lunes, 16 de marzo de 2015

El Powerbook (Jeanette Winterson)


Título original: The Powerbook
Traductora: Ángels Gimeno-Balonwu
Páginas: 288
Publicación: 2000 (2004)
Editorial: Edhasa
ISBN: 9788435008907
Sinopsis: El powerbook de Jeanette Winterson combina la gran tradición narrativa universal con las posibilidades abiertas por la informática, y particularmente por internet. Y no sólo por el hecho de que el argumento gire en torno a un cruce de mensajes entre dos personajes que ocultan su verdadera personalidad, sino sobre todo porque la sensación de fugacidad, de inmediatez y de distancia está muy bien logrado mediante el empleo de diálogos rápidos, esquemáticos y contundentes, tan ambiguos y espontáneos como los que pueden leerse en un foro de internautas.


Winterson. ¡Pues claro! La autora que me trajo La niña del faro. Que me gusta a mí hacerme esperar. Y no iba a ser La pasión, La mujer púrpura, El guardián del tiempo, Escrito en el cuerpo, Fruta prohibida… no iba a ser cualquiera de sus libros más conocidos y recomendados (y que adquirí de forma compulsiva después de La niña del faro). No. Que a una no le gustan las líneas rectas, así que… El Powerbook. Venga, Ana, dale. Comienzo a leer:

Para evitar que me descubran, sigo huyendo. Para ser yo quien descubre, sigo incansable.

Me detengo durante un laaaargo tiempo en esta primera frase. Sonrío. La releo varias veces. Vuelvo a sonreír. Una y otra vez. Vaya manera de comenzar un libro. Sé que no estoy ante La niña del faro, pero tengo claro que Winterson es una autora especial para mí, que fluyo entre sus palabras como pez en el agua, como agua en el arroyo, como arroyo en el cauce, como cauce en el valle. Sé que esta extraña escritora me resulta transparente (o quizás soy yo transparente para ella), que me empapo de todas y cada una de sus historias, que su personal, diferente y peculiar forma de contar es un espejo en el que veo con nitidez cada detalle, cada línea, cada puntada, cada imagen. Tengo la sensación de que Jeanette Winterson escribe para mí. Como si le encargara historias a medida. Qué bien, qué bien.

Historias y verdades. O no. O historias y mentiras. Las dos cosas (porque una cosa y su contraria no se excluyen: malviven pero conviven). Lo comentaba hace poco: estamos hechos de historias. Así que crearlas, contarlas y que me las cuenten, es pura vida para mí. Convertir momentos en historias. Historias sin fin ni final. Winterson es una ingeniosa y hábil narradora de historias, en las que me siento como dentro de un traje que se adapta a mi cuerpo a la perfección, quizás como si fuera la piel de mi propia alma.

Las historias son mapas

Las. Historias. Son. Mapas.

Cuatro palabras combinadas adecuadamente son suficientes para que dentro de mí broten historias y mapas, cartografías imposibles y geografías probables, afluentes en dirección contraria, bifurcaciones, caminos sin peaje, atajos quiméricos… Cuatro palabras y miles de posibilidades. Cuántas cosas ha inspirado y movido dentro de mí esta frase: Las historias son mapas. Pues aplaudo, ¡qué le voy a hacer si no llevo sombrero y no me lo puedo quitar!

- Esto no es más que una historia.
- Yo a esto lo llamo una historia verdadera.
- ¿Cómo lo sabes?
- Lo sé porque yo estoy en ella.

Quieta. Os preguntaréis qué nos cuenta Winterson en este libro. Que nos gusta saber qué tenemos entre manos. Habla del amor. De disfraces. De verdades y mentiras. De lo real y lo virtual. De historias (¿de qué otra cosa iba a hablar Winterson?). La protagonista (o el protagonista, deliberadamente ambiguo, marca de la casa de la autora), Alix, es una escritora, una e-escritora, que desde su ordenador, vía e-mail, ofrece “libertad por una noche”; es decir, te escribirá una historia hecha a medida. ¿El problema? Que las historias son seres vivos que pueden atraparte, engullirte, y cuando quieres darte cuenta ¡zas! formas parte de la historia que estás contando y entonces la delgada línea entre realidad y ficción, lo real y lo virtual, se vuelve estremecedora e impresionantemente fina. O directamente salta en mil pedazos. Un riesgo que todo creador de historias y momentos tiene que correr. Y asumir. Patapúm. Jugar con fuego y quemarte. O no. ¿Quema lo vivido aunque lo vivido no sea verdad? Fuego con fuego no se queman, pero se apagan. Pero hasta entonces... arden.

Vivo en un mundo material, aparentemente sólido, y el peso de éste ya es suficiente. Los otros mundos que puedo alcanzar necesitan mantener su ligereza y su velocidad de la luz. Lo que yo traigo desde esos mundos a mi propio mundo es otra oportunidad.

Al igual que en La niña del faro la estructura narrativa habitual o esperable por lectores en zona de confort es inexistente. No hay línea argumental, pero Winterson es tan valiente como reconocible, libre en su forma de contar. El esquema es muy similar: una historia (más o menos) central y fábulas, leyendas, personajes históricos, reflexiones, que se mezclan constantemente, todas ellas reencarnando una y otra vez la historia de amor entre la narradora y la mujer que le solicita “libertad por una noche”...

Soy alguien que desea lo mejor de los dos mundos.
Una historia es una cuerda floja entre dos mundos.

Alix bien podría ser Silver, nuestra niña del faro, que ya adulta hará aquello que heredó y aprendió de Pew: contar historias. Pero como los tiempos corren que es una barbaridad ya no será a la manera tradicional, de boca en boca, sino acorde a los tiempos modernos: en el ciberespacio.

No hay amor que no perfore las manos y los pies.

Sólo he leído dos libros de Winterson, aunque me parece haber estado buscándola toda la vida, pero la sensación es que la columna vertebral de sus historias es el amor. Amor, nostalgia, soledad. Pasión. Límites. Mitología. Mundos privados. Identidad. Emociones. Historias. Vida. Oportunidades. Contado a su manera. Y su manera no es lineal, ni mucho menos una línea recta. Está llena de meandros y recovecos varios. No esperéis entonces un final cerrado, ni siquiera un final. Los finales no existen. Es cierto que sus reflexiones tienden a ser aforismos, cerrados y ligeramente adoctrinantes, pero en cualquier caso comulgo con su forma de sentir, aunque no siempre con su forma de pensar. Sentir y no pensar.

No puedo dar mi posición con exactitud. Las coordenadas cambian. No puedo decir “dónde”, sólo puedo decir “aquí”, y tener la esperanza de trazarlas para ti, átomo y sueño.

Las múltiples perspectivas y alternativas de Winterson, su mirada poliédrica (y poética), me resulta tremendamente atractiva, potente, sugerente, cercana e inspiradora. Mil veces me cuente la misma historia de mil formas distintas, mil veces terminaré un libro de Winterson con la certeza de que me reconozco entre sus páginas y me toca el alma como pocos autores. Me (con)mueve y motiva. Creo que he subrayado en este libro hasta el índice (que no tiene).

Cuéntame una historia, Winterson. Y ella va y me la cuenta. ¡ A mí! La historia. No una, sino varias. O no varias, sino una. Así da gusto. Y como ya no confío en los hechos ni en las palabras, sino en el tiempo, le agradezco profundamente el que ha dedicado a contarme (sí, a mí) El Powerbook. Y a vosotros os agradezco el tiempo que dedicáis a leerme. Gracias. Tiempo es lo que tenemos.
Me sentí como si hubiese entrado atolondradamente en la vida de alguien por azar, hubiese descubierto que quería quedarme y entonces, dando tumbos, sin una pista, ni un indicio, ni una manera de terminar la historia, hubiese vuelto a la mía.

Gracias, Winterson. 

Si os gustó La niña del faro, os gustará este libro. Si no os gustó, seguir de largo. O darle una (otra) oportunidad. Si no sabéis si sí o si no, pues quién sabe. Lo que el corazón os diga. Siempre. El corazón (y no el algodón) no engaña. ¿O sí?

Nota: No me agrada, pero debo de decirlo. La edición y la traducción dejan bastante que desear. Una lástima, siempre me parece una falta de consideración al lector las ediciones atropelladas y descuidadas. 

79 comentarios:

  1. Ja, otra vez la primera... Vale..., otra vez información privilegiada ;P. Bueno, en realidad me da igual ser la primera que la última, lo que quiero es estar. Estoy y tú también, Ana, estás. No sé el tiempo que tardarán las cosas en volver a su cauce, lo que sé es que lo harán. Leyéndote no me cabe la menor duda, porque estás ahí, detrás de tus palabras, en cada frase, en cada renglón. Y yo me siento entre tus palabras como te sientes tú entre las de Winterson, reflexiones hechas a la medida de mi propia manera de sentir, Cómo no me va a conmover leerte, te diría que a veces hasta me inquieta... Dice una amiga común que hay que ser un poco farera para encontrarse en este espacio que es tu blog, no me cabe duda de que ambas lo somos.
    Un abrazo, catadora de libros, farera de emociones ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás rápida, sí... Me gusta que estés, ya lo sabes. Yo estoy y no, soy intermitencia pura y dura :) Uf, sí, tardan, tardan, eh... Yo también sé que lo harán, pero salirse del cauce tampoco está tan mal ¿no?. Me gusta lo que dice nuestra amiga común, hay que ser un poco farera, o un mucho, para encontrarse cómodamente por este rincón, pero es que es así. Farera soy, sin coordenadas también, cambian, peeeero.... quien me busque sabrá encontrarme dentro del faro, a la luz del sol o la luna, de las velas, del propio faro, libro en mano, mirada al horizonte :)
      Un abrazo, jabonera.

      Eliminar
  2. Hola. Intuía que sería más pronto que tarde tu vuelta por este blog. Bien! Me alegró leerte que estás en un momento de fortaleza y tristeza, es aquello (ya sé que es menos poético) que lo que no nos mata, nos hace más fuertes... aunque el lastre soltado produzca cierta melancolia (quizás por lo que pudo haber sido y no fue?).
    Tu propuesta de lectura me atrae irremediablemente, quizás no de la misma manera que a ti, aunque sé que tendré que hacer un esfuerzo (me gustó “La niña del faro” però tuve que hacer el esfuerzo de no intentar entender sinó solo sentir, aunque muchas frases invitan a la reflexión), me la apunto.
    El libro de Cercas me está enganchando pero te propongo otro libro de otro autor al que amo, Luis Landero, “El balcón en invierno”, habla de la literatura y de la vida.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podía dejar morir el blog, sería dejarme un poco morir a mí y eso sí que no :) Es cierto lo que dices, curiosamente hoy tengo todo el rato en la cabeza una frase de una canción de Luz Casal: y si las lágrimas vuelven, ellas te harán más fuertes, que al fin y al cabo es una forma un poco más poética de decir queu lo que no mata o engorda o nos hace más fuertes ;) (como yo no estoy engordando deduzco que me está haciendo más fuerte). Lastres, lastres, lastres... a la mierda los lastres ;)
      Como sabrás leer este libro, sabrás disfrutarlo. El de Luís Landero por ahí lo tengo, sí, ya sé, que tengo muchos pendientes y siempre lo digo, pero me gusta tener en las estanterías opciones, muchas ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  3. Pues no he leído La niña del faro, y con este no sé si sí o si no, así que investigaré un poquito más por ahí y después le consultaré a mi corazón, a ver qué me dice :-)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Investiga y lo que el corazón te diga, ya me dirás ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  4. La verdad es que no es un libro que me atraiga especialmente. Seguiré investigando. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que os da por investigar, ah... Si no te atrae a otra cosa, si tiene que caer caerá cuando sea el momento.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. Me alegro de que lo hayas disfrutado tantísimo! Yo creo que no podría disfrutar de este tipo de libros/autores, pero tampoco me cerraría en banda a ello.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí que me alegro, siempre es muy placentero disfrutar de una lectura. Nunca se sabe, Azalea, de todas formas hay muchos libros/autores y cada uno tiene su selección. El caso es disfrutar. Y más.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Gracias por tu reseña...es estupenda,genial.No he leído nada de esta escritora,investigaré.Un abrazo.
    Me dejaré engañar por mi corazón,me gusta que me engañe ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por comentar (¡tan elogiosamente!). No te sé decir si te gustará o no, pero está bien no cerrarse a nada. Ya nos contarás. Ay, eso no, que no te engañen ;) (aunque que te engañen sabiendo que lo están haciendo es otra cosa)

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Cómo me has chafado con el apunte final sobre la edición y traducción. La niña del faro está entre mis lecturas favoritas del año pasado así que me apunto este aunque con un poco de rabia.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco es de las ediciones y traducciones peores que he visto, pero es lo suficientemente... floja como para comentarlo. No impide disfrutar de la lectura, pero sí tienes esa sensación de que algo se ha quedado en el camino... Espero que disfrutes de la lectura y yo de tu reseña...

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Maldición! Todavía tengo pendiente "La niña del faro", que me la llevé bien apuntadita de esta tu casa y confirmé con las propuestas de los participantes del reto recomienda. Primero la niña, y después este powerbook (no me extraña que no pudieses resistirte a su título). Me encanta ese laberinto de hilos. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Maldita sea! :) Los hilos siempre son laberínticos, tienden a enredarse, como todas las conexiones ;) Pues ya tienes tarea, Mónica, y yo mientras a la espera para leer tus sensaciones.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Joo si que te gusta esta autora, espero poder hacerme con alguna de sus obras y que me emocionen igual que a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad que conecto muy bien con su forma de contar y con lo que cuenta. Ojalá tú disfrutes de sus libros igual y si no es con Winterson seguro que hay otros autores que te llegarán.

      Un abrazo

      Eliminar
  10. Nos queda claro cuan te gusta esta autora, yo sin embargo no la conozco, estoy totalmente pez en cuanto a sus obras pero me fío mucho de tus lecturas así que directa me voy a mi libreta de pendientes. Seguro que alguno de ellos caerán este año.
    Un besote y feliz semana ^^

    Por cierto, te he encontrado por Instagram y te he seguido espero que no te importa, llevo "bigote" ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, menos mal, porque si no quedara claro que me gusta mucho Winterson es que me explico fatal ;) Es una responsabilidad que confies en mis lecturas, ya sabes que soy muy visceral y leo de una forma muy personal. Espero ansiosa ver qué comentas cuando leas algo de Winterson.
      Uy, se me había olvidado que tenía Instagram :) (claro que no me importa, nunca he tenido nada que ocultar) ;) ¿¿bigote?? :)
      Un abrazo

      Eliminar
  11. "Para evitar que me descubran, sigo huyendo. Para ser yo quien descubre, sigo incansable." Al leer esa frase me dije que tenía que ir por él, pero luego de leer la reseña completa, estoy segurísima de que debo darme prisa ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya frase para empezar un libro, eh... Me encantan las lecturas que con la primera frase ya te han enganchado. Winterson no da respiro ni se permite inicios dudosos o melifluos. Eso me encanta de ella. No corras, que los libros saben esperar.

      Un abrazo

      Eliminar
  12. Wow, a mí se me ha escapado!!! Me lo leo. Me encanta Winterson, ya lo sabes y la reseña es también tan Winterson, protagonista de género indeterminado y demás. Mi primero fue Escrito en el cuerpo y era un adolescente, imagina el impacto, me encantó. Recuerdo que me sabía párrafos de memoria. No creo que tarde en leerme este que es que ni me sonaba... Besos :)

    El presi con recomendación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que me alegro de haberte descubierto algo de Winterson, que ya sé que te gusta mucho a ti también. Si puedes léelo en idioma original. Claro que la reseña es muy Winterson, por eso me encuentro cómoda con sus libros, es parte de lo que hace que me resulte tan atractiva la forma de contar de esta autora. No leí Escrito en el cuerpo pero me imagino a mí misma leyendo a Winterson de adolescente y puedo hacerme una idea del impacto.

      Un abrazo presi!

      Eliminar
  13. Todavía tengo pendiente de lectura La niña del faro y este también me atrae, pero irá primero el otro que me apetece más
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que hay mucha "tarea" pendiente!. Cuando llegue, llegará ;)

      Abrazo

      Eliminar
  14. Como no he leído ninguno de los los dos, ni este ni el de La niña del faro pues elegiré el que primero se cruce en mi camino.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena decisión, el que se cruce lo hará porque tiene que ser así ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  15. Quizá no me sienta tan identificada con tu amor por las historias de Jeanette Winterson (al menos de momento), pero sí con lo que se siente cuando encuentras un escritor (u otro artista) que parece ver el mundo como tú. Cada vez que me encuentro a esta escritora en la biblioteca me acuerdo de ti. Algún día la tengo que leer. Besos =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que amor es sintonía... :) Me ha gustado imaginarte acordándote de mi en la biblioteca de no sé dónde cada vez que te encuentras a WInterson y pensar qué estaré haciendo yo mientras tú relacionas a Winterson conmigo :D

      Un abrazo

      Eliminar
  16. A mí también me gusta que me cuenten historias y me gustó "La niña del faro" (menos el final que parece sacado de otro cuento), así que me lo llevo para que me cuente todo lo esconde dentro y da igual la forma en la que lo haga. Aunque si te quejas de la edición española, buscaré el original.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Winterson siempre cuenta varias historias, pero al final siempre te das cuenta de lo que las une. Con la parte final de La niña del faro habéis tropezado más de uno y de una... Hay que fijarse en detalles para ver qué une todo. Si tienes opción de leer el original, mejor, la edición española se puede leer pero te das cuenta de que no está hecha con amor, no, un poco así atropellada, vaya.

      Un abrazo

      Eliminar
  17. Después de tu efusividad, imposible no llevarme a esta autora y ver si a mí también me cuenta historias ;-)
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy muy visceral, Anuca, para lo que me gusta y para lo que no. Pero espero que disfrutes de las historias y de la forma de contarlas de Winterson. Algo te dirá.

      Un abrazo

      Eliminar
  18. Ays, si es que lo cuentas de un modo que atrae... Pero aún tengo pendiente La niña del faro que también la apunté por ti. A ver cuál encuentro primero.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, en mi biblioteca sé que tienen este libro, pero no La niña del faro, sin embargo en las librerias es al revés. Con suerte lo mismo encuentras los dos en el mismo sitio ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  19. Mi única obra de Winterson la leí por tu recomendación y me gustó.
    Esta que habla del mundo virtual y de la noche es para mi irresistible, así que la pongo en la lista de prioridades. Que hable del amor, ante el que siempre, siempre, me rendiré; que su mirada sea poliédrica y que se desvíe aquí y allí para contarnos otras cosas; ese punto poético de su escritura; y tú siempre apasionante recomendación, razones de mucho peso para su prioridad.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haber acertado con una recomendación, cuando lo hago lo hago con tanto entusiasmo que me da como pelín de responsabilidad porque sé que leo muy personal. Creo que te gustará, que sabrás exprimirlo, que algo sacarás de él, y que yo iré corriendo a leer lo que de él cuentes, incluso lo que no cuentes ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  20. Leída la niña del faro, esta vez creo que te dejo sola con esta lectura. No por las líneas que no van rectas, porque me gustan muchas veces más los caminos que las metas, sino por la temática. No termino de verla, no sé.
    Por cierto, Ana, mala ha de ser la edición para que des un tirón de orejas, bien por ello. Hay algunas que dan pena
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Te refieres a la temática del amor o a la parte más cibernética? Si es por esta última entonces no la descartes, es sólo una excusa, la fuerte es el amor.
      Es una edición pobre, sí, me da rabia porque en general las traducciones suelen ser buenas, no lo valoramos pero se traduce bastante (incluso muy) bien, y claro cuando alguna está hecha así como con dejadez pues canta que no veas.

      Un abrazo

      Eliminar
  21. Apunté La niña del faro para leer y aún no he sacado el momento. Si me gusta le daré oportunidad a esta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te gusta La niña del faro y así sigas descubriendo a Winterson

      Abrazo

      Eliminar
  22. Al leer la sinopsis me ha parecido de lo más curioso.
    Me gusta el estilo de Winterson, no tengo pega con la linealidad de sus historias, ya puestos, puedo prescindir si me proporciona cierta coherencia o al menos, y nada desdeñable es, me hace moverme en el asiento, parar o mirar a la pared. En definitiva, como dice una amiga, si hay que llegar, se llega y si tiene que llegar, pues eso mismo.
    Las. historias. Son. Mapas. es una combinación casi mágica, cierto. No siendo tan entusiasta con La niña del faro, no me importaría ir a por este segundo paso, yo me la prescribo, ea!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El estilo de Winterson te tiene que gustar, eso lo sé, es creativa y rompe esquemas y eso siempre es atractivo, porque inspira mucho. Moverte del asiento no sé, salvo que algún cacahuete se te meta en la zapatilla, pero parar o mirar a la pared seguro que en algún momento, sí. Como tú mismo te lo prescribes no te podrás resistir, salvo que te guste contradecirte, que también es posible ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  23. Hola Ana
    Yo soy de los que no conocían a Winterson y tu reseña me ha abierto el afán lector. Es contagioso tu entusiasmo por la autora y algunas de las frases que mencionas me parecen muy sugerentes.
    Empezaré, por conocer a La niña del faro y después seguiré por este Powerbook.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conxita! No sé si Winterson te "llegará" o no, pero al menos que tu afán lector se amplíe ya resulta motivador. Mi entusiasmo, ya lo irás viendo, hay que filtrarlo ;) Pero las frases sugerentes son de WInterson, eso sí. Ya nos contarás, estaré atenta.

      Un abrazo

      Eliminar
  24. Se escapa el entusiasmo que te produce este autora en cada frase de tal forma que una desea, sobre todo, sentir ese mismo entusiasmo, conseguir esa comunión que es la que hace de la lectura una experiencia tan vital. Y no es nada fácil encontrarla. O al menos a mí me cuesta más cada día, la culpa es sólo mía, supongo que los años y la experiencia me han vuelto muy exigente y créeme que muchas veces echo de menos esos tiempos en los que cada libro era una experiencia única.
    En todo caso este tipo de afinidad tan especial entre lector y autor es algo muy personal e intransferible.

    Leí La niña del faro y es una novela que me resultó agradable pero no puedo por menos que reconocer que no saltó ese chispa especial. Es una historia con encanto, con un toque de magia que la ilumina, tierna y entrañable, pero que no me ha llegado a conmover tanto como a ti. Me gustaría volver a leer a Winterson pero justo la novela que hoy nos traes no me despierta un interés especial y creo que prefiero probar con alguna otra.

    Para acabar te contaré que mi último y entusiasta descubrimiento de autor ha sido Jaume Cabré.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes, tiendo a desbordar :) Pero sí es verdad que ojalá, con el autor o autora que sea, con el libro que sea, el entusiasmo fuera igual para toda persona que lee, eso no te lo voy a negar. Yo me he vuelto también muy exigente, quizás demasiado, pero hay tanto libro que siempre encuentras, siempre. A veces cuesta más pero ahí están. Cierto que la forma de leer es personal, eso es incuestionable. Por eso me gustan las miradas que leen de forma especial.

      La niña del faro es que la escribió Winterson para mí :) No, en serio, hay mucha gente a la que le ha llegado como a ti, pero también es verdad que a otra mucha (y así me lo han contado) les ha llegad también de forma especial y personal. En cualquier caso Winterson tiene encanto. Ya traeré algún libro más suyo, seguro, aunque me gusta dejar reposar libros del mismo autor.

      Jaume Cabré, anotado ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  25. Me lo apunto, Ana. No me resigno y quiero encontrar en las páginas de este libro las emociones que me dio La niña del faro. Confío en acertar esta vez, en vivir y sentir y no pensar. Solo tomar apuntes para reflexionar más tarde. Creo que esa es la línea en la que hay que leer a esta autora, ¿estoy en lo cierto?
    Besos mil, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me sonrio porque sé que tienes tu espinita con La niña del faro aunque la disfrutaste. Pero reflexionarás, te sugerirá, te quedarás colgada de algunas frases... eso seguro. No sé, a Winterson yo sólo sé leerla en clave personal, como todos los libros, pero más a ella porque me llega muy dentro, saber cómo y dónde tocarme...

      Mil abrazos

      Eliminar
  26. ¡Hola! No he leído nada de Winterson y quería empezar por "Escrito en el cuerpo" pero ahora la "La niña del faro" me ha picado la curiosidad. Otro a mi lista de pendientes xD. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio, Escrito en el cuerpo no lo he leído, pero caerá, irán cayendo todos los libros de Winterson, seguro. Pero si decides empezar por La niña del faro estaré también atenta a lo que cuentes. Ay, la lista de pendientes...

      Un abrazo

      Eliminar
  27. Hola! La verdad es que no conocía a Winterson ni ninguna obra suya pero creo que es el momento de que lo haga :) yo acabo de abrir mi propio blog de reseñas http://pajarosdepapelx.blogspot.co.uk/ y espero que si tienes algo de tiempo puedas pasarte para echarle un vistazo! Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! El momento llega para autor o cada libro, sea este u otro. Me paso ahora por tu blog, bienvenida.

      Un abrazo

      Eliminar
  28. Pero qué convincente, Ana! Si ya me habías dejado la miel en los labios con La niña del faro, este suma y sigue. Prefiero empezar por aquel que recomendaste primero, que le tengo muchas ganas, y si me gusta, seguiré por aquí, que me gusta tanto su argumento como tu comentario. Qué pena lo de la mala traducción y edición, eso siempre echa un poquito para atrás. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que eres fácil de convencer, Tizire ;) Soy Wintersoniana total, así que poco objetiva. Bueno, más bien que no suelo ser muy objetiva cuando leo (así en general). La niña del faro es un libro muy especial, gustará más o menos pero no deja indiferente, Winterson siempre toca alguna tecla. Seguro que te gusta más leerla a ella que a mí, ¡sin duda!.

      Un abrazo

      Eliminar
  29. Yo no he leído a esta autora pero veo que La niña y el faro tiene mucha aceptación y me ha entrado curiosidad. Este lo dejaré porque primero me apetece más el otro. Con respecto a la edición y la traducción, ¡¡vaya chasco!! Una vez estuve hablando con una traductora y me dijo que no somos conscientes del trabajo que hacen. Lo malo lo notamos enseguida pero en lo bueno, ellos aportan también bastante. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La curiosidad mató al gato, ya sabes, aunque los gatos tienen vidas de recambio (lo que me hace pensar en las vidas que vivimos en los libros, como los gatos...). Lee, el que sea, me da que Winterson es reconocible en cualquiera de sus libros, si te gusta uno te gustarán los demás.
      Yo creo ser consciente del trabajo de los traductores y lo valoro mucho, por eso siempre los menciono en la ficha. Pero es verdad que nos quejamos de lo malo y no agradecemos suficientemente lo bueno :(
      Un abrazo

      Eliminar
  30. No he leído nada de la autora, pero creo que prefiero empezar por La niña del faro. He visto muy buenas reseñas sobre ella y me ha entrado el gusanillo de leerla :9
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no me puedo imaginar cómo te llegará a ti La niña del faro, porque no es una lectura de las que sueles hacer. Tengo muuuuucha curiosidad ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  31. Hola Ana:
    Como las malas ediciones me ponen muy nerviosa, creo que me esperaré a ver si tienen compasión y en las próximas van mejorando algo. De momento, creo que me apuntaré a la Niña del faro porque te veo con la fe del converso y eso me da muchísima curiosidad.
    Un abrazote,
    Sonia
    (P.s. pendiente del psycho té con dulces).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Sonia :)

      A mí también me ponen nerviosa, pero soy muy susceptible. Es llevadero, eh, me gusta tanto Winterson que transciendo las traducciones... Ah, eso sí, soy adicta a esta autora, con sólo dos libros, pero también soy visceral y muy de piel, así que filtra...

      Un abrazo

      (En cuanto al psycho té con dulces, tú misma) ;)

      Eliminar
  32. No conozco a Winterson, salvo por tus reseñas. No terminaba de despertar en mí las ganas, pero después de leerte, me parece que estoy cometiendo una falta grave. Tomo nota a toda velocidad del libro y la autora. Me gustan las historias, y me gusta que me (con)muevan ;D, jejejje. Gracias por la recomendación. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh, yo tampoco la conozco. Sólo sus libros. Pero que hasta ahora me fascina, es verdad, toca en mí teclas que no son fáciles de tocar. Pero eso es algo personal.

      No estás cometiendo ningua falta grave, faltaría más, que mis gustos son míos y los de cada cual son suyos. Y las historias son muchas y variadas. Pero creo que si no tanto como a mí, algo te dirá Winterson que te llegará. Creo.

      Un abrazo

      Eliminar
  33. No sé como lo haces pero siempre me voy de aquí con ganas de lanzarme al libro que nos traes, aunque luego quede ahí, anotado en mi interminable lista de pendientes de la que muchas veces es sólo el azar quién decide a quién rescato de ella. No he leído "La niña del faro" ni nada de Winterson, así que no sé si me gustara, pero si no la leo nunca lo sabré, ¿verdad?
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco sé cómo lo hago :) No te lances, que los libros requieren de movimientos suaves y las listas interminables de sus tiempos y momentos. La interminable está ahí para eso, para que vayamos rescatando, al azar, lecturas acumuladas. Y no, si no la lees nunca sabrás qué te tiene que contar Winterson ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  34. Parece que Winterson ha encontrado en ti una seguidora, Ana. Enhorabuena! Lo cierto es que yo me he empeñado en conseguir 'Simetrías viscerales' y no pude encontrarla. De más está decir que 'La niña...' no ha llegado aun y dejé escapar 'Espejismos', por necio. Quizás éste sea un título accesible para mi entorno.
    De todas maneras, has hecho una excelente reseña de él. Dan ganas de ir a buscarlo. Lo apunto.
    Besos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Seguidora" es un término que se me queda corto ahora mismo :) Ummmm... me he perdido ya ¿tenías al final lector electrónico? ¿lo hablamos?. Tal vez pueda regalarte algo de Winterson...

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Lo habíamos comentado. Tengo una tablet, que bien puedo conectar -supongo- a la note. Si de algo sirve... Creo que será necesario algún programa para poder acceder a formato e-book. Soy todo ojos para aceptar instrucciones al respecto.
      Un beso grande y buena semana.

      Eliminar
  35. Tengo curiosidad por la autora. Me gusta lo que nos cuentas de ella y me encantan las historias, dan aliciente a la vida. Pero creo que la historia de La niña del faro me llama más que esta. Además que su narración no sea lineal ni convencional, me intriga más. Sobre el tiempo, a veces llega un momento en que nos encontramos con que nos engañaron, el tiempo no es eterno, sino que es más corto de lo que esperábamos y todo se precipita hacia un acantilado infinito y un caos profundo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gustan las historias creo que te gustará Winterson, pero es una autora muy personal y cada persona es un universo. La niña del faro te espera, es paciente y está llena de historias ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  36. Con opiniones tan entusiastas, ¿cómo resistirse? No sé si será este, o "La niña del faro" o cualquier otro, pero me queda claro que es una autora que debo leer.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Filtra, Zamarat, que yo cuando me entusiasmo lo hago a chorros :) No sé si te gustará Winterson, pero hay que catarla ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  37. Tengo pendiente La niña del faro, así que me apunto este también =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros, ya digo, son pacientes. Esperan y esperan...

      Un abrazo

      Eliminar
  38. Ana, me has dejado con la boca abierta por lo que nos cuentas de esta autora, por como nos lo cuentas, por su forma de escribir y de contarte historias. He leído tu reseña de "La niña del faro", de esa joyita que te hizo disfrutar tanto con su lectura. Puede que me anime con él
    Un beso y gracias por escribir tus reseñas de esa forma tan especial que sólo tú sabes hacer. Es un gusto leerte a ti también

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierra la boca, Marian! Por si las moscas... A mí es que me gusta mucho Winterson, mucho. Me provoca muchas cosas, se lo perdono todo :)

      Gracias, Marian... (me sonrojo!)

      Un abrazo

      Eliminar
  39. Tengo aún sin leer La niña del faro, así que empezaré por ese y luego ya se verá, aunque este tiene buena pinta, y eso que lo de la edición me ha tirado un poco para atrás, fíjate
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luego lo mismo no te quedan ganas de leer más Winterson :) Ya digo, es una escritora muy personal, yo la leo además en clave personal... así que aunque lo cuente como lo cuento, luego cada uno decidirá. La edición no me gustó, no :(

      Un abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA