jueves, 10 de abril de 2014

La hondonada (Jhumpa Lahiri)



Título original: The lowland
Traductora: Gemma Rovira Ortega
Páginas: 416
Publicación: 2010 (2014)
Editorial: Salamandra
Categoría: Narrativa Contemporánea
ISBN: 9788498385700
Sinopsis: Los hermanos Subhash y Udayan viven en un humilde barrio de Calcuta donde, durante la temporada de lluvias, un lecho seco entre dos lagunas se transforma en un gran espejo de agua. Allí, en la hondonada, transcurre su infancia, jugando al fútbol o nadando, a merced de la naturaleza. Pero la hondonada es algo más que un pedazo de tierra. Es el vacío en el corazón de los hermanos cuando empiezan a crecer y sus caminos se separan de forma inexorable, uno en la India y el otro en Rhode Island. Años después, cuando la tragedia irrumpe en sus vidas, Subhash regresa a su país con la esperanza de recomponer una familia desgarrada a consecuencia de los actos de Udayan, que afectarán a los destinos de su joven esposa, de sus padres y de su hermano mayor

Contextualizar es importante, así que os pongo en situación. Ella, nuestra Marilú Cuentalibros, leyó La hondonada. Juro que yo la vi enamorada mientras el libro iba de la librería a la playa y de la playa a casa... Y finalmente de su casa al tejado, vía ventana. Podéis ver el recorrido en su magnífica reseña.

Qué loca esta Marilú, tirar un libro por la ventana. Un libro que ha disfrutado tanto… hasta que llegó a las páginas finales. Así que … del tejado se lo cogí.


Y del tejado a mi regazo. Empiezo.

Hay siempre un punto en un libro en el que inevitablemente pasas a formar parte de él. Un ¡zas! y estás dentro. Con este libro me pasó en la página 17, cuando Subbash entrelaza los dedos de ambas manos para que su hermano Udayan encaje su pie  y sea impulsado a lo alto de un muro. Esa imagen fue la que tiró de mí hacia dentro. Soy yo la que pone el pie sobre las manos de mi hermano y soy impulsada, me veo a horcajadas en el muro mientras, abajo, veo el rostro de mi hermano mirarme.

Y es que Jhumpa Lahiri tiene mucho arte para crear imágenes, pero no os imaginéis una imagen estática y fría. No, imaginaros imágenes vivas y vívidas. Sientes tu piel, tu nariz, tu mirada, tus oídos, tu boca, tu alma. Un lenguaje muy poderoso el de Lahiri. Y así, de su mano, sorteo, tomando nota, la (breve) parte en la que se nos describe el escenario socio-politico, que me saca ligeramente del ambiente creado, pero que intuyo necesario. Todo es contexto. Todo aporta. Eso me digo.
Pero ¿servirá de algo? ¿De qué sirven los arcos y las flechas contra un Estado moderno?

Subbash y Udayan. Udayan y Subbash. Dos hermanos, enlazados. Dos polos opuestos ineludiblemente unidos por los juegos, la confianza, las claves, la familiaridad, las complicidades, los momentos compartidos. La lealtad fraternal obliga y supera pruebas. Y también exige.

Lahiri es muy rápida en el fondo, pero muy pausada en la forma. Leyéndola, me veo sentada en el suelo con ella enfrente y yo escucho atentamente cómo me cuenta La hondonada, una historia detrás de otra. Vertiginosa ella, comedida y entregada yo. ¿Dónde me llevas, Lahiri?, le pregunto. Ella me sonríe y sigue hablando, casi en voz baja, hipnótica. No sé si no me escucha o si no quiere hacerlo. Se lo preguntaré varias veces a lo largo de la lectura y nunca me respondió (¿Dónde me llevas, Lahiri?).

No sólo es rápida, es buena, muy buena. Porque va colocando frases aquí y allá, que te acarician, te golpean, te llevan, te traen, te sonríen, te zarandean, te inquietan, te sujetan… Y sin embargo, soy incapaz de subrayar ninguna. Porque la fuerza de esas frases está en el lugar que las coloca. Si las extraigo del conjunto son frases sencillas, que puestas así, desnudas, no sólo son sencillas es que no dicen nada. La eficacia y contundencia de esas frases está en ponerlas entre una y otra, o al final de un párrafo, o justo antes de un interlineado (sí, ahora entiendo esos interlineados que tanto mencionó Marilú). Ahí cogen vuelo, sentido, hacen de red pero no para sostenerte, sino para atraparte. Se convierten en radiografías del alma.

Le pido una brújula, pero Lahiri, sentada enfrente de mí, me dice que no hay ni brújula ni mapa, que me deje llevar. Me dejo, es un lugar agradable, y ella una guía estupenda, algo enigmática, pero es su juego, así construye esta historia. Su ritmo pausado en el contar esconde la rapidez con que todo acontece. Y yo voy devorando absolutamente todo. Porque ya lo dije, es agradable, es muy buena. Y van pasando cosas, y transcurriendo años y más años. Y yo ahí dentro, disfrutando, recogiendo todos los anzuelos, sorprendiéndome, admirando, gozando, embobadita.

Pasada la mitad del libro (ampliamente) empiezo a dudar del mosqueo de Marilú ¿y si se ha equivocado? Esto va muy bien, no puede terminar mal. Imposible, con lo bien que va Lahiri…

En este (largo) viaje sin retorno que me propone Jhumpa Lahiri yo he sido una viajera agradecida, entusiasta, dispuesta, incluso apasionada. Pero llegan las últimas páginas. La hora de rematar la faena, Jhumpa. De rematarla. De estar a la altura. La altura que durante tantas y tantas y tantas páginas habías alcanzado y mantenido.

Siento haber dudado, Cuentalibros. Al final Jhumpa se agotó, le pasó el manuscrito a su prima, a algún amigo, a alguien que pasaba por allí. O, ahora entiendo, ese no recrearse en ciertas situaciones, ese ir sobrevolando (fantásticamente, eso sí) por encima de todo le impidió ver el conjunto, toda la historia, lo que tenía entre manos. Y le faltó redondear, que era lo que pedía todo lo leído hasta ese momento. Hubiera sido… perfecto. Mágico. Magistral. De joya, incluso de joyón. Pero algo le pasó. Tuvo miedo, le dio vértigo, se perdió por no llevar brújula ni mapa, pensó que vendería más así, se durmió encima del teclado. No lo sé.

Y me cabreé. Pero vivo en un segundo, miro por la ventana y hay niños en el parque infantil. No puedo tirarlo por la ventana, no vaya a darle a uno en la cabeza. Pero sé qué hacer con él.


Pero ellas, gallinas cobardes, dijeron que no querían responsabilidades ni mucho menos leer, así que cuando volví me encontré con que se lo habían pasado a ella: Aguirre, la cólera de Dios. Y en sus manos está, por si alguien quiere seguir la cadena.


Debo decir, es lo justo, que la lectura ha sido muy buena, me ha gustado mucho, pero el final enfada porque no acompaña todo lo leído hasta ese momento. Y también que es fácil que a mucha gente no le decepcione. No sería razonable ni objetiva si no lo dijera. Merece la pena. Sí. Pero que cada cual se atenga a su final.
(©AnaBlasfuemia)



 .


77 comentarios:

  1. No se que pensar, ya me iba a tirar como loca a buscarlo y el jarro de agua fría....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te sirve de algo te digo: tírate a él, pero no como loca. Relajada, disfrutando. Tal vez tu jarro de agua sea templada o incluso calentita. O tal vez cuando lo leas haga tanto calor que agradezcas el agua fresquita :)

      Besos

      Eliminar
  2. Dicen que guerra avisada no mata gente y lo mismo aplicará para los libros... No sé, aunque el tema del final que decepciona me echa un poco para atrás, creo que visto como un todo, por lo que entusiasmó a Marilú y también a ti, vale ponerlo en la lista :)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues avisada vas, incluso biavisada :) No te eche para atrás el final, porque a) el viaje merece la pena; b) las lecturas y sus sensaciones son personales y c) el final no es que sea terrible y cante mogollón, es sólo que no es lo que "pedía" el resto de la letura. Así que... a la lista con él ;)

      Besos

      Eliminar
  3. No sé si me animaré....es que los finales son importantes....pero bueno si vale tanto lo anterior....puede que a mi no me decepcione el final.
    Muy divertida hoy la reseña jaja
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, los finales a veces hace que se borre todo lo anterior, para bien o para mal. Lo anterior vale la pena, y el final puede que a ti te guste, efectivamente. A mí me pareció... light.

      Gracias Lesincele. Besos

      Eliminar
  4. Veo que has tenido las mismas sensaciones que Marilú. Habéis conseguido que yo entre en el juego y acabe llevándome el berrinche final. Si es tan buena escribiendo, yo que soy un pedazo de pan, seguro que le perdono ese final tan catastrófico. Bueno lo dicho, aunque sea por curiosidad, lo tengo que leer.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Enzo, y lo cierto es que aparte de su reseña lo hemos ido comentando a posteriori, que no a priori, con lo que tampoco se puede decir que me haya influido, pero es algo a lo que te va llevando la lectura. A ver, tú eres un pedazo de pan, te veo :) pero tampoco es que el final sea tan catastrófico, es sólo que no es el adecuado, no está al nivel de lo ofrecido. Por eso cabrea, porque el nivel es alto, el disfrute total, la lectura estupenda, y el final... bueno, con las mismas te digo: a muchos gustará. Con eso te lo digo todo (y no te digo nada).

      Beso!

      Eliminar
  5. Leí en su día la reseña de MariLu y como le dije a ella, para mi los finales son muy importantes y si bien yo seguramente no habría tirado el libro por la ventana ni intentado dejar la responsabilidad a las gallinas, me habría tenido enfadada mucho tiempo. Y lo que es peor la sensación de haber sido engañada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que estar un poco loca sí, para tirarlo por lo de la ventana. Lo de las gallinas, es que son unas cobardes, pero ya me gusta a mí darles responsabilidad ;) No sé si diría que me he sentido engañada, diría que no porque ya iba advertida, así que no, más bien iba con la idea de que tal vez no me llevara tanta decepción como Marilú, porque mi sensación era de que no es que se tratara de un final escandalosamente malo, sino de algo más sutil. Y enfada, porque la lectura, el clima, pide otra cosa. Pero quiero quedarme con las buenas sensaciones que han sido muchas y durante muchísimas páginas.

      Saludos Mariuca!

      Eliminar
  6. La duda es buena. Me alegra que la pusieras a mitad de libro, que te dieras el gusto de seguir su historia y disfrutarla sin que el eco de una opinión "que no importa" enturbiara el momento. 
    Ahora me solidarizo contigo, claro, las experiencias comunes es lo que tienen. Y lo peor de todo ¿sabes lo que es? Que por un libro "medio", es decir, de los que lees, te implican pero no te tocan, bah, es un mal final pero.... superable. Lo tocante es cuando construye todo y le da ese revoleo, toca, sí, las narices sobre todo. 
    De todas formas le damos otra oportunidad a Lahiri ¿no? Sus velocidades, imágenes Aunque y ritmos lo merecen... aunque sea por esos interlineados que me impresionaron tanto. Lahiri supo colocar las frases en el momento justo y darle la cadencia exacta. 
    No voy a decir más que revivir esta historia a través de tus ojos ¿azules o verdes? Ha sido terapia de grupo jajajajajajaja
    Gracias por sentarte en el sofá :) 
    Un beso de "inventemos otro fin" 
    PD las imágenes son desoladoras, ya lo decía... la hondonada en la hondonada, vaya cadena planteas jajajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La duda fue incluso más avanzada de la mitad. La historia la disfruté, bien lo sabes, y la experiencia también, porque no se puede hablar de lectura conjunta, que tú ya te lo habías leído, pero es lo más cercano que he hecho a una lectura conjunta y casi que en directo y al minuto :)

      Ese es el problema, que si el libro es normalito, bueno, está bien, lo lees y va y la caga al final, pero como tampoco el resto era como para tirar cohetes, pues bueno, cierras página sin más. Pero no era el caso, todo tan bien contado, que si no fuera por eso no sé ni si yo hubiera leído el libro, pero no, Jhumpa tiene algo a la hora de contar. Por supuesto que le daremos otra oportunidad a Lahiri, ¡¡se la merece!! bastante tiene con ventanas y huertas, jajajjaaj (justo castigo). Ya veremos si alguien se anima con la cadena, aunque no sé si has caído en la cuenta que a lo mejor a quien acaban tirando por la ventana o al gallinero o a la huerta... ¡es a ti y a mi! :D

      Me ha gustado compartir sofá, pero a ver si paras quieta con los pies, que así no se puede!

      Besos del verde al azul del azul al verde según el color del mar

      Eliminar
  7. Lo del final me frena bastante aunque también reconozco que no me importaría darle una oportunidad. Ya simplemente por curiosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. albanta, quita el freno, a ti este historia te va a gustar, así que por curiosidad o por lo que sea dale oportunidad, que si hay que darnos collejas a Marilú o a mi, se nos da (pero lo debatimos antes, eh)

      Saludos

      Eliminar
  8. Podemos hacer un libro viajero con el tuyo, pásamelo, que ya veo yo en qué parte lo dejo caer cuando lo acabe :-P Pues nada. En principio la historis en sí no me llamaba, pero es que tras la reseña de Marilú y ahora la tuya tengo la curiosidad a niveles estratosféricos Es que vaya contraste :-) Ya te contaré qué hago al final. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meg, pues tú misma, si te animas... En parte el juego es ese también: provocar a la lectura y debatir si el final sí o el final no. Porque si te das cuenta tanto Marilú como yo comentamos que puede haber mucha gente que le guste, y no nos sorprendería, porque es una cuestión de expectativas, o incluso de cómo concibes un libro, o una historia y su desarrollo... Pues nada, a tus órdenes quedo :)

      Besos!!

      Eliminar
  9. Ay, Ana, ya sé que estás de broma, pero casi me da un soponcio cuando he visto el libro tirado en el suelo al lado de las gallinas. La sinopsis me parece interesante, así que no descarto su lectura.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj Lady... tranquila, todo está bajo control y mis gallinas son muy cultas ellas, cobardes, pero cultas e instruídas como la que más ;) Haces bien en no descartar la lectura, porque es un buen libro... con un final equivocado (y esto es subjetivo, claro).

      Besos

      Eliminar
  10. Tras leer tu reseña (por otra parte magnífica) me dejas llena de dudas. Que tan sólo las podré resolver si en algún momento llega a mis manos este libro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te despejo dudas, que para eso están los comentarios, Blanca: no dejes de leerlo, yo creo que tanto Marilú como yo necesitamos de más opiniones, conscientes de en qué punto no nos ha convencido y lo sutil o subjetivo que puede ser. Así que ya sabes: a resolver ;)

      Abrazo!

      Eliminar
  11. Llevo fatal los finales decepcionantes. Y más aún si, como decís, el libro promete tanto. Me he visto a mí misma muchas veces cruzando los dedos, mientras leía un libro, pidiendo por favor que el final estuviera a la altura.
    Seguramente Lahiri se merece otra oportunidad. Tengo entendido que "Tierra desacostumbrada" es un buen libro. Claro que es de relatos, quizás se mueva mejor en corto que en largo, y cuando escribe novela no sabe muy bien como rematar.
    ¡Besitos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo (aunque es eso, creencia, que no certeza) que tú tendrías un sentir parecido al de Marilú y al mío. Porque eso hice yo: cruzar los dedos, es más, comenté cómo querría que fuera el final antes de llegar, porque es hacia donde me llevaba no sólo lo contado, sino como lo contaba. Y sí, se merece oportunidad y la tendrá, por supuesto, el enfado no quita ni hace olvidar el disfrute durante tantas y tantas páginas. Curiosamente "Tierra desacostumbrada" lo tengo desde hace mucho tiempo, pero Marilú me provocó (sin querer). Me gustará leer sus relatos, es otro género, otra técnica narrativa y seguro la disfrutaré, ahí los finales juegan otras bazas. Seguiré su pista, seguro.

      Besos Beatriz!

      Eliminar
  12. Muy buenas reseñas las dos, que me han tentado con sus visiones de La Hondonada... Pero creo que ese libro volador no es para mí: por lo que leo me da que no esperaría tanto para mandarlo a tomar viento por la ventana más cercana. Aunque me da un poco de morbo saber qué es lo que hace la autora para fastidiarla tanto al final... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejate tentar Tizire, esperarías para lanzarlo (si es que es lo que te apetece hacer al leer todo el libro) y esperarias porque es una lectura MUY buena (así con mayúsculas), que lo cortés no quita lo valiente ni el final el mérito. Al morbo hay que darle gusto, yo lo leí por eso y no me arrepiento, pese al enfado, sobre todo porque es una autora de la que no había leído nada y de la que pienso seguir leyendo cosas.

      Besos!

      Eliminar
  13. :-) Me encantaría que todas las reseñas llevasen un pequeño prólogo que explicasen, como aquí, las aventuras del libro antes de llegar a nuestras manos, durante y después.
    Bien, coinciden dos lectoras de confianza en que la autora no supo rematar acorde con lo que se merecía el resto del libro. Tomo nota, asiento, me alejo de la ventana no vaya a caerme un libro. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que las pequeñas historias que hay detrás de las razones que te llevan a un libro sirven también para saber cuál es la actitud con la que te enfrentas a la lectura. Todo lo que rodea a un libro... a veces hay historias muy interesantes y curiosas detrás. ¡contextualizan! :)

      No supo rematar, no, pero la altura era mucha. Y quédate con la duda, porque seguro verás reseñas en las que no escatimen elogias al final, asi de delgada es la línea que separa una opinión de otra (y que no hace mala ninguna de las dos).

      Besos

      Eliminar
  14. Cómo te has pasado ¿no? No sólo se lo tiras a las gallinas, qué va, encima boca abajo y abierto. Eso es estar muy muy cabreadísima. Pero cuánto me ha gustado tu reseña, la verdad es que tal y como lo cuentas dan muchas ganas de salir corriendo a comprarlo aunque nos quedemos un mes sin pan. Estoy esperando por el de la biblio así que como no voy a poder maltratarlo a ver si alguien me avisa en qué momento hay que dejarlo y así no me llevo el mal rato. Y ahora sólo por molestar digo , ¿y si fue al revés? Y si alguien escribió esa magnífica novela y Jumpha sólo hizo el final y las primeras 18 páginas?
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, jo, no me abronques... fue todo muy calculado y mus aséptico, aunque no lo parezca, que una es muy cuidadosa con sus libros, faltaría más. El libro está impoluto, si quieres te mando fotos y todo, lo pongo en mi alfombra verde, o en la cama, o en el sofá, para que veas que está perfecto y muy bien de salud. Qué rápidez tu biblioteca si te lo llevan tan pronto, pero si te dan ganas de continuar la cadena seguro que aunque sea el de la biblio le puedes hacer una fotito... ¿dentro del wc? jajajaja (es broma, es broma, tampoco se lo merece). Pues no molestas, pero porque no hace huella la duda que pretendes sembrar, no, jajjaaja, Lahiri es reconocible, sólo al final flaquea. Cansancio, supongo.

      Besines!

      Eliminar
    2. No te preocupes, haré la foto, ya se me ocurrirá algo, jeje. Seguro que pusiste un plastiquito debajo para que no se manchara pero te ha quedado muy real.
      Besines

      Eliminar
    3. No me cabe duda de que algo se te ocurrirá :) Deseando estoy que llegue pronto a tu biblioteca ...

      Besines!

      Eliminar
  15. La entrada de Marilú ya me gustó, pero la tuya la ha rematado. No es que tenga pensado leerlo, para nada, después de este final que os lleva a despeñar al pobre libro por la ventana, o con las cacas de las gallinas... , pero espero no encontramelo en algún paseo campestre, pues soy capaz de cogerlo (que los libros abandonados son como animalitos) y ya como no vaya a parar a la vía del tren, jajajja.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se complementan, aunque seguro que alguna reseña que discrepe complementa más todavía. Tranquila, no había cacas de las gallinas, que son muy cagonas pero muy respetuosas. Fíjate, algún libro he abandonado (este no, no se lo merece) por las calles (uff, hubo uno que estuvo dos días completos en el mismo sitio, que angustia, que no se lo llevaba nadie), pero nunca lo he hecho en el campo... Las vías del tren... ¡¡no des ideas, jajajajaj!!

      Besos

      Eliminar
  16. No era una lectura que me llamara, y con su final me quita más las ganas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es porque no te llamara está bien, pero por el final no lo descartes, que hasta ahí es buenísimo ;)

      Besos

      Eliminar
  17. Me has dejado dudando de si leerlo o no porque, sinceramente, que el final decepcione, me mata!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no lo dudes: si te gusta la propuesta de Lahiri (la sinopsis equivoca un poco, eso también te lo digo) adelante con él, lo del final es relativo ¿y si a ti te gusta, eh? ;)

      Besos

      Eliminar
  18. Con la reseña de Marilú ya me quedé con ganas porque tenía varias cosas que me atraían y ahora además de llamarme siento mucha curiosidad por descubrir ese final que no os ha convencido a ninguna
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, claro, este planteamiento también es una forma de provocar e incitar a la lectura (a mí fue lo que me causó la estupenda reseña de Marilú). Y puede que a ti te guste el final, y entonces me gustará que lo hablemos, los cómos y los porqués. Tú prepara foto por si acaso ;)

      Besos

      Eliminar
  19. Vi este libro entre las novedades de Salamandra ayer y no me terminó de llamar la atención. No creo que lo lea, y más si te enfadaste tanto con el final jeje :)

    Muy buena la historia del tejado, las gallinas y la marioneta.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo estoy un poco en deuda con esta editorial, Salamandra, me ha dado y me da buenas lecturas, creo que eligen bien qué tipo de historias quieren contar. Pero oye, que aunque enfadada, he disfrutado mucho del libro, así que no lo descartes.

      Ah!! No es una marioneta... es una espantapájaros :P

      Besos

      Eliminar
  20. Si el otro día cuando leí la reseña de Marilú tenía alguna duda sobre leerlo o no, con la tuya me has despejado por completo. Por muy bueno que sea el libro hasta el final, si la autora no lo remata es como si te echan un jarro de agua fría en la cabeza.
    Así que no, Lahiri tendrá que contarle la historia a otro.
    Un besín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. samarkanda, el problema es que tal vez para ti sí sea un buen remate, no puedo ser tan categórica como para afirmar que es, sí o sí, un mal final. Lo es para mí, lo fue para Marilú, no un mal final, sino un final que no está en la misma línea de lo que había ido mostrando. Así que tú decides

      Besines!

      Eliminar
  21. jaja Me ha encantado la reseña, lo cierto es que despierta curiosidad por el libro. A una le dan ganas de arriesgarse a encontrarse con ese final que hace que el libro acabe atravesando ventanas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La curiosidad me llevo a mí a esta lectura, aunque el libro lo tenía, pero se saltó tropecientos libros en espera. Así que sí, puedes arriesgarte y luego tú decides qué haces :)

      Besos

      Eliminar
  22. Perobuenoporfavor, en cuanto he visto la imagen en la lista de blogger, ya tenía la sonrisa en la boca. ¡Pobre libro, que parece Willy Fogg! O mejor aún, aquel pobre perrito Tristón (sólo quiere un amiguito...). Ayyayay qué panzada de risas, Ana, hija. Una pena que la historia se desinfle de tal modo que te haga tomarla con el libro, pero qué rato más divertido me has hecho pasar. Además, lo tengo claro. Este no ingresa en "la infinita".
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya venías predispuesta! :) Más que Willy Fogg parece algún sufrido boxeador de esos de antaño... Sí... creo que Tristón le pega más. Cuánto me alegro de tu panzada de risas (me sentía en deuda) ;) Pero no lo descartes, eh que quién sabe, lo mismo va y a ti te convence de la primera a la última página.

      Besos

      Eliminar
    2. Ana, Anuski, Anica mia (si me dejas...) nada de deudas, preciosa. Siempre me siento feliz por leerte.
      Besotes

      Eliminar
  23. Jajaja lo buscaré, lo leeré y lo tiraré yo por ti, por la ventana:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaj Marybel!! Oye, que a lo mejor decides darle sitio de honor en casa, eh, nunca se sabe con las lecturas. Pero la intención la agradezco ¿qué hay debajo de tu ventana? ;)

      Besos

      Eliminar
  24. Pobre libro! Pobrecito, pobrecito, ahí entre las gallinas... ¿No te da penita? Que sí, que no tiene un buen final, pero tampoco para ponerse así... En fin, que no sé que hacer con este libro. Eso del final tan decepcionante no anima mucho. Pero el resto sí. Quizás si tropiece en la biblioteca con él. Que así tengo motivos para frenarme y no tirar el libro por ningún sitio. Que no es mío el libro...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, que no cunda el pánico, mis gallinas son civilizadas y respetan los libros ¡¡faltaría más!!. Margari, el final puede que te guste, no es que sea mal final, es que no es el que pedía (a mí me pedía) la lectura. Claro, de la biblioteca no lo tiras (pero que yo lo tengo en casa, eh, y a la vista). Pero lo mismo le puedes hacer una foto ;)

      Besos

      Eliminar
  25. Ya lo comenté con Marilú, ese final fue como un parto. La encanta, la encanta a ver si remata... y pinchó. Me dio rabia incluso a mi así que ni loca me arrimo a recoger el testigo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el embarazo fue de lujo, eso sí Y dicen que los dolores de parto se olvidan (eso dicen, yo no puedo asegurarlo). Pero no seas impulsiva y no lo descartes!! ;)

      Besos

      Eliminar
  26. Tanto Marilú como tú me han hecho reír con semejante final. Por aquí no se encuentra, mas hace unos días, tomando un vuelo, una jovenzuela -pasillo de por medio- estaba leyendo 'Unaccostumed Earth' (Tierra desacostumbrada) en versión inglesa. Y me recordó que tengo pendiente 'El buen nombre'. Todos los autores tienen altibajos; tampoco podemos pedir que sean exitosos siempre, ¿no? Gracias por tus divertidas líneas. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido divertido seguir el juego, pero sólo porque coincidimos en las sensaciones. Si me hubiera gustado el final le habría hecho una foto con una hamaquita, una sombrilla y un vermuth ;) Yo tengo en casa también Tierra desacostumbrada y desde luego lo leeré, porque las sensaciones han sido muy buenas, pese a la faena final. Gracias a ti por comentar Marcelo

      Besos

      Eliminar
  27. Al final ha dado unas cuantas vueltas el libro XD reitero lo que ya le dije a Marilú: es posible que lo lea, porque me apetece bastante, pero ya voy prevenida para el final.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Harás bien en leerlo, porque creo que te va a gustar, no sé cuáles serán tus sensaciones con el final, pero si te gusta, lo hablamos, que es que claro, así sin leerlo no es cuestión... ;)

      Besos

      Eliminar
  28. Pues oye, a mí me han dado ganas de leerlo desde el mismo momento que he leido que Marilú lo tiró por la ventana!
    Un libro que provooque cualquier reacción tan espontanea es un libro que no olvidas nunca.
    No sé si me decepcionará o si, por el contrario, me va a gustar. Pero, vamos. Es algo que tengo que probar.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí me pasó lo mismo, que me dieron ganas de leerlo, pero también porque mientras Marilú lo estaba leyendo vi lo mucho que le estaba gustando y me entró curiosidad para saber qué había pasado. Ahora ya lo sé, y ahí está con la espantapájaros a la espera de destino :) Ya nos contarás.

      Besos

      Eliminar
  29. Jajajaj me ha encantado la reseña!
    Me lo llevo apuntado!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Shorby, apuntado y ojalá que pronto leído ;)

      Besos

      Eliminar
  30. Vale, prometo leerlo y contarte que me parece. Sólo con ver que lo andáis lanzando por ahí .... aunque sea al final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te tengo por mujer de palabra Susana, así que espero que me cuentes y ya te diré porqué a mí no me convenció ese final (que me da que lo mismo no coincidimos) :P

      Besos

      Eliminar
  31. Veo a este libro, como un libro indigente, viajando por la calle, de tejados, a suelos y así sucesivamente, primero conociendo a Marilú pensé que exageraba, pero ahora pienso que en cualquier momento me lo encuentro por la calle ab andonado o me lo tiran desde alguna ventana!!!!!!
    Un beso Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno indigente no, digamos que es un libro inquieto que va y viene ;) No exageraba Marilú, que yo también lo pensaba y por eso quise comprobarlo. Si lo encuentras por la calle ¡¡cógelo!! ;) (y si te lo tiran por una ventana que te caiga a los pies y no encima de la cabeza).

      Beso Lídia.

      Eliminar
  32. Unas lecturas más, otras tantas reseñas y podemos crear una sección nueva: distintas maneras de deshacerse de un libro que nos ha cabreado. Estoy esperando ansiosamente el efecto que va causando por ahí, jeje. No sé si leerlo o no, para ver qué tal nos llevamos.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mala idea la sección, pero siempre con documentación gráfica, eh, sino no vale :P Ahí está el truco, es una reacción que provoca leerlo para conocer la tuya. Si te animas lo comentamos ;)

      Besos

      Eliminar
  33. Pobres libros maltratados. Ganas de dan del leerlo aunque solo sea para llevaros- si puedo llevárosla- la contraria, jeje.
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una perfomance estática, tranquila que maltratados no han sido, tanto Marilú como yo cuidamos a los libros como si fueran bebés ;) No sólo puedes llevarnos la contraria, es que Carmen, creo que nos la llevarías (no porque piense que eres beligerante, sino porque creo que a ti el final te convencerá). Si con esto no te ha picado ya... :)

      Besines

      Eliminar
  34. Pues la cosa no está como para perder el tiempo así que no pienso ir a rescatarlo. Es como un gran día que acaba fatal... No, eso me deja echa polvo y con los libros igual. No, no, no,.... ¡¡para las gallinas!! Por cierto,... qué aventura tu reseña jejejee. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, no es tampoco una perdida de tiempo ni mucho menos, yo no me arrepiento de haberlo leído. Es que no remata, esa es la faena, pero el resto está a una gran altura. Besos

      Eliminar
  35. Da mucha rabia cuando el autor no remata bien un libro que nos está gustando tanto. De esta autora tengo pensado empezar por una de sus colecciones de relatos, a ver qué me parece.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. da muuuuucha rabia, porque se le cae esa estrella que lo haría perfecto. Es un "pudo haber sido y no fue" que duele. De los relatos de Jhumpa he oido mucho y bien, yo también los leeré, no sé cuando ;)

      Besos

      Eliminar
  36. Pero ¿ esto como puede ser que yo no haya aparecido por aquí hasta ahora Blogger me odia, su lector de feeds, todo, todo, bueno, al lío, lo del final me da algo igual y más advertido ya que voy, lo voy a dejar justo para después de mi acercamiento apoteósico a Arundhati Roy, que voy a pasar por una e´poca India/hindú, voy a leer también a Naipaul, de aúpa, esas gallinas tan poco lectoras... muy graciosas pero no puede ser. Besos

    El presi despistado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi presi está despistado :( Y ni te imaginas cuánto, porque todavía hay otra entrada por ahí arriba que no ha llegado al lector de feeds de Blogger, aunque me da que a quien odia dicho lector es a mi. Pena tengo... Arundhati, te espero. De Naipaul me llama su Leer y escribir, lo veo como un autor de libros de viajes, no sé. Mis gallinas son ponedoras, la sección de gallinas lectoras está en mis estanterías ;)

      Presi despistado, tu puesto peligra ¡ponte las pilas! ;)

      Besos

      Eliminar
  37. ¡Jajaja, pues sí, coincidimos bastante! Aunque yo al acabarlo no lo expulsé de casa y sigue vagando por la estantería ;-)

    ResponderEliminar
  38. A mi también me decepcionó el final, de pronto se refiere Subhash como si fuera un extraño al que conocemos por primera vez. El personaje de Gauri, por otro lado, no me acaba de resultar verosímil; abandonar a una hija y ni siquiera ponerte en contacto con ella durante décadas es algo tan monstruoso que resulta difícil de aceptar. Es una buena novela, pero no llega a las cotas de los relatos de Tierra desacostumbrada. Quizá le pase como a Hemingway y sea mejor escritora de relatos que de novelas.

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA