martes, 17 de noviembre de 2015

Pentimento

(Imagen: Sleep I - Annie Veitch)

-Pentimento-

Camino por la calle,
miro mis pies
y pienso en ti.

Me escanean el cerebro y te pienso.
Un pensamiento monitorizado
queda registrado en el hospital.
¿Qué se ve en mi cerebro cuando pienso en ti?

Bajo a un río helado que ya no lo está
(y maldigo el feroz cambio climático
mientras te bendigo a ti),
busco la huella imborrable que allí creé
pensando en ti.
Ella sí está. Es.

Fumo y el humo se hace amasijo con alguna canción,
la banda sonora que guardé.
Y mis ojos curiosean esa danza improvisada
sin dejar de pensar en ti.

Cuando no, cuando sí,
cuando quiero, cuando no quiero…
pienso en ti.

Se puede decir que pienso en ti más bien mucho.
Pienso tanto en ti
que dejé de hacerlo
mientras pensaba en ti.
Dejaste de ser tú
y pensé en mí pensando en ti.

Me tomo un té y pienso en ti,
que ya no eres tú,
que soy yo pensando en ti
y pensando que ya no te pienso.

Pienso en ti sin arrepentimiento,
desde algún lugar en el que dejé de pensar,
de pensar en ti.
Es una modificación leve pero irreparable,
como esa cicatriz en el ojo
o aquella en el hombro,
o esta en las tripas
que alguna vez reseguí pensando en ti.

Pienso en ti sin pensar en ti.
Lo que es más grave:
pienso en ti sin pensar en mí.

Ya no pienso en ti.

60 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el juego Ana. Estupendo!.
    Saludos!
    Sandra.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito Ana! Aunque a veces me he hecho un lío y he tenido que volver atrás, porque estoy espesita. Y me han gustado tus versos finales: "Lo que es más grave:/pienso en ti sin pensar en mí." Y es que hay que pensar en una misma también. También es importante quererse, tenerse en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, a mi no me hace lío porque lo he escrito yo. Pero está bien saber que quien lo lee se hace lío ;) Claro que hay que pensar en una misma, no también, sino siempre.

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Yo no sé escribir poemas (ni prosa.. más bien junto letras). Tu poema y la cita de Serrat me han llevado a este otro de Jose Angel Buesa:

    Quizás te diga un día que dejé de quererte,
    aunque siga queriéndote más allá de la muerte;
    y acaso no comprendas, en esa despedida,
    que, aunque el amor nos une, nos separa la vida.

    Muy bueno, Ana. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos :)

      El regalo me lo has hecho tú con el fragmento de Buesa (tomo nota de él). Gracias.

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Seguro que es obvio, pero no entiendo el "pentimiento". El poema, desde luego, da qué pensar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Pentimento" es una ligera alteración que hace un pintor en una obra y en la que se manifiesta un cambio sobre lo que estaba pintando. Digamos que hay una modificación sobre la composición original, hecha por el propio artista en pleno proceso.

      En este caso, ese pensar en alguien de forma constante sufre una modificación por parte de quien piensa... y ahí lo dejo :)

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Pero qué bonito escribes, Ana.. pero mucho, mucho. Gracias por compartirlo con tod@s nosotr@s.
    Besos, y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina. Junto palabras para coser alguna brecha que otra ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Las personas que se instalan en nuestro pensamiento deberían ser las imprescindibles... por eso luego cuesta tanto dejar de pensarlas.... por eso pensar en ellas lleva a pensar en nosotros con... por eso la historia acaba pensando mas en el pensador que en el (la) pensador(a).

    En la Wiki: "Un pentimento (el plural sería la también forma italiana pentimenti) es una alteración en un cuadro que manifiesta el cambio de idea del artista sobre aquello que estaba pintando. Se trataría, por tanto, de un término sinónimo de arrepentimiento.".
    En tu escrito veo un cierto cambio de idea pero nada de arrepentimiento.
    Se puede cambiar sin arrepentirse.

    Me gusta leer lo que Ana enseña. Porque me enseña a que Ana me guste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé, a veces justamente las que se instalan debieran ser las prescincibles. Nadie debiera ser imprescindible, ni necesario. Debiera.
      La pensadora, la pensada, todo se mezcla. Los límites son tan difusos, que paso del centro del dentro al exterior del fuera sin darme cuenta :)
      Esa es la idea del pentimento. No necesariamente implica arrepentimiento, es una rectificación, tal vez una mejora, una nueva perspectiva en cualquier caso.

      Ana enseña a Ana. Lo de gustar ya corre a gusto de quienes no soy yo.

      Un abrazo (estos no suman. Pero tampoco restan, eh)

      Eliminar
    2. Si se instala de okupa una prescindible se hace fácil dejar de pensar en.

      Hay imprescindibles. Para mi Salinger o Van Hove lo son... me mejoran. Ni te cuento quienes me rozan de verdad.

      Aprender a rectificar para mejorar algo es sabiduría.

      Lo que hago o pienso siempre corre de mi cuenta (jejeje).

      Soy bueno, aquí no uso las matemáticas.

      Eliminar
    3. Será que a mí me cuesta prescindir de ciertas personas... De Salinger no puedo hablar (de momento). De Van Hove, ya sabes que me fascina, esa capacidad para retratar mujeres en momentos íntimos, cuando nadie las ve. Yo me veo en muchas de esas imágenes, no en el físico, pero sí en la mirada, en el gesto, en la actitud...
      ¿Quienes te rozan de verdad?
      No te hacen falta las matemáticas. Ya está al caer. Espero que tengas pensado el paso siguiente :D

      Un abrazo (otro)

      Eliminar
    4. (a) Empieza por los nueve cuentos.
      (b) Es que ese es su fuerte, las miradas, los gestos, las actitudes.
      (c) Esas pocas personas que me aportan vida. Me sonríen, me abrazan, se atreven...
      (d) Lo tengo.

      Eliminar
  7. Por cierto, y sin que te acostumbres... un abrazo (y no lo sumo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A los abrazos, a los de verdad, siempre me acostumbro fácil, qué le voy a hacer.

      Eliminar
    2. A los de verdad nunca -de nunca jamás- renuncio.

      Estoy apuntado al equipo de abrazadores natos.

      Eliminar
  8. Oye, pues me ha encantado esta faceta =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro. Ya llevo un tiempo compartiéndola. Es nuevo compartirla, no escribirla, no escribir. Pero se me amontonan las otras blasfuemiadas, ya le va llegando la hora a alguna. Pero, caray, ¡que yo venía a hablar de los libros que leo! :)

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Me he caído dentro de tu texto, me he acercado tanto al borde para ver las semejanzas con los días que he estado viviendo que me ha podido la gravedad y aquí estoy, mirando anillos de humo que se deshacen antes de llegar al techo, buscando calor en la taza de té y expresando mi rabia en menos de 140 caracteres con el hashtag #damnit Te leo, te releo y me veo, poco a poco llego al horizonte, ese último verso. Un beso

    El preso identificado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que te veas en lo que escribo tiene para mí mucho valor, y que seas valiente acercándote al borde, donde está el peligro, pero también la verdad.

      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  10. Siempre me he preguntado lo mismo...¿qué se "leerá" cuando ven el interior de mi cabeza, si pienso algo o en alguien determinado? ¿Qué movimientos interiores harán que me sienta más feliz? por ejemplo. Bueno, sé que hablas con metáforas, y que estamos dentro del mundo de la poesía y de la expresión más emocionante...¡¡Es muy bonito lo que escribes, Ana!! Espero verlo impreso algún día.
    Un abrazo grande
    P.D. Ando sin internet, desde hace tiempo, por eso de los cambios...de momento, te visitaré a escondidas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasé una hora en el tubo de una resonancia magnética. Una hora. Cuando ya casi no podía seguir más ahí metida empecé a pensar precisamente eso ¿se verán mis pensamientos, mis emociones? La RM era de mi cerebro, así que pensé que sí, que lo que pensara/sientiera se reflejaría en el monitor, lucecitas que se encienden, otras que se apagan, colores que aparecen o desaparecen. Y pensé. Deliberadamente. Así que no, no es ninguna metáfora. Fue así, tal cual. "Provoqué" fotografías en los monitores de la RM de lo que yo sentía.

      ¡Verlo impreso! Sería osado por mi parte. Hay gente que escribe TAN, pero TAN bien...

      A escondidas o sin esconderse, siempre eres bienvenida :)

      Un abrazo

      Eliminar
  11. Es difîcil encontrar buena poesîa contemporânea, pero creo que es tu caso, sin duda. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh... pues gracias. Leo mucha poesía, y la hay muy buena, de autores reconocidos y otros no tanto. Soy aprendiz, ni siquiera, escribo por necesidad.

      Gracias

      Eliminar
  12. No sabía que era Pentimento, pero ya he visto que lo has explicado :-)
    Muy bonito el poema :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una palabra más para la saca. A mí además es que es una palabra que me encanta, me parece preciosa, su sonoridad, lo que sugiere, lo que es... :)

      Gracias. Un abrazo

      Eliminar
  13. Me ha gustado, Ana. Ese ir y venir, y volver, ese pensamiento. Muy bueno, muy bello. Que a gusto se te lee siempre. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pensamientos son así, tan libres ellos (maldita sea), van y vienen y no son de los que por el camino se detienen. Y en ese ir y venir, cambian y hasta se contradicen. Es lo que tiene ser libre, y los pensamientos es donde está la libertad.

      Gracias Mónica.

      Un abrazo

      Eliminar
  14. Ainsss... Jo... Pues eso...
    Muy bonito, Ana. Me has dejado un poquito plof. Pero en plan bien, aunque mal... Tú me entiendes ¿no? ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Te he entendido, sí. Estado otoñal, más o menos (ya que el otoño se resiste...) Gracias.

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Es lo que nos ocurre a todos pero tú le has dado una forma poética.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, no me suelen pasar cosas tan distintas. Aunque tengo como mucho poder de convocatoria para ciertas cosas... :)

      Un abrazo

      Eliminar
  16. Bueno, Ana, corazón, chapeau, me hace pensar, me emociona, me gusta. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Telegráfica y expresiva has sido. Me gusta que te haga pensar y que te emocione. Gracias.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. El solo hecho de despedirte con un "Ya no pienso en ti" implica que aún se sigue pensando en ese 'ti'. Lo que es una verdad inapelable es que pensar en alguien sin pensar en uno mismo es muy grave pero, ¿quién controla el pensamiento? Así que como no lo podemos controlar, pues eso, sin arrepentimiento.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un deseo, más que una realidad, está claro. Pero con matices, de ahí el "pentimento". Reconozco que hay cierta licencia (no voy a decir poética), porque hasta el punto de dejar de pensar en mí tampoco es (creo). Pero como tú dices ¿quién controla el pensamiento?. Ya lo intento, eh. Pero es de un libre que no veas.

      Sin arrepentimiento. No puedo arrepentirme de sentir.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Alguna vez me voy a caminar, al poco de amanecer, por un campo cercano a mi casa, es un páramo con escasos árboles, aunque hay muchos juncos y retamas, y mucha niebla, es difícil toparse con alguien en toda esa gran extensión… Voy ahí con mis pensamientos, ese lugar hace que de mi mente broten unos pensamientos, casi siempre, agradables. Si alguna vez estoy en el hospital pienso en ese páramo, o en mi hija, mi pareja, o en…
    No sé si estos escritos tuyos llevan un aire de tristeza, pero son profundos, sentidos… ¿De qué hablarán los pensamientos de uno y de otro cuando se encuentran?
    Seguro que tienes tu “páramo particular” para pensar.
    He leído tus pensamientos, en silencio. Los he vuelto a leer, con una canción de Will Whiters, “Let Me Be The One You Need”. Me encantan los acordes de tus pensamientos.
    Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tengo. Tengo mi "páramo particular". De hecho, tengo dos. En uno de ellos es donde está ese rio que a veces he encontrado helado (ahora mismo no es el caso). He ido cuando he tenido pensamientos agradables. Fuertes. Intensos. Y dejé una huella de ese momento.

      Ahora los tiempos han cambiado. No, los tiempos. Pero han cambiado las cosas. Demasiado. Estoy tratando de encajar todo.

      No sé de qué hablarán los pensamientos de uno y otro cuando se encuentran. Pero cuando algunos pensamientos se encuentran es... (lo dejo en puntos suspensivos).

      Me voy a escuchar la canción. A mí me encanta cómo me "escuchas". Gracias por ello (me suma mucho).

      Un abrazo Paco.

      Eliminar
  19. ...que soy yo pensando en ti
    y pensando que ya no te pienso...

    Me has hecho identificarme tanto con el poema , que sólo puedo decir gracias Ana. Sobre todo por ese final : Ya no pienso en ti.
    Si un día recopilasen y editas tus poemas, aquí tienes una lectora. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo... la agradecida soy yo. Suelo improvisar del tirón cuando escribo y que algo que surgió así... pum... alguien se identifique y me de las gracias... pues me emociona. ¡Editar!... no está en mis planes, no estaba al menos. Hay tanta gente que escribe y lo hace tan bien que no me veo yo ahí, y menos aún que algún editor se interesara por estos desahogos escritos que traigo de cuando en cuando.

      Gracias Marissa. Un abrazo.

      Eliminar
  20. Pues tengo justo ese estado de ánimo en el que se siente nostalgia de pensar en alguien pero no querer pensar, pero era tan bonito pensar en ese alguien... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo. Pero ahora ya no es bonito. Mejor no pensar pensando que no se piensa mientras sigues pensando en quien no quieres pensar :)

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Cada uno de tus poemas refleja un estado del corazón, del alma. En ese sentido, leerte es intentar indagar ese estado y ver qué nos propone a tus lectores.
    Si me dejo llevar por las palabras, diría que leerte es leer una acuarela.
    Gracias por compartirnos tu tela.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refleja a mí...

      No sabes hasta qué punto te has dejado llevar y has leído... Casi magia lo tuyo. "Pentimento" surgió en un ¡zas!... mientras pintaba una acuarela. En la vida he pintado en acuarela ni he dibujado. Y en dos semanas tengo equipo completo.

      ¿Cómo lo has hecho?

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Simple conexión, Ana. No tiene explicación racional, como tampoco la tienen tus sentidos poemas. Te llegan o no; así de simple.
      Un beso.

      Eliminar
  22. Hola ☀ Soy nueva en tu blog, y ya estoy dentro de tus seguidores para poder leer todas tus entradas. Me encantaría que te pasases por el mío y te unieses a la familia.

    Con respecto a tu entrada, es F-A-S-C-I-N-A-N-T-E, lo he leído dos veces, y me ha sabido a poco. Es un poema para leerlo todos los días a sorbitos junto a café, como suelo decir de las cosas lindas. Esto debería estar alguna vez plasmado en un libro. Estaré encantada de seguir leyendo estos reflejos de vida.

    ✍(◔◡◔) Nos leemos y comentamos.
    La Reina Lectora ❤

    ResponderEliminar
  23. Introducción, nudo y desenlace. El amor en nuestra vida. Qué triste, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Triste. Quien ama no suele poder elegir.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Monitorizar amor, un reto interesantísimo. Me pregunto si el amor tendrá forma y color y si el dolor endurece sus contornos, ensombrece sus matices. Pensar que piensas sigue siendo pensar, pura aritmética. Pero un buen día pensarás en ti de verdad con un pensamiento tan ligero que igual vuelas.

    Precioso, Ana, eres grande describiendo sentimientos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me habría gustado poder ver el monitor en ese momento. Estoy segura de que hubo cambios, magmas de colores que surgieron y se mezclaron. Seguramente los contornos estuvieran muy endurecidos, eso es verdad.

      Pensar que no piensas ya es pensar. Es imposible no pensar, como es imposible no comunicar.

      Un buen día... Algún día ;)

      Gracias Mere.

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Me cuesta mucho comentar, reseñar, hablar de un poema. No existe casi la posibilidad de disfrutar de los versos si no los hago míos, si no los interiorizo hasta lograr que expliquen algo mío. Y entonces es tan íntimo que no sé qué decir sin decirme a mi misma.

    Cuando alguien ha acaparado mi pensamiento de la manera que tú expresas, la vivencia ha sido como una montaña rusa, me llevó arriba del todo, a una especie de felicidad sin límites para caer después en esa sensación de invasión de mi cabeza y de necesidad de salir de su influjo.

    No es un comentario muy brillante sobre tu poema, pero es la única manera que he encontrado de leerlo y de contar algo a su autora, a ti.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La poesía (y no estoy diciendo que esto que he escrito lo sea) siempre es difícil de comentar porque suele ser muy íntima, aunque hable de cosas externas, lo hace siempre con mirada interior.

      Esa montaña rusa que describes es la que he intentado reflejar, una montaña rusa de quiero y no quiero (pensar en ti) en la que se fuerza una modificación (dejar de pensar en quien acapara tus pensamientos). Un deseo, cada vez más cercano a la realidad.

      A mí el comentario me ha parecido brillante, porque te agradezco tu mirada a lo que escribí, tu intento de hacerlo tuyo y de decirlo sin decirte a ti misma. Gracias.

      Un abrazo

      Eliminar
  26. Pentimentos de Ana, poemas desde lo más profundo. Desde el alma. Ya sabes que te admiro, que me encanta tu forma de escribir y de expresarte, así que una vez más, precioso Ana. Siempre cerca, cerquita del corazón.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé escribir desde otro sitio, la verdad. No sé si es bueno o malo, pero es lo que a mí me sana. Que digas que me admiras me parece muy fuerte. No desgastes admiración conmigo, es que se me hace inconcebible. Yo creo que te has confundido de palabra :)

      Gracias, Izaskun

      Mil abrazos

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA