martes, 22 de octubre de 2013

El halcón errante (Jamil Ahmad)



Título original: The wandering falcon
Traductor: Eugenia Vázquez-Nacarino
Páginas: 208
Publicación: 2008 (2013)
Editorial: Alianza
Categoría: Narrativa Contemporánea
ISBN: 9788420608884
Sinopsis: En la agreste y montañosa Baluchistán puede pasar el tiempo por sus hombres y sus tierras, pero nunca por sus férreas tradiciones. Si se violan, la venganza es implacable. La hija de un jefe tribal, sometida a un matrimonio no deseado, huye con el joven del que está enamorada. La pareja, escondida en un recóndito fortín, vive su amor del que nacerá un hijo, Tor Baz, el halcón negro. Pero un día dan con ellos una partida armada de su tribu. Castigado sin piedad su “pecado”, Tor Baz es abandonado en aquellos páramos inhóspitos. Sobrevive gracias a una tribu rival que lo encuentra. Crecerá entre ellos hasta que un día, como un halcón errante, emprende su vuelo.


Si hubiera tenido opción posiblemente no hubiera elegido este libro para leer en este momento. No por nada, sino porque necesito una lectura ligera. Pero cuando me surgió la oportunidad de leer, el libro que llevaba (literalmente) en la mochila era este. Hace tiempo que me lo envió la editorial Alianza y no hace mucho lo metí en la mochila para no dejarlo en el olvido. Así que en la primera sala de espera que me vi, decidí ponerme con él.

Pese a que no era una lectura que quisiera en este momento tengo que decir que ha sido una lectura agradable. Y eso pese a que tengo que decir que la sinopsis es bastante engañosa. Si os pensáis que vamos a ver como Tor Baz “emprende su vuelo” estáis equivocados. En realidad nos encontramos ante un conjunto de cuentos, un ramillete de historias situadas en las tierras fronterizas entre Pakistán y Afganistán. Tor Baz será el hilo conductor de esas historias, principio y fin de las mismas, de las cuales no es necesariamente el protagonista, sino un actor secundario (incluso muy secundario) o ausente.

¿Y de qué nos habla Jamil Ahmad en estas historias? Aunque ambientada más o menos en los años 60, creo que no me equivoco mucho si digo que habla de situaciones actuales, que posiblemente estén sucediendo ahora mismo en esas mismas tierras fronterizas que menciona. ¿Por qué? Porque una de las cosas que quedan claras en la narración de Jamil es la fortaleza inamovible de las tradiciones. Los clanes, las tribus, la familia, la generosidad, la amistad, el respeto a las leyes, la lealtad, la solidaridad, la traición, las mujeres… todo ello tamizado por los contrastes de esas propias tradiciones que implican lo mejor y lo peor de los valores de esa sociedad. El tiempo no pasa por las tradiciones, férreas, arraigadas como los montes que describe Jamil. 

 
El paso Khyber, Khaiber o Khaybar es un cruce ubicado en la Cordillera sobre la frontera Afganistán y Pakistán. Tiene cerca de 53 Km. de largo, fue históricamente el punto de acceso para las invasiones del subcontinente indio desde el noroeste; fue cruzado por los persas, griegos, mongoles y los afganos desde el norte y por los británicos desde el sur.

Los hombres y mujeres de esas tierras no entienden de fronteras, no entienden de asentamientos. Son nómadas, su cultura es viajar. Las fronteras son “cosas de gobiernos”, poniendo barreras aquí y allá, mientras ellos cargan con familia, animales y bártulos de un lado a otro. Supervivencia pura y dura. ¿Fronteras? Las fronteras son un reflejo de nuestras limitaciones mentales. Esa es mi conclusión.: “Las presiones eran inexorables. Un conjunto de valores, una forma de vida, debían morir. En este conflicto el estado demostró, como siempre, ser más fuerte que el individuo”. Sin comentarios.

La lectura de este libro me ha acercado a una sociedad que no conozco en profundidad, y que tampoco entiendo. Claro que es fácil no entender desde el sofá de mi casa, la lucha por la supervivencia en ambos casos está en desigualdad de condiciones. No obstante Jamil Ahmad se encarga de que la lectura sea agradable y plácida, un poco desde la distancia, lo suficiente para que ciertas cosas inquieten sin provocar rechazo. No quiere que juzguemos, quiere que conozcamos. No hay buenos ni malo, ni justos ni injustos. Y si bien hay partes, especialmente las relacionada con el trato a la mujer, en las que es imposible no removerse en el asiento, en general la prosa de Jamil es sencilla, poética, accesible, relajante incluso.

He aprendido cosas con este libro. Por ejemplo, que no es lo mismo dar amparo que dar cobijo. Que la conciencia en realidad no pesa. Que es un mal común que los periodistas prefieran hablar de las injusticas que suceden en otros países antes que hacerlo de las que se cometen en su propio país. Que vivo mucho mejor de lo que me creo. Que cuando leo, viajo, conozco, aprendo…

También debo decir que en este libro me he encontrado con una de las frases más brutales de mi vida lectora: “¿Una chiquilla? Es Sherakai, la hija de un tigre. Te aseguro que si es capaz de aceptar un dedito, no tendrá ninguna dificultad en aceptar el miembro viril

¿La edad de Sherakai?: 9 años.
Por cierto, el autor, buen conocedor de esas tierras de las que habla, debutó con esta novela… ¡a los 78 años!! (si bien es verdad que la escribió unos años antes)

Campamento nómada en Sistán y Baluchistán, foto de George Steinmetz
(©AnaBlasfuemia)

73 comentarios:

  1. Lo que más me ha gustado es el detalle de la edad del autor ¡nunca es tarde! Del libro ya te imaginas lo que voy a hacer. A ver cuándo se me acaba la racha de hipersensibilidad. Creo que me pasaría como a ti, algunas cosas nunca las podré entender por más que lo intente.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, por eso lo puse. Amplia nuestro horizonte ver que hay cosas que se pueden conseguir a edades improbables. Sí, del libro me imagino lo que vas a hacer .) Pero una cosa te digo: estoy deseando que se te pase esta época. ;) Sí, hay cosas que son difíciles de entender por mucho que, curiosamente, te parezcan tas generosos y sabios con otras: el tema de la mujer (y no me considero feminista, pero sí justa). Muy difícil de asimilar.

      Besote!

      Eliminar
  2. Interesante libro de relatos el que nos traes y creo recordar que lo tengo en la biblioteca. Veo que es de los que hay que elegir el momento adecuado para su lectura porque puede uno correr el riesgo de que a las primeras de cambio lo aparque. Curioso el detalle que nos facilitas de cuándo lo publicó el autor. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es exactamente un libro de relatos, pero sí un conjunto de historias. Lo que dificulta la lectura es la distancia de mentalidades que hay, más que otra cosa. Pero conocer estas formas de vida nos hace más flexibles mentalmente. Besos!

      Eliminar
  3. Me ha impresionado tu reseña. He leído varios libros de autores orientales y siempre me impresiona su forma de ver la vida, empapada siempre de tradición, de culto y respeto a su cultura, en contraste con los occidentales, tan inclinados a olvidarla. Sobre el trato a la mujer es algo que no puedo justificar ni comprender, lo siento, y algunos de estos escritores tampoco. Aunque este no sea el momento, la apunto ya mismo en mis lista de "deberes". Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay sí, este tema de las tradiciones, las normas, la cultura... para mí es muy atractivo. Hay cosas que me gustan pero hay otras que repudio absolutamente. Este desequilibro en el fondo me fascina. En cualquier caso, nunca podré juzgar si, por lo menos, no tengo información. Y en este sentido agradezco estos libros. Abrazos!

      Eliminar
  4. No soy muy de relatos, pero creo que este libro es muy interesante. Lo anoto.
    Gracias, Ana.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es exactamente un libro de relatos, pero sí de distintas historias. Necesario, como otros muchos, para conocer otras realidades, lejanas pero ciertas.

      Besos Lady!

      Eliminar
  5. La verdad es que no es mi estilo, no creo que lo lea. Aunque tomo nota por si en un futuro cambio de opinión :)

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe rodaisa. Es una lectura agradable en cierta manera, nos acerca lo lejano.

      Besos!

      Eliminar
  6. Lo dejo pasar, no me gustan los libros de relatos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es exactamente un libro de relatos, pero tampoco tiene la estructura narrativa habitual. De todas formas no descartes genéricamente todos los libros de relatos que hay algunos que merecen la pena (mira, le han dado el Nobel a una "relatista" precisamente) ;)

      Besos

      Eliminar
  7. por un lado me atrae pero por otro tiene algo que me frena. Aunque me gusta la temática el que sean relatos no me acaba de convencer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entre el voy y me detengo... tú decides albanta ;)

      Eliminar
  8. Vaya, parece muy interesante.
    Muchas gracias por tu reseña :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que lo disfrutes. Gracias a ti por comentar.

      Besos!

      Eliminar
  9. El libro parece interesante, sobre todo por acercarnos realidades lejanas, pero creo que es tu reseña la que lo hace aún más atractivo. No creo que lo lea, al menos de momento, tengo bastantes pendientes.. es un gusto leerte.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pendientes siempre son un argumento muy convicente ;) Este libro tiene la peculiaridad de lo lejano, pero real. Las culturas diversas, no siempre comprensibles, pero que ahí están.

      Saludos!

      Eliminar
  10. No termina de gustarme. Y no sé por qué.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí sé porqué: no he sabido convencerte :P (creo que no es el tipo de lectura que estás leyendo tú, al menos actualmente).

      Saludos!

      Eliminar
  11. Afortunadamente, este no me convence. Ufff creía que ya me colabas otro. :P
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjajajaj! cachis, no te la he colado!!! :P (gracias por tu humor, caminante)

      Beso!

      Eliminar
  12. Tuve una etapa de lecturas ambientadas en Afganistán, de esto hace mil. De hecho ya te contaré una anécdota al respecto :)
    Desde el sofá de casa a veces perdemos perspectiva, nos parece increíble desde la barrera (pero tampoco se justifican cosas como la reproducidas en ese párrafo de la niña) sobre temas culturales, mujer, etc. etc. podríamos debatir largo y tendido.
    En cuento al libro en sí, lo apunté, si no recuerdo mal de una reseña de Enzo. Te pediré más datos en el tú a tú (ya sabes, presiones de lista).
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota sobre la anécdota. Supongo que Hosseini tendría mucho que ver en esas lecturas. El sofá de casa es como Las Vegas: se ganan y se pierden muchas cosas. Por cierto, anota otra película: Las tortugas también vuelan.

      Lo del párrafo ese fue brutal. Y mira que he leído libros en los que se toca ese tema, pero me quedé boquiabierta (y que sí, que es lo que hay, pero de repente te caes del sofá).

      En el tú a tú debatimos, cuando se te pasen los vapores del sofá y del constipado.

      Besito a distancia, por si los virus :P

      Eliminar
  13. Me encantan estos libros que te alejan de tu rutina del día a día y con los que aprendes a conocer otras culturas y a ver otros paisajes. Sin embargo igual que tú, ahora no tengo el cuerpo para lecturas "duras". Me lo apuntaré para el futuro. Besotesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah sí, lo de los paisajes es curioso, porque parece que son paisajes con pocos matices, pero no, en libros como este ves que tienen sus matices, sus colores, sus variaciones.. Hay que respetar el cuerpo, y si el cuerpo dice que ahora no, pues se espera :) Besos!

      Eliminar
  14. Le he cogido nuevamente el gusto a los libros de relatos, así que tomo nota de este. Algo que me ha llamado en especial la atención es la edad del autor, ¡es genial! Gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es exactamente un libro de relatos, ya lo verás, pero historias hay unas cuantas. Lo del autor, ya ves, no hay que desanimarse, hay vida en todas las edades ;)

      Besos!

      Eliminar
  15. Me gusta la temática, me gustan los relatos, así que este libro me lo llevo muy bien apuntado. Aunque esa frase que has dejado al final de la reseña me ha dejado la piel de gallina. Como bien dices, brutal...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me dejó los pelos como escarpias. Aún siendo duro en ocasiones, por la cultura, la lectura en general fue plácida, agradable, pero de repente esa frase casi me hace vomitar (literalmente).

      Besotes!

      Eliminar
  16. Me la apunto por tu magnífica reseña, aunque todavía tardaré en leerlo, porque realmente no es mi mejor momento para este tipo de historias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Momentos... ;) De todas formas al final los libros deciden por sí mismos cuándo leerse. Yo no tengo ningún control sobre ellos ;)

      Besos!

      Eliminar
  17. Lo más interesante de este lectura supongo que debe ser constatar la distancia entre nuestras culturas, la distintas formas de vivir y entender la vida. Imposibile en este caso permanecer impasibles ante determinadas costumbres y tradiciones. Difícil no juzgar, no rechazar. Por otro lado este tipo de novelas nos enseñan mucho y nos ayudan a darnos cuenta de la diversidad que aún existe en nuestro planeta. A veces con la televisión, el cine, intenet, que parece que estamos todos en la misma onda, se nos olvida de que no es así en absoluto.

    Dicho todo esto no tengo claro si me decidiré a leer esta obra, pero la apunto porque me parece interesante no perderla de vista.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El contraste de culturas siempre se me hace interesante, y el esfuerzo por comprender otras culturas lo considero un extra agradable Y también intentar comprender a veces los recovecos tan sutiles y fariseos por los que nos gusta situarnos culturalmente en una especie de atalaya endiosada... En fin, me gusta meterme en esos berenjenales :) Hay diversidad a veces en un mismo edificio, para qué te voy a contar en este mundo nuestro tan grande y poblado..

      Nada, ahí como nota al margen queda este halcón ;)

      Besos

      Eliminar
  18. Hola Ana, en principio no me atrae mucho este libro,( sl menos ahora) pero quizás en algún momento puede que lo lea, porque lo de conocer otras culturas siempre es interesante. Besos. La edad del autor, un punto a tener muy en cuenta y que me gusta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como comentaba antes, los libros hay que leerlos cuando nos apetecen (o nos ataquen a traición, que los libros son muy libres ellos). Lo de la edad del autor, pues eso: que la vida empieza el primer día y termina el último. En medio todo son posibilidades ;)

      Besos!

      Eliminar
  19. Me gustan estos libros que acercan otras culturas y sociedades tan diferentes a las nuestras.
    Curioso lo de la edad del autor al publicar la novela.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que conocer otras culturas e intentar entenderlas nos ayuda a ser más flexibles, por lo menos será un ejercicio mental sano ;)

      Besos!

      Eliminar
  20. La temática no me atrae lo suficiente como para anotarme este libro, así que de momento y salvo cruce de cables, no me lo apunto. Dos puntualizaciones. Lo de la sala de espera me ha encantado. Casi he podido verte sacando el libro de la mochila. La otra, la terrible frase que anotas.. Uff! Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si va a ser por un cruce de cables, como que no, mejor déjalo ;) Lo de la sala de espera fue literal. Y la mochila ni siquiera era discreta: naranja :) Me gustaría ver la imagen que te has creado en la cabeza de ese momento, jajajaj, cómo me imaginaste a mi, la sala de espera y la mochila :) La frase, qué te voy a decir...

      Besos

      Eliminar
  21. Después de leer hace poco Y las montañas hablaron, me apetece alejarme literariamente de esa parte del mundo; no quiero que las historias de desigualdades sociales, niños sin infancia y guerra por doquier me inmunicen de la realidad que ese país vive día a día, y cuya dureza seguro que hace palidecer a esas novelas que tanto abundan ahora en las librerías. Me ha llamado la atención la edad del autor; aunque la haya escrito años antes, 78 años son muchos años para debutar! Eso significa que nunca es tarde si la dicha es buena. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es verdad que cuando "viajas" a esas tierras tan duras necesitas poner tierra por medio durante un tiempo.. No, inmunizarnos no. Al contrario, provocarnos y movilizarnos. Y bastante tenemos aquí y ahora, eso es cierto (y que deberíamos de hacer más también). Vaya, que estoy de acuerdo contigo en todo :)

      Antes comentaba, que la edad nunca debe ser un obstáculo, ni un cerrar puertas ¡¡Besos!

      Eliminar
  22. No es una historia que me atraiga mucho, pero la trama parece interesante y algo dramática. Por el momento no creo que lo tenga muy en cuenta, quizás si más adelante se me vuelve a cruzar, le doy una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La trama se me antoja muy real, y como la realidad de esos paises y esas gentes es dramática... pues sí. Si se te cruza otra vez será por algo, avisada quedas ;)

      Besos!

      Eliminar
  23. Pues aunque tenga muy buena pinta, creo que de momento esta no me la voy a apuntar. Tengo una época ahora que me apetecen lecturas más ligeritas, y aunque no la descarto para más adelante, la dejaré un poquito en espera.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no te lo creas yo también estoy para lecturas ligeras, pero ya ves, se me cruzan, se me cruzan :D

      Besos Laura!

      Eliminar
  24. Una reseña muy interesante Ana, la verdad es que se desconocen tantas cosas de estas gentes. De momento tengo muchos, pero muchos !!! libros pendientes, así que voy a intentar adelantar un poco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo es muy grande para conocerlo todo, pero bueno, para eso están los libros. ¿Has dicho libros pendientes? ¿muchos? ¡¡vade retro!! :)

      Besos

      Eliminar
  25. Pese a que te ha gustado y pese a que te ha aportado algunas lecciones, no me llama mucho. Soy cosnciente de que aprendería muchas cosas, pero... Ahora estoy con otro título y cuando lo acabe quiero algo ligero, sí o sí. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te llamará, pero yo juraría que le oído decir "megggg" (es broma, es broma). Nada, a por el libro-dieta (ligero, ligero) ;)

      Beso!

      Eliminar
    2. calla, calla, que me han pillado por banda en una de estas lecturas de comentar por twitter y no veas, necesito YA la ligereza :-)

      Eliminar
  26. Las novelas que transcurren en esa zona me atraen mucho porque siempre aprendo bastante sobre su cultura y sociedad, tan diferente a la nuestra. Esta novela no la conocía pero me la llevo apuntada y en una posición preferente
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son rarunos, eh :) No, en serio, es tan diferente que parece de otra época, pero no. Y en realidad nosotros padecemos también de muchos de sus defectos, pero los camuflamos. Ya nos contarás.

      Besos

      Eliminar
  27. Muy interesante el libro aunque más que la "trama " en sí lo leería por el retrato que hace de las tradiciones, más que nada la leería, como tú, por aprender cosas. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La trama es ... pues como la vida misma, pone el foco en distintas personas, en distintas situaciones... Pero refleja muy bien la cultura, sobre todo de la zona fronteriza, las tradiciones.. Y claro, aprendes. Alucinas con algunas cosas, pero aprendes ;)

      Beso

      Eliminar
  28. No me gustan los libros de relatos, así que lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, hay que priorizar ;) (pero que conste que no es exactamente un libro de relatos, y que aún así, hay libros de relatos que son una maravilla)

      Besos!

      Eliminar
  29. Por lo que dices hay que buscar el momento adecuado para leer este libro, así que lo tendré en cuenta para tiempos mejores.
    Gracias por tu reseña.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sabiendo qué vas a leer es encontrar el momento en que te apetezca hacerlo ;) Espero que lleguen pronto tiempos mejores (incluso aunque no te leas el libro)

      Beso!

      Eliminar
  30. Parece interesante.
    Gracias.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te interesan esas culturas sí que lo es ;) Gracias a ti por comentar.

      Besos!

      Eliminar
  31. No la conocía y la historia suena interesante, además de que es curioso lo de la edad del autor...pero no sé si me convecnce del todo...me lo tengo que pensar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piensa, piensa, pero no dejes de leer ;)

      Beso

      Eliminar
  32. no lo conocía pero se ve interesante en una chanza le dio una oportunidad saludos

    ResponderEliminar
  33. me parece muy atractivo, aunque parece que algo duro no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son culturas y sociedades duras, para qué nos vamos a engañar. ;)

      besos!

      Eliminar
  34. No me va mucho leer cuentos, pero el contexto en el que se desarrollan éstos me gusta, me llama la atención esa forma de vida.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, es que el contexto, en entorno de estas historias son un atractivo (o un motivo para no leerlo, eso depende de cada cual) porque son formas de vida que nos parecen casi de otro siglo, pero mira, ahí están- Tan lejos y tan cerca

      Eliminar
  35. Guau!
    Otro que me tengoq ue apuntar... me estás empezando a costar como un hijo universitario!
    Tiene una pinta estupenda, ya te contaré
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejej, yo salí barata en la universidad, asi que tengo que dar gasto ahora :P

      Ya nos contarás Por cierto, que al ver tu comentario en el e-mail pensé que era en "El ruletista" y pensaba que se te había ido la pinza porque me consta que lo has leído (y reseñado)

      Besos!

      Eliminar
  36. La historia no me atrae lo suficiente como para desear leerla, pero me gusta la parte en que no hay buenos ni malos. Creo que pocos son los autores que consiguen ser imparciales y no manifestarse claramente por una de las partes, lo ideal es que el lector tome su propia opinión.
    Ya de paso, aprovecho para ver tu cambio de look, siento no haber pasado antes, pero se me acumulan las entradas en bloglovin.

    ResponderEliminar
  37. Cierto que uno de los puntos fuertes del libro es que el autor no juzga, conoce bien las gentes que bordean la frontera y nos cuenta cómo viven. No hables de acumulación de entradas... que después de cuatro días desconectada de internet no sé si atreverme a entrar a mi lector de feed o empezar de cero :D

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA