viernes, 27 de septiembre de 2013

Hablar por hablar



Las frases hechas son muy tramposas. Por ejemplo: “hablando se entiende la gente”. Hablar es mucho más que juntar palabras. Las palabras son mucho más que pronunciarlas. De hecho muchas veces hablando la gente se desentiende. Palabras mentirosas, irónicas, venenosas, entusiastas, vehementes, cándidas, inocentes, desleales… Así no hay forma de entenderse.

Las palabras son gratis. Y menudo peligro tiene eso, porque se utilizan con mucha alegría. Bien lo saben los políticos y manejantes de países y sociedades, gentes que se mueven en economías de altos vuelos y bajos valores, “vampiros emocionales” varios, todos ellos artistas del blablablá. Artistas, en definitiva, del dudoso arte de utilizar las palabras por su sonoridad, que no por su contenido. Las palabras como herramientas de la manipulación.

Las palabras son seres vivos, tienen vida propia y a veces se colocan por su cuenta y dicen cosas distintas de las que quieren decir. Pero sobre todo las palabras son unas provocadoras natas. SI yo digo por ejemplo (un suponer), “noche”, en la cabeza de alguien se le colocará al lado otra palabra, tal vez “oscura”,  “cerrada”, “estrellada” o “dormir”. Pero yo solo habré dicho “noche”. Nada más. Y en realidad la noche era luminosa y abierta y no tenía sueño. Pero las palabras habrán hecho sus juegos malabares, porque en eso consiste la vida secreta de las palabras.

Se habla tantas veces para hacer ruido que muchas veces supone un entendimiento generoso cuando las palabras son escritas y se envuelven en un libro y lo abro y las palabras me dicen y me sugieren.

No nos va a quedar más remedio que pactar urgentemente con las palabras. Las palabras, los libros y las personas son utopías que aún me quedan en pie. A las demás utopías les entró la manía de caerse como si fueran piezas de dominó.

Y esas utopías (personas, libros y palabras) son la razón de ser de este blog.

So long, personas.


(©AnaBlasfuemia)

martes, 24 de septiembre de 2013

Reseñas Express (3)



Como sabéis, en esta sección comento libros de forma breve, porque independientemente de que me hayan gustado o no, el comentario se me queda casi más corto que la sinopsis. Allá vamos.


La hija del apocalipsis  (Patrick Graham)
Título original: L'apocalypse selon Marie
Traductora: Teresa Clavel
Páginas: 576
Publicación: 2008 (2010)
Editorial: Grijalbo
Categoría: Terror
ISBN: 9788425343957
Sinopsis: Perdida entre una multitud de refugiados en Nueva Orleans, Holly, una niña de once años, pide auxilio. Tiene miedo del huracán que arrasa su ciudad, miedo de haber perdido a sus padres, miedo de que algo horrible se haya introducido en su interior. Porque Holly  tiene unos poderes extraordinarios y es la clave de una lucha ancestral, y la única esperanza contra una amenaza que podría acabar con la humanidad. A no ser que ella misma sea esa amenaza...

Lo leí a continuación de El evangelio del mal. No contiene escenas tan escabrosas y gore como el anterior y su temática es más variada. Quizá no me enganchó tanto, pero reconozco que la historia está mejor hilvanada. Me desconcertó más este libro, y leyendo por aquí y por allí encontré la respuesta al desconcierto: la protagonista. En esta historia se supone que es la misma, pero no parece la misma. Las personas que hayan leído ambos libros me entenderán. No es una novela tan de terror como El evangelio del Mal, pero es una buena novela dentro de su género. Para leer sin grandes pretensiones, entretenido.



La solución final (Michael Chabon)
Título original: The final solution
Traductor: Javier Calvo Perales
Páginas: 128
Publicación: 2004 (2008)
Editorial: DeBolsillo
Categoría: Misterio y Suspense
ISBN: 9788483466971
Sinopsis: En su largo retiro en la campiña inglesa, un anciano de ochenta y nueve años, que según rumorean los lugareños fue años atrás un famoso detective, vive apartado del mundanal ruido. Un día irrumpe en su ordenada vida Linus Steinman, un muchacho mudo que ha escapado de la Alemania nazi con un loro gris como único compañero. ¿Qué significa la misteriosa cadena de números en alemán que el loro repite incesantemente? ¿Acaso esconde un código secreto de las SS, o es un mero sinsentido? La solución de este último caso llevará al viejo sabueso más lejos de lo que jamás imaginó.

Aunque es una novela bien narrada y con un argumento interesante, va de más a menos. La definiría como una buena novela mal resuelta. Hay buena literatura en este relato, pero la estructura, la carga excesiva de metáforas, la falta de profundidad de algunos personajes... hace que se difumine todo y el relato sea finalmente bastante frívolo. Es de esos libros con los que me queda la duda de si elegí un mal momento para leerlo. Pero en cualquier caso no conseguí engancharme a la historia y en algunos momentos me perdí.


El móvil (Javier Cercas)
Páginas: 110
Publicación: 1987 (2003)
Editorial: Tusquets
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788483102329
Sinopsis: Después de la excepcional acogida nacional e internacional de Soldados de Salamina, se vuelve a poner en circulación la que fue la primera novela corta de Javier Cercas, una narración con la que cerraba el volumen de cuentos que con el mismo título publicó en 1987. Como afirma el propio Cercas, de aquel libro salva esta historia porque es la única en la que, dieciséis años después, todavía se reconoce. Al lector no le costará adivinar que toda la obra de Cercas está contenida y quintaesenciada aquí: los guiños borgianos, el irreprimible deseo de usar lo narrado como excusa para proponer un arte poética, el desarrollo argumental, preciso como un reloj, el gusto por la mise en abyme y, sobre todo, la ironía de una historia que siempre se vuelve contra el propio narrador.

El móvil es una metanovela: una novela dentro de una novela. Un relato corto pero complejo, en la que se mezcla lo real y lo literario, que a más de algún amigo le ha recordado a Paul Auster: un escritor que escribe sobre un escritor y cada uno influyendo en el otro. Se trata de la primera novela que escribió Javier Cercas, resultando en verdad muy atractiva e interesante, tan precisa como preciosa. Debo de decir que probablemente merece un comentario más amplio, pero hace tiempo que lo leí y no sería capaz de hacerle justicia con detalles. Recomendable.


Trenes rigurosamente vigilados (Bohumil Hrabal)
Título original: Ostře sledované vlaky
Traductor: Fernando de Valenzuela Villaverde
Páginas: 128
Publicación: 1965 (2008)
Editorial: El Aleph
Categoría: Narrativa
ISBN: 9788476697412
Sinopsis: Trenes rigurosamente vigilados, la novela más conocida de Bohumil Hrabal, es una divertida y entrañable historia sobre la resistencia frente al invasor alemán durante la Segunda Guerra Mundial, protagonizada por los empleados de la estación de tren de un pequeño pueblo checoslovaco. El descubrimiento del amor y del deseo están presentes en la narración del despertar al mundo adulto del aprendiz y verdadero héroe de la novela, que sigue los pasos del hedonista factor de la estación tras la atractiva telegrafista. La ingenua humanidad que transmiten estos personajes se convierte en solemne cuando su forma de entender la vida, de entender lo que es un hombre, los lleva a rebelarse ante el invasor no ya con la palabra y la ironía, sino arriesgando su vida.

Hay una película (dirigida por Jirí Menzel) basada en este libro, y presiento que me gustará bastante más la película... Aunque hay algún personaje curioso, momentos divertidos y detalles interesantes, a mí este libro se me hizo bastante espeso y pesado. Es considerada una obra atípica de Bohumil Hrabal, desconozco el resto de su obra, pero si leo algo más de Hrabal no será gracias a esta novela. Y en verdad tengo poco más que añadir. Quería que me gustase pero no lo conseguí.