martes, 12 de diciembre de 2017

Ánima (Wajdi Mouawad)

Título original: Anima
Traductor: Pablo Martín Sánchez
Páginas: 448
Publicación: 2012 (2014)
Editorial: Destino
Sinopsis: Wahhch Debch descubre el cuerpo de su mujer, brutalmente violada y asesinada, en el salón de su casa. Empujado por el dolor, se lanza a la caza del asesino: necesita ver su rostro, pero no por venganza, sino por supervivencia. Durante su odisea a través de América, solo y sin esperanza, brutales recuerdos escondidos en los pliegues de su infancia despiertan poco a poco.
El mundo es vasto, pero los humanos se obstinan en ir a donde su alma se desgarra.
Wow. Qué libro. He salido de él sudorosa, llena de polvo, arena, suciedad, sangre, cicatrices. Devorada y sin aliento. Bajo la apariencia de un thriller y una trama reconocible, nos encontramos con una carga de profundidad que estalla y golpea con una violencia inusitada.

No, no es una historia de venganza, o no al menos esa venganza evidente del protagonista a la caza del asesino de su mujer. Hay una venganza, pero no es esa. Wahhch buscará al asesino para mirarle a los ojos, para no reconocerse en él. Para diferenciarse de él. También para no sentirse culpable. Si es que alguien está libre de culpa.
La estúpida esclavitud de los caminos trazados antes de nacer.
Sucede que cuando Wahhch descubre el cuerpo de su mujer no solo se produce un dolor terrible y desgarrador, sino que también se abre una brecha. La violenta, sádica y atroz muerte de su mujer (y de su hijo, puesto que la mujer estaba embarazada) abre una grieta en las entrañas del protagonista. Una raja abismal y profunda por la que no le queda otro remedio (y he aquí la ironía que solo quien lo haya leído entenderá) que penetrar, adentrarse y conocer la causa de esa brecha, la oscuridad que hay en ella, el origen de ese desgarro. Cerrar esa herida abierta. Ese es el recorrido de Wahhch, mientras va a la búsqueda del asesino de su mujer.
Los humanos están solos. A pesar de la lluvia, a pesar de los animales, y de los ríos y de los árboles y del cielo, a pesar del fuego. Los humanos se quedan en el umbral. Han recibido el don de la verticalidad y, sin embargo, se pasan la vida encorvados por un peso invisible. Algo les aplasta. Llueve: y se ponen a correr. 
Wajdi Mouawad tardó diez años en escribir la extensa y asfixiante Ánima. Sin duda, la original y compleja construcción narrativa requería de documentación y tiempo. La originalidad de este libro está (entre otras cosas) en la voz narrativa: coral y atípica, puesto que serán animales los que nos irán contando la historia. Curioso, porque en verdad los animales que nos rodean en nuestro día a día son un Gran Hermano orwelliano, el ojo que todo lo ve. Y así, los distintos animales (perros, gatos, mariposas, peces, aves, ratas, arañas, moscas, animales grandes, pequeños, salvajes, domésticos…) que están presentes durante toda la búsqueda de Wahhch, que observan sus pasos, su comportamiento, sus conversaciones serán la voz que nos van mostrando lo que sucede y presentando a los personajes, su comportamiento, pero también sus emociones y motivaciones.

Arriesgado. Pero resuelto de forma sagaz por parte de Wajdi. ¿Qué pretendía el autor con esta atrevida estructura narrativa? Mi sensación es que es una cuestión de límites, fronteras, distancias.  Creo que en el contexto de este libro la expresión más adecuada es fronteras: esas zonas limítrofes que separan territorios, culturas, ideologías, religiones, idiomas… y también que separan a seres humanos de animales. En Ánima atravesamos todas esas periferias, las medimos, las palpamos, constatamos que algunas de esas fronteras son férreas, insalvables, mientras que otras son borrosas o fácilmente traspasables. 
¿Cómo responder cuando uno se siente como un loco que intenta atrapar con las manos el verbo ser, conjugándolo en un presente pulverizado? ¿Qué puede hacer con las esquirlas de su historia? 
Situar la voz narrativa en los animales no pretende ser un adorno ni una pretenciosa originalidad: sirve de espejo idóneo del ser humano. Será a través de su mirada que conoceremos a Wahhch y a los distintos personajes. A través aquello que ven, de su conciencia, conoceremos de qué están hechos los seres humanos que observan. Ellos serán los que observen, casi siempre atónitos, la extremada violencia del ser humano, ese ser racional que no parece responder a ninguna lógica a la hora de desencadenar la violencia. ¿Son crueles los animales? Sí. Son bestias irracionales, salvajes. Pero el ser humano no es ajeno a su propia animalidad ni a su propia bestialidad, a la crueldad más extraordinaria. Las razones por las que es más aterradora y abyecta la violencia humana son obvias. Dicen que somos seres inteligentes. Claro que también dicen que tenemos empatía y sentimientos.

A pesar de la desbordante y agotadora violencia que se respira en Ánima, Wajdi escribe con una prosa poética, sensorial, profunda y enérgica. Una lectura sin duda trepidante, oscura, original, y fascinante.

Un único pero: Escrita en francés, en la traducción al español hay diálogos en inglés (incluso en árabe) que se han mantenido sin traducir, un fiel reflejo de la geografía multilingüe que recorre el protagonista. Ay. Mi escaso inglés no me impidió detectar el contenido de las conversaciones en ese idioma, pero entorpecía la lectura de mala manera. Se hubiera agradecido una traducción a pie de página para los que somos monolingües.


31 comentarios:

  1. Algo que me atrae mucho de tu blog, impulso por el que también me muevo, es que transitas muy poco por esos lugares comunes de la literatura, que concitan gran parte de la atención. No predico ignorar las novedades, no es eso, solo que yo soy más de “carreteras secundarias”, las “grandes autopistas” para alguna ocasión… vale, manías de cada uno :)

    Uff, Ana, ya solo con esos fragmentos que has seleccionado… se me hace la boca agua, cada uno abre una senda profunda a la reflexión. Si además lo hace con esa estructura narrativa, que recae en los animales como observadores (estarían atónitos) de nuestros pasos, el asunto gana enteros para mí :)

    Valoro el riesgo que asumen tales escritores, me parece necesario para la literatura.

    Esa conjunción de un escenario violento y brutal, escrito desde la sensiblidad poética… me parece irresistible.

    Apuntadísimos quedan libro y autor desconocidos para mí. Y mil gracias por contarlo así.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habló la vaca y dijo "mú"... :D Anda que tu blog transita por lugares comunes ;) Yo también soy más de caminos al margen, de perderse por senderos solitarios y más inaccesibles o más transitados. Cuando yo llego a una novedad, es probable que ya haya dejado se serlo. No son manías, Paco, son formas de ser.

      Este libro me ha sorprendido, si lo tenía supongo que es por algo, pero en su momento fue muy comentado, me hice con él y... esperé. El libro dijo "ya" y yo dije "vale". Y lo cierto es que ha sido una lectura increíble, porque Wajdi transita también por rutas menos recorridas, pero que están ahí con una presencia y una realidad brutal. Y sí, justo ese binomio violencia-sensibilidad (violencia lo que sucede, sensibilidad al contar) es lo que a mí más me ha atraído de esta lectura.

      Gracias a ti, siempre.

      Abrazo

      Eliminar
    2. Habló la vaca y dijo "mú"... :D Anda que tu blog transita por lugares comunes ;) Yo también soy más de caminos al margen, de perderse por senderos solitarios y más inaccesibles o más transitados. Cuando yo llego a una novedad, es probable que ya haya dejado se serlo. No son manías, Paco, son formas de ser.

      Este libro me ha sorprendido, si lo tenía supongo que es por algo, pero en su momento fue muy comentado, me hice con él y... esperé. El libro dijo "ya" y yo dije "vale". Y lo cierto es que ha sido una lectura increíble, porque Wajdi transita también por rutas menos recorridas, pero que están ahí con una presencia y una realidad brutal. Y sí, justo ese binomio violencia-sensibilidad (violencia lo que sucede, sensibilidad al contar) es lo que a mí más me ha atraído de esta lectura.

      Gracias a ti, siempre.

      Abrazo

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo con lo de los diálogos sin traducir.
    Me gustó mucho en general, me pareció super original y la trama me enganchó bastante.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has resumido más y mejor que yo :) Me pareció diferente, bien contado, brutal lo que cuenta. Lo de los diálogos sin traducir es que me parecía fácilmente solucionable, mantenerlos tal cual, pero añadir la traducción a pie de página.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Lo que menos me gusta es eso de que me dejen cosas que lo mismo no entiendo. Lo que siempre me apartó de este libro es el cruel punto de partida. No quería imaginarme el desgarro del protagonista. Tal como la pintas me parece muy interesante y me atrae aunque ahora no quiero un libro que me destroce así. Para el año que viene.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algo en este libro que no deja que te destroces al leerlo. Tal vez la forma de contarlo, sus voces narrativas... no sé. Pero es un libro que lees devorándolo, y eso cuenta mucho cuando es un libro que tiene tantas ramificaciones y tantos riesgos (asumidos). Merece la pena. Al menos a mí me la mereció.

      El año que viene ya está aquí ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Brutal, sencillamente brutal! Me lo llevo y de perdidos al río.

    Besukis 💋💋💋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merece la pena. A mí me la mereció y espero que a ti también ;)

      Un abrazo (brutal).

      Eliminar
  5. No lo conocía pero me lo apunto sin falta.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ruló mucho por las redes en su momento, yo suelo llegar tarde pero ha merecido la pena.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Lo de animales como voz narrativa me ha dejado pasmada,eso sumado al resto de tu reseña ha conseguido que me interese por esta novela.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí esas voces narrativas me cautivaron. Además se nota que Wajdi se informó, la voz que pone en cada animal es la que tendría cada uno de ellos si pudieran hablar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me gusta la novela negra y policíaca. Son géneros en los que creo que se puede desmenuzar el alma humana y social y los buenos escritores lo hacen maravillosamente. Esta novela, aemás, parece tener algunos valores añadidos a los del simple thriller por lo que me ha enganchado sin remedio.
    Lo de que esté narrada por animales me parece muy original y novedoso. Tiene que ser interesante ver lo que piensan de nosotros. perplejos deben estar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No situaría yo esta novela en el género negro o policíaco, aunque puede servir para enganchar por ahí. Yo también he leído alguna novela de ese género que iba más allá, pero como tú dices, es algo que hacen los buenos escritores.

      Y sí, nos observan perplejos y un tanto atónitos :)

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. He leído muchas reseñas de este libro, la mayoría hace mucho tiempo, pero creo que esta me ha dado una nueva perspectiva de la novela. Apuntada queda en mi lista de lecturas recomendadas.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad que este libro fue muy comentado en su momento. Pero personalmente prefiero hacer esperar a ciertos boom mediáticos, aunque sigo mi pálpito. En este caso no me equivoqué.

      Ánimo con tu lista ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Una propuesta atrevida, supongo que a través de los animales quiere expresar la brutalidad del hombre, que no deja de ser otro animal... El punto de partida es escalofriante, me ha venido a la cabeza el inicio de Corazón tan blanco (esto son cosas mías). Conocía al autor por una obra teatral, "Incendios" y me dejas con la curiosidad bailoteando. No es una lectura muy navideña, eso sí.
    Un abrazo manchego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego hay atrevimiento y riesgo en la forma de contar. Aplaudo la valentía en los escritores, más aún (como en este caso) cuando resuelven bien su propio riesgo.

      Me ha resultado llamativo que lo hayas conectado con el libro de Marías (una relectura que tengo que hacer, aunque ya no simpatizo tanto con el autor).

      ¿Qué lecturas son navideñas? ;)

      Un abrazo manchego.

      Eliminar
  10. Me encantó este libro, por la originalidad y lo arriesgado de la decisión del autor a la hora de contar la historia y es que es cierto que nos rodean animales (los pájaros me dan miedo). Y consigue no despegar los pies del suelo tanto como para que perdamos la sensación de realidad
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay autores que intentan ser originales y (entre tú y yo) les sale una cagada. Pero en este caso arriesgó y acertó, se lo curró.

      Yo pensé mucho en lo de los animales y me di cuenta que en verdad puede ser así... que siempre hay algún animal (del tipo que sea) que puede contar un fragmento de nuestra vida. Y que si los juntas a todos... cuentan nuestra vida más de lo que nosotros mismos recordamos. Esa idea, ese concepto, se ha quedado prendado en mí.

      Y es verdad, pese a asumir ese riesgo en las voces narrativas, no perdemos la realidad de vista...

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Esta vez no me termina de convencer, en parte por el pero que has puesto al final y en parte por la narración en boca de los animales.

    Por el momento no lo sumo a la lista de pendientes, pero me alegro mucho de que lo hayas disfrutado tanto.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco intento convencer (ni lo contrario) a nadie. En verdad son los libros los que tienen ese don de llegar al lector antes de ser leídos, de llamar su atención.

      Las voces narrativas en realidad es una genialidad. Pero aún así, me alegro de no ser culpable que tu lista de pendientes aumente ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Pues no le había hecho yo caso a este libro y ahora me has picado la curiosidad. Pero reconozco que ese pero final me echa un poquito para atrás.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese pero no es un impedimento. Quiero decir... que pese a ese pero, merece la pena y más.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Tal y como lo cuentas es una tentación su lectura pese a que se salga de ella salpicado con una experiencia, como poco, inquietante por lo que me parece deducir. Un plus añadido es esa sensibilidad poética en su escritura.

    Para mi es un autor desconocido, así que agradecida por dármelo a conocer.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dejo de repetirlo: esa combinación entre la brutalidad (humana) y la sensibilidad con la que cuenta es un plus enorme de este libro. Y lo que cuenta, porque es historia (que el propio autor vivió) de esa que no hay que olvidar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Me ha parecido muy peculiar, lo de agotadora violencia me echa un poco para atrás, pero oye, al menos tengo que echarle un vistazo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, entiendo que eche para atrás. Pero en realidad el autor parte de hechos históricos (que él mismo vivió), aunque también es verdad que la realidad en sí misma echa mucho para atrás :) Échale un vistazo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Ésta la dejaré pasar, me parece un poco asfixiante, la búsqueda desesperada del protagonista... Intensa reseña.
    Por si no aya ocasión, aprovecho para desearte unas fiestas tranquilas y un mejor año 2018.
    Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  16. Me sonaba raro el estilo narrativo cuando leí acerca de él y por eso no lo apunté, pero según lo que cuentas parece interesante. No ha llegado a estas costas aún pero lo tomaré en cuenta si aparece.
    Gracias por tus líneas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA