miércoles, 2 de julio de 2014

Un hombre llamado Ove (Fredrik Backman)



Título original: En man som heter Ove.
Traductora: Carmen Montes Cano
Páginas: 352
Publicación: 2012 (2014)
Editorial: Grijalbo
ISBN: 9788425351549
Sinopsis: Ove no es el típico vecino con el que te apetece cruzarte en el barrio. Es un cascarrabias, un pesado que insiste hasta la exageración en mantener el orden y la disciplina, un casi sesentón solitario y resentido a quien el destino ha arrebatado demasiadas cosas. Sin embargo, en la vida de Ove algo está a punto de cambiar. Una serie de circunstancias fortuitas van devolviéndole poco a poco la fe en el género humano. Y, al mismo tiempo, las personas que le rodean comienzan a comprender que su barrio no sería el mismo sin el gruñón de Ove. Sería un lugar más frío, menos solidario y, aunque parezca mentira, también mucho menos divertido. Porque, al final, todo el mundo quiere a Ove.
Podéis leer el primer capítulo AQUÍ.

Mi propósito para este verano es reducir mi lista de pendientes con lecturas de esas a las que, por una u otra razón, nunca les encuentro hueco. También leer libros ligeros de equipaje y carga emocional. No sé si podría decir lecturas superficiales, de esas que no activan especialmente mi solitaria neurona, no te hacen pensar, no te remueven nada, no te conmueven, no te encuentras, no te hacen ponerte de pie, o que al terminar el libro sigas dándole vueltas. Y con ese propósito cogí este libro, una novedad con marchamo de bestseller de una gran editorial, que no es un tipo de lectura que suela hacer y menos recién salido del horno.

Pues este libro es como un anuncio de Coca-Cola: siempre positivo, nunca negativo, hecho para emocionar y enternecer tirando de los recursos de manual, tocando las teclas más fáciles, esas que siempre funcionan (gato, niños, personas de edad, personajes incomprendidos y tiernos, viudo, Alzheimer, cáncer, accidente, amigos…).

Es un libro escrito con sencillez, nada de lirismo, nada de juegos inteligentes con el lenguaje, nada de evocaciones ni construcciones complejas. Fácil para el traductor (la traductora en este caso).

¿Os acordáis de El hombre que saltó por la ventana y se largó? Pues Fredrik Backman se acuerda bien. Y ha pensado ¿qué pasa si intento algo parecido? Cojo un personaje peculiar pero tierno: un viejo gruñón de los de toda la vida, por ejemplo. Voy a intentar que los lectores sientan antipatía por este hombre, pero luego voy a hacerlo querible. Lo rodeo de personajes que faciliten la tarea y cuya única función va a ser ayudarme a que a Ove lo adoren todos los lectores (además de que representen a distintos perfiles con los que las personas se puedan identificar -potenciales lectores-: mujer inmigrante, embarazada, dos hijas encantadoras y un marido torpón, homosexual tímido, joven con sobrepeso, un adolescente por aquí, personajes malos por allá, esposa encantadora, amigo con alzheimer, ...). Voy a contar la vida de este hombre en el momento actual pero también su pasado. Creo situaciones divertidas aunque sean un poco absurdas. Voy a rizar el rizo también creando una situación que se repite una y otra vez (Ove quiere hacer algo que nunca consigue).

Como yo también me acuerdo de El hombre que saltó por la ventana y se largó resulta que encuentro los mismos defectos: personajes creados en función de la historia, que no se necesita profundizar en su perfil porque no son importantes en sí mismos, son piezas que se utilizan para llevar al lector a donde el autor quiere llevarnos: a emocionar, a enternecer. Humor fácil. Bucles en los que se repite la misma idea una y dos y tres y las veces que haga falta. El problema es que Fredrik Backman se esfuerza tanto, pero tanto tanto, en emocionarnos que no le importa recurrir a todo el azúcar habido y por haber, a todos los trucos más facilones y que no suelen fallar. Y por si no fuera poco repite algunos conceptos varias veces para que nos quede claro y nos situemos donde él quiere. Todo demasiado obvio. Demasiado forzado. Todo el tiempo he sentido que Backman me empujaba, me empujaba, sin disimulo ninguno. Con lo que me molesta eso, con lo que me gusta la sutileza…

Que necesita dejarnos claro cómo es Ove… pues si hay que repetir hasta cuatro veces que es un hombre que trabajó duro, nunca se puso enfermo, amortizó sus préstamos, pagó los impuestos, cumplió, hizo lo que tenía que hacer… pues se repite. Porque claro, a lo mejor el lector no se entera, así que mejor dárselo masticado todo para que no tenga que poner nada de su parte, y repetir las mismas ideas varias veces como si el lector fuera un niño pequeño para que le queden claras. Todo muy explícito, muy explicado, muy mostrado, como si el autor nos preguntara ¿te has fijado en esto? ¿te has dado cuenta de esto otro? ¿has visto que frase más profunda? ¿te das cuenta de este mensaje tan Mr. Wonderful?.

Y claro, no podría faltar la recurrida crítica a la burocracia sueca y su estado del bienestar, que digo yo que a los suecos les pasa como a los españoles: que si en vez de quejarse tanto votaran mejor lo mismo algo cambiaria ¿no?. La crítica es demasiado obvia y fácil también, nada más fácil que hacer un perfil típico de funcionario despiadado, sin corazón, con chanchullos a su espalda, ineficaz y que quiera llevarse a la fuerza a un asilo a uno de los personajes. Todo para loor de Ove, claro, que hay que darle ocasiones para que se luzca. Porque si el título de este libro hubiera sido Apología de Ove, pues tan ricamente.

Y parece inevitable que lo mismo que Jonas Jonasson mostró poco conocimiento de España (aún me duele su paella andaluza), Fredrik Backman haga lo mismo o al menos refleje una imagen de los españoles un poco… sueca:
De modo que así fue. A pesar de que en España la gente parecía darse importancia por el mero hecho de cecear y poner música extranjera en los restaurantes e irse a dormir en pleno día. Y a pesar de que, en el autobús, durante el viaje, la gente iba bebiendo cerveza desde por la mañana, como si trabajaran en el circo.
Y para rematar:
Notó al subir que el conductor olía a vino, pero se dijo que así eran las cosas en España, y que no pasaba nada.
El subrayado es mío.

Que no digo yo que sea mala lectura. No, por favor. Gustará a mucha gente, veréis muchos comentarios y reseñas positivas de este libro. Al final incluso me dije, venga Ana, emociónate un poquito que el hombre se ha esforzado. Y oye, pues nada, me emociono un poquitín, con condescendencia casi, cierro el libro y a otra cosa, mariposa: elijo otra lectura veraniega. Ah, que si gustará a mucha gente y tiene buenas críticas, entonces ¿de qué te quejas, Ana? ¿Por qué estás tan cabreada?. Pues porque es un libro “técnicamente” muy pobre, de una calidad literaria justita, recursos muy manidos y tramposos… y resulta que hay cientos y cientos de autores españoles con un libro debajo del brazo sin que ninguna editorial se digne siquiera a considerarlos. Que contarían lo mismo que este libro mucho mejor y más honestamente. Que tienen muchas historias que contar. Pero no son suecos, aunque las editoriales sí hayan decidido hacerse las suecas…

El cabreo no me impide que, camino de los fiordos noruegos, vaya a hacer un alto en el camino en Estocolmo, y espero que si me encuentro con Fredrik Backman no me tenga en cuenta que su libro no me ha gustado mucho (venga, me ha entretenido a ratos…) y ya le explicaré cómo somos los españoles. Tengo un par de días para hacer la maleta, nos leemos a la vuelta. Leed como si no hubiera mañana.
(©AnaBlasfuemia)



80 comentarios:

  1. Pues ni éste ni el anterior me han seducido. Tus reseñas son fantásticas (siempre en favor de la lectura) pero los temas no me ataren, al menos por el momento. Así que le estoy con mis pendientes, que también como en tu caso, hay de todo, más o menos interesantes.

    Buen viaje, Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. elvirar es que si te hubiera seducido este libro con el comentario que le he hecho entonces ya sería para preocuparse :P El de Ritos funerarios merece muchísimo más la pena, es bueno, aunque no imprescindible.

      Que sea buen vuelo! Abrazo

      Eliminar
  2. No conocía el libro hasta leer tu reseña, y una vez leída no me atrae lo más mínimo. Y por una parte me alegro porque también tengo muchos pendientes!
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha pasado por no mirar más a la larga lista de pendientes y meter este con calzador... Como me imagino que tu lista también será considerable seguro que es mejor ir desalojando por ahí ;)

      Besos!

      Eliminar
  3. No me había llamado la atención cuando lo había visto y, tras leerte, menos aún. Además, tengo claro que terminaría con un monumental cabreo leyéndolo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que sabes, yo me dejé llevar y ya ves... Ya me he cabreado yo por las dos, así que eso que te ahorras ;)

      Besos

      Eliminar
  4. No lo conocía, pero creo que lo dejaré pasar, tras tu reseña me he quedado un poco desanimada.. Este verano tengo que ponerme con los pendientes y hacer un poco de hueco para nuevas lecturas. Disfruta mucho de tus vacaciones!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso voy yo y dejarme de tonterías: ir a la kilométrica lista de pendientes y recorrer algunos metros en lla :) Disfrutaré de las vacaciones, Laura, sin duda, gracias.

      Besos!

      Eliminar
  5. Jajajaja... sobre la novela cierro el pico, sobre la opinión de España, cierro el pico. No he leído El hombre que saltó por la ventana....

    Pero si digo que te vaya muy bien por Noruega y por los fiordos. Yo disfruté mucho, mucho, mucho. Vamos que volvería ahora mismo para subir más al norte. Pero eso será en otra ocasión.

    Besos y feliz viaje!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te rías que me he cabreado mucho... :P Seguro que me irá bien, quiero decir que no tengo que hacer nada, sólo disfrutar de los sitios en los que voy a estar, y eso va a ser muuuuy fácil. YEl viaje va a estar muy aprovechado pero seguro que quedamos con ganas de volver. Ya te contaré.

      Abrazo!

      Eliminar
  6. Uf, con lo poco que me gustan a mí las novelas llenas de clichés... Y no digamos darme cuenta de que el autor está tirando de recursos facilones para hacerme soltar la lagrimita, porque encima una es una sensiblona que va y la suela, grrrrrr y me da una rabia. Por cierto, se te ha visto el plumero, desde cuándo un gato es un recurso para emocionar, jjjj.
    El libro será un bodrio, pero tu comentario es genial. Todavía estoy por decidir si me gustan más tus aciertos o tus desatinos ;P.
    Un abrazo y no te olvides del chubasquero ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los gatos tienen un público muy fiel y sensible, son los reyes de youtube... ¿No has leído Mi hermana vive en la repisa de la chimenea? Pues eso.... Ya veo que te lo has pasado con el comentario mejor que yo con el libro :) El autor tira yo creo que de TODOS los recursos facilones, pero oye, ya verás, que gusta mucho. Pero yo al final me he cabreado, y eso que intentaba resistirme, no quería cabrarme y he puesto de mi parte. Luego he mirado otros comentarios y me he sentido un poco bicho raro. Lo mismo soy insensible...

      Quiero llevar dos chubasqueros, por capas no va a ser :) Abrazo!

      Eliminar
  7. Esta lectura me la voy a saltar a "fosbury". No soy nada partidario de libros llenos de los típicos tópicos, por un lado, y por otro lo has puesto que no hay por donde cogerlo. Gracias por el ahorro de tiempo que me has procurado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A "fosbury", jajajaj (qué recuerdos me ha traído el palabro). Entiendo que como es su primer libro quiera agradar y recurra a todo lo habido y por haber, por muy fácil que sea. Lo que no entiendo tanto es que editoriales como Grijalbo nos la metan con calzador saltándose a la torera tan buenos escritores que hay por aquí que merecen su oportunidad... ;(

      Besos

      Eliminar
  8. Vaya genio, rubia. Que no digo que no te falte razón eh? A mi se me saltan los empastes cuando me intentan obligar a sentir algo o cuando me tratan de lectora tontuela a la que hay que darle toooodo mascado. Así que te entiendo a la perfección. Y lo de los tópicos...¿qué decir? aún me panzo de risa con la peli de Cruise que vi un poco contra mi voluntad (ya ves que no sólo los libros son el lugar idóneo para los clichés y topicazos facilones). Gracias por tu entrada y por aligerar mi "infinita", que este no me lo apunto. Ni hablar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, pelirroja, cuando me cabrean gruño a base de bien :) Que yo no digo tampoco que tenga LA razón, pero tengo la mía, al menos mis razones, para que este libro me haya cabreado. Pero ya digo que a otra gente le ha gustado. No me gusta que mastiquen por mí, no, que necesito ejercitar la dentadura ;) Gracias a ti por comentar y da recuerdos a tu infinita ;)

      Besos

      Eliminar
  9. jajaja con esas frases dan ganas de ir y decirla a ese Fredrik un par de cosas.
    Es que eres muy exigente con las lecturas, Ana (lo cual me parece muy bien). Ya decía yo que esa portada no pegaba por aquí.
    Al menos no es una lectura obligada. Así que, esta vez sí que sí, ¡muchas gracias! :P
    Buen viaje =)

    PD: he escrito esto dos (ahora tres) veces porque no estoy segura de si se ha enviado, espero que no me repita... Nunca fue tan difícil publicar un comentario.jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es molesto, nunca me han gustado los tópicos sobre regiones y países, pero si escribes un libro modérate un poco, hombre. Pues debo ser exigente, sí, es que me han acostumbrado mal ;) La portada es horrorosa, si es que no sé cómo he picado...

      Anda blogger un poco locático últimamente, sí... Besos!

      Eliminar
  10. Bieeennnn!!! Este libro no me llama nada y con tu reseña me reafirmo. Eso sí, vaya imagen que da de España... Que digo yo que no cuesta nada informarse un poquito. En fin...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo piqué, Margari... por culpa de esta tontería de leerme lecturas más superficiales... La imagen es penosa y de conocer poco el país, salvo que sólo haya venido a beberse cerveza y vino, pero eso sería su imagen, no la nuestra.

      Besos

      Eliminar
  11. Voy a pasar de este sin asomo de arrepentimiento, porque por lo que cuentas me cuesta encontrar algo en él que me llame al menos un poquito. Y los tópicos... eso da para todo un post, ¿no?

    Un besazo y a disfrutar del viaje :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arrepentimiento ninguno, te lo digo yo, que de lo que me arrepiento es de haber echado tiempo en la lectura. Bueno, tiene alguna cosa simpática... Los tópicos dan para varias entradas, sí.

      Besos (disfrutaré, seguro) ;)

      Eliminar
  12. Supongo que no me había llamado la atención porque no me acuerdo de este libro. El abuelo que saltó tampoco lo he leído. Me molesta mucho eso de los tópicos. Creo que te dejo aquí la novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que ha salido hace poco. La novela si quieres la puedes llevar y dejarla por ahí que se pierda un poco ;)

      Saludos

      Eliminar
  13. Pues hace poco que lo he ganado en un sorteo y como no he leído El abuelo que saltó por la ventana pues en ese sentido me será novedoso, pero algunas cosas que has señalado no me convencen así que no estoy segura de cuál será el resultado de la lectura, ya te contaré cuando le llegue el turno
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty, que lo mismo a ti te gusta, si obvias alguna de las cosas que comento. Yo en vez de ignorarlas me cabreé y no disfruté tanto de la lectura, hay otra gente que sí, a mí me pareció un libro tramposo. Ya nos contarás.

      besos!

      Eliminar
  14. Mira, por la sinopsis y tus primeras palabras me ha parecido que era un libro de esos que se que me acaban gustando... pero a medida que te iba leyendo ya lo medio descartaba, no sé, igual a pesar de todo lo acabe leyendo, pero tendré presente tu reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que te fies... :) Pero lo mismo te gusta, eh. Como me dicen por ahí arriba, es que yo soy muy exigente, es posible que desde una postura menos exigente, más de disfrutar, guste más el libro. Si lo lees ya me contarás.

      Besos

      Eliminar
  15. ¿Qué autobús será ese? Porque parece la mar de divertido... El que cojo yo siempre es bastante muermo en comparación, aunque casi lo prefiero a que el conductor huela a vino jaja
    Yo soy rara hasta para escoger lecturas veraniegas, aprovecho estos días de sol y calor para atreverme con las lecturas más pesadas y largas a las que no pude dedicarles el tiempo necesario en invierno.

    Disfruta de las vacaciones! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que vale cualquier autobús :) En realidad lo de lectura veraniega es una excusa, es sólo que necesitaba lecturas más livianas, pero ya veremos cuanto tiempo duro con la intención ;)

      Besos! (disfrutaré, disfrutaré)...

      Eliminar
  16. Ana, estaba pensando mientras te leía que quizás dentro de unos meses (por dejar pasar un tiempo y que se te olvide este Oven) igual te apetece leer "El tipo más raro del mundo". No he leído esta novela que hoy nos traes pero por tu reseña me ha parecido una versión pobre de esta otra novela que te cuento, "El tipo más raro del mundo". Te lo comento por si te apetece abordar de nuevo a un personaje gruñón/tierno pero mejor construido (pásate por mi rincón que verás la reseña).
    Por cierto, lo de España reconozco que a mí también me molesta bastante. En fin...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ¿sabes qué?... Que al tipo raro ese lo tengo hace tiempo en la espera y que posiblemente hubiera sido mejor lectura que este, que no es que pida mucho, pero no que me tomen el pelo. Y también tienes razón en que ahora tendré que esperar un poco porque pueden ser libros parecidos. Menos mal que los libros saben esperar.

      Gracías Mónica, ¡besos!

      Eliminar
  17. Madre mía, qué poco te gustó el libro, no? Te diré que no conocía esta historia y aunque soy de las que le gustó El abuelo... no me atrae mucho volver una vez más a lo mismo: con uno me parece más que suficiente. Los comentarios sobre España me han hecho gracia por ese desconocimiento que señalas y que es tan común en libros, series y películas extranjeras cuando hablan de este terruño... Pásatelo bien por esos mundos escandinavos, donde imagino que comerán desde bien temprano salmón en los autobuses, no? ;P 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, oye, si entretiene... Pero me cabrea cómo nos venden ciertos libros... A mí el abuelo que saltó por la ventana me gustó la idea, pero no el desarrollo, un poco machacón, como coger un buen punto de apoyo y darle vueltas una y otra vez. Parece que hay una imagen muy prototípica de España, pero también es verdad que cuando conoces otros países entiendes más la imagen que tienen de nosotros... Me lo he pasado más que bien por tierras escandinavas, tanto que volveré. Si ya era fan de las tierras nórdicas ahora ya soy... lo siguiente a ser fan (que no sé qué será). No me he fijado si ellos comen salmón bien temprano, pero yo puedo jurar que he dado buena cuenta del salmón en el desayuno, en la comida y en la cena ;)

      Besos

      Eliminar
  18. Toma castaña! Había leído de pasada lo de cabreo en facebook pero esto es para lanzar el libro por la ventana. Pues sí que está bien la cosa. No no leí el libro de Jonasson (paella andaluza?) En fin, no creo que la ni uno ni otro. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de lanzar libros por la ventana es más cosa de Marilú, yo los dejo por la huerta, pero vamos este se pierde por alguna calle seguro ;) Hay mucho que leer, así que no te pierdes nada (¡cuida ese brazo!)

      Besos

      Eliminar
  19. Date cuenta de que, cuando vayas a Estocolmo oliendo al vino por la mañana, el señor Backman como un buen sueco que es, probablemente olerá al vodka mal diregido... ¡Cómo odio yo este tipo de "verdades iluminadas"!
    ¡Qué lo pases bien por lo fiordos- que son preciosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así fue, como lo has previsto, aunque yo no oliera a vino, qué se le va a hacer. Los estereotipos es lo que tienen...
      Los fiordos son preciosos ¡menudo espectáculo! Lo he pasado de miedo y qué poco ha durado. Volveré.

      Besos

      Eliminar
  20. Espera que termine de secarme las lágrimas de hilaridad... ay, dioses, sí que me lo pones bien. Si no leí "El abuelo...", éste tampoco va a caer. Se lo dejo a otras mentes más preclaras que la mía. Y lo de los tópicos españoles ya cansa un poquito. La única excusa que le encuentro a ese empeño en tomarnos por borrachos es pensar que necesitamos beber para sobrellevar lo que tenemos. Eso, quizá.
    Gracias por el buen rato y besísimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya divertido leer mi comentario, ya que yo no me he divertido tanto con la lectura ;) El caso es que yo veo más borrachos en el extranjero que aquí. Lo que pasa que aquí somos muy escandalosos, eso es verdad, se nos ve más. Pero en Noruega tienen un problema serio con el alcohol...

      Besos!

      Eliminar
  21. Y yo que pensaba que nunca llegaría este día, el día en que dijeras que un libro no te había dicho nada y que mejor perdamos el tiempo leyendo las etiquetas del bote de champú que por lo visto son del mismo género que este libro. ¡Bieeeen! Porque ya me estabas llenando la lista hasta el infinito. Entiendo que alguien intente imitar una buena novela o no tan buena que haya tenido éxito, no hay nada de malo en ello pero caray, hay que hacerlo bien. Pasa un muy feliz viaje que seguro que algún relato nos cae luego.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eh! Que tengo una ONG y todo para esos libros que no me dicen nada... :P Pero después de unos días de desconexión y de lecturas de "usar y tirar" vuelvo al ataque ;) El viaje ha sido feliz, pero corto, mecachis... No sé si habrá relato hay sitios y experiencias para las que no tengo palabras...

      Besos!

      Eliminar
  22. Pues parece que se ha cubierto de gloria este buen hombre. Bien, pues me alegro de sentir pesar por no leer su libro. Lo de su visión de los españoles es otro dato más que me anima a dejarlo a un lado para buscar otro, no por venganza, sino que para perder el tiempo con cosas flojitas, lo pierdo con flojeces patrias, :). Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería decir: "... por no sentir pesar"; a veces mis dedos parecen salchichas, :(

      Eliminar
    2. Oye, de gloria sí se ha cubierto, en España lo edita una editorial grande y en Noruega yo lo he visto en varias listas y entre los más vendidos, así que mal no le va. Hay mucho autor novel que está por encima de este libro, eso te lo aseguro, y ya no te estoy hablando de grandes y reconocidos autores, no...

      Abrazo!

      Eliminar
  23. El eterno debate del talento por ahí oculto. A mí el abuelo que saltó me gustó mucho, pero claro, como para leer imitaciones y seguir con lo mismo, como que no...descartado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, si el hombre escribe ameno, un poco reiterativo me pareció. Oye, no sé, si te gustó el abuelo igual te gusta Ove... Que sobre gustos está todo por escribir, ya sabes.

      Besos!

      Eliminar
  24. Lo vi entre las novedades, pero me recordó a El abuelo... y como ese libro nunca me logró interesar, ni siquiera me fije mucho en él.
    Me quedo muerta con las frases de España... En fin...
    Pásalo bien en tus vacaciones!

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tuviste buena intuición... Pero mira, en Noruega estaba entre los más vendidos, que la portada es la misma.
      Lo he pasado bien! :D

      Besos

      Eliminar
  25. Yo es que estoy peleada con este género. Libros de humor NO. Libros con tufo a autoayuda NO. Son las dos premisas que rigen mi vida. Así que dudo que me hubiese acercado a él. Pero si hay alguien aún más importante que ésas dos premisas, es que odio que me manipulen. Recuerdo que cuando leí "El niño con el pijama de rayas" y todo el mundo se emocionaba con el final, yo pesqué un cabreo de narices, porque me sentía conducida a llorar por fuerza. Y yo soy muy de llorar, pero obligada no. :P
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gustan los libros que me divierten, aunque a veces no sea su pretensión, pero este bueno, sí tiene alguna cosa simpática pero me dejó más fría que otra cosa. No, de autoayuda por lo menos no va. Yo no sé si la pretensión era manipular, pero sí tirar de recursos fáciles, aunque supongo que si yo escribiera un libro, un primer libro, lo mismo tiraría de esos recursos que funcionan así en general. Jeje, yo también soy muy de llorar, por todo, que lo mismo lloro de alegría, de sorpresa, de agradecimiento que de pena, pero obligaciones las justas...

      Besos

      Eliminar
  26. Me sale algo de mi vena defensiva y me cabreo sola cuando las novelas incluyen alguna frase que nos deja a los españoles por el suelo...que encima luego hay gente que se lo cree.
    No es para mi.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate que yo, la verdad, soy poco patriota, pero claro es como con todo: que sólo yo me puedo meter con ella, pero como se metan los demás.... :D

      Besos

      Eliminar
  27. No me habia fijado en el, y con los fallos que remarcas creo que ni me molestaré. Las frases de España me han dejado muerta...
    Disfruta mucho de tus vacaciones!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no te habías fijado en él sigue de largo, que hay todo un sendero de libros esperando por ti ;)

      Besos

      Eliminar
  28. Muy fan de todos los topicazos y estereotipos habidos y por haber sobre la siesta, el vino y los toros (me sorprende enormemente que no nombre los toros). La verdad es que tu crítica me ha parecido buenísima para no leer el libro, y aun así me asalta la curiosidad. (¿Es un poco contradictorio verdad?) Ultimamente veo una enorme cantidad de títulos que parecen buscar la lagrimilla fácil y este tiene toda la pinta.
    ¡Que tengas un bien viaje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No nombraría los toros para hacerse el original, tal vez quería sorprender y se dijo "no voy a decir nada de toros ni de paella"... No te creas, a mí me pasa a veces con algunos libros, que los comentarios desaconsejándolo me dan ganas de leerlo, supongo que para comprobar si es verdad que es tan malo :) Este busca la emoción, la sensiblería, está escrito para eso. Pero se esfuerza demasiado y se nota.

      Tuve buen viaje!! :( (la carita triste es porque ya pasó, claro)...

      Besos

      Eliminar
  29. Verás, a mi ya no me gustó la portada,de hecho me horroriza esa portada.
    No lo he leído y poco más puedo decir salvo que no me lo apunto y que: has visto que fea?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la portada es la suya original, que la he visto en Noruega :) La portada es horrorosa, la del abuelo tampoco me gustaba, pero eso se ve que no me echa para atrás ;)

      Besos

      Eliminar
  30. Pues no me termina de convencer... pero nada... empezando por la portada, que no me llama la atención (soy una superficial, lo sé).
    Aún así, con lo que cuentas, creo que no es para mí =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si lo que cuento no es para convencer a nadie para que lo lea, sino más bien para lo contrario ;)

      Besos!

      Eliminar
  31. Ha sido mencionar el libro de "El hombre que saltó por la ventana y se largó" y dejar de leer en profundidad tu reseña. Y es que lo leí entero porque me lo prestaron diciéndome que estaba bien, y a mí me pareció una porquería de principio a fin. En mi reseña dejé constancia de ello. Así que si este libro se parece a él en estructura, personajes, etc. libero a mis neuronas de la información de este libro.

    Disfruta de las vacaciones.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi el abuelo tampoco me convenció mucho, y eso que en su momento tuvo mucho éxito. Se parece un poco en los ingredientes y en los defectos, luego cuenta algo distinto, pero el resultado para mi es el mismo: ni fu ni fa.

      Neuronas liberadas ;)

      Besos

      Eliminar
  32. Pásalo bien en tus vacaciones. Estocolmo te va a gustar. Y a leer se ha dicho. jajja
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo he pasado bien. Estocolmo me gustó, pero Noruega muuuuucho más. Y a leer me pondré ahora, a leer en serio, que estos días he tonteado sobre todo ;)

      Besos

      Eliminar
  33. Te entiendo totalmente: me apetecen lecturas muy ligeras, pero mira lo que estoy leyendo desde hace semanas... :/ y eso que me encanta Víctor del Árbol.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues se me termina ya la tontería esta de leer lecturas muy ligeras, al final no aguanto muchas lecturas seguidas sin que me aporten más que puro entretenimiento. Así que no tardaré en volver a la senda ;)

      Besos

      Eliminar
  34. suena muy bueno, quizas me lo lea, aunque lo dejare para despues! me ha encantado tu blog, asi que ya te sigo, ojala puedas pasar por mi blog y si te gusta seguirme!! un beso<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que a ti te guste, a mí la verdad que como comento, no me convenció este libro :)

      Besos

      Eliminar
  35. Si recuerda al Abuelo que saltó por la ventana y se largó creo que voy a pasar. No me gustó nada. Tengo otros libros muuucho más interesantes esperando turno ;) Tanbién buscaré algo ligero para mis dos escapadas veraniegas pero creo que no va ir por aqui.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me lo recordó, aunque en principio no tengan nada que ver, salvo la intención y los ingredientes. Y el efecto el mismo: "desaborío". Yo me he cansado ya de lecturas ligeras, así que atacaré de nuevo libros con más enjundia, al menos eso intentaré...

      Besos

      Eliminar
  36. Claro que sí, las cosas se han de decir claras. Que el libro es flojo pero se ha publicado por la estela del Abuelo de los 100 años, pues se dice y ya está.

    Felicitaciones por tu reseña.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muuuy flojo, pero bien vendido, qué desperdicio estas editoriales pasando por encima de lo patrio para seguir vendiéndonos autores nórdicos...

      Besos Ariel!

      Eliminar
  37. Acabo de leer el hombre que saltó por la ventana así que este me lo saltó yo si se parecen tanto.
    Digo, uno está bien. Dos ya me parecería cansino.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el abuelo salta por la ventana y bibliobulimica por encima del libro :)

      Beso!

      Eliminar
  38. Ostras, no creo que lo lea, pues la verdad, me fío de tu criterio y por lo visto tampoco es muy original si la historia es parecida a El abuelo que saltó... de Jonasson del que me he quedado de piedra al enterarme que la paella es andaluza. Me recuerda a una de las películas de Misión imposible donde en las fallas valencianas, el vestido folklórico era el de sevillana. Bueno quizá deberían informarse un pelín antes de escribir sobre algo que no conocen. A mí me daría vergüenza.
    Espero lo pases muy bien por Noruega, seguro que más fersquita que aquí sí..
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la historia no es parecida a la del abuelo, pero sí la intención, los recursos, y también los fallos :) ¿pero no sabías que la paella era andaluza? Menos mal que Jonasson lo tiene claro ;) Me acuerdo de lo de Misión Imposible :) Vaya tela...

      Ya he vuelto de Noruega, y de fresquito nada, menudo calorazo hemos tenido todos los días... Llevo el sol y el calor donde quiera que voy :P

      Beso!

      Eliminar
  39. No paro de verlo por las librerías y siempre me veo tentada de llevármelo, pero el tufillo a Jonas Jonasson y su abuelo (que fue un gran libro para mí) no se me ha pasado por alto al leer la sinopsis y alguna que otra reseña más. Eso me desiste a llevármelo. Pero no leo malas reseñas y eso puede que al final me vaya animando, pese a los estereotipos que haga de España (no recordaba la paella andaluza de Jonasson, qué mala memoria), pero si veo que al menos es una lectura interesante, en caso de que lo lea, igual no soy tan tiquismiquis.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  40. Siguiendo tu consejo estoy leyendo un montón ;) aunque creo que este libro no entrará en mi lista del verano. Imperdonable los cutre- estereotipos sobre nuestro país.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  41. Por lo que dices de este autor me parece a mi que hay que decirle que no hable de un país si no sabe cuáles son sus costumbres y no dar una idea equivocada de los que, según él, somos. En fin, un título menos a tener en cuenta. Besos.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA