jueves, 16 de agosto de 2012

Una vez, Entonces y Ahora (Morris Gleitzman)




Título: Una vez | Entonces | Ahora
Título original: Once | Then | Now
Páginas: 168 | 200 | 180
Traducción: Cora Tiedra
Publicación: 2008 | 2009 | 2010
Editorial: Kailas
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788489624504 | 9788489624580 | 9788489624726
Sinopsis: En Una vez, conocemos a Félix que tiene diez años, es judío, y vive en un orfanato esperando el día en el que sus padres vuelvan a buscarle. Es el único niño que no es huérfano, o eso es lo que tendrá que descubrir, porque los nazis irrumpen en Polonia, y persiguen y matan a los judíos. Inconsciente del riesgo, Félix se escapa para buscar a sus padres. Quizá consiga sobrevivir y encontrarles, quizá le ocurra algo bueno en su vida, al menos una vez. En Entonces, Félix y Zelda vuelven a ser los protagonistas de esta historia, en la que dos niños intentan escapar de la persecución nazi y se enfrentan al odio de sus enemigos pero también encuentran la amistad y la generosidad más desinteresadas. Y, finalmente, en Ahora nos volvemos a sumergir en los sueños tan anhelados de Félix. Con un inesperado punto de vista nuestro héroe recupera la sonrisa de la mano de su nieta, Zelda, con la que compartirá nuevas y emocionantes aventuras invadidas de ternura y humor.



Una vez es un libro muy emotivo y tierno. Posiblemente la trilogía tendría que haber empezado y terminado aquí, o como mucho en el segundo libro. Lo que es seguro es que se lee con facilidad y sentimiento. Hay ternura e ingenuidad casi en cada página. Posiblemente la comparación con El niño con el pijama de rayas es inevitable y, en mi opinión, Una vez es mejor. No cae en lo empalagoso (aunque está al límite).


La segunda parte de esta trilogía mantiene la fortaleza del primer libro y todas sus virtudes. Entonces supone una entrañable y divertida lectura. Hay mucha sensibilidad en las pocas páginas de Una vez y Entonces. Aquí se tendría que haber terminado la historia de Félix y Zelda.


En mi opinión el más prescindible de los tres relatos que componen la trilogía. Los personajes no resultan tan creíbles ni tiernos como en los dos anteriores. Se lee con facilidad, pero no te alcanza la piel, ni siquiera la roza, se queda en la superficie a una distancia que te hace contemplar los personajes con más frialdad, mientras que en los dos anteriores te "tocaban" y eran mucho más cercanos. Aunque me parece interesante conocer la vida del protagonista, ya adulto, creo que no tiene la misma solidez, ni el mismo nivel de ternura que los anteriores. Mientras que recomiendo los dos primeros libros de la trilogía, éste último me parece prescindible.

Aunque el autor dice que los libros se pueden leer de forma independiente, la verdad es que es mejor leerlos en orden.

4 comentarios:

  1. Ostras Ana,no sabía que los habías leído. Los he conocido al salir el cuarto, me quiero hacer con ellos poco a poco, menuda pinta, esta ambientación es mi debilidad. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras Meg ¿el cuarto? ¿hay un cuarto? Esta reseña pertenece a la época en la que creo que me debía de leer yo sola a mí misma :D Te gustarán son muy tiernos pero va de más a menos...

      Besazo desde las catacumbas de mi blog!! :D

      Eliminar
  2. He leido “Una vez”. El relato se lee bien, me recuerda mucho a “La vida es bella”, más que a “El niño con el pijama de rayas”, por ese intento de disfrazar la realidad para no ver su horror. El autor se sirve del niñó protagonista para que, desde su mirada inocente, podamos captar la verdadera dimensión del horror nazi. Como si quisiera explicarse y explicarnos cómo pudo suceder algo tan monstruoso ante los ojos de la gente: quizás porque cuando entendieron qué es lo que sucedía realmente, ya era tarde. Es un relato que reivindica la esperanza y la capacidad de imaginar otra realidad, la imaginación como subterfugio para escapar de una realidad que nos desespera. (“Que mantenga la esperanza, ése es el plan”).

    Sólo he leído éste de "Una vez", parece que los siguientes no estan a la altura, así que de momento cambiaré de temática... Veremos más adelante, si retomo la trilogía.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te puedes creer que no he visto La vida es bella? Cosa más rara... Me gustaron los personajes infantiles, el niño me parecía creíble y tierno, un punto de vista muy conseguido o que al menos a mi me llegaba, con esa esperanza sobrevolando una época dura e inhumana. La trilogía va de más a menos, el segundo libro aun mantiene el tipo. El tercero para mi sobraba de todas todas. Los leí seguidos, eso sí. Ya puestos...

      Gracias por venir y contar ;)

      Abrazo!

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA