martes, 11 de noviembre de 2014

Suite Francesa (Irène Némirovsky)

Título original: Suite Française
Traductor: José Antonio Soriano Marco
Páginas: 480
Publicación: 2004 (2005)
Editorial: Salamandra
ISBN: 9788478889822
Sinopsis: Novela excepcional escrita en condiciones excepcionales, Suite francesa retrata con maestría una época fundamental de la Europa del siglo XX. Imbuida de un claro componente autobiográfico, Suite francesa se inicia en París los días previos a la invasión alemana, en un clima de incertidumbre e incredulidad. Enseguida, tras las primeras bombas, miles de familias se lanzan a las carreteras en coche, en bicicleta o a pie. Némirovsky dibuja con precisión las escenas, unas conmovedoras y otras grotescas, que se suceden en el camino: ricos burgueses angustiados, amantes abandonadas, ancianos olvidados en el viaje, los bombardeos sobre la población indefensa, las artimañas para conseguir agua, comida y gasolina. A medida que los alemanes van tomando posesión del país, se vislumbra un desmoronamiento del orden social imperante y el nacimiento de una nueva época. La presencia de los invasores despertará odios, pero también historias de amor clandestinas y públicas muestras de colaboracionismo.

¿Por dónde empezar? Por el principio, Ana. Irène Némirovsky es una de las autoras del Reto de Escritoras Únicas, concretamente está en la lista de Marilú. Quería acercarme a Némirovsky con este libro, por la historia especial que le rodea y que todo el mundo conoce: Se trata de una obra que fue concebida inicialmente como una composición en cinco partes, de las que Némirovsky sólo consiguió escribir dos antes de ser llevada al campo de exterminio de Birkenau, donde sería asesinada el 17 de agosto de 1942. Las dos partes que consiguió escribir son Tempestad en junio y Dolce. Se completa Suite Francesa con Notas manuscritas de Irène Némirovsky y Correspondencia 1936-1945.

De entrada nos encontramos con un Prólogo de Myriam Anissimon que, aleluya, es realmente un prólogo, no destripa nada, pero cumple magníficamente su función de ubicarnos en cuanto a la espeluznante situación que convirtió esta Suite Francesa en una obra inconclusa. Por un lado hace una breve pero atinada biografía de Irène Némirovsky, con atinadas reflexiones de en qué situación emocional fue escrita esta Suite Francesa; y por otro, conocemos también las no menos excepcionales circunstancias que provocaron que este libro no fuera publicado hasta 2004.

El Prólogo tiene la gran virtud de, con brevedad y precisión, conseguir ponernos la piel de gallina y empezar a leer con el espíritu necesario para que esta lectura sea excepcionalmente cercana y emotiva. Crea el clima adecuado para adentrarte en el libro.

Tempestad en junio es fundamentalmente un lienzo, con diversas imágenes de la huida de los franceses de los bombardeos alemanes, el retrato de un éxodo, pinceladas de una huida caótica, una crónica probablemente sesgada y parcial (porque al fin y al cabo sólo tenemos una visión parcial de aquello que vivimos) en la que Némirovsky pone en marcha su ironía y no escatima nada al mostrarnos la miserable naturaleza humana haciendo aparecer la frivolidad en medio del drama, vanidad fruto del egoísmo y del “sálvese quien pueda”. Podría habernos mostrado el lado más solidario, empático y valiente, la imagen del luchador y del resistente, pero decide hacerlo del más mezquino, posiblemente porque es lo que había a su alrededor.

En Dolce nos encontramos en una Francia ocupada en la que vencederos y vencidos, alemanes y franceses, tienen que convivir. La narración en este caso transcurre en un orden más cronológico en cuanto a personajes y acción, con una estructura narrativa con principio y (casi) final. Bien es verdad que el final se produciría a lo largo de las otras tres partes de esta suite inconclusa, aun así gracias a las notas del manuscrito y a que Dolce era un apartado ya concluido, no da tanto la sensación de quedarse incompleto.

En Dolce se aprecia la maestría de Némirovsky para trazar el perfil psicológico de los personajes, fundamentalmente a través de sus reacciones. La línea que debería de separar a vencedores y vencidos se difumina ante todo aquello que iguala a los seres humanos: amor, miedo, soledad, belleza, deseo… Si fue decisión de Irène Némirovsky hacerlo así porque narrativamente le interesaba más, mostrando el lado humano de los soldados alemanes, o si realmente es así como se vivió es algo que no alcanzo a saber. Se me hace evidente que algunos soldados nazis fueran humanos e incluso hasta buenas personas, pero que Némirovsky decidiera mostrar más la egoísta crueldad y banalidad de los propios franceses es algo que no conseguí entender.

Porque si algo me ha inquietado ligeramente a lo largo de toda la lectura es la distancia que Némirovsky mantiene respecto a lo que nos cuenta. Sólo se me ocurren dos razones para que esa distancia, ese relato casi periodístico de lo sucedido, esté tan presente: por pura supervivencia, la distancia como una muleta que te sostiene y permite sobrevivir; o por pura ignorancia de lo que realmente estaba sucediendo, un desconocimiento cruel de lo que sucedía en los campos de concentración y una ignorancia absoluta de la existencia de los campos de exterminio. De la existencia de los primeros era consciente Némirovsky, puesto que los menciona, aunque tal vez no tuviera un conocimiento real de lo que sucedía en ellos. Y me temo que de los campos de exterminio supo cuando ella misma perdió la vida en uno de ellos.

Suite francesa se completa con unos Apéndices que incluyen una Correspondencia 1936-1945 y unas impresionantes Notas manuscritas de Irène Nemirovsky. Estas notas manuscritas sí que me pusieron los pelos como escarpias, porque nos hacen a Irène terriblemente cercana, especialmente en cuanto a la construcción del proyecto de las cinco partes que debieran de haber compuesto esta Suite francesa. Escalofriante comprobar que esa distancia también está presente en estas notas manuscritas, aunque igualmente transpira miedo, incertidumbre, tanto por su propio porvenir como el de, principalmente, sus hijas.

Además de esa inquietante distancia respecto a lo relatado (no olvidemos que es una ficción a medias, puesto que estaba contando casi en tiempo real sus propias vivencias y aquello de lo que tenía noticia), no cabe duda que la técnica narrativa de Némirovsky era impecable: ambientación, personajes, descripciones, estructura, ritmo… no sobra ni falta nada, todo está donde debe estar y como debe estar. Quizás me ha faltado algo de alma, un relato más sentido y menos testimonial, una distancia más cercana entre lo que Némirovsky cuenta y lo que estaba, realmente, viviendo. Pero también es un testimonio que nos ayuda a entender más y mejor cómo sucedió todo, cómo se vivió, cómo a veces no ves (no quieres ver) las orejas al lobo hasta que te da la dentellada mortal. Las consecuencias de mirar al otro lado, de actuar como si la realidad fuera otra, más benévola y menos cruel… No se puede huir de la realidad por mucho que la disfracemos o metamos la cabeza en un agujero. Es más, esa realidad que quieres evitar escondiéndote, se hace más grande y poderosa cuando se decide ignorarla o dulcificarla.

Una lectura en definitiva impresionante por todo lo que rodea a esta obra inconclusa, por la técnica de Némirovsky como escritora, su agudeza y su ironía. Sin duda, el valor de este libro está en ser en sí mismo un documento histórico de una época, en la que nos muestra no tanto el lado cruel del Holocausto, sino más bien esas historias dentro de la Historia que son claves para entender cómo y porqué sucedió lo que sucedió. E incluso porqué podría volver a ocurrir.



106 comentarios:

  1. Me ha interesado varios puntos que mencionas en tu reseña, así que creo que me llevo apuntado este libro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Harás bien, Atalanta, es un libro especial, por las circunstancias...

      Beso!

      Eliminar
  2. Hoy conozco el libro que nos traes. Disfruté mucho con su lectura. Me parece una muy buena novela y me gustaría seguir conociéndo a la autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un alivio encontrar comentado libros que has leído ¿verdad?. Es una buena novela, leeré más de Némirovsky aunque después de El baile y este, creo que ya sé qué me encontraré en el resto de sus libros

      Saludos!

      Eliminar
  3. Esta si que si. Tras leer El baile, me quedé con ganas de volver a ponerme con la escritora, y este es el que tengo elegido :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo tenías claro, eh :) Bueno, no te aumento la lista, te vas contenta ;)

      Besos

      Eliminar
  4. Hola!!! tiene buena pinta, me lo apunto. Gracias por el descubrimiento, ya que no lo conocia
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jaime! Es más un documento histórico que un libro en sí mismo, yo lo veo así.

      Abrazo!

      Eliminar
  5. Todo lo que huele a Nemirovsky me interesa. Además, esta novela me la han recomendado mucho. Apuntadísima queda. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, tú como tienes (buen) olfato... :) Ya nos contarás, Lady

      Besos!

      Eliminar
  6. Me salto brevemente mi retiro para aplaudir esta reseña: tengo ganas de acercarme a esta historia tan dura e íntima y me dejas con la miel en los labios, aunque digas que te ha faltado algo... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Tizire, qué maja y qué honor sacarte de tu retiro :) Ya te digo que es más duro lo que rodea al libro que el libro en sí, que yo lo veo más como una forma de aproximarme a cómo se vivió "aquello", con los ojos de Némirovsky y su situación particular, un poco en tierra de nadie y quizás sin decidirse. Lástima que los demás decidieron por ella. Me ha faltado algo en cuanto al libro en sí, en cuanto a lo que le rodea, es impresionante.

      Beso!

      Eliminar
  7. Me estrené este año con Némirovsky, precisamente por ese reto maravilloso; leí Un niño prodigio y quedé fascinada con su estilo. Desde luego, me gustaría probar con otra de sus obras, y me llevo esta, creo que me gustará. Muchas gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que el reto sirva para conocer autoras ¿verdad?. Además Nèmirovsky está siendo de las más solicitadas :)

      Besos!

      Eliminar
  8. Es la segunda vez que digo esto hoy, pero es cierto. Hay blogs que me sirven para aprender. No he leído a Némirovsky y solo conozco de ella " El baile", que anda por casa pero que como te decía, aún no he leído. Pero no conocía nada de su historia personal ni de esta novela inacabada. Qué lectura más desangelada se me antoja, habrá que echarle un vistazo.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que es cierto porque te he visto :) (tampoco duraría de tu palabra, faltaría más) ;) Es precisamente su historia personal lo que hace que este libro sea tan impresionante, sin lo que le rodea, sería un libro interesante porque está bien escrito, pero... sin alma, o con un freno ahí que sólo se entiende si conoces la historia vivida por Némirovsky. Ya nos contarás, me gustará verte comentarlo ;)

      Besos!

      Eliminar
  9. He leído unos cuantos libros de esta autora y éste no sé por qué se me resiste. Tendré que animarme.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque los libros tienen su momento, Ginger, y si este no ha encontrado el suyo pues le tocará esperar :)

      Besos!

      Eliminar
  10. Esta novela la tengo preparada en la rampa de salida... A pesar de conocer a esta autora, nunca me había animado a leer nada de ella, pero este año le llegó su momento (debido quizá a algún reto bloguero?? jeje). El caso es que hace unos meses caí rendida a sus pies con El ardor de la sangre y El baile, motivo por el cual di rienda suelta a mi trastorno obsesivo compulsivo y me dediqué a hacerme con casi todas sus novelas (ejem ejem esto me lo tengo que hacer mirar). Pues eso, que ésta va a ser la siguiente que lea de Némirovsky.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo un atasco en la rampa de salida que no veas Manuela, y para encima últimamente avanzo poco con las lecturas... Conozco bien ese trastorno... un autor o autora y, zas, venga a acumular. Somos casos perdidos, pero bueno, hay obsesiones y obsesiones ¿no? :D

      Besos!

      Eliminar
  11. Me gustó mucho esta novela, sobre todo conociendo las circunstancias de su muerte, deja un gusto agridulce. Algún día tengo que leer otra novela suya.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya digo que lo fascinante de la novela es lo que le rodea. A mí me inquietó mucho esta lectura, de formas que no sé explicar. Esperaba otra cosa y lo que he encontrado me ha dejado sorprendida, no sé bien de qué manera.

      Besos!

      Eliminar
  12. Esta en casa, en la estantería, y me mira de reojo, pero sabe que algún día nos encontraremos...puede que en Paris, o en un atardecer cotidiano...lo que está claro es que habrá té de por medio.
    Un besito, una entrada maravillosa...la releeré cuando vaya a introducirme con Nemirovsky.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me atemoriza mirar mis estanterías y ver tantas miradas de reojo :S No dudo de que habrá té ¿lo compartes? ;) Cuando llegues al libro, vuelve, pero yo iré a que me lo cuentes en tu blog ;)

      Besos!

      Eliminar
  13. Para mí, mucho testimonio y pocos destellos de lo que se percibe que es una gran autora, deja con la miel en los labios en ese aspecto. Para mí, que quizás partí con expectativas demasiado altas, me faltó profundidad aunque puede que sea porque no me acerqué a la obra buscando lo que debía. Testimonios del género, más crueles, menos, se pueden leer pero yo me esperaba otra cosa. Un beso.

    El presi aturdido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yossi, sal del aturdimiento (o espero que estés aturdido por otras cosas)... Es una gran escritora. Pero se confirman un poco mis sospechas en cuanta a la relación autora-lectora que vamos a tener Némirovsky y yo... Miramos distinto ambas. Pero el libro me ha fascinado, ya lo digo, como documento histórico y dolido por cómo lo ha vivido ella y aterrorizada por su final (el de Irène). Yo también esperaba otra cosa.

      Un beso tranquilizador, presi.

      Eliminar
  14. Esta es una de las autoras que seleccioné para vuestro reto y precisamente quería leer este libro, pero se me está pasando el año y aún no me he puesto a pesar de lo mucho que me apetece por las buenas críticas que he visto
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, lo rápido que pasa el tiempo y lo rápido que se acumulan lecturas... Llegarás, dentro del reto o fuera de él, ya lo verás ;)

      Besos!

      Eliminar
  15. Anda que no le estoy dando vueltas a este libro que ya tendría que estar leyendo. Y es que me hacía dudar tanto testimonio y la sensación de obra inacabada. Lo que más me atrae sin duda son las notas finales. Gracias por avisar con el prólogo, así me lo salto que es algo muy habitual en mí ya que como dices te destripan el libro muchas veces. Este no me lo voy a leer porque no tengo ganas de saber detalles, ya me entiendes.
    Me preocupa esa falta de alma, uf, eso es delicado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, has puesto bien tu punto de mira. Para mí lo mejor del libro es (además del prólogo) las notas finales. El prólogo es bueno, Norah, confía en mi :P

      Entenderás (creo) lo que quiero decir con ese alma que me faltó... cuando lo leas, claro.

      Besos

      Eliminar
  16. Después de hacerme el propósito de leer a esta autora tenía que elegir cuál de sus obras y esta ya la he tenido en la mano algunas veces en la librería pero siempre la he ido dejando, de la próxima no pasa me la llevo sin pensar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa también. Libros que cojo en las librerías, los vuelvo a soltar... y al final caen, claro. Si es que cuando un libro vuelve una y otra vez...

      Besos!

      Eliminar
  17. También tengo pendiente este libro desde hace mucho tiempo. A todos impresiona la historia y su forma de escribir... Por algo será.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha impresionado más la historia que lo rodea, más como documento histórico que como obra literaria...

      Besos!

      Eliminar
  18. A la autora no le digo que no (tal vez "El baile"...), pero a esta novela sí (sí le digo que no). Entre que está a medias y que el tema no me va del todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leeré más de Némirovsky, pero creo que ya lo tengo claro con ella. Bajo listón, la disfrutaré pero no me "arrebolaré" con ella... El libro es excepcional por las circunstancias, es lo que ha hecho que la lectura (especialmente de las notas finales) sea especial.

      Besos!

      Eliminar
  19. jejeje, qué bueno el aleluya por el prólogo, ya tengo tres para estrenarme con ella, y uno de ellos es este, pero al temer que toque techo con él, he decidido que empezaré con otro que me regalaron por mi cumple. Lástima que esté sin terminar este. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea, es que los prólogos destrozalibros me traen frita... Tienes mucha tarea por delante, ya te veo. No sé si es su techo, yo ya sé qué esperar de esta autora, aunque quién sabe...

      Besos!

      Eliminar
  20. Conozco a esta autora, y tengo ganas de leerla, sobretodo por lo que has comentado del testimonio de la historia, y espero que me guste su estilo, aunque sea poco sentimental o subjetivo. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. És más eso, el testimonio, su mirada de lo sucedido, muy esclarecedora y diferente de lo esperado, sin duda. Subjetivo es, aunque no sentimental, no de una forma directa...

      Besos

      Eliminar
  21. Hola Ana. También yo comenzaré por el principio ;). Descubri a Nemirovsky con Kurilov y me dejó bastante fria pero después leí el Baile y me rendí a sus encantos. Tiene una magia especial para el retratk psicológico. Estoy de acuerdo contigo en la percepción de la realidad y las muletas que usamos para protegernos y también a mi se me ponen los peos de punta cuando pienso que la historia se puede volver a repetir porque el caldo de cultivo lo tenemos...Qué miedo.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!. Así me gusta, por orden :) Es que creo queu Némirovsky va a ser así: fría y con encanto... Y perfila muy bien, es cierto, es de las cosas que me gustan de ella como escritora, sabe mirar... La realidad... es que la realidad es muy grande, y tiene muchas aristas y muchos espejos, y mucho de todo, no podemos limitarnos a mirar de una sóla forma...

      No se va a repetir. No vamos a dejar que pase ¿a que no?

      Besos

      Eliminar
  22. De Irène Némirovsky solo he leído "El baile" y la verdad es que me dejó bastante tibio. Me resulta muy curiosa la fiebre que existe entre toda una legión de lectores por esta autora, lógicamente no reúno el bagaje suficiente para opinar con propiedad pero por lo que me aportó esa novela en particular a mí desde luego no llegó a enamorarme del todo su estilo literario... aunque puedo llegar a entender que llegue a mucha peña principalmente por dos motivos: sus novelas son cortitas (¡ya sé que justo esta no!) y no exigen demasiado esfuerzo por parte del lector, lo cual hacen que lleguen a un amplio número de peña...
    Pero he de decir que sí alguna vez repito con ella esta será la novela elegida, ya que me consta que es la que más cotiza al alza de todas cuantos escribió, y eso a pesar de estar inacabada, bueno, supongo que los complementos pueden resultar interesantes...

    Muy buena reseña. Saludets, mademoiselle Blasfuemia.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, a mí me gusta cómo escribe, sus personajes, pero me falta algo que creo que, después de leer este, no voy a encontrar en sus libros, por muchos que lea y por mucho que admire su estilo literario. Puede que tengas razón en cuanto a que no exigen esfuerzo sus libros, pero este en concreto puedes leerlo de dos formas: con esfuerzo o sin él. Si haces el esfuerzo, es una lectura mucho más compleja de lo que parece, con mucho contenido, mucha información, pero siempre desde el punto de vista ese: documento histórico.
      Los complementos, las notas finales, todo... hace que merezca la pena leerlo, pero con esa forma de leer, de quien quiere aprender y extraer conclusiones.

      Saludos, caballero Krust (y gracias)

      Eliminar
  23. Solo he leído El baile y me impresionó. Tengo alguna otra obra en la estantería.
    A veces, una manera de no sucumbir es poner distancia emocional ¿podría ser eso?
    Duele más la colaboración de los cercanos (franceses) que lo previsto en los lejanos (alemanes).
    Me interesa la obra y tú has despertado mis ganas de leerla.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro: poner distancia (en las emociones) para no sucumbir es un recurso. No sé, tendría que leer más libros de Némirovsky, cotejar fechas para saber si era así o fue la situación. Quizás lo haga. Porque esa parte, esa distancia, me tiene enganchada...
      Y sé que nos lo contarás y ya comentaremos entonces, a ver cómo lo percibes tú.

      Abrazo!

      Eliminar
  24. Precisamente acabo de empezar un libro de la autora (Maestros de almas) =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues entonces esperaré a ver qué cuentas ;)

      Besos!

      Eliminar
  25. Pues se da la coincidencia de que acabo de terminar y estoy a punto de cometer una reseña de "Los bienes de este mundo", la penúltima novela de Némirovsky, que también trata de la IIGM, aunque contiene atisbos de esperanza. O eso parece. O contenerlos tenía que para poder ser publicada en Vichy, con la autora fingiendo ser francesa. No es su mejor obra, pero el retrato de la sociedad que dibuja es, como poco, interesante. Y demoledor. En cuanto a tus preguntas, no creo que Némirovsky supiera de la existencia de los campos de exterminio si la asesinaron ya en 1942, cuando realmente empezaban a funcionar las cámaras de gas. Los campos de concentración eran conocidos ya antes de la guerra, por ejemplo Dachau. Cuando hace 2 meses me atreví con la lectura de "Una mujer en Birkenau" de Seweryna Szmaglewska (reseñarlo me superó emocionalmente por completo), pensé mucho en Némirovsky, sobre todo cuando la autora mencionaba los transportes que llegaban desde Francia y de que las francesas se morían literalmente del frío. ¿Habría visto a Némirovsky? En cuanto a la actitud de ésta frente a los franceses, no me sorprende. La fallaron, nunca le concedieron la nacionalidad por ser judía, lo cual la condenó a muerte. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, a mí me ha gustado eso de este libro, casi como un ejercicio periodístico y que Némirovsky fuera una corresponsal... No, seguramente no sabía de los campos de exterminio, como tanta gente vivió ajena a lo que sucedía, aunque nos parezca increible ahora, que vivímos igualmente ignorantes pero para encima con la ignorancia como opción voluntaria (eso me duele, no miro...). En aquella época muchos ignoraban por falta de información, y supongo que también porque era algo que no se podría querer. Y la verdadera dimensión de los campos de concentración seguramente no se sabía hasta que se abrieron aquellas puertas y los supervivientes salieron por ellas.
      Es cierto, los franceses la fallaron, pero ella también renegó de ser judía. Es todo complejo, la verdad. Fascinantemente complejo...

      Saludos!

      Eliminar
  26. Años lleva este libro entre mis pendientes. Dame una colleja, anda... Cómo se nota cuando se disfruta con un libro!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡que te voy a dar colleja!... con lo comprensiva que soy :P

      Besos!

      Eliminar
  27. No he leído nada de ella pero creo que cuando lo haga me va a gustar. Muy buena reseña.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tabuyo, ya nos contarás. Es una escritora que hay que conocer, sin duda

      Besos!

      Eliminar
  28. Me quedé con las ganas de saber cómo hubiera seguido la narración de no quedar inconclusa. Me fascinó la primera parte, con tantas historia tan bien tejidas, y la segunda me dejó con la miel en los labios. Es estupenda.
    Besucos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me hubiera gustado sobre todo por lo que significaría: que Némirovsky hubiera seguido viva. Y tendría curiosidad por cómo hubiera contado todo.

      Besos!

      Eliminar
  29. ¿Te acuerdas cuando lo leí y me preguntabas por la puntuación? Creo que has sabido explicarlo y ha quedado muy bien reflejada la obra, pese a ello sigo pensando que es la mejor de Némirvosky, si no recuerdo mal leíste también El baile ¿no te parecen muy diferentes? A mi fue la sensación que me dio, El ardor de la sangre me sigue convenciendo más aunque también con distancias. Dolce es la parte del libro que más disfruté porque entré más en lo que contaba y en los apéndices lo refleja todo. A mi también me parece que estaba contenida para escribir este libro y que habría ignorancia, miedo. Ahora leo a Némirovsky para verla más aunque ya no sea lo mismo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me acuerdo, me acuerdo. Y cuando llego a un libro que has leído, entiendo mejor, claro. Es verdad que El baile y este son diferentes, aunque tiene esa capacidad cirujana de perfilar los personajes. Siento que tengo que leer sus libros pero no como quien lee un libro exactamente, creo que ese concepto tuyo "verla" lo define bien. Es la persona que está detrás. Siempre me ha gustado conocer al autor, a la autora, porque me permite entender más y mejor lo que leo. Pero en este caso hay que escudriñar mucho, de tan compleja que me parecía. Tengo que leer el libro de su hija, no sé, que me ha entrado como obsesión por entender a Némirovsky, más que por leerla. Sí, eso es. Y estoy segura de que me entiendes.

      Besos!

      Eliminar
  30. Disfruté mucho con esta novela. David Golder y el Baile también son espléndidas. Y muy interesante la biografía que escribió su hija.
    Qué gran descubrimiento tu blog!! La selección de autoras es exquisita!!
    No sé si tenéis a Nina Berberova en alguna entrada; no la he visto. Fascinante vida también. "El subrayado es mío" se llama su libro de memorias. Muy muy recomendable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A por esa biografía de la hija voy ahora. Necesito entender a esta mujer.
      Gracias Iris, no tengo a Nina Berberova pero ya mísmo voy a investigar, que además me ha encantado el título de ese libro de memorias. Gracías por descubrirmela.

      Un beso y bienvenida!

      Eliminar
  31. Supe de esta autora a través de los blog y me estrené con esta novela precisamente y coincido (como suele ser habitual) con tus impresiones. Me gustó mucho el manejo de la narración, el ritmo, la construcción de los personajes... pero también me pareció notar esa distancia, esa falta de alma, que hizo que le faltara ese plus que hace que una obra te llegue de una forma especial.
    La sensación de quedarme a medias, me resultó muy frustrante también. Lees las notas e intentas imaginar por tu cuenta la continuación y sabes que hubiera sido una gran historia y estremece saber la razón por la que nunca pudo terminar de escribirla.
    Quiero leer otras novelas suyas, sobre todo me apetece sobre todo El vino de la soledad, pero ya sabes, una cosa es el deseo y la intención y otra la capacidad.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa distancia me tiene loca, Jara. Está ahí y quiero entenderla (a ella y a la distancia). En otro libro no me hubiera importado. En este... me ha descolocado muchísimo.
      Leeré más, para buscarla a ella sobre todo.
      Sé, sé de esa otra distancia, entre el querer y el poder... ;)

      Besos!

      Eliminar
  32. ¡Hola!
    Sin duda en cuanto tenga una oportunidad me leeré este libro, me llama la atención desde hace un tiempo. Ahora al leer tu reseña me han entrado muchas ganas de leerlo, a ver si puedo hacerlo pronto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, entre querer leer un libro y ponerte a leerlo a veces pasa un mundo :) Pero si lo haces y lo cuentas, pasaré a leerte ;)

      Besos!

      Eliminar
  33. A estas alturas estoy muy convencida de que tengo que leer esta novela. Es una de las muchas que tengo en mente esperando hacerle hueco. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese "muchas" no quiero ni imaginarme cuántas serán. Que me conozco las que hay en mi mente :)

      Besos

      Eliminar
  34. Esta serie de novelas, es todo un testimonio. El último, dramático. La preocupación por el porvenir de sus hijas, me ha dejado consternada. Qué sufrimiento más atroz... Esas notas manuscritas, son para echarse a temblar. Pero lo que más me ha impresionado es esa frase tuya: "la realidad se hace más grande y poderosa cuando se decide ignorarla o dulcificarla". Así es, si intentamos describir una realidad desprendiéndola de emociones fuertes, todavía es más palpable. Pánico he sentido. Cuando los propios franceses, siguen el juego a los nazis, toman partido y les dan la espalda (comprendo el dolor de tal traición) y cuando dices que podría volver a ocurrir algo así... Rezo porque no. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, más testimonio que otra cosa... así lo he leído yo, pero más testimonio de la propia Irène, no sé cómo explicarlo.
      Qué impresionable eres, Mere ;) La frase es sólo lo que la realidad es: compleja, caprichosa... creemos que la domamos, pero no... siempre sabe darle vuelta y vueltas a todo. Ains, la realidad, lo que le gusta jugar.
      Yo creo que no, Mere, que no vamos a dejar que nada así vuelva a pasar. Aunque si miramos alrededor (y "alrededor" es el mundo... ¿no está pasando ya... en algún lugar?).

      Beso!

      Eliminar
  35. Este libro sin duda va más allá de la historia que cuenta y de los personajes. Disfrute mucho con su lectura y también aprendí mucho de esa parte de la historia. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has dicho Rocío, va más allá. SI me quedo en lo que cuenta, se me hace corto (hay libros de mayor dramatismo e intensidad sobre esa época). Pero es una visión más, desde luego

      Besos!

      Eliminar
  36. Yo también lo reseñe en el blog, hará más de año y medio, ya ni me acuerdo lo que puse. Me fascinó, naturalmente. Pienso que Nemirovski ignoraba la mayor parte, no podía tener la perspectiva que tenemos ahora, pero además hay que pensar que estaba sola en territorio hostil, tenía que hacer un cuadro en el que se adivinase lo que sucedía pero mantenerse aparentemente del lado alemán porque a la menor podían descubrir el manuscrito y no podía ser sospechosa de sentir antipatía por ellos. Se me quedó grabado que escribió muchas veces, que pedía tuviesen en cuenta que eran católicos, que nunca habían profesado la religión judía y otra serie de razones que no recuerdo para que la viesen como uno más de ellos. No podía arriesgarse implicándose en opiniones distintas. Y puede que incluso se sintiese uno de ellos y estuviese de acuerdo en parte, nunca se sabe, sin la perspectiva del tiempo y en momentos así se pueden ver los hechos muy distorsionados. Desde luego, su humanidad está fuera de toda duda solo con leer lo que escribió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscaré tu reseña ;) Yo también pienso que ignoraba, tiene que ser así. Además que no concibo todo lo sucedido si no es en base a que muchos no sabían. Parte sí, pero una visión tan atroz de la realidad, no. En parte por cobardía, en parte por desconocimiento sin más, en parte porque hay cosas que cuestan creer, en parte por egoismo... Son muchas cosas. Tendemos a simplificarlo todo, la historia incluída, y todo son matices a tener en cuenta, todo forma parte de lo hecho y lo sucedido.
      Describes muy bien ese renegar de ser judía. Me pareció curioso. Y humano. Quizás, sí, hasta estuviera de acuerdo con ellos en parte. No le caían bien los judios. Qué cruel es la vida. Qué compleja ¿verdad?

      Gracias por comentar ;)

      Eliminar
  37. Tengo ganas de leer algo de esta autora, aunque sinceramente no creo que empiece por Suite Francesa, ya que la verdad es que me impone un poco. Pero ya le llegara su turno.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que es su obra cumbre. Así que está bien que la escales con otros libros ;)

      Beso!

      Eliminar
  38. Tras leer El baile, me quedé con ganas de repetir con la autora y esta novela es la que más me llama la atención.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese camino seguí yo: El baile -> Suite francesa. ;)

      Besos

      Eliminar
  39. Le leí hace unos meses y me encantó. Lástima que no hayamos podido leerlo completo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lastima, sí, por lo que implica. Es la fuerza de este libro, sin duda.

      Abrazo!

      Eliminar
  40. La única duda es lo que comentas de que tal vez le falte un poco de alma. Por lo demás, me parece una lectura más que interesante. Un título que ya conocía pero que aún no me he animado a leer. Hay libros que no sé por qué, me imponen respeto. Tu reseña, un empujoncito más para animarme a leerlo, así que gracias por ello.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el mismo libro es diferente para cada lector, a mí desde luego me faltó eso. Me faltó emoción, que me llegó más en el prólogo o en las notas finales. Es un libro para tenerle respeto, por las circunstancias, por lo que sucedió.. Y además es un buen libro :)

      Besos

      Eliminar
  41. Me gustó mucho cuando la leí, Nemirovsky es mucha Nemirovsky.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, y a esa Némirovsky tengo que conseguir llegar de alguna forma...

      Besos!

      Eliminar
  42. A mí esta autora me ha dejado algo fría, me ha gustado mucho y me ha gustado simplemente, así en este orden, en las tres lecturas que he hecho de sus libros. Este de hoy no acaba de atraerme, Ana, y eso que anda por casa. La verdad es que actualmente no me tientan mucho sus historias. 
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como a mí, Carmen. Impecable, pero fría. Pero seguiré buscándola, más a la persona que a la autora...

      Besines!

      Eliminar
  43. Justamente acabo de comentar en otro blog que últimamente no dejo de escuchar el nombre de Nemirovsky en todas partes pero que nunca se me dio por coger un libro suyo, más por desconococimiento del tipo de literatura que hacía que por que no me atrajese. No sé si empezaré por este, pero desde luego que pronto me pondré con esta autora. Con vuestras entradas habéis conseguido que me picase la curiosidad por ella :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay autores que de repente se ponen de forma. Algún reto que anda por ahí tendrá la culpa :P No hay duda que es una autora que hay que leer, alguna vez. Luego seguramente caiga alguno más. En mi caso por conseguir entender. Ya veremos cuál es el tuyo ;)

      Besos!

      Eliminar
  44. Me voy a estrenar con ella el mes que viene y así cumplir mi reto de autores eternamente pendientes, pero me he hecho con Jezabel, a ver que tal esta!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya nos contarás, tenía varios para escoger, así que cuanta más variedad mejor ;)

      besos!

      Eliminar
  45. Esta novela seguro seguro la leo, pero más adelante, cuando esté capacitada a leerla en francés, pues me han dicho que es compleja. De momento de la autora he leído El baile y David Golder y me encantaron, pero de La suite francesa he leído maravillas y quiero saborearla. Así que la dejo para adelante. Que pena que la sinrazón nos dejara sin más obras suyas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En francés! Qué gozada poder leer en el idioma original... Estaré atenta a esos matices que seguro que me he perdido, aunque la traducción sea excelente... Ya nos contarás.

      Beso

      Eliminar
  46. Tenía entendido que éste era el libro de Nemirovsky que había que leer, aunque tengo otro distinto en mi tótem en espera. Parece ser una buena lectura, Ana, la que apuntaré especialmente para vacaciones. Si bien hay mucho testimonio escrito sobre la IIGM, no deja de ser interesante la mirada de esta autora sobre lo que nos cuentas.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me ha gustao eso de "mi tótem en espera" :)
      Es interesante la lectura. Todos los testimonios sobre la IIGM son interesantes, diferentes, es curioso... maneras de ver y de vivir. Es fascinante, en verdad.

      Beso, Marcelo!

      Eliminar
  47. Cuando propusisteis el reto elegí las autoras sin darle muchas vueltas, sencillamente elegí aquellas que desde hace tiempo me llamaban la atención, pero descubrir la biografía de muchas otras las convirtió en demasiado interesantes, como en el caso de Irene. Desde que conocí su historia quise acercarme a su pluma. He leído El Baile y esta que nos traes está en mi punto de mira por todo lo que hay tras ella. Leer tu reseña me anima aun más a ponerme con ella :)
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué bien, Anuca. El reto tenía varios objetivos, varios frentes. Leer, por fin, a una autora que tuvieras pendiente y no terminaras de ponerte con ella, descubrir a otras autoras... Parece que en tu caso al final ha sido vía descubrimiento... Pues dentro del reto, fuera de él... bien está que estas autoras se conozcan y se lean ;)

      Besines!

      Eliminar
  48. Muy muy interesante. Siempre me había llamado la atención Némirovsky, pero me has acabado de convencer del todo. Enorme reseña. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué poder de convicción tengo ;) Con Némirovsky era fácil, también es verdad.

      Gracias Ariel ;)

      Saludos!

      Eliminar
  49. La sinopsis me resulta interesante y tu reseña invita a leerla. No me importaría leerla. Besos.

    ResponderEliminar
  50. Me impactó mucho conocer de primera mano aquellos complicados y terribles años. Y sabiendo como terminó la autora, aún me sorprendió más la imparcialidad de los temas narrados.
    Una novela de las imprescindibles.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  51. Alta literatura es esta obra. Una obra maestra, qué estilo! qué novela tan bien construida a modo de mural donde se muestran los horrores de la guerra y la condición humana en situaciones límites.

    En la primera parte nos ofrece, como bien dices, un cuadro cuyas pinceladas corresponden a las peripecias de diferentes personas en los días previos a la ocupación de París por parte de los alemanes. Está escrita en un tono muy real, muy físico, puedes hacerte una idea aproximada de la situació de aquella gente obligada por la guerra a salir de sus vidas acomodadas; al mismo tiempo que con esas pinceladas te haces una composición de la situación, la actitud es poética, me provocaba una sensación de cierta irrealidad, que tú calificas de fría, distante, a mi no me lo ha parecido, sino que lo hace con una sensacion de estar viviendo una pesadilla, que esta delante de los ojos, pero que cuesta reconocer: esos seres lanzados a la carretera huyendo de la guerra, de los bombardeos da idea de la sensación de pérdida de rumbo de unos seres que se han visto despojados de sus coordenadas cotidianas. Paulatinamente se va construyendo una nueva rutina en la que van a imponerse otros valores ya que la guerra pondrá en cuestión los viejos valores burgueses que en la guerra no pueden ser aplicados.

    La segunda parte describe la convivencia con el enemigo, desde la desconfianza al desconcierto al descubrir que los soldados alemanes son unos jóvenes, apenas chiquillos, que sólo cumplen órdenes.

    Si hacer literatura en condiciones normales es difícil y complicado, conocer las circunstancias en las que fue escrita esta novela, no hace más que elevar el nivel artístico, humano y heroico de esta gran obra de Irene Nemirovsky.Como bien dices, un documento histórico sobre la vivencia de la ocupación alemana por parte de la población.

    Intentaré ver la peli, porque en algunos pasajes, me imaginaba la versión cinematográfica (llevo dos novelas, en las que la parte visual, la visión cinematográfica, se impone a la literaria, aunque en ésta de Nemirovsky la lectura ha sido todo un placer, aunque la otra era muy aborbente: Vestido de novia, de Pierre Lamaître).

    Muchas gracias, me repito, pero es así: tus reseñas me han llevado a libros con los que he disfrutado muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bueno, también te he llevado a alguna lectura que no resultó ser lo que esperabas ;)

      A ver, más que frialdad es distancia. Pero es que me ha pasado con El baile también. Magistral su forma de escribir, literatura de calidad, personajes trazados de forma precisa, aparentemente fácil pero que no todo escritor es capaz de plasmar. Pero distancia. No sé definirlo de otra forma. Desde luego esta lectura es necesaria, todo un documento histórico, va más allá de lo literario.

      Sobre la película, no la he visto, pero tengo mis reservas. Parece que no es exactamente el libro, sino que toma una de las múltiples situaciones que plantea el libro y la desarrolla. En principio las opiniones que he visto de quien ha leído primero el libro no me han animado mucho a verla.

      El libro de Lamaître caerá, a saber cuándo porque no veas el taco de libros que tengo encima de la mesita, que como se me caiga encima... Aunque, ahora que pienso, sería algo que me pegaría mucho: sepultada por libros ;)

      Un abrazo (y gracias a ti)

      Eliminar
    2. He visto la peli y se centra en la segunda parte, en la convivencia con el enemigo, pero está muy bien la adaptación. Al final habla, ya fuera de la peli, de las circunstancias en que fue escrita y el destino que tuvo la escritora. Me hubiera gustado que ambas peripecias hubieran estado mezcladas, pero la peli me ha parecido muy digna.

      Eliminar
    3. La peli aún no la he visto, en parte por dejar que pasara un tiempo y no "resonara" el libro, porque sabía que la película partía de una parte del libro y no de su totalidad. Posiblemente ahora esté más tentada para verla, aunque todavía tengo la atención muy dispersa para ver películas (veo pocas y casi siempre en casa porque en el cine termina por entrarme el baile de san vito) :)

      Un abrazo

      Eliminar
  52. ¡Hola!
    Novela muy recomendable por muchas razones pero ese estilo literario tan elegante, a mí me cautivó.
    Interesante reseña.
    ¡Nos leemos! :)

    ResponderEliminar
  53. Estupenda reseña y estupendo libro!!!

    ResponderEliminar
  54. Leo, de momento tus comentarios a los libros familiares , ya leídos. Y me tientas a volver a abrirlos. Y no me canso de dar gracias (aunque te enfades). Otra vez precisa entrada y precioso libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad... me sorprende tu paciencia, recorriendo el blog... Me sorprende y me fascina y... te lo agradezco...

      ¿Te gusta releer? A mí me encanta. No nos da la vida para tanto ¿verdad? Libros por leer, libros por releer...

      Libros, libros, libros...

      Gracias a ti (no, no me enfado)

      Otro abrazo

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA