo no podría leerla porque estoy negativamente predispuesta contra ella.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso los suelo meter en las reseñas express, aunque he aprovechado también para mencionar los libros de poesía, que son imprescindibles, pero difícil de comentar. Pues si estás ya predispuesta al "NO" con La chica del tren ni te asomes, que te vas a rebotar.

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Me apunto a pisar hojas y patear piedritas. Y gracias por el poema de Sabines que me encanta.
    Esta vez no me llevo mucho. No descarto el de Aldous Huxley porque leí un libro de relatos suyos este verano y me gustó. Me ha llamado la atención la sinopsis de "Pornografía" pero tu minireseña no me anima mucho a leerlo, así que de momento lo dejo en interrogante. Los demás en principio los dejo pasar.
    Yo suelo decir que 'lo que no hagas tú por ti no lo va a hacer nadie' y también que 'no se puede ayudar a quien no quiere ser ayudado'. Vamos, que o nos salvamos nosotros mismos o poco más se puede hacer.
    Me alegra que estés de vuelta.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Pues cuando quieras pisamos unas cuantas hojas y pateamos piedritas. Que además el otoño se presta mucho a ello. Sabines es una de mis (muchas) debilidades en el mundo de la poesía.

      Llevate los de poesía, y si eso a Huxley. Estás leyendo muy bien y mejor no romperte la racha. Ya los próximos que comente serán más acierto. Sobre el de "Pornografía", hay gente a la que le ha encantado, a mí me dejó más fría que un prospecto de aspirinas.

      Sobre lo de salvar y que te salven. Lo que está claro es que primero una misma tiene que querer salvarse. Porque si no es así no habrá nada ni nadie que lo haga por ti, ni se merecería. Pero las ayudas no vienen mal :)

      ¡Espero estar de vuelta!. Que menudo año llevo... :(

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Por cierto, se me olvidó comentarte. De Margaret Mazzantini, si no lo has leído, te recomiendo "La palabra más hermosa".
      Besos!!

      Eliminar
    3. En realidad ese libro La palabra más hermosa es el que tengo apuntado en mi lista infinita, pero como me crucé con este justo al día siguiente del comentario, pues...

      Abrazo

      Eliminar
  12. La chica del tren me da un poco de pereza, la verdad, tanto verla por todas partes... De los demás no he leído ninguno pero me llevo el de Margaret para probar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no hubiera tantos libros esperando ser leídos... pero los hay. Muchos, demasiados. Y muy buenos. Así que... siguiente estación...

      Un abrazo

      Eliminar
  13. De los citados sólo he leído "La sonrisa de la Gioconda"; una buena propuesta para todos aquellos que deseen pasar un buen rato con un relato de intriga. Curioso, solemos relacionar a este autor sólo por "Un mundo feliz".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, que parece que Huxley sólo escribió Un mundo feliz, de hecho yo sólo había leído ese :( Seguiré leyendo más cosas suyas, me ha agradado leer a este autor en otro registro.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. ¡Hola!
    Por fin veo una reseña no-tan-positiva de «La chica del tren». Después de todo el bombo y críticas positivísimas en los blogs, me olía algo raro y por lo que cuentas y por lo poco que sé del libro creo que opinaría como tú. No creo que le dé una oportunidad.

    Al que sí se lo daré es al de Huxley, ya que sólo he leído su libro más famoso y ya siendo hora de que conozca sus otras obras. Sobre todo si sorprende para bien :)
    ;**

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Naialma :) La verdad es que si no me llega a tocar en el sorteo creo que hubiera pasado bastante de largo de La chica del tren pero a caballo regalado... Tampoco me quitó mucho tiempo porque terminé por hacer una lectura en vertical a velocidad de AVE :)

      El de Huxley se lee rapidíto también pero porque es corto. A mí me sorprendió...

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Menos mal que ha aparecido Huxley y la poesía. El libro de Huxley no lo conocía así que me lo llevo. Y Sabines, qué grande! Espera, que vuelvo a leer este poema otra vez...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal, sí... :) La poesía es territorio seguro para mí, no me falla nunca... El de Huxley está bien confeccionado, no sé cómo decirlo, un clásico... Y de Sabines ¿qué te voy a decir? Me ENCANTA.

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Flores de febrero lo quiero leer ahce mucho tiempo y sigo empeñada aunque te haya parecido quen o deja huella. La chica del tren me dejó muy buenas sensaciones y me tuvo muy enganchada. Es un libro que no pasa del entretenimiento pero me gustó mucho leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es un libro que deje huella (al menos en mí) pero es una lectura agradable. En cuanto a La chica del tren dentro de su género no me pareció destacable, aunque el rato lo pasas leyendo

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Hola pre iosa. De los reseñados tengo pendiente la chica del tren por temas de escritura preo no espero gran cosa a tenor de lo que leo por la blogosfera. Apunto el de la Gioconda y si, por supuesto. Estaré encantada de pisar piedritas en tu compañía.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Izaskun. Mejor que no tengas grandes expectativas con la muchacha del tren, entretenimiento, empieza apuntando cosas positivas pero luego se deshace como helado a 40º... ¡Pisemos hojas, pateémos piedritas! :)

      Mil abrazos

      Eliminar
  18. Uno debe escribir de lo que le apetece cuando le apetece... de todos los libros me quedo con La sonrisa de la Gioconda de Huxley!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tengo muy claro, Resi. Este blog es mi espacio, mi campana de cristal, mi cuarto propio, el bosque al que desciendo... Será siempre lo que me nazca. Quién se queda, quién se va, a quién le interesa o no... ya no me corresponde a mí.

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Solo he leido el primero, y me esperaba muchisimo más de él, asi que me decepcionó, y terminé la lectura simplemente porque no dejo historias a medias.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo esperaba más también de Mazzantini pero con este no atiné, aunque creo que alguno de sus libros me dejará mejores sensaciones. Yo estoy aprendiendo a dejar sin terminar los libros que son como que no...

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Hola, Ana. Hablando de trenes, siempre llego tarde a tus reseñas, como aquellos expresos (también va de esto) de hace treinta o cuarenta años, que desmentían su nombre con retrasos de una o más horas, o los trenes ingleses de después de Margaret Thatcher, que privatizó los ferrocarriles ingleses con el resultado de convertir la proverbial puntualidad inglesa en una lamentable caricatura (véase, para comprobarlo, una novela titulada "La chica del tren", entre otros testimonios). Suscribo al cien por cien tu análisis de "La chica del tren": enganchante (perdón por el penoso palabro), entretenido y un tanto decepcionante. Se va desinflando poco a poco y, a partir más o menos de la página 200 (de las 491 que tiene), ya sabes que el asesino es puntos suspensivos. Le sobran páginas y el final está muy mal resuelto, cosa que suele suceder con los "best sellers", libros que están pensados para enganchar con el principio, y luego, cuando el cliente ya ha pagado, Dios dirá. En cuanto a Huxley, pues no he leído "La sonrisa de la Gioconda", pero me lo apunto, porque este autor es una de las cumbres de la literatura del siglo XX. Su novela "Contrapunto" es de las que se ponen como uno de los ejemplos de las tendencias innovadoras que surgieron en la primera mitad del siglo XX, pero, mientras que otros de esos ejemplos son unos truños que no hay quien los lea, "Contrapunto" es de agradable lectura, en parte, por ese humor irónico que suele caracterizar las obras de Huxley. Otra virtud de esta novela, que comparte con las de otro ilustre británico, George Orwell, es la de ser un lúcido diagnóstico de fascismos, totalitarismos, dogmatismos partidistas y demás. Que a Huxley le preocupaban los abusos del poder y que supo analizarlos y ponerlos en solfa como nadie se demuestra en otra de sus obras, "Los demonios de Loudun", una rareza que es en realidad una obra maestra, una especie de ensayo donde Mr. Huxley disecciona un caso de posesiones demoniacas sucedido en un convento francés en el siglo XVII. Es un libro a ratos árido, pero espeluznante en su presentación de hasta dónde puede llegar el ser humano a la hora de abusar del poder, destruir a sus semejantes y manipular miedos e ignorancias. Huxley se hizo mundialmente célebre por "Un mundo feliz", una obra casi de juventud y en la que se percibe el estar escrita casi de broma y con bastantes ganas de reírse del mundo y de los lectores, la cual, paradójicamente, como novela de anticipación, ha terminado dejando sorprendentes aciertos, sobre todo, en el terreno de la manipulación de las personas, un tema que parecía preocupar mucho a este autor. Perdona la conferencia -como siempre, no tengo arreglo-. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero que no os disculpéis por hacer comentarios largos! Si a mí me encantan... Valoro mucho este tipo de comentarios.

      No se llega tarde a mis entradas, siempre están ahí, por eso me gusta este espacio, además no importa cuándo y a dónde llegues, yo siempre lo veré :) La chica del tren ya huele a distancia, intuía lo que me iba a encontrar, aunque al principio me sorprendió para bien pero luego se desinfló a una velocidad galopante. Parece como si estuviera escrito por dos personas... El final no me gustó nada, cómo se resuelve, cómo se cuenta...

      Anoto Contrapunto entre los futuribles. Y cruzo los dedos para que mi futuro sea muy largo porque no llego, no llego... (El tema de la manipulación de las personas... también me preocupa a mí)

      Un abrazo

      Eliminar
  21. El de Huxley me llama poderosamente. A Mazzantini me cuesta cogerle el punto, no creas ;)

    Me llevo esos maravillosos poemas para compartirlos.

    Gracias Ana y un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo he leído este de Mazzantini, no sé si conseguiré cogerle el punto en alguno de sus otros libros, espero que sí, aunque tardaré en volver a intentarlo.

      Me alegra que te lleves los poemas! :)

      Gracias a ti por comentar y pasarte, un abrazo

      Eliminar
  22. Antes que nada, voy a agradecerte el ahorrarme algunos billetes por 'La chica del tren'. De esa lista, rescato a Huxley, aunque no es santo de mi devoción.
    En otro orden, espero que hayas podido aquilatar todo el dolor de estos últimos tiempos. Si el ponerlo por escrito alivia la tensión, pues bienvenido. Siempre es bueno leerte.
    Un abrazo, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajja... bueno, a mí el billete me salió gratis, así que no me dolió... Llévate algo de poesía, además de Huxley,, anda...

      Sobre lo demás... escribir siempre, siempre, alivia. Purga. Por eso no dejaré de hacerlo, aunque no siempre lo comparta.

      Un abrazo, Marcelo

      Eliminar
  23. Hola Ana, de nuevo por aquí intentando ponerme al día con los amigos y de paso a ver si me llevo alguna recomendación lectora.

    De hoy me quedo sobre todo con la recomendación de poesía y con Huxley. Para prescindibles ya me topo yo solita con unos cuantos y la verdad es que, independientemente de tus impresiones, los demás no me llaman mucho.

    Es muy agradable volver a encontrarme con los amigos, espero poder seguir manteniendo la correspondencia.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jara, qué alegría verte de nuevo :)

      La poesía nunca falla, al menos a mí. Voy aprendiendo a evitar los prescindibles, pero siempre se cuela alguno, parece inevitable...

      Me alegra ver que estás de vuelta, a mí siempre me encontrarás, aquí o por el mail que anda por ahí por el lateral.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Ana siempre son interesantes tus reflexiones, tanto las que lees como las que vives, tienes una manera tan amena, fantástica, emotiva... de contarlas que siempre es un placer visitarte.

    Yo soy de las que cree que las cosas pasan porque tienen que pasar, un libro que se te cruza, una persona, una palabra...igual ahora no sabes el por qué, pero siempre hay un momento de luz en que dices...ahora entiendo aquello. De todas maneras, es importante ser fuerte una misma, no depender de nadie...porque al final nuestro mejor amigo y nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. Qué crueles y duros somos con nosotros mismos.

    De las lecturas, yo de Margaret Mazzantini leí hace tiempo Non ti mouvere, no sé como se ha traducido en castellano, pero a mí me gustó bastante, era una novela dura pero me gustó. En cambio tengo a medias La palabra más hermosa, supongo que cuando hace tanto tiempo que lo tengo a medias es que mucho no me convence, pero al final me pondré. Ya no lo intentaré con Nadie se salva solo.
    De la chica del tren, había oído tanto que tenía previsto comprarlo pero por lo que comentas tampoco es para tanto, así que de momento esperaré..

    Un saludito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Conxita :) Me alegra que te parezca amena mi forma de contar...

      También soy de las que pienso que nada sucede por nada, que todo son pasos necesarios. No es sólo que lo piense, es que lo sé, lo vivo así todo. Es verdad que somos nuestro peor enemigo, pero es porque nos conocemos bien, en parte puede parecer cruel a veces, pero también es verdad que al final acabamos por dar dos pasos donde si no fuera por ese machaque lo mismo daríamos uno o ninguno.

      Mazzantini no la descarto como autora, sospecho que cogí el libro que menos me gustaría de todos los suyos. El libro que comentas lo tradujeron literalmente (bien!): No te muevas. Anotado ;)

      Deja pasar el tren, que hay mucho que leer y seguro que tienes una lista de pendientes tan larga como interesante.

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Desde mi humilde opinión, y me refiero a La chica del tren, creo que tanto bombo y platillo más que hacerle un favor al libro, le hacen un chico favor. A mí me ha gustado más que a ti porque, en mi caso, el final me cogió bien cogida y hubo una parte que para mí tuvo mucho suspense pero claro, con tanto mensaje editorial, crees que te vas a encontrar la o... en verso, o en prosa mejor, y luego no es para tanto. Para mí ha sido una lectura que me ha gustado, me ha parecido entretenida, los personajes también me han parecido buenos pero no como para lanzar campanas al vuelo. En cuanto al resto de lecturas, tooooooooomo nota. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro, Marisa, normalmente el exceso de ruido en torno a un libro no acaba por hacerle bien, aunque supongo que mucha gente se deja llevar por ese ruído. Soy consciente de que a mucha gente le ha gustado más que a mí. Pero qué quieres que te diga, con lo que cuesta hoy en día un libro, con la cantidad de buenos libros que hay... pues como que este me sobra, la verdad, aunque al principio me pareció interesante, sobre todo por la protagonista, pero luego se diluyó en exceso hasta el hartazgo.

      Un abrazo

      Eliminar
  26. He leído La sonrisa de la Gioconda- me gusta mucho la prosa de Huxley- y Pornografía, sobre la que tengo una impresión bastante diferente a la tuya. Me gustó. Las de más no las he leído, ni intención alguna de hacerlo.
    Besines. Un placer volver a pasarme por aquí a leerte,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huxley era un gran autor, lástima que mucha gente se quede en su único libro conocido. Sé que Pornografía ha gustado más, pero la verdad que por más vueltas que le dí a mí me pareció... pluff... Qué se le va a hacer, eso no lo convierte en un mal libro, sólo en un libro que a mi no me gustó.

      Un placer que te pases por aquí. Un abrazo

      Eliminar
  27. No siempre acertamos en las elecciones, yo también he tenido algunos encuentros desafortundados. La chica del tren definitivamente la dejo, ya he tenido bastante con la trilogía Persona, Trauma y Catarsis. Me apunto el de Huxley y te recomiendo tamibén Contrapunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, por mucho que afines siempre hay épocas en las que se cuelan desencuentros lectores. La trilogía que comentas la descarté hace tiempo, mira qué bien, tres de un golpe :)

      Re-anoto Contrapunto

      Un abrazo

      Eliminar
  28. He leído la de Mazzantini y no me atrapó en ningún momento. Me parece que amar puede hacernos naufragar, cada cual debe elegir si está dispuesta, pese a ello, a entregarse al amor.
    El resto no las he leído, excepto la poesía de Neruda y Sabines. Idea Vilariño me la recomendó este verano una pareja de uruguayos pero solo he leído algún poema suelto.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que no parece el mejor de Mazzantini, si no fuera por otras referencias pasaría de la autora definitivamente, pero leeré alguno más porque creo que sí encontraré algún libro suyo que me guste.

      Pues si ya van dos recomendaciones de Vilariño... :)

      Un abrazo

      Eliminar
  29. Me hace gracia el comentario de que te irritan cierto tipo de lecturas alargadas, vacías y tan ligeras que se desvanecen mientres las lees ya que me pasa exactamente igual.

    Me daba muchísima pereza La Chica del Tren, el ruido ambiental me molesta muchísimo, ahora ya tengo claro que no lo leeré porque varias de las personas de quien aprecio su criterio y recomendaciones -entre ellas tu, Ana- la han puesto a caer de un burro. Hay demasiados buenos libros para leer trivialidades.

    Me quedo con el de Huxley y te felicito por la franqueza en hablar de lo que no merece la pena. Hay demasiadas estrellitas, tinteros y ansias de quedar bien en las críticas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos libros que mejorarían si no se empeñaran en meter páginas y más páginas y explicaciones innecesarias. Si se dirigieran a un lector al que presupongan inteligente y que no necesita dárselo todo masticaso...

      Hay muchos libros... ¡¡yupi!! (aunque siempre se cuelan muchos prescindibles).

      Hay mucha tela con las estrellitas y tinteros... ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  30. Cómo me gusta volver aquí, a tu espacio y a tus libros...
    La poesía, me ha dejado muy buen sabor de boca,...porque a veces, se necesita poesía (aunque una sea más de prosa). Como dices en el lateral, es el gran terapeuta...
    En cuanto a las frutíferas reseñas...me he reído mucho con la primera, la de "nadie se salva solo". También soy de sentir que "el universo me habla", y siento esas "señales", de que si alguien me dice algo y al poco encuentro la misma frase, muy probablemente, habría hecho como tú. Pero sí, también es cierto que no todo es como lo interpretamos, y luego lo que una pensaba que tenía que leer, no está muy claro que fuera así...Pienso también lo que dice Nin...a las personas hay que amarlas.

    El resto de libros que nombras, Huxley, por ejemplo, queda lejos,...como tú leí hace muchas lunas su mundo feliz, pero poco más.

    Seguiré tu lista de libros, y puede que me lance con "la chica del tren" cuando salga en bolsillo. De momento, tengo mucho esperando en la librería de casa...

    Gracias por tan enriquecidas reseñas...Un abrazo grande y que pases feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me gusta verte por aquí :) Me alegro que la poesía te deje buen sabor de boca, porque eso hará que tu paladar desée más. Lo bueno que tiene la poesía (tiene muuuuchas cosas buenas) es que puedes combinarla con la prosa, que no te tienes que leer un libro de poesía del tirón (o sí, si es lo que te apetece, claro).

      jajajjaja... ains... a mí el universo me habla demasiado, veo señales, coincidencias, puertas, claves... por todos los lados. Luego está lo que dices de interpretarlo bien o mal, mejor o peor. A mí últimamente la intuición me está dando bastante por saco, la verdad :) Y Nin... Nin dijo mucho, lo escribió todo, se escribió entera... Y coincido con ella en muchas cosas.

      La chica del tren... tira de tu estantería, que por lo que a mí se refiere, ni en edición de bolsillo...

      Gracias a ti por tus enriquecidos comentarios ;) Un abrazo.

      Eliminar
  31. ¡Vaya!!! Veo que con las novelas no has tenido demasiada suerte y salvo la última, salvo alguna, no te han convencido. Respecto a "La chica del tren" (novela que no he leído ni pienso leer) te diré que no eres la única, que más bien oigo cosas negativas que positivas. En la biblio me han dicho de todo: que hay demasiadas desgracias y al final estás deseando que se acabe ya, que es anodino cómo él sólo, que no es nada interesante. Pocos usuarios me dicen que les ha gustado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que en las reseñas express suelo meter libros de los que no tengo mucho que decir, me hayan gustado o no :)
      No te creas, hay gente a la que le ha gustado esa chica del tren, aunque sea sólo como entretenimiento. Yo hubiera querido algo más, la verdad.

      Un abrazo

      Eliminar
  32. Como llego muy tarde solo focalizaré en la poesía.

    No conozco a Flavia. Los otros deben estar en cualquier biblioteca poética. Cada cual -en su estilo- se hace imprescindible.

    Como lo son Carver o Benjamín Prado o Brecht.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este cuarto propio de mi blog nunca se llega tarde. Y te detienes en lo que realmente hay que detenerse de estas reseñas express: la poesia. Imprescindible. Qué pena que sea un género tan poco querido por tantos lectores.

      Un abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA