miércoles, 13 de marzo de 2013

La acabadora (Michela Murgia)



Título original: Accabadora 
Traductor: Teresa Clavel Lledó 
Páginas: 192 
Publicación: 2009 (2011) 
Editorial: Salamandra 
Categoría: Narrativa 
ISBN: 9788498383775 
Sinopsis: Siguiendo una costumbre sarda cuyos orígenes se pierden en el tiempo, una anciana y una niña se unen a través del sagrado vínculo de la adopción del alma. Estamos en Soreni, un pequeño pueblo de Cerdeña, en los años cincuenta. Bonaria Urrai, la modista del lugar, mujer de antigua belleza y perenne soledad, ha adoptado a Maria, cuarta hija de una familia humilde que la descuida. Así pues, la vida de la niña, ahora fill’e anima —«hija de alma»— de la tía Bonaria, se transforma por completo, y a su fina percepción no escapa el aura de misterio que envuelve a su nueva madre: los largos silencios, las extrañas salidas nocturnas y la sombra de temor que enciende los ojos de quienes se cruzan en su camino. Y aunque Maria crece feliz y amada junto a Bonaria, en realidad ignora una verdad que todos conocen: además de coser vestidos, su madre de alma es la mujer que reconforta a quienes se acercan al final del camino. Cuando llega la hora, es a ella, la acabadora, a quien buscan para proporcionar a los moribundos una muerte piadosa, el supremo gesto de amor de la última madre. Galardonada con el Premio Campiello, el de mayor prestigio de Italia, La acabadora aborda el eterno tema del fin de nuestra existencia desde una perspectiva única: la de una comunidad que, desde tiempos ancestrales, ha sabido enfrentar ese último paso de forma colectiva y desprovista de tabúes y falsos pudores. Con la maternidad como símbolo de lo que nos da la vida y nos entrega también al más allá, esta inquietante novela recrea un universo atávico que, de alguna manera, sigue presente hasta nuestros días.

Un libro maravilloso que espero no pase desapercibido para quienes saben disfrutar de una bella historia bien contada. El universo creado por Michela Murgia es tan cercano e íntimo que parece acariciarte según vas leyendo. Además tiene la valentía de poner sobre el tapete de nuestros valores un tema espinoso, pero que aquí descubrimos como una antigua tradición sarda, asumida por los habitantes de Soreni (un pequeño pueblo de Cerdeña) con naturalidad y respeto.

La historia que Michela Murgia pone ante nuestros ojos no sólo es original, es que además es buena literatura. Envuelta en la sencillez de quienes no tienen nada que ocultar porque la propia naturalidad con que viven las tradiciones les otorga la conciencia tranquila de las cosas que se saben y ya está y que hay que hacer… y punto. Pero todo tiene su momento, aquel en el que las cosas son comprendidas con claridad, ese instante preciso en el que de repente, sin más, sabemos lo que hay que hacer y no dudamos.

La autora nos va presentando los distintos personajes con mano decidida pero delicada, mientras va desentrañando pequeñas historias, vínculos y lazos, que sirven para dar consistencia y verdad a la trama principal, de forma que no hay sobresaltos, todo va por un cauce tejido con firmeza. Nada falta ni sobra en lo que nos cuenta Murgia, porque cada detalle, cada paso del tiempo, cada situación van engranando el momento en que María Listru comprende la grandeza de Bonaira Urrai, comprende lo que hasta entonces creía saber pero no sabía: ser mujer, ser madre, ser acabadora, la vida, la muerte... Nada en este libro es casual ni está de relleno.

La trama tiene una gran intensidad, emocional sobre todo, sin que ello suponga tensión. Un libro con gran fuerza argumental porque nos enfrenta a un tema espinoso despojándolo de prejuicios, hipocresías y “capas de cebolla” que únicamente sirven para crear falsas controversias. Y así, con la franqueza que da una actuación pura, libre de falsedades, de repente todo tiene otro sentido, otra forma de ver un tema complejo, que únicamente el miedo nos impide ser sinceros sobre cómo enfrentarnos a ello.

Está claro que recomiendo su lectura, e incluso recomiendo compartir la lectura con amigos y personas con las que luego puedas opinar y debatir sobre el libro, porque aún será más enriquecedor.
 (©AnaBlasfuemia)

16 comentarios:

  1. Una lectura que me puede resultar interesante.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Con que lo disfrutes la mitad de lo que yo lo he disfrutado... ya te habrá merecido la pena. Ya nos contarás. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Parece una historia muy emotiva y con un ambiente que despierta la reflexión. Magnífica reseña. Lo tendré en cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado tanto que el que estoy leyendo ahora no lo estoy disfrutando como a lo mejor se merece porque no está ni mucho menos a la altura de "La acabadora". Pero es lo que tiene cuando lees un libro que te llega mucho, que luego hay que seleccionar muy bien el siguiente.. Un saludo Pakiko.

    ResponderEliminar
  5. Pues lo pondre en mi lista, con tan buenos comentarios, gracias por el aporte

    ResponderEliminar
  6. Pues el argumento no me llama nada, pero me quedo con la duda al ver tu reseña tan destacable, investigaré algo más...Un beso!

    ResponderEliminar
  7. "Fillus de anima. Así es como llaman a los niños engendrados dos veces, por la pobreza de una mujer y por la esterilidad de otra". Con esta certera frase empieza la novela de, Michela Murgia, a mi parecer un excelente libro. En él se nos narra con crudeza no exenta de delicadeza uno de los afanes a los que se dedicaba la aparentemente dura como el pedernal Bonaria Urrai; la relación excasamente materno filial con Maria Listru se nos ofrece de manera a veces conmovedora, asistimos a la educación de la niña a la que la acabadora insiste perentoriamente para que asista a clase, a la manera que tienen de entenderse en muchos casos sin palabras, solamente con la mirada. La descripción que nos hace de Soreni en Cerdeña nos traslada a una sociedad encerrada en si misma en la que se sabe la vida de casi todos, de su mano viajamos a los viñedos, a esa forma de saber cuando la uva está lista para ser recogida llevando al viejo y ciego Chicchinu a la viña para que olfateara el aire y dictaminara si estaba en sazón. El pasaje de la boda de la hermana mayor de Maria es reseñable, cuando ésta se corona con el pan de la felicidad y se contempla en el espejo como lentamente van surgiendo en ella los indicios de su femineidad. El desgraciado incidente que conduce a la amputación de la pierna de Nicola Bastíu y la insistencia con que insiste a Bonaria Urrai para que le ayude a terminar una vida que no soporta dada su condición de invalido, las dudas que asaltan a Bonaira, el tiempo que tarda en tomar una decisión, como la lleva a retrasarla porque considera que el dolor que sufre Nicola es perfectamente soportable, los recuerdos que le asaltan de cuando su marido partió a la guerra y nunca regresó, y cuando se decide lo hace en la noche de todos Los Santos, cuando las puertas de todas las casas de Soreni están abiertas para que los fantasmas sean agasajados con comida y bebida abundante y no hagan daño a los que habitan en ella. Cuando María se entera de lo que ha hecho Bonaira esa noche no lo puede soportar, le asaltan las ocasiones en que ésta se ausentaba algunas noches dejándola sola en casa, la crudeza con que su amigo Andría se lo cuenta hace que salga espantada de su pueblo y abandone la isla. Permanece fuera un año y ante la enfermedad de la acabadora regresa. Permanece fiel a su lado, pero ésta va deteriorándose de forma progresiva y dolorosa y aunque no puede hablar se comunican con la mirada, Maria al principio no quiere reconocer lo que le transmite esa mirada, pero con el correr del tiempo lo asimila y lo acepta y ayuda a la anciana a abandonar este mundo de la manera menos indigna posible. Me ha gustado mucho como la autora trata un tema que es muy polémico pero que está ahí aunque no lo mencione expresamente: la autanasia o derecho a una muerte digna, no con estas palabras pero sí dentro del contexto de un tiempo y un lugar que ahora nos pueda parecer remoto. También me han gustado las referencias culinarias que se reflejan en el libro sobre todo la amplia variedad de pastas y postres sardos. Y lo que mas me ha gustado ha sido la manera de entenderse de la Acabadora y su fill'e anima sin palabras solo con gestos y miradas. Un excelente libro de principio a fin. Sigo tu blog por que me estás haciendo conocer autores que la mayoría de ellos eran desconocidos para mi, si te molestan mis comentarios o consideras que estos son spoilers dímelo y dejare de escribirlos. He visto una película que me ha gustado mucho que se llama El ladrón de palabras las criticas no la ponen muy bien pero personalmente me ha gustado bastante, tiene relación con los libros. Enhorabuena por adornar el blog para el día del libro. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La acabadora" es un libro redondo. Me alegro que lo hayas disfrutado. No sólo no me molestan tus comentarios, es que ya me parecen imprescindibles en este blog ;) En cuanto a los posibles spoiler, en realidad cuando hago la reseña yo ya he leído el libro, así que no me molestan y precisamente poder comentar un libro entre personas que ya lo han leído permiten precisamente eso: comentar aspectos que para quien no ha leído el libro pueden ser spoiler, pero para quien ya lo ha leído forma parte de lo que quiere comentar. Lo que sí puedes hacer es avisar al principio de tu comentario de que es posible que contenga spoiler, para que quien no lo haya leído no sienta que se le desvela algo. Espero (y deseo) seguir leyendo tus comentarios. Tomo nota de la película, que he visto que además sale Jeremy Irons, que fue una de mis debilidades tiempo ha...

      Saludos

      Eliminar
  8. No conocía el libro ni la historia así que si además de nueva está bien contada me la apunto. Besos

    ResponderEliminar
  9. No, no era "El niño perdido" :), está tambien anotado, pero no lo tengo todavía

    He leido esta emotiva novela, "La acabadora". Me ha encantado la relación entre Bonaria y su “hija del alma”. La otra ocupación de Bonaria me ha recordado a una peli japonesa que vi hace tiempo, “Despedidas”, en la que el protagonista aprende el oficio de amortajar a los muertos. El conflicto que surge por el rechazo que produce la ocupación de ayudar a salir de la vida de la misma manera que también entramos en la vida con ayuda también está en la peli que te comento. También me ha gustado mucho la descripción del ambiente social y cultural (la boda de la hermana) en una aldea de Cerdeña.

    Te pongo entrevista con la autora en La Contra en La Vanguardia: http://www.lavanguardia.com/lacontra/20111219/54242219924/michela-murgia-en-los-pueblos-sardos-habia-una-madre-en-cada-esquina.html.

    Gracias por descubrirme novelas tan llenas de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, El niño perdido era un disparo al aire :) Me alegra ver que al fin y al cabo no leemos tan distinto, aunque haya discrepancias... De este libro me gustó mucho la ambientación, el tema que trata, las distintas subtramas, y por supuesto la relación entre Bonaria y su hija del alma (suena tan bonito...). Quizás los que menos me gustó es cuando María se va, pero aun así, un libro redondo. No conozco la película que mencionas, así que voy a indagar.

      Acabo de mirar la entrevista... bufff.. ¡lo del yugo! Y me ha impresionado lo de fillus de anima, curiosa e interesante tradición...

      Gracias a ti por comentar. Abrazo!

      Eliminar
  10. Lo estoy leyendo. Ya os contare,un saludo

    ResponderEliminar
  11. Me extrañaba el título de la acabadora, no sabía a que se debía. Ahora que he leído el libro lo comprendo. Prefiero leer tus comentarios en profundidad cuando los termino, aunque no sueles desvelar nada. Das tu opinión, y eso me gusta. Cuentas muy bien lo que sientes, siempre me sorprende. Me ha gustado mucho.              Ya estoy con otro de los tuyos...                                                  No me llevan mucho tiempo porque son cortitos. Ya me gustaría poder leer más!!            Mil gracias Ana.

    ResponderEliminar
  12. He leido el libro y me parece una novela muy floja. El tema que trata es tan inmenso y crítico que me esperaba más. Los personajes son planos y banales, incluso la de Bonaria. No me ha gustado, un poco folletinesco y con poca calidad literaria. Es mi opinión
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me parece bien, cada libro tiene su lector y mis opiniones no van a misa ni mucho menos :)

      Un abrazo

      Eliminar
  13. La acabadora la leí por vez primera hace unos seis años, y lo hice en castellano. Ahora la he vuelto a leer pero en catalán. El motivo ha sido porque tenía interés en saber cómo sería la traducción hecha por Mercè Ubach. La verdad es que me ha encantado. Hay muchas frases tanto en castellano como en catalán que son para guardar.
    Antes de nada quisiera decir que “La acabadora” no es una novela perfecta, pero es una pequeña joya. Se respira la autenticidad, las emociones y el placer de la autora. Es una suerte encontrar todavía alguien capaz de escribir así.
    [Me gustaría que pudieses valorar a la traductora, seguro que la felicitarías, es respetuosa y cuidadísima al traducir del castellano al catalán, hace años que no leía una obra tan exquisitamente traducida. Vamos, que lo ha hecho de verdad, y no con el traductor de Google].
    A mi modesto entender es muy corta, pero tiene toda la fuerza y las virtudes de una gran novela: verdad, compromiso, y aquella manera generosa de quedar desnudo ante el lector. Vamos, que no es ninguna novela por encargo, ni ha sido escrita para ganar premios, pero en cambio, en Italia, los ha ganado todos.
    A lo largo de estos años he leído que es una novela solo para mujeres y yo creo que no, de ninguna manera. Lo que ocurre es que en nuestra cultura aun tememos a la muerte. Creo que la novela es demasiado corta (perdón por la repetición) para tratar este asunto con la suficiente intensidad
    Sin embargo esta pequeña novela tiene otros aspectos por los que merece la pena leerla. La ambientación está muy lograda, con ese pueblecito de Cerdeña anclado en supersticiones en unos años en los que su entorno empieza a abrirse a la modernidad. Y los dos personajes principales, dos mujeres fuertes, valerosas, de gran inteligencia emocional, madre e hija del alma; y también la relación entre ellas que Murgia sabe tejer con maestría, con unos diálogos que rezuman belleza y sabiduría.
    […] .. Si hay una madre que nos ayuda a nacer ¿por qué no tener otra para ayudarnos a morir?
    A lo largo de la historia se nos van apareciendo personajes, como Andría Bastíu o su padre, que me hubiera gustado ver más desarrolladas pero dado el poquito número de páginas que tiene la historia es imposible. Es una pena, porque creo que la novela podía haber sido mucho más interesante y profunda de lo que al final nos encontramos. Precisamente, ese es uno de sus defectos, en menos de 200 páginas pasamos por 15 años de la vida de María y apenas tenemos tiempo de rascar la superficie. Las situaciones son un poco tópicas y predecibles, aunque bien llevadas eso sí, porque la autora no tiene espacio para desarrollarlas.
    Ana, perdón por la extensión, y muchas gracias por dejarme opinar, que ya ves que coincidimos plenamente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA