miércoles, 30 de julio de 2014

Reto de Escritoras Únicas: Carmen Martín Gaite



Carmen Martín Gaite necesita poca presentación, siendo como es una de las escritoras más conocidas, reconocidas y leídas de nuestra literatura española.

Monumento a Carmen Martín Gaite en la Plaza de los Bandos, Salamanca

Nació en Salamanca en diciembre de 1925. Hija de un notario liberal, su educación inicial fue a cargo de profesores particulares, puesto que su padre no se fiaba mucho de la educación impartida por curas y monjas. Y en Salamanca, y en aquella época más aún, era difícil encontrar colegios laicos. Mientras que su hermana pudo ir a estudiar el bachillerato a Madrid, la guerra impidió que Carmen pudiera hacer lo propio, por lo que hizo el bachillerato en un instituto femenino de Salamanca. Este “encierro” involuntario en una ciudad de provincias como Salamanca le serviría de base para su novela Entre visillos. Salamanca le dio a Carmen Martín Gaite el amor a la literatura y también el escenario de sus primeras obras.

Aunque es de justicia decir que mucho de ese amor a la literatura se lo debía a su padre, gran amante también de la literatura y que tenía entre sus clientes a nada menos que Unamuno. Y también es de justicia decir que la ambientación de Galicia que aparece en muchas obras de Carmen Martín Gaite venía de la procedencia de su madre y de la aldea de Orense en la que pasó muchos veranos: San Lorenzo de Piñor.

Carmen Martín Gaite y Rafael Sánchez Ferlosio (Barcelona, 1957)

Se licenció en Filosofía y Letras y posteriormente hizo el doctorado ya en Madrid, donde conocería (entre otros) a Rafael Sánchez Ferlosio, con quien se casaría en 1953. Es curioso, porque he visto varias fechas del año en el que estos dos autores contrajeron matrimonio: 1953, 1954, 1958. La más fiable parece 1953. Donde hay acuerdo es en el año en el que se separaron: 1970. Aunque la separación fue amistosa, Carmen (que admiraba profundamente a Sánchez Ferlosio) sufrió mucho con la ruptura, nunca volvió a casarse ni a tener una relación larga. Tuvieron dos hijos en común. Un niño que nació en 1954 y falleció al año de meningitis. En 1956 tendrían una hija, Marta.

Quisiera ser delicada en este punto. Pero creo necesario entender que tal vez la vida de Carmen Martín Gaite no fue tan fácil como muchos puedan pensar. Acabo de comentar que la separación de Carmen con Rafael fue amistosa, pero tremendamente dolorosa para ella. Cuando se separaron, Carmen se quedó viviendo con su hija, con la que tenía una estrecha y especial relación. Marta, falleció en 1985. Sobre su muerte hay poca información. Digamos que un caballo cabrón y cuatro putas letras dieron un golpe brutal a Carmen Martín Gaite, arrebatándole a su hija.

Carmen Martín Gaite era única no sólo por ser una gran escritora, sino porque fue también una persona que tenía dudas, miedos, inseguridades, pero también una gran fortaleza, por ello siempre luchó y siempre quiso vivir, en el sentido pleno de la palabra: V-I-V-I-R. Después del fallecimiento de su hija siguió trabajando, más intensamente aún. Y Carmen no sólo fue escritora de novelas: traductora, guionista, ensayista, poeta, investigadora… Mujer inquieta e inteligente, viajar, escribir, aprender, buscar…, y luego contar, ese era su oficio.

La personalidad de Carmen era arrolladora: vital, desenfadada, divertida, simpática, apasionada. Quizá esa imagen ha escondido para muchos una búsqueda continua de sí misma y una mente inquieta, proclive a la intimidad y tremendamente independiente. Tanto, que renunció a ingresar en la Real Academia para no renunciar a su libertad a la hora de escribir, contar y narrar. Con la misma independencia y renuncia a ataduras que decidió dejar de ir a la peluquería, dijo no a la Real Academia de la Lengua…

La literatura para ella fue el filtro a través del cual veía (y creaba) la vida y los recuerdos. Y así concibe Carmen la literatura: no sólo ficción, sino también memoria.. Buscadora infatigable, lúcida y entusiasta, la realidad para ella no tenía límites: estaban los sueños y la fantasía para mirarse en el interior y enriquecer la vida y la escritura.

Carmen Martín Gaite falleció el 23 de Julio de 2000 de un cáncer que se la llevó con 74 años, dejándonos a los lectores, como lo ha hecho también la reciente muerte de Ana María Matute, un poco más huérfanos. Quizás nunca consiguió la felicidad del todo, pero sí nos ha hecho (nos hace) un poco más felices a sus lectores. En su libro Lo raro es vivir, el mensaje es claro: vivir es duro, pero la vida siempre merece la pena (vivir la vida, como contrapunto a vivirla dejándola pasar)

De los Cuadernos de todo (Carmen Martín Gaite)

En mi recuerdo muchas de sus obras (Entre visillos, Retahílas, El cuarto de atrás, Fragmentos del interior, Nubosidad variable, Caperucita en Manhattan, Caperucita en Nueva York, Lo raro es vivir…) están asociadas a su lectura en la misma ciudad en la que ella nació: Salamanca. Una ciudad que me conectó de forma especial e imperecedera a esta autora, no siendo este el único punto de conexión que ha hecho que Carmen Martín Gaite tenga un hueco muy importante en mi bagaje lector y también personal. Llegó a mi adolescencia casi como una revelación, y me ayudó a leer más, a leer mejor y a leer más lejos. En cierta forma, ha puesto su granito de arena en mi “autoconstrucción”. Incluso ha hecho la definición de “lector” con la que más identificada me siento: “Es una mezcla de drogadicto y de excursionista”. Sin duda, es la autora del Reto de Escritoras Únicas con la que me siento más en deuda. Gracias, Carmen Martín Gaite por ser la interlocutora de mi voz interior.
(©AnaBlasfuemia)

77 comentarios:

  1. Estupenda escritora que merece la pena revisitar de vez en cuando. Muy completo tu retrato de ella.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí desde luego Carmen Martín Gaite me ha dado muchos momentos buenos de lectura. Y volveré (o re-volveré) a ella.

      Besos!

      Eliminar
  2. La admiro mucho y, aunque no ha tenido ese papel tan relevante que ha tenido en ti, es un punto de referencia para mi.
    No sabía, o si lo sabía no era muy consciente de la tragedia de perder a los dos hijos.

    Muy interesantes las líneas que has tejido de su biografía.
    Feliz lectura y quedo a la espera de su resultado.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una autora que leí en el momento oportuno, supe exprimirla y dejarme exprimir. Ahora al releer no sé cómo me llegaría, pero creo que tal vez lo intente con Cuadernos de todo que no los he leído. Sobre lo de los hijos, entre que uno se murió pequeñito (y en una época en la que apenas había medios de comunicación) y sobre la hija no se filtró mucha información, pues...

      Abrazo!

      Eliminar
  3. Que buena biografía acabas de trazar, qué bien has sabido trasnmitir el espiritu de Carmen Martin Gaite. Es una de mis escritoras preferidas (yo tambien tengo esa fotografía de la Plaza de los Bandos), me he identificado tanto con sus libros, sobre todo en un tiempo de oscruantismo y ostracismo para las mujeres… En el libro de memorias de Esther Tusquets habla de Carmen Martin Gaite, y la describe así:

    “una escritora estupenda, no tenía nada que envidiar a Matute, aunque fuera menos famosa (al parecer la comparación de las dos se producía de modo inevitable, pensé yo, como la de Delibes y Cela), y él se había mostrado especialmente cariñoso con ella porque su marido, Rafael Sánchez Ferlosio, acababa de abandonarla y Carmiña debía de estar pasándolo muy mal. Poco tiempo después invité a Carmiña a estar unos días conmigo y con Ana Moix en la casa de Cadaqués.

    Fue allí donde nos hicimos realmente amigas. Ella pasaba momentos difíciles, pero procuraba mostrarse animosa. Hacía lo imposible por disfrutar al máximo y por lograr que lo pasaran bien los demás. Gozábamos de la barca y del mar, charlábamos por los codos, reíamos mucho. Por las tardes, mientras Ana y yo jugábamos con otros amigos a las cartas,
    se ponía guapa —pantalones cortos de color rosa y adornos en la melena entrecana— y se iba a dar un garbeo por el pueblo. A mis hijos, todavía muy pequeños, les parecía un personaje de cuento, una especie de bruja buena.

    Hubo un solo momento en que vi a Carmiña hundida. Despertó con problemas de audición y temió quedar sorda. Y decía que aquello sería demasiado, que no iba a soportarlo. Su crisis duró poco, pero tuve una visión anticipada, tal vez la primera, de la vejez, de lo que debía de ser ese miedo a perder de día en día facultades. Después volvimos a Barcelona en mi coche. Carmiña se pasó el viaje cantándonos coplas románticas y burlescas y populares, con gran jolgorio por parte de los niños.

    Gracias por el homenaje que le brindas con tu reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he sentido muy identificada en su momento con ese espíritu de Gaite, de hecho me sigo identificando con algunas cosas. Ahora al hacer este apunte sobre ella me he dado cuenta de que he leído muchisimos libros suyos. Sabía que la había leído bastanteo, pero no me había dado cuenta de que había leído tanto.
      Gracias por el apunte de Tusquets. Ha habido una generación de grandes escritoras, y lo que más me gustaba era lo bien que se llevaban y el buen rollo que tenían. Seguramente más de una vez se ha intentado que Matute y Gaite se enzarzaran entre ellas, eso habría hecho la delicia de más de uno. Pero no. Y es que intuyo que el carácter de Gaite hacía difícil llevarse mal con ella. Estrafalaria y divertida, una persona que te alegra la vida. Y lo que le gustaba cantar :)

      Besos!

      Eliminar
  4. Una entrada como siempre de lo más interesante. Yo aún no he leído nada de esta autora pero sí que me apetece descubrir alguna de sus obras
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene donde escoger, desde luego. No sé si todos sus libros habrán resistido igual el paso del tiempo, pero intuyo que si sabemos leer adecuadamente, va a ser que sí ;)

      Besos

      Eliminar
  5. Qué gran escritora. Gracias por acercárnosla un poco más.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande, cierto. Yo hubiera preferido que el "Jarama" de su ex no hubiera sido lectura obligatoria en su momento y sí lo hubiera sido uno de Gaite. Lo hubiera aprovechado mejor.

      Besos

      Eliminar
  6. Muchas gracias por tu entrada, me has descubierto a una Carmen Martín Gaite que no conocía. Solo he leído Caperucita en Manhattan, y tengo pendiente desde hace tiempo Entre visillos. A ver si me animo pronto. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy interesante conocer a los autores que hay detrás de los libros que leemos, sobre todo sin son autores ya fallecidos. La mayoría de las veces nos dan otra mirada a la hora de leer su obra.

      Besos!

      Eliminar
  7. Ya os lo he dicho en millones de ocasiones, pero es que me encanta vuestra iniciativa. Me encantó leer a Carmen Martín Gayte. Y me dijeron en la biblioteca que Lo raro es vivir es muy buena. Me ha gustado la foto del cuaderno, uno así debía de ser el que buscaba por todas partes en el Cuarto de atrás.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo digo mucho: ¡¡lo que disfruto con este reto!. Le gustaban mucho los cuadernos, yo no he leído ese Cuaderno de todo y he visto que lo tienen en la biblioteca, así que lo mismo le echo un vistazo ;)

      Besos!

      Eliminar
  8. La mejor, sin ninguna duda. Demasiados recuerdos de esta mujer maravillosa, de su literatura y de su ciudad, que sigue siendo un poco mía, y sé que tuya también. Me recuerdo leyendo " El cuarto de atrás " en un tren que subía a Oviedo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si la mejor, porque Matute también la tengo ahí, pero desde luego está en el podio :) Y eso sí, también asociada a los recuerdos, qué se le va a hacer :P Salamanca siempre está en el corazón de los que hemos vivido allí... Qué irías tú a hacer a Oviedo :D

      Besos!

      Eliminar
  9. Una estupenda entrada que me acerca a una autora desconocida para mí: a pesar de que me suena su nombre y los títulos de algunas de sus obras, nunca he tenido curiosidad por acercarme a ella. Tendré que replantearme este alejamiento voluntario, que,como siempre, seguro que me estoy perdiendo algo maravilloso. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Tizire, fíjate que no me pega que no hayas leído nada de Carmen Martín Gaite... Tendrás que planteártelo, sin duda. No sé si en cualquier libro suyo, o si en todos, pero algo maravilloso estoy segura de que encontrarás a leerla.

      Besos!

      Eliminar
  10. La verdad es que no he conectado con ella en lo leído hasta ahora y ya no me animo a seguir probando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es raro que nada de Gaite no llegue, pero también es cuestión de empatias, y si no te llega, pues nada...

      Saludos

      Eliminar
  11. Qué bonito homenaje; me ha recordado un poco a lo que significa para mi Ana María Matute, y por eso has despertado mi curiosidad por sus letras, las cuales aún no he tenido ocasión de probar.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, parece que Matute y Gaite van de la mano en la memoria de muchos lectores. Sin duda, son dos grandes de nuestra literatura, yo me siento bien orgullosa de estas dos escritoras. Y si no has probado a Gaite, tengo buenas noticias para ti: tiene solución, tiene donde escoger ;)

      Besos

      Eliminar
  12. Fíjate, leí "Entre visillos" para estrenarme con esta autora, y me llevé un chasco. No era lo que esperaba; quizá no elegí bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que tendría que releer Entre visillos para ver cómo me llega ahora, tal vez algunos libros tengan sus momentos, pero en general creo que podría volver a leer muchos de los libros de Gaite y volver a disfrutarlos e incluso sacarles (todavía) más.

      Besos

      Eliminar
  13. Me pasa como a Albanta. Me leí un libro suyo que me dejó tan mal que no he vuelto a probar pero como sé que eso puede ser una impresión particular de un libro concreto, me gustaría algún día probar algo más pero no de momento. Interesante aporte. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que si un libro de un autor no te convence tendemos a "borrar" a ese autor de nuestras lecturas. Más que nada porque hay mucho donde elegir. Pero creo que hay autores que conviene insistir y Gaite es una de ellas, sin duda.

      Besos

      Eliminar
  14. Una entrada preciosa para una autora a la que, confieso, jamás he leído. Su obra no es muy conocida por aquí, aún menos su vida y esa fantástica filosofía de la que nos hablas. Me encanta esta iniciativa que nos "descubre" autoras tan maravillosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Gaite es de las escritoras de aquí que ha tenido bastante proyección internacional, aunque posiblemente más en otros idiomas. Merece la pena intentarlo, Aglaia ;)

      Besos

      Eliminar
  15. Una grandísima autora. También está entre mis favoritas. Una preciosa entrada la que le has dedicado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la tengo en mi podio de autores españoles favoritos, y seguramente una de las que más libros suyos he leído. Era única, por su vida, por su manera de vivirla, por su amor a la literatura...

      Besos

      Eliminar
  16. Es una autora que tengo super pendiente, no he leído nada de ella... igual que de Matute, aunque lo solucionaré este año =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues no haberse leído nada de estas dos grandes, Matute y Gaite es para poner falta, eh. Ya puedes ir poniendo solución ;)

      Besos!

      Eliminar
  17. Te ha quedado una entrada magnífica. Es una de mis escritoras preferidas. Me encantó "Entre visillos" y, más aún, sus cuentos. Aún tengo pendiente "Usos amorosos de la posguerra".
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sus cuentos también son geniales, he estado a punto de recomendarlos por ahí arriba, pero no sé si la gente se animaría a leerlos. Yo me he hecho ayer en la biblioteca con La búsqueda de interlocutor y otras búsquedas, que es cortito y me ha apetecido mucho.

      Abrazo!

      Eliminar
  18. a pesar de haberla leído, no sabia ni la mitad de cosas que cuentas de su vida....Gracias! un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con estas personas que han tenido una vida tan intensa y llena siempre se descubren cosas. Y bien poco hay aquí recogido...

      Beso!

      Eliminar
  19. Me ha gustado mucho esta entrada. No he leído nada de esta autora. A ver si pronto me animo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Inés. Espero que pongas pronto solución y te animes a leer algo de Gaite, tiene obra para escoger.

      Beso!

      Eliminar
  20. He leído sólo un par de libros de la escritora, pero realmente no conocía nada de su vida, ha sido para mí una sorpresa descubrir quién fue su marido (aún recuerdo El Jarama a pesar de que lo leí demasiado temprano), gracias por acercanos un poquito más a ella!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves cómo es importante conocer la vida de los autores? De hecho muchos de sus libros tienen paralelismo con su vida, o con momentos concretos de su vida. El Jarama fue un libro de esos que te obligan a leer, yo también lo recuerdo, pero como comento, hubiera preferido que me obligaran a leer a Gaite, aunque también llegue a ella pronto.

      Besos!

      Eliminar
  21. Es una de las escritoras que he escogido para leer en el reto que proponéis aunque aún no me he decidido por el libro.
    Besos!1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buena opción, y tiene mucho para escoger, por temática y por extensión. Espero que aciertes y disfrutes de la lectura.

      Besos!

      Eliminar
  22. Menudo homenaje le has hecho. Y yo que pensaba que esta mujer había tenido una vida más o menos normal y vaya qué ración de drama se llevó. Tengo en casa Cuadernos de todo y he sentido el impulso de cogerlo y releerlo. Sin embargo no he leído ninguna de sus novelas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no sé si quien llega a ser un escritor reconocido puede tener una vida "normal", sólo sea por estar ahí, arribita. En cualquier caso su vida ha sido bastante normal, con su ración de drama, como toda persona normal que se precie. No conozco a nadie que tenga una vida feliz y sin dramas desde el primer día hasta el último... Yo ya he sacado Cuadernos de todo de la biblioteca, ahora a ver cómo lo voy leyendo.

      Besos!

      Eliminar
  23. Tengo dos asignaturas pendientes, Carmen Martín Gaite y Ana María Matute. De Ana María Matute ya tengo novela para solucionar el entuerto. Ahora buscaré libro de Carmen para solucionar el otro entuerto porque me has abierto las ganas de leer a esta mujer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues son dos asignaturas de las gordas, Enzo. Sin esas no sacas la carrera, ya te lo digo yo :) Así que ya puedes ir enderezando el entuerto si quieres ser un alumno de pro :P

      Besos!

      Eliminar
  24. Has hecho una entrada preciosa con esta escritora. No conocía nada de la vida de esta escritora, aparte de sus novelas, y ha sido una sorpresa ver que tampoco tuvo una vida nada fácil, sobre todo por lo de sus hijos.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la vida no es "fácil", no en el sentido de vivirla sin que haya su pequeña dosis de drama. Es inevitable, forma parte de la vida misma. Y todo influye en lo que somos y hacemos, por eso me gusta tanto conocer a quien leo :)

      Besos!

      Eliminar
  25. Siempre he pensado cuánto me hubiera gustado conocerla. No he leído muchas obras suyas pero sí he oído hablar de su personalidad, de su vida inquieta, de sus amistades. De jovencita me imaginaba ser una Martín Gaite cuando fuera mayor: escritora, inteligente, independiente, valiente. ¡Cómo se diluyen los sueños! Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía que ser una persona muy interesante de conocer. Y divertida. Yo también proyecté bastante de mi futuro con ella. Pero como todo el mundo, lo que te imaginas será tu futuro a lo que luego es ... en fin, digamos que como poco hay un "trechito" :) Los sueños se diluyen pero nunca se pierden. Total, a ti ¿qué te falta? ¿ser escritora? ;)

      Abrazos!

      Eliminar
    2. Jajajaja, si yo te contera lo que me falta... Besos.

      Eliminar
  26. Otra autora a la que desconozco (lo sé, lo sé, no tengo perdón). Por favor, Ana recomiendame por cual podría empezar...
    Muchas gracias guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes perdón, no. Bueno, si le pones solución lo mismo sí... No sé cuál te recomendaría, la verdad porque a mí en su momento me gustó todo lo que leí. Pero sospecho que eres una persona que valora mucho la amistad, así que te recomendaría Nubosidad variable. Ya me contarás si acierto o no...

      Besos!

      Eliminar
  27. La Gaite! Qué bien. Parece que tendemos a mirar lo exterior cuando hay únicas aquí mismo, no debemos olvidarlo y hoy has trazado una magnífica hoja de ruta de una de las grandes de la literatura española.
    Gracias!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, aunque reconozco que leo mucho de autores no españoles, la verdad es que aquí hay mucho y bueno. Pero son momentos también, los leí mucho en el suyo y ahora pues leo más a autores extranjeros. Sin duda Gaite es de las grandes, y además tuvo la suerte de que se lo reconocieran antes de que falleciera, que aquí somos muy propensos a hacer homenajes cuando la gente se va, pero mientras...

      Besos!

      Eliminar
  28. Qué buena, qué buena... cómo me gustan las letras de esta mujer. Me encanta volver a ella de una manera tan bonita.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí era buena, sí :) Yo la disfruté mucho, de sus lecturas y de sus cosas, de esa personalidad suya tan arrolladora y hasta de sus boinas :)

      Beso!

      Eliminar
  29. Que entrada mas bonita... A esta autora le guardo un especial cariño. Mi profesora preferida me recomendó Caperucita en Manhattan y me encantó. Asi que las relaciono a las dos y eso siempre me dibuja una sonrisa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las conexiones personales de los libros :) Y supongo que tu profesora no era tu preferida sólo por esta recomendación. Qué importante papel juegan en nuestras vidas profesores especiales que han sabido realmente ayudarnos a crecer.

      Besos

      Eliminar
  30. Una gran nota biográfica, qué vida más interesante, me parece tan extraño su matrimonio con Sánchez Ferlosio, un personaje interesante pero raro, por decir lo menos.
    Abrazo,
    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una persona muy especial Gaite, sin duda. Sí, a mí también me choca su matrimonio con Sánchez Ferlosio, pero creo que (por eso lo apunto en la entrada) había mucho de admiración (por parte de Gaite hacia Ferlosio). Raruno es, cuanto menos ;)

      Abrazo!

      Eliminar
  31. Tengo Caperucita en Manhattan en el Kindlle. Será una de mis próximas lecturas. Gracias por esta entrada.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos contarás Ismael, no sé si has leido algo más de Gaite... Gracias a ti por comentar

      Besos!

      Eliminar
  32. Tengo de ella 'Entre visillos' e 'Irse de casa'. ¿Cuál elegirías para empezar? Tenía idea de que era una autora muy reconocida, pero no de tanto. Gracias por recordárnosla en líneas tan sentidas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me pones dos que no sabría elegir, Marcelo. Pero ahora mismo si tuviera que elegir uno, me quedo con Irse de casa. Prueba y ya nos cuentas ;)

      Beso!

      Eliminar
  33. Hace mucho tiempo dio una conferencia en una institución cultural de Segovia y fui a escucharla. Más tarde dio una charla en la carpa de la Feria del Libro de Madrid. Es cierto que tenía una personalidad arrolladora, una simpatía poco común y unas ideas tan humanas que era imposible no darle la razón. Si todos fuésemos como ella, no habría problemas en el mundo.

    He disfrutado mucho con sus novelas (menos Caperucita en Manhattan, que me pareció bastante floja), sobre todo con las de su época de juventud. Pero todavía me gusta más como ensayista. Recomiendo Usos amorosos de la postguerra española y La búsqueda de interlocutor, sobre la creación literaria.

    Gracias, Ana por este homenaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arrolladora es una palabra que creo que la define bien. Aunque no sé si ella se sentiría así (estoy pensando en su relación con Ferlosio). Desde luego vitalidad y sonrisa nunca le faltó, estoy de acuerdo contigo en que con su personalidad el mundo era un poco mejor.

      Caperucita en Manhattan no es tampoco de las lecturas que yo recuerde con más entusiasmo, y mira que es una autora con la que me entusiasmo fácil... Tengo La búsqueda de interlocutor, lo que no tengo es el momento adecuado para leerlo, pero ahí está.

      Gracias a ti por comentar :)

      Eliminar
  34. Una de nuestras grandes figuras de las letras. De ella tengo su novela Entre visillos. No creo que tarde en leerla. Me ha gustado mucho el enfoque que le has dado a su biografía. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No has leído nada suyo? Pues ya estás tardando :P

      Besiños

      Eliminar
  35. Qué bonita y emotiva entrada. No conocía el monumento de Salamanca, qué bonita la estatua. Espero cumplir con ella como merece en el reto ;-D Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Conoces Salamanca? Qué bella ciudad... Tiene libros como para escoger una lectura que te encaje para cada momento, no será difícil cumplir ;)

      Beso!

      Eliminar
  36. Hola. Felicidades por esta buena entrada :)
    De Carmen Martín Gaite sólo he leído una obra: Caperucita en Manhattan, y sinceramente... no me acabó de entusiasmar. ¿Tiene obras muy distintas entre sí? ¿Me recomendarías otra? Sé que es una autora de peso y se le tiene que dar más oportunidades.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) La verdad es que posiblemente "Caperucita en Manhattan" no sea la mejor opción para empezar con Gaite. Sí tiene obras distintas entre sí, pero en general guardo buen recuerdo de todas. Tal vez relea ahora (por si te sirve) "Irse de casa". Claro que se merece más oportunidad, sin duda... ;)

      Saludos!

      Eliminar
  37. Yo la conocí en la adolescrncia gracias a «Caperucita en Manhatan» y me resultó uns novela interesante y original, aunque otras de sus obras son mejores. Gracias por acercsarnos un poco más a la persona detrás de la escritora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto que tiene obras mejores, yo también la conocí en la adolescencia (supongo que eso da una mirada lectora diferente) y durante un tiempo me leí todo lo que de ella caía en mis manos :)

      Besos!

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA