viernes, 19 de octubre de 2012

El embarazo de mi hermana (Yoko Ogawa)



Título original: Ninshin karendaa
Traductor: Yoshiko Sugiyama
Páginas: 128
Publicación: 1990 (2006)
Editorial: Funambulista
Categoría: Narrativa Contemporánea
ISBN: 9788496601178
Cubierta: Aifos Álvarez
Premio Akutagawa en 1990
Sinopsis: En El embarazo de mi hermana la narradora nos describe, con insólito talento y bajo forma de diario, el embarazo de su hermana mayor; y lo hace de una manera aparentemente fría y analítica aunque no exenta de ironía. Así, pasada la fase de las nauseas, la embarazada recupera su voraz apetito y se pone a engullir compulsivamente una mermelada de pomelo que le prepara su hermana, episodio clave que llevará el relato a un inesperado desenlace.


Yoko Ogawa es una autora muy talentosa, diferente. Muchas personas la descubrimos gracias a su novela La fórmula preferida del profesor y quizás la lectura de El embarazo de mi hermana desconcierte a quienes se acerquen a su lectura esperando encontrar una historia similar.

Cuando se publicó este libro (en 1990) muchas embarazadas compraron el libro... y se habrán llevado una sorpresa no muy agradable porque el libro contiene poca ternura (que se presupone a cualquier embarazo, aunque sea el de una hermana) y, sin embargo, sí nos encontraremos mucha frialdad y diría que hasta crudeza. Pero tampoco está exenta de realidad. Lo que pasa es que la realidad puede ser bastante cruda y sórdida.

Todo el relato en sí es frío y distante, desconcierta y causa malestar. Pero lo causa precisamente porque puede ser tan terriblemente real, tan desprovisto de capas y adornos, que nos inquieta. Porque la realidad es inquietante.

No es un libro aconsejable para quien esté embarazada (y en este punto hay un acuerdo prácticamente absoluto). Pese a su humor negro, el desasosiego que transmite, su inquietante descripción del embarazo de la hermana, pese a todo esto…, es un buen libro y Yoko Ogawa una extraordinaria escritora, muy interesante, que no necesita de recursos extras, ni ornamentos literarios, para contar historias originales y cercanas. No decepcionará si no esperas encontrarte una conmovedora, dulce y tierna historia fraternal sobre embarazos. Hay que leer este libro disfrutando de la lectura por la lectura en sí misma, sin buscar desenlaces ni esperando que se deshagan nudos

(©AnaBlasfuemia)

3 comentarios:

  1. Llegué a este relato a través del que reseñaste hace poco “La niña que iba en hipopótamo a la escuela”. Muy de acuerdo con tu reseña, realmente el ambiente frío al que va a llegar esa criatura produce más bien malestar. Me ha llamado mucho la atenció la mirada de la narradora, cómo observa lo que pasa ante sus ojos, cómo lo analiza fría e irónicamente, da cierto repelús, me recuerda el concepto de “lo siniestro” en psicología, la sensación de desolación que desprende. Realmente novedoso y desconcertante el planteamiento de la autora en un tema tan personal y tan sometido a controversia: la maternidad.

    Me ha gustado leerlo. Gracias por la recomendación :)

    ResponderEliminar
  2. Has elegido muy bien, elvirar, a mi me ha gustado más este libro que los otros dos de Ogawa. Es completamente diferente. Es un libro que incomoda, pero a la vez es como si no inventara nada, quiero decir que no hay simbolismo, es realista, pero muestra una mirada diferente de la realidad. Por eso me gustó tanto, me pareció diferente, muy agudo (arriesgado también). Me alegro de que te haya gustado (llevas buena racha, con el magnífico Ruletista y con este) ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Estoy ahora con "La fórmula preferida del profesor", totalmente diferente, aunque el profe es peculiar también, aunque en éste se explica por qué es así, en el de "El embarazo...", no y eso es lo desconcertante. De momento me tiene enganchada... Besos.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA