domingo, 27 de enero de 2013

Carta a D.: historia de un amor (André Gorz)



 
Título original: Lettre a D.: Histoire d'un amour
Traductor: Jordi Terré
Páginas: 112
Publicación: 2006 (2011)
Editorial: Paidós Ibérica
Categoría: Biografías y Memorias
ISBN: 9788449324789
Sinopsis: Acabas de cumplir ochenta y dos años. Has encogido seis centímetros, sólo pesas cuarenta y cinco kilos y sigues siendo bella, elegante y deseable. Hace cincuenta y ocho años que vivimos juntos y te amo más que nunca. Te escribo para comprender lo que he vivido, lo que hemos vivido juntos. Este es el comienzo del carta a D., una larga carta de amor que el filósofo y periodista vienés escribió a su esposa poco después de descubrir que estaba enferma. Un testimonio conmovedor por su sensibilidad, ternura y lucidez, por su coherencia y honestidad. Gorz y su esposa se suicidaron en Francia en 2007.


A caballo entre la autobiografía y el ensayo, estamos ante una conmovedora carta que el filósofo y ecologista André Gorz escribe a su esposa. Un año después de escribirla, un suicidio acaba con la vida de ambos (un 22 de septiembre de 2007).

En la carta André se extraña, y nosotros con él, de la escasa presencia que su mujer, Dorine Keir, tiene en su obra, a pesar de ser su pareja durante 60 años y ser alguien de gran peso en el legado que André Gorz nos ha dejado. André y Dorine hicieron del amor su patria, el faro que es referencia para no perderse y encontrarse en el otro. Siendo así, conciben el suicidio como una forma de hacer eterno su amor.

El comienzo y el final del libro es impactante y espectacular (recién acabas de cumplir 82 años. Y sigues siendo bella, elegante y deseable. Hace 58 años que vivimos juntos y te amo más que nunca. Hace poco volví a enamorarme de ti una vez más y llevo de nuevo en mí un vacío devorador que sólo sacia tu cuerpo apretado contra el mío) Solamente por esto ya debiera de ser un libro de lectura obligatoria. Pero la carta contiene también referencias al ideario de Gorz (al que conviene releer en los tiempos que corren) y tal vez eso se le atragante al ingenuo lector que acuda a este libro esperando encontrar una novelita romántica.

Es una carta inmensamente tierna, pero Gorz y Dorine eran personas comprometidas con la sociedad que vivieron y con unas ideas sociopolíticas, marxistas, económicas y ecologistas muy definidas. Y también eran personas honestas y coherentes. Y eso también se refleja en esta carta. Para mí ha sido un placer dulce, emotivo y conmovedor, leer esta novela epistolar.

3 comentarios:

  1. coincido totalemente con tu lectura!!! gracias x recomendarla tan bien.

    ResponderEliminar
  2. Ay, Ana, este es uno de esos libros cuya lectura te deja con una mezcla de sensaciones entre las que sobresale una dulce melancolía. Qué manera tan bonita de recordar los años compartidos, la necesidad de ser y estar en el otro. Todo ello analizado racionalmente como si ese amor se tratara de una materia más de estudio, para terminar concluyendo que nada puede explicar una pasión así. No hay que analizar, hay que estar agradecido a los dioses aunque en nada se crea.
    Gracias por darme a conocer esta maravillosa carta, ha pasado directamente a ocupar un lugar privilegiado en mi rincón de libros escogidos.
    Gracias, catadora de libros :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro brillante, muy redondo en la profundidad de pensamiento y sentimiento. Un repaso muy lúcido e introspectivo de una vida en común. Llegar a la conciencia del amor a través de la razón ¿quién dijo que no se podía? Las gracias, ya sabes, a Gorz, por compartir su carta, su amor y sus pensamientos. Me alegro que lo hayas disfrutado, que lo hayas sabido leer. No es un libro muy conocido, así que me alegra ver que de vez en cuando se da un repaso por las joyitas ;)

      Gracias a ti, lectora sensible

      Eliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA