martes, 4 de febrero de 2014

Primavera sombría (Unica Zürn)



Título original: Dunkler frühling

Traductor: Ana María de la Fuente Rodríguez

Páginas: 88

Publicación: 1969 (2005)

Editorial: Siruela

ISBN: 9788478448395

Prólogo de Menchu Gutiérrez

Sinopsis: Estremecedora novela corta de Unica Zürn (Berlín 1916-París 1970), de fuerte carácter autobiográfico. No se trata tan sólo de una lucha contra la esquizofrenia sino más bien de la confrontación, desde la infancia y la adolescencia, con un mundo externo hiriente y hostil y con los abismos e infiernos interiores de la propia personalidad, con el sombrío envés de la conciencia.

Llevo un rato delante del ordenador. Pongo los dedos en el teclado, los quito, me los paso por la cabeza, vuelvo a poner los dedos sobre el teclado, otra vez sobre la cabeza, los entrecruzo, miro el techo… Maldita sea, no sé por dónde empezar. Tengo el bloqueo de quien se queda conmocionada después de una lectura. Primavera sombría, y sobre todo Unica Zürn, me ha agitado como si fuera una (involuntaria) coctelera.

(Quince minutos después) He tenido que parar. Enciendo un cigarro, uno de los cinco que me permito al día. Por la ventana el sol insiste en iluminar esta Primavera sombría. El contraste entre la luminosa e intensa luz exterior y mi agitado e inquieto interior me desconcierta. Intento ordenar todas las teclas que esta lectura ha alterado o recuperado en mí. Vuelvo a poner mis dedos en el teclado. Me obligo a escribir. Sé que ando en frágiles fronteras que no debo de atravesar. Equilibrio, Ana, me digo. Equilibrio para contar sin mostrar, para compartir sabiendo guardar. Vamos a ello.

Escribir como terapia. Lo hizo Sylvia Plath. Lo hizo también Unica Zürn, escribir como terapia, como bálsamo, como espacio en donde la locura encuentra su lucidez. No quiero definir “locura”, ni siquiera estigmatizarla, porque a veces lo que llamamos locura contiene la esencia misma de la vida. Como una droga, el éxtasis y la pérdida se dan la mano. El peligro de llegar al centro mismo del alma de las cosas, de la vida misma.

Unica Zürn ha dejado una obra escasa, pero al ser en gran medida autobiográfica nos permite acercarnos a ella, a Unica, y tal vez, entenderla. ¿Entenderla?... Primavera sombría es desde la primera página una caída al abismo con triple salto mortal, sin red ni posibilidad de agarrarse a algo que ponga freno al descenso. Empiezas a leer y ya no hay respiro, un inicio tan aparentemente fácil y natural que asusta. El descubrimiento del género (hombre, mujer), del propio cuerpo, del sexo, de las obsesiones. Y mucho más. La soledad, la realidad ajena a una misma, la intensidad del amor, la vida más allá de lo común, la entrega, los abandonos… El estilo de Unica, con frases cortas, pero transmisoras de una gran inmensidad de emociones y verdades, hace que te deslices en la lectura asemejándola aun más a la caída sin freno que va a suponer la lectura de este libro breve.

En unas pocas páginas, Zürn desgrana obsesiones, manías, extravagancias, creatividad, amor… Y lo hace con una clarividencia impropia de quien vivió la vida y quiso más. Siempre quiso más. Y quizá encontró en la locura lo que la vida normal no supo darle.

Apabullante. Intensa. Estremecedora. Brutal. Así definiría esta lectura que nos deja sin aliento. O tal vez nos lo de.

La  protagonista de Primavera sombría nos muestra su vida en el período que va de los diez a los doce años de edad. Es una “figurita de marfil” que padece (porque lo padece) la ausencia constante de su padre y  la indiferencia y los amantes de su madre. También está su hermano, del que no voy a comentar nada, porque sólo quien haya leído el libro podría entenderlo. Espectadora privilegiada pero involuntaria intenta entender, entender y saber, pero nadie está dispuesto a explicarle nada. Nadie escucha sus desgarrados gritos sin voz. Y así, finalmente ya no podrá concebir la vida sin dolor.

Sufre en silencio, perdida en ensoñaciones masoquistas en las que no caben pensamientos de venganza ni desquite. El dolor y el sufrimiento le causan placer.

La vida, sin la desgracia, es insoportable.

Para poder soportar la vida, no tiene más remedio que refugiarse con todo su afán en la fantasía

Sirvan las citas anteriores para resumir ante qué nos encontramos. Para alguien que concibe la vida como algo que tiene que ser más, que no encuentra alrededor quien le proporcione un faro al que dirigirse, un puerto al que llegar, una mano para coger, es fácil que finalmente y casi de forma inevitable busque la intensidad en el dolor y en el vaivén de emociones extremas.

Todas las niñas esperan eso. Ella no. Si él le diera un beso, se habría acabado el juego. Ella desea vivir siempre en la espera. Con el beso terminaría todo ¿Qué puede venir después? Al segundo beso, todo se hace costumbre. Ella se pone de pie y se va sollozando…

… Él la ve alejarse desconsolada. No, no puede comprender a una muchacha como ella

No. Nadie la comprende. Y quien la intuye, la rehúye. Porque tanta intensidad asusta. Como si la vida nos diera miedo. No es cómodo para los demás que alguien sienta tanto y que además, busque respuestas, vida, amor, placer..

Autobiográfico. No se me olvida. Y con una inteligencia y lucidez impropia de una mente enferma Unica Zürn nos muestra, desnuda, su infancia. Clarividente. Podría decir que nos arroja su infancia. Pero no, porque mentiría. Tampoco nos la restriega. Y si nos sentimos así, violentados, es porque nuestro espacio de seguridad y confort es terriblemente reducido y, sobre todo, limitante. Cómodo, sí, pero una cárcel al fin y al cabo. Tal vez nos guste, desde nuestra agradable prisión, llamar a los de fuera… locos.  

Hago otro alto. El último. No quiero añadir más. Unica Zürn padecía crisis de esquizofrenia que la llevaron finalmente al suicidio en 1970, con 54 años de edad. Al lado de Primavera sombría está El hombre jazmín (Impresiones de una enfermedad mental). Estaban los dos en la biblioteca y los cogí como si fueran uno sólo. Me pido a mí misma un respiro, pero sé que no me lo voy a dar. Después de Sylvia Plath ha venido Única Zürn y yo necesito aflojar, salir de este escalofrío, tal vez esté deseando volver a mi cárcel confortable, aunque me gusta renegar de ella y también escaparme. Pero quiero cerrar el círculo con Unica Zürn, agradecida, pero sobre todo sobrecogida. Leeré El hombre jazmín y sé, ya, que Unica va a dejar en mí una huella imborrable.

P.D.: Conviene leer el prólogo de Menchu Gutiérrez después de la lectura y no antes. Así no condicionará nuestra mirada lectora y se entenderá mejor todo lo leído.

http://loqueleolocuento.blogspot.com.es/2013/12/reto-escritoras-unicas.html

96 comentarios:

  1. Sabes? tienes razón, yo no fumé, pero he tenido que sonreír porque me levanté a tomar un café y me dejó en ese estado en el que no sabes si meditas sobre lo que lees, sobre lo que no pone pero has entendido o sobre el motivo de haber tardado tanto en llegar ahí. Y ahí es ese libro, ese momento y esa cocina.
    Magnífica, Unica y tú.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando terminé el libro estaba sola y casi lo agradecí porque si hubiera tenido que hablar no hubiera sabido qué decir. Necesitaba ese tiempo de "digestión" de lo que acababa de leer. Transmite muchísimo, en tan pocas páginas, en frases tan cortas. Qué barbaridad. La verdad, me ha dejado tocada, hay libros que tienen ese poder de ser como espejos que te obligan a mirar.

      Gracias, exagerá. Besos.

      Eliminar
  2. Pues aunque tu reseña me ha parecido fantástica, creo que ahora mismo no estoy preparada para leer algo así. Llámame frívola, pero no me apetece tanto dolor, y más tratándose de una niña. Todos tenemos etapas, y yo ahora mismo estoy en una que todo me afecta, todo me hace llorar, y necesito lecturas mas ligeritas :)
    De todas formas, no la descarto para más adelante cuándo pase mi "crisis" personal :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, te entiendo, con otro libro lo mismo te animaria a que lo intentaras, pero con este casi que no. No te llamo frívola, no. Aunque no es tanto dolor (que también) como intensidad. Pero bueno, la intensidad en este mundo es dolor... Así que no, no te voy a insistir, pero si a pedirte que vayas quemando etapas para que puedas volver y decirme, "ahora sí, Ana". Será buena señal y yo me alegraré ;)

      Beso!

      Eliminar
  3. Una reseña genial, como las cuentas tu, como si estuviera tomando un café contigo. Ana el libro me parece muy interesante, supongo que después de esta reseña habrá que tomárselo con calma para leer la novela.
    Un beso Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, voy a poner una cafetera por aquí en en lateral ;) (lo malo es que en verano tendré que cambiarla por un bidón de cervecita fresquita, qué trasiego). Más que calma, para leer este libro hace falta... estar asentada.

      Un beso Lídia!

      Eliminar
  4. Tu reseña me ha estremecido. Claro que también puede hacer sido el trancazo. Da gusto leerte, sea como sea, y lo que cuentas de Unica Me causa sensaciones contrapuestas. Me atrae -como Plath, como Sexton- y la temo a un tiempo; es una vieja relación con los entresijos de la mente que no puedo cortar. Escribir para exorcizar un alma atormentada. Acabaré por leerlo, en algún momento. De momento me quedo con tu texto y esta sensación
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro sí que estremece Zazou (bueno, los trancazos también hacen lo suyo). Es fácil (escribir) cuando hablas de libros que llegan así, a lo personal. Claro que te atrae (Plath, Sexton, Única..) y lo temes. Es ese temor la adrenalina Zazou, yo lo sé y tú también. Pero mira, ¿para qué luchar contra eso?, nos gustan los entresijos de la mente como tú le dices, pues por eso, porque tenemos los entresijos y ya que están pues mejor conocerlos ¿no?. Cuando lo leas, yo te leeré a ti ;)

      Gracias a ti!

      Eliminar
  5. Me has dejado casi sin palabras, Ana. No sé muy bien qué decir. Me ha encantado la reseña y me llevo la novela conmigo.
    Por mi parte, empiezo con Frankenstein ya y así doy comienzo al reto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no sé si es fácil o no dejarte así sin palabras, así que no digo nada ;) ¡¡Frankenstein!! me tienta, me tienta, seguro que Meg te pregunta por la edición ;) El reto marcha, estas autoras nos lo ponen fácil...

      Besos

      Eliminar
    2. No es fácil dejarme sin palabras; sobre todo escribiendo que se me da mejor que hablar.
      Besos.

      Eliminar
    3. Tomo nota Lady, que soy el "ojo que todo lo ve" ;)

      Eliminar
  6. Cierto, cuando una lectura nos traspasa de esta manera tenemos el entusiasmo de compartirla pero el temor a no ser capaces de decir con exactitud de cuántas maneras nos ha conmovido. Son las reseñas más difíciles. Pero tú lo has trasmitido perfectamente. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tengo la sensación de que lo que digo, o lo que escribo, no llega a ser fiel a lo que yo recibo con algunas lecturas, sobre todo cuando estas son de este calibre, porque una cosa son libros magistralmente escritos, hermosos, y otra cosa son los libros que de alguna manera te dejan tambaleando porque han tocado algún punto de apoyo...

      Besos!

      Eliminar
  7. Me ha encantado tu reseña y me ha sobrecogido lo que cuentas. No conocía a esta autora pero la tendré en cuenta.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ginger, el libro sí que es sobrecogedor (aun me respingo). Unica dejó poca obra y una vida intensa.

      Besos

      Eliminar
  8. Gracias por el acercamiento a esta novela y a su autora. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Concha, es un libro excepcional e impactante.

      Besos

      Eliminar
  9. Única única y única tú. Me quito... la coleta porque sombrero no llevo. Qué miedo y qué ansía me da esta autora. Ochenta y ocho páginas para necesitar poner dedos, quitar dedos, fumar, mirar por la ventana ¿qué me espera? ui, ay, oi! todavía no ha llegado a la librería pero está al llegar, siento el vértigo. Dejo entonces el prólogo de epílogo, esas advertencias vienen bien.

    Releo... Tanta intensidad asusta, como si la vida diera miedo, equilibrio para mostrar sin contar, para compartir sabiendo guardar. Ana ¡¡¡¡vaya reseña!!! creo que me limito a la biografía y enlazaré tus impresiones impresionadas como bandera ondeante. Me voy desalmada y no lo digo por malignidad.
    Un besito conmovido
    y releo (ya van tres)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez que he constatado que has salido del bucle relector (estaba preocupada) te digo: ansía no, miedo tampoco. Pero coger aire antes de leer, pues sí. 88 páginas y ni un rayito de respiro, esto no es una joya, es un joyón (del copón) ¿Qué te espera? no lo sé, desconozco tus teclas, pero aunque te toque otras distintas a las que a mi, seguro que indiferente no te deja. No es ¡¡vaya reseña!! es... ¡¡vaya libro!!. No decidas aun, lo mismo quieres compartir (más allá de ventanas pequeñitas). Espero que Jane te haya rearmado, ah no... realmado.

      Beso sostén (para cuando lo leas)

      Eliminar
  10. Vamos, que te has empeñado en que lo lea y lo voy a tener que leer. Me ha gustado mucho la reseña, y las citas, y las ideas que parece transmitir esta pequeña novela... Y me suena haber visto esa portada en otra reseña (positiva), hace tiempo ya.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Citas tenía unas cuantas, bastantes más de las que he puesto. Por cierto, como lo saqué de la biblioteca, un lector anterior tenía subrayadas unas cuantas (casi todo el libro, jajajaj). Un poco molesto, la verdad. Así que cuando me di cuenta borré todo para poder seguir leyendo sin que nadie me marcara las citas ;) Cuando lo leas volvemos a comentar ;)

      Besos

      Eliminar
  11. Unica contaba historias duras. Cargadas de golpes fortuitos, emociones, sentimientos. No esquivaba la crudeza de la vida, más bien la retrataba tal como era. Y tú, Ana, conseguiste transmitir en estas líneas la intensidad de su obra. Impactante. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me leí luego el otro libro, cuando pase un tiempo buscaré su libro de relatos. A poquitos porque como he dicho, me ha dejado tocada. Unica es (era) impactante, buscando cosas de su vida luego me he quedado aún más impactada (esas fotos...)

      Gracias Mere. Un beso!

      Eliminar
  12. Fantastica reseña, se viene conmigo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carax, no te lleves la reseña, déjamela por aquí!! :P

      Besos

      Eliminar
  13. Me ha impresionado mucho la reseña. La verdad es que refleja el estado ansioso y desconcertante en el que te ha dejado. No sé si casi cien páginas de desencanto y auto castigo no será demasiado para mí que prefiero el sosiego. De todos modos me lo apunto porque sé que no me voy a resistir. ¿Por qué me da que el hermano es un hijo de...?
    Besos y cálmate, por favor. Léete algo de Nicolás Barreau, jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ansiosa no me he quedado, inquieta si. Norah, una cosa te digo: desde el sosiego es un buen punto de partida para leer este libro. No te voy a engañar: no es un libro fácil. Es fácil de leer, no tanto de asimilar porque toca muy dentro. Y sé que no te vas a resistir, lo que no sé ya es si nos lo vas a contar ¿sí?. Sí, el hermano...

      ¿Nicolás Barreau? ¡¡Norah!! Pensaba que me querías más... o al menos mejor ;)

      Besos!

      Eliminar
  14. Me voy a la librería de cabeza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuela, jajajjaja. Me he imaginado a tu librero o librera viéndote venir de cabeza.... toda lanzada, jajajaja. No es un libro que creo tengan fácilmente en las librerias, tendrán que pedirlo, así que ten paciencia. Estaré atenta a cuando lo leas y lo comentes ;)

      Besos

      Eliminar
  15. Es muy difícil escribir un comentario que esté a la altura de tu reseña o que, tan siquiera, refleje vagamente lo que su lectura me produce. Lo primero, y por encima de todo, la satisfacción de leer algo, no sólo bien escrito, sino también lleno de verdad, de emoción, de sentimiento. Si algo me gusta encontrar en un libro es lo que yo llevaba dentro. No he leído este libro, pero en tu reseña, en ésta como en muchas otras, encuentro lo que otras lecturas me produjeron a mí en su momento, aquello que yo sentía, pero que evidentemente no era capaz de expresar de la forma en que tú lo haces. Así que, al igual que cuando veo mi interior en el libro que estoy leyendo, me siento agradecida al leer lo que tú has escrito. Es una suerte haberme topado contigo... ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Beatriz, la altura no está en la reseña, sino en el libro. Yo soy una correa transmisora de lo que Unica me ha dado con su libro, y ahí sí hay verdad, emoción, sentimiento (y más). Claro, entiendo lo que dices, eso que te gusta encontrar en los libros, lo vengo comentando con este libro: espejos. Eso son los libros, espejos, algunos consiguen devolverte la imagen, otros la distorsionan, otros la multiplican, otros te hacen sentir como vampiro sin imagen... Este libro contiene todo un juego de espejos multidimensionales.

      La suerte es mutua Beatriz. Besos!

      Eliminar
  16. Fantástica tu reseña, como para resistirse a esta lectura. Creo que a la autora no la conocía, pero el título del libro me suena muchísimo y no sé por qué motivo ya que por la reseña no creo que lo haya leído en algún momento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he mirado todavía, pero alguien más comentó que había visto alguna reseña más (positiva), así que seguramente alguien más de los blogs que frecuentamos haya caído en las redes de Unica. ¡¡O a lo mejor es otra primavera!! ;)

      Besos!

      Eliminar
  17. Bueno, bueno,... después de esta fascinante reseña ¿quien se resiste a colarlo en la lista de lecturas? Yo desde luego no. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que no sé si está en la línea de lo que veo lees habitualmente, pero aun así creo que no te va a dejar impasible

      Besos

      Eliminar
  18. Con la reseña me has dejado con cierta ansiedad por leer este libro. Me encanta la intensidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf Enzo, pues en este libro tienes intensidad a raudales, eso sí, quizás por cauces que te sorprenderán. Ya nos contarás.

      Beso

      Eliminar
  19. Este lo leo sí o sí! Primero Sylvia y después éste, ahora mejor date un respiro con una lectura ligera ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy rápida, el respiro ya me lo he dado y de hecho ya lo he terminado (voy un pasito por delante de las reseñas), pero la verdad es que aun me dura el "efecto Zürn"...

      Besos

      Eliminar
  20. La novela en si no me llamaba pero si como la has reseñado. Me ha impactado pero no sé si tanto como para asustarme....
    Es que la veo una lectura muy intensa.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lesincele, no te voy a mentir: es intensa sí. Pero tú ya lo sabes, yo fui un poco a ciegas (poco, que algo barruntaba ya).

      Besos

      Eliminar
  21. Pues después de lo que has escrito me alegro mucho de que no sea una de las autoras que he escogido para vuestro reto. No creo que hubiera sido una autora o un libro que hubiera reseñado con placer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo te lo digo.. placer.. pues no te voy a negar que ha sido un placer leer y hasta reseñar el libro, la verdad. Pero es tan ..envolvente e intensa... No, no hay sido un displacer. Es una lectura dura y hermosa. Es que hay que leerla, Mariuca ;)

      Besos

      Eliminar
  22. Magnífica exposición. A medida que iba leyendo me he acordado de las novelas de Agota Kristof, una mujer profundamente marcada por la infancia. Desde luego los recovecos de la mente humana son algo increíble...No tengo días de 48 horas jejeje pero igualmente lo apunto. Posiblemente me lea éste antes que "Sapphira y la joven esclava", me atrae más.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué casualidad Marybel, hace un ratito hablaba precisamente de Agota Kristof, que a punto he estado de ponerme a leer Claus y Lucas. No creo que tarde, es una autora a la que le tengo ganas (pero es que también tengo ahí a Herta Müller, en mi lista del reto de Escritoras Únicas)... ¿Ves como necesito los días de 48 horas? ;) El de Sapphira es muy buen libro, pero claro, son intensidades diferentes, este conmociona en lo personal y Sapphira más en lo literario-

      Un abrazo!

      Eliminar
  23. Me ha pasado que la cita de la derecha me ha atraído como la luz a la luciérnaga. La he copiado, se la he enviado a alguien muy especial para mi. He vuelto y entonces he visto que la entrada era sobre el libro de la cita. Te he leído con mucha atención. he copiado la referencia en la lista de compras (y lecturas) urgentes.

    Me parece que he dicho cuánto me ha gustado tu reseña, por si acaso lo remacho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puse la cita hace unos días, porque anoté varias y no quería ponerlas todas en mi entrada (¡¡quería decir cosas yo también!!), así que la coloqué ahí, un tiempito ;) Pues si la cita te ha gustado, tú y tu luciernaga váis a encontrar mucha (pero mucha) luz en este libro.

      Esperaré pacientemente a que te llegue el libro y lo comentes. Y entonces volvemos a comentar.

      Abrazo!

      Eliminar
  24. Tremenda debe ser la novela que te inspira esta reseña, me has dejado suspendida entre el deseo y el miedo. La apunto, sin ninguna duda, pero tengo que dejarle espacio para no llegar a ella "contaminada" y diría que arrebatada por tus impresiones. Hay un montón de frases en tu entrada que subrayaría, pero voy a destacar sólo una porque me siento directamente implicada:"escribir como terapia". Hasta que se me ocurrió meterme en este fregado, mis escritos sólo tenían una función terapéutica, la válvula de escape necesaria para sacar fuera los demonios y puestos sobre el papel reírme de ellos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela corta, o un relato largo, pero muy muy potente. Entiendo que necesites espacio, no tanto porque no te contaminen mis impresiones, sino porque la lectura te lo va a pedir, espacio... El libro es muy subrayable, así que "atácalo" lápiz en mano. Una pregunta.. dices "hasta" que se te ocurrió meterte en este fregado... ¿ahora ya no tienen función terapéutica? :P

      Los demonios hay que dejarlos salir porque si no lo hacemos se les viene la "casa" encima. Yo además hago pactos con ellos, que hay que llevarse bien ;)

      Abrazo!

      Eliminar
  25. Me atrae y me aterroriza a la vez. Una lectura de las que "remueven", de las que me gustan, pero en pequeñas dosis. La apunto para buscarle el momento adecuado. Fantástica tu reseña, Ana.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un libro que atrae y temes es un libro que hay que leer ;) Todo es encontrarle el momento, y este seguro tendrá el suyo.

      Gracias ;) Besos!

      Eliminar
  26. Parece una lectura que merece la pena, pero claustrofóbica... y ahora mismo no es mi momento para ese tipo de novelas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claustrofóbica no sé.. absorbente es un rato largo. No la descartes, déjala en la nevera hasta que digas ¡ahora!

      Besos

      Eliminar
  27. Brutal lo que te ha transmitido en solo unas páginas. Ni que decir tiene que me has convencido, a la búsqueda voy. me ha encantado. Si es que este reto...:-D
    PD: 5 al día? oye, pues no vas mal, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es Unica: brutal. El reto nos va a traer buenas lecturas y cosas muy interesantes (ya lo está haciendo).

      ¡¡cinco!! No voy mal no, esto es una carrera de fondo, lo tengo claro ;)

      Eliminar
  28. Ufff! No sé si ahora es el mejor momento para leerla (necesito cosas más ligeras) pero tomo nota. Por lo que dices parece muy interesante.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien en tomar nota y esperar el momento. Entiendo que no es una lectura para ir así a saco y en cualquier momento, pero es una lectura recomendable.

      Abrazo!

      Eliminar
  29. Un libro que te sacude tanto, que te dice tanto, que te deja sin palabras... Lo que es un decir, porque vaya reseña fantástica que has hecho! Apuntadísimo!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margari, me ha dejado un rato sacudida, es verdad, y además aun dura la sensación (y durará)

      Besos!

      Eliminar
  30. Respuestas
    1. Vigila esa saca no tenga un agujero negro!! :P

      Besos

      Eliminar
  31. El hecho de que la lectura te haya dejado conmocionada, y en el buen sentido, me parece más que suficiente para llevármelo a la lista; luego de leer la reseña completa, lo hago volando y lo pongo muy arriba. Qué gusto me da conocer a tantas autoras fantásticas que por un motivo u otro he pasado por alto; me encanta este reto :)

    Gracias por la reseña, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, conmoción y con efecto de largo recorrido por lo que voy comprobando, que no me desprendo aun de esta lectura... Que conste que no conocía a Unica Zürn, y que fue buscando autoras para el reto que la descubrí, y hasta la disputé un poco para que se viniera a mi lista :) En realidad da igual, sabía que iba a leer estos libros sí o sí.

      Gracias a ti, besos!

      Eliminar
  32. He escuchado varias reseñas de esta autora y estoy que me muero de ganas por leer este libro en partircular, sobre todo después de leer a Plath.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues date un respiro entre Plath y Unica, porque para leerlas seguidas se necesita mucho ánimo ;) Eso sí, imprescindibles ambas.

      Besos

      Eliminar
  33. Ante tu reseña no puedo dejarla pasar. La tengo que leer.

    ResponderEliminar
  34. Ufff me parece que tiene tal intensidad que hay que encontrar el momento más idóneo para leerla porque me da que apabulla. No descarto leerla pero de momento necesito buscar la ocasión propicia. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser apabullante, sí... pero el lector también tiene que saber dosificar, eso al menos se puede hacer con los libros (con la vida no es tan fácil). Encuentra la ocasión y exprime la lectura ;)

      Besos

      Eliminar
  35. Me ha gustado tu reseña, aunque no estoy segura de que este libro sea para mí. de todos modos apunto el título por si lo veo en la biblioteca y me animo a llevármelo, ya que es cortito. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al menos has disfrutado leyendo el comentario (eso que te llevas). Si te animas coge aire, eh ;)

      Besos

      Eliminar
  36. Ya tenía apuntada a la autora gracias a Yossi, que fue quien me la presentó con similares argumentos de peso: una escritora única como su nombre, que merece ser conocida para conocerse mejor a uno mismo. Tomo muy en cuenta tu recomendación de hoy, que, te aseguro ha traspasado la pantalla. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aun no he mirado otras reseñas, pero tengo curiosidad por saber cómo lo comentó Yossi (¡andeandará??), pero sí es cierto lo de conocerla para conocerse mejor (en mi caso como me conozco bastante bien fueron otras las sensaciones pero entiendo esa que te ha dicho). Espero que tu pantalla esté bien!! Y espero tus comentarios después de la lectura ;)

      Beso!

      Eliminar
  37. Sin duda debe ser un libro bastante directo. Y que, aunque sea corto, llena mucho. Va directo a mi lista de pendientes. En cuanto a lo de leer el prólogo antes, para mí no es problema, suelo hacerlo con casi todos los libros que lo tienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Directo y contundente. Yo tengo la costumbre de leerlos después, porque me complementan la lectura y si lo hago primero me la condicionan...

      Besos

      Eliminar
  38. Menuda reseña te has marcado, Ana. Creo que voy a hacerle un hueco en el reto si consigo encontrar el libro en la biblioteca, porque me ha llamado bastante la atención este personaje.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara. Cuando leas el libro te darás cuenta que la reseña sale sola. Yo lo (los) encontré en la biblioteca, así que espero tengas suerte, porque en las librerias no es fácil que lo tengan, tendrías que pedirlo. Si le haces hueco lo comentamos ;)

      Besos

      Eliminar
  39. Cómo será la novela. Si es tan interesante como la reseña, ni te cuento. De esta reseña saldría una buena novela de intriga, seguro. Besos. Chapeau. No te hago la ola porque últimamente traen una mala leche que no me veas, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las olas las carga el diablo Francisco!!. La novela es especial, muy directa y muy cruda. Hermosa en su dureza.

      Besos!

      Eliminar
  40. Respuestas
    1. Gracias, la lectura es motivadora, no deja indiferente...

      Eliminar
  41. Hola Ana,
    No conocía a la autora, lógicamente tampoco nada de su obra, así que se agradece la presentación. Siempre me han atraído las particularidades interiores de las femme fatales, ya sea en la literatura, el cine, la música u otros ámbitos; en este caso creo que me voy a aplicar la terapia de descubrirla. Me gusta ese contraste-contrasentido del título entre la luminosidad de la primavera y las sombras de ese eterno invierno que parece haber transitado Unica Zürn durante su vida, también me llama la atención que siendo alemana fuese a morir... buscando la luz de París. Vaya, que tomo nota. Saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Krust! Yo conocí a Unica a la hora de plantear el reto de Escritoras Únicas. Lo que te puedo asegurar es que ya no la voy a olvidar. La terapia es de choque, aviso. Es en la intensidad de esos contrastes donde vas a encontrar a Zürn. Que haya terminado en Paris tiene su explicación, que la vas a encontrar cuando indagues sobre su vida. Que lo harás, seguro. Ya nos contarás.

      Saludos!

      Eliminar
  42. Toda una revelación fue para mí, me gustó mucho Primavera sombría y también El hombre jazmín, los reseñé juntos. Pasó que yo lo leí en francés, traducido directamente del original. La edición de Siruela de El hombre jazmín se salta información MUY relevante. Incluso escribimos para preguntar el por qué de tal decisión con el libro en francés en la mano. Si lees El hombre jazmín ya comentaremos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yossi, me tienen en un sinvivir con la información MUY relevante que se ha tragado Siruela... ¡¡quiero más información!!

      Besos

      Eliminar
  43. Tu reseña me ha encantado, Ana.
    La pintura moderna no la entiendo y no me avergüenza decirlo. Puedo disfrutar de los colores y las texturas pero siempre se me escapa ese significado que en teoría debería encontrar; es por eso que permanezco en la zona confortable que me proporcionan los cuadros más clásicos.
    Con los libros mi sentir es diferente. Me incomoda no entenderlos..., y me puede asustar hacerlo. Siempre digo que no destaco por valiente pero algún título -que bien podría ser éste-, lo mantengo en una lista que sólo ataco cuando el sol brilla fuera y dentro y me siento ligera y libre de nostalgias varias.
    La cita de la autora me ha recordado a una que subrayé en su momento de un libro de Jane Austen: Persuasión. Si la localizo, la traigo para compartirla contigo. Un abrazo grandote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tana, a mi me pasa con la pintura lo mismo, pero en general, da igual que sea moderna, clásica o lo que sea. Son sensaciones, y son mías. Aunque no entienda un carajo sobre técnicas, composiciones, colores... Es lo que el cuadro me diga a mí, a Ana Blasfuemia. Con los libros la relación es como más directa, supongo, te lo llevas a casa y te pertenece, eso ya da otro tono a la "relación" :) Hace tiempo tal vez me habría pasado como a ti, que me hubiera acercado a ciertos libros de pascuas a ramos y con los pies de plomo. Ahora no es que sea más valiente, pero me conozco mejor, así que salvo momentos puntuales que necesito lecturas más ligeras, me atrevo con todo.

      A la espera de la cita ;)

      Abrazo!

      Eliminar
  44. Tu reseña me ha estremecido y fascinado a partes iguales. No la conocía, pero me llevo la recomendación. sin duda.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro así: estremecedor y fascinante, ya lo verás ;)

      Besos

      Eliminar
  45. Creo que este libro me gustaría, aunque sea muy turbador, a ver si lo encuentro. Besos.

    ResponderEliminar
  46. Encontré a Unica a través de Alejandra. Buscando más, llegué acá. Por un momento pensé que el blog estaba abandonado y qué bueno que no! Volveré :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El blog va y viene, pero siempre sigue ;) Por aquí estaré.

      ¡Cuenta de Zürn!

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Claro que sí, pero aún no tengo el libro, sólo he leído fragmentos aquí y allá. Si lo consigo te cuento :)
      Abrazos!

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA