jueves, 19 de junio de 2014

Stoner (John Williams)


Título original: Stoner
Traductor: Antonio Díez Fernández
Páginas: 240
Publicación: 2003 (2012)
Editorial: Baile del Sol
ISBN: 9788415700616
Sinopsis: No hay, ni falta que hace.


Tú también estás entre los enfermos, tú eres el soñador, el loco en el mundo de los locos, nuestro Don Quijote de El Medio Oeste sin su Sancho, retozando bajo el cielo azul. Eres lo bastante listo. Pero tienes el mal, la vieja enfermedad. Crees que hay algo aquí, algo que encontrar. Tú también estás destinado al fracaso; no es que te vayas a enfrentar al mundo, dejarías que te masticara y que te escupiera y te quedarías ahí pensando qué salió mal. Porque siempre esperaste que el mundo fuera algo que no es, algo que no deseó ser. El gorgojo en el algodón, el gusano en el frijol, el insecto barredor en el maíz. Nos podrías mirarles a la cara y no podrías enfrentarte a ellos porque eres demasiado débil y eres demasiado fuerte. Y no tienes a donde ir en el mundo.
Aquí estoy, intentando escribir sobre la lectura de un libro que por no tener no tiene ni sinopsis. Un libro que está entre las joyas de muchos, muchísimos blogueros, pero oculto o inexistente en la mayoría de las librerías y bibliotecas. Un libro que ha estado mucho tiempo en mi estantería y que he leído ahora, gracias al tierno empujón de una amiga. Y no sé qué decir, o mejor dicho, no sé cómo decir. Tengo las palabras en rebeldía. Quiero escribir y sólo salen palabras grises, una detrás de otra, como hormigas anodinas, vacías de contenido. Palabras-hormiga.

Afronté la lectura con miedo, con ese respeto con el que coges un libro tan elogiado ¿y si a mí no me decía nada? Tenle paciencia, me dijeron. No hizo falta. Porque desde la primera página quedé cautivada por la forma de escribir de John Williams. Y luego, poco a poco, fui stonerizada, inoculada ya de por vida del espíritu Stoner. Stoner en vena, diluyéndose en mi torrente sanguíneo y haciendo bombear el corazón. Bum. Bum. Bum.

Página 17:
“Esto percibes, lo que hace tu amor más fuerte,
amar bien aquello que debes abandonar pronto” (William Shakespeare)
El señor Shakespeare le habla a través de trescientas años señor Stoner ¿le escucha?
¡Qué escena!, qué tensión, qué instante tan grandioso… Ahí ya estoy arrodillada ante John Williams, en ese describir un momento que cambia la vida de un hombre, que hace que se convierta en alguien diferente a quien había sido hasta entonces. Momentos que te cambian la vida. La tensión recreada en esa escena es de tal nivel que muchos escritores debieran de tenerlo en su cabecera para recordar cómo sin artificios innecesarios se puede evocar y provocar que el lector aguante la respiración y se le olvide espirar, inspirar, espirar, inspirar... Sin dramas recargados, sin ficción, sin acción. Convocando lo cotidiano y contándolo.

Y sigues leyendo, visualizando las imágenes que Williams nos muestra con suavidad, sin estridencias, sin juzgar. Pero la mirada va más allá de esas imágenes, va a la esencia de las personas, al alma misma de cualquier ser humano. De un ser humano cualquiera.
Se había percatado de que sus padres y él habían comenzado a sentirse como extraños y se dio cuenta de que su amor por ellos se intensificaba con la pérdida.
Me ha pasado mucho a lo largo de esta lectura. Quedarme detenida ante una frase, un párrafo. Así, tan fácil, Williams describe taaaantas cosas. Como por casualidad, como quien no quiere la cosa. Sin esfuerzo.

¿Quién es Stoner? Stoner parece un hombre débil, comedido, anodino, un sinsangre, conformista, poco luchador, sin ambiciones, un hombre sencillo, simple. Y lo es. Un hombre común. Absolutamente normal, si es que ser normal es ser un hombre honesto, coherente y honrado. Una persona que quiere hacer lo correcto, enamorarse, casarse, tener una familia, trabajar, tener amigos, que lo dejen tranquilo. Y se casa, trabaja en lo que le gusta, se enamora, tiene amigos, tiene una hija, tiene una amante… Y espera que le consideren por lo que hace. Todo muy vulgar y corriente, pero detrás de las vidas más prosaicas y anodinas siempre hay historias, historias normales. Historias que contar, porque lo normal también se puede contar. Pero hay que ser John Williams para hacerlo… así.
El amor, intenso y fijo, siempre había estado ahí. En su juventud lo había dado sin pensar. Lo había ido dando, de manera extraña, en cada momento de su vida y quizás lo había dado más cuando no era consciente de estar dándolo.
Un hombre como hay tantos, hombres y mujeres, aparentemente invisibles, sin brillo pero con una tremenda luz interior que no consiguen proyectar al exterior, salvo breves destellos que los demás pueden alcanzar a ver y retener… o no. Héroes anónimos del devenir de la vida, titanes del día a día que se mantienen firmes en sus convicciones y creencias. Su verdad, su coherencia, su integridad. Colosos cotidianos que toman pequeñas y grandes decisiones, y, mierda, a veces se equivocan. Y asumen sus equivocaciones. Y en algún momento se preguntan si su vida ha merecido la pena. Y se llenan de ysis (¿y si hubiera hecho o dicho esto, y si no hubiera hecho o dicho lo otro..?). Todo absolutamente corriente. La normalidad con sus claroscuros.

Superhombres de andar por casa, palmarios, que a veces no saben qué decir o qué hacer, dentro tienen la actitud y la decisión adecuada, sólo les falta dar el paso hacia afuera. Pero se quedan ahí, en medio del salón, sin saber qué hacer porque ya ha pasado el momento. Y callan, no hacen nada. Un microsegundo y de hacer lo correcto, lo que debiera hacer, a no hacer nada. Dejarlo estar. Cuántas veces he tenido esa sensación, querer decir o hacer algo y en un momento darme cuenta que ya no, ya es tarde. En un segundo el escenario ha cambiado, ya no tiene sentido. O abres la boca y las palabras-hormiga se van deslizando y mostrando a otra persona que no eres tú. Nadie se da cuenta y te sumerges en el gris. Los precipicios entre lo que sucede en nuestro interior y lo que proyectas al exterior. Podrías despeñarte por ellos, pero Stoner no, sigue viviendo. Microcismas que asumimos con naturalidad, desmembraciones que provocamos y recomponemos casi sin darnos cuenta. Abismos que se producen detrás de detalles insignificantes.

Pensé que en algún momento querría zarandear a Stoner, agitarlo. Pero no. Cuando en una ecuación eres el factor decorativo, lo suyo es retirarse y dejar que la lógica, matemática, siga su curso. Y mientras, Stoner se sumerge en otras cábalas en las que se encuentra y se reconoce, tal vez esperando a que algún algoritmo se interese por conocer sus posibilidades numéricas.

Así que no, no he tenido tantas ganas de menear a Stoner como pensaba. Lo he comprendido tan bien, en ese contexto de la realidad cotidiana superando a la ficción. Porque si algo hace que John Williams sea un escritor descomunal es que nos cuenta la vida de un hombre como hay cientos, miles, millones, en la calle, ahora mismo podemos mirar alrededor o mirar un espejo, y encontrar a Stoner. Y lo cuenta de una manera que nos engrandece a todos, da sentido a esas vidas aparentemente anodinas, pone el foco, enciende la luz e ilumina esas vidas. Nos dignifica. En 240 páginas. Sin artimañas. Transparente, claro, objetivo, sólo poniendo luz en esas partes que normalmente aparecen en la sombra.

Conozco a Stoner. Hay un Stoner cerca de mí y lo he reconocido al leer este libro. Un Stoner que hace unos días al separarnos después de una curiosa charla de pie en medio del campo, estando a cuatro metros de distancia mientras me alejaba, le oí susurrar gracias por escucharme, tan bajito que no supe si había oído su voz o su pensamiento. Y ahora sé por qué mi Stoner me atrae tanto, por qué quiero conocerle más: he visto sus destellos, su normalidad. Su honestidad. Un hombre cabal y anodino.

Y llego al final de la lectura. Y tengo que ponerme de pie. Lo termino de pie porque no puedo estar sentada. Parada, en medio de la cocina, leo el final de este enorme, enorme, libro. Termino de leerlo. Cierro el libro. Cierro los ojos. Abrazo el libro mientras que en su interior Stoner abraza otro libro. Porque los abrazos nos resumen y nos explican. Sí, lloro. Como lloré con El niño perdido, con Primavera sombría, con La niña del faro… porque es un grandísimo libro. Y lloré por Stoner. Con Stoner. No es tristeza, es agradecimiento. Gracias, más por favor… ¿Qué esperabas?

Bum bum. Bum bum. Bum bum...
(©AnaBlasfuemia)




146 comentarios:

  1. Pues me traes hoy un libro que lleva años, muchos años, danzando en mi estantería sin que me anime con él. De hecho, he recordado que estaba al toparme con tu reseña. Quizá vaya siendo el momento de hacerle hueco, aunque últimamente no doy para mucho, será la falta de sueño o de concentración, pero no me entra "nada" que no sea de lectura facilísima.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Stoner es muy paciente, sabe esperar y sabe hacerlo en silencio. Que incluso se te haya olvidado que estaba en tu estantería, esperando, es muy... Stoner :) La lectura es fácil, sólo tienes que dejarte llevar, y cuando quieras darte cuenta... zas... stonerizada

      Besos

      Eliminar
  2. Puff!!! Tendré que acabar leyéndolo, pero con tantas críticas elogiosas como la tuya me infunde un enorme respeto y el temor de que no me llegue como te ha llegado a tí. Apuntado queda y ya veremos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo cogí con esa cosilla de cómo me llegaría a mí, porque es un libro tan venerado en la Red como ignorado por editorial, librerías y bibliotecas. Pero el miedo lo pierdes enseguida, al principio por cómo de bien escribe John Williams, luego porque Stoner se te mete dentro y ya no quieres que salga...

      Besos

      Eliminar
  3. No hay duda de que terminaré leyéndolo. me gustan las historias que te hacen sentir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Stoner... ¿hace sentir Stoner?...mmm... no sé... No sé si es que te hace sentir, o te hace reconocer, o lo que hace John Williams en este libro, que es magistral...

      Besos

      Eliminar
  4. Totalmente rendida ante Stoner, Ana, y no es para menos. La leí el mes pasado y en cuanto cerré el libro corrí a escribir la reseña porque quería (obligatoriamente) que explicar por qué esta historia era todo lo que era. Una historia que no explica grandes cosas porque la grandeza reside en la intimidad del alma de su protagonista ¡Y qué protagonista! Ese Stoner siempre falto de un gesto de cariño, esa aridez sentimental que le acompaña siempre y que contrasta tan dramáticamente con su alma sensible. Lo mejor: compartir este "pedazo" de lectura. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, que me has tenido loca buscando tu reseña de Stoner. Y claro miré en tu nevera, pero vi que tenías allí un par de helados y... :) Claro, con libros así es que tienes que sacarlo, es una sensación muy íntima, te lo quedas para ti, pero a la vez tienes que compartir qué es lo que tiene este libro, que es lo que tiene Stoner y por qué te llega como te llega. Muy grande.

      Besos

      Eliminar
  5. Wow! ¡Vaya reseña! :-D

    "Y lo cuenta de una manera que nos engrandece a todos, da sentido a esas vidas aparentemente anodinas, pone el foco, enciende la luz e ilumina esas vidas. Nos dignifica." <---- Creo que no tengo nada más que añadir, Stoner acaba de ganarse una nueva lectora ;-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya libro! Me alegro que te haya convencido y vayas a ser otra lectora de Stoner rendida al libro, el autor y el personaje. Es que es exactamente eso lo que hace John Williams, hacer nuestras vidas grises más dignas. Ya nos contarás.

      Besos

      Eliminar
  6. Excelente reseña de un libro extraordinario. Ahora seguro que se mudará de las estanterías a las mesillas de noche de muchas personas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo suyo, que esté en muchas estanterías y mesitas de noche y ya pensar que las librerías y bibliotecas sepan reconocer un grandísimo libro y se decidan a hacerlo más fácil también ayudará, porque madre mía lo que me costó hacerme con este libro...

      Saludos!

      Eliminar
  7. Stoner hace meses que lo tengo pendiente, y no tengo excusa, lo tengo en papel esperando el la librería y en digital a un precio de risa...pero creo que necesito estar centrado para leerlo, para poder disfrutarlo, y ahora mismo no es el momento. Leyendo tu reseña me haces querer leerlo aún más.... mal! :)

    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca hay excusas para tener un libro esperando, y sin embargo yo me doy cuenta que los libros que más hago esperar son justamente los que sé que me van a gustar más, como disfrutando de la espera. Pero siempre llega un momento en el que el libro decide que ya me vale, que tiene que ser leído. Y hasta ahora siempre es en el momento oportuno. Espero que te centres pronto y puedas disfrutar de esta lectura tan especial.

      Saludos!

      Eliminar
  8. Espléndida. Cómo no. Haces que me rinda definitivamente: adiós, reservas; leeré "Stoner".
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. adiooooossss reservas de Zazou!!. Sin miedo, confía en mi ;) Te va a gustar mucho.

      Besos!

      Eliminar
  9. Mi primer y acertadísimo Williams fue.

    Me encantó Stoner como personaje, en esa imperfección, pero a la vez en esa cercanía que Williams consigue proyectar hacia el lector.

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que después muchos habéis leído Butcher's Crossing y por supuesto que yo también acabaré cayendo en esa lectura, pero no ahora mismo... Es lo imperfecto de Stoner, su normalidad, lo que le hace grande y a la vez lo que hace que el lector adore este libro.

      Besos!

      Eliminar
  10. Acabo de aterrizar por aquí,y me he merendado tu blog,apuntando un montón de libros muy interesantes.Muchas gracias por tus reseñas,son estupendas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Olga, estás en tu casa. Ahora toca que disfrutes de esos libros ;)

      Saludos

      Eliminar
  11. La semana pasada vi en el pais que era un gran libro que en España era desconocido...y lo busqué y ya está en mi kindle para leerlo próximamente, aunque me da miedo coger un libro que tan birn hablan de él y pensar que ral vez me defraude...espero que no, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, vi el artículo. Se ve que la editorial confía en el boca a boca para que esta genialidad vaya llegando a los lectores. No es un libro fácil de conseguir en papel, pero merece la pena absolutamente. No tengas miedo, no esperes acción, deja que Williams haga su trabajo y Stoner el suyo ;)

      Besos

      Eliminar
  12. Ya lo tenía anotado y me dejas con ganas de cogerlo ahora mismo.

    ResponderEliminar
  13. Para mi alivio mental, el libro viene de camino: ya que las bibliotecas y librerías me lo niegan, me he tomado la justicia por mi mano y lo he mandado a pedir allende los mares. Me da un poco de miedo que a mí me decepcione, después de leer opiniones tan impactantes como la tuya, pero estoy decidida a conocer a este personaje para ver si también me deja huella. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que es un alivio, porque no es un libro fácil de conseguir. A mí me llegó a través de popularlibros.com después de recorrer librerías y bibliotecas en mi ciudad. Cuando lo tuve en mi mano lo puse en un lugar privilegiado de mi estantería y ahí lo he tenido hasta ahora, pero como digo, Stoner es muy paciente. No le tengas miedo, confía en mi ¿qué digo?... confía en Stoner... Y nos cuentas, por supuesto.

      Besos

      Eliminar
  14. Ana, ¿no sabes que no está bien emocionar de ese modo? Bueno, para ser justa tendré que repartir la culpa entre tus palabras y el recuerdo de este hombre que se me metió tan dentro, tan sin darme cuenta, y que todavía no he podido olvidar.
    Quiero decir a los que manifiestan miedo por lo mucho que los que lo hemos leído elogiamos el libro, que se arriesguen. He recomendado su lectura a mucha gente y todavía nadie ha quedado defraudado. Porque lo que os va pasar es exactamente lo que Ana describe, tan bien como siempre, empezaréis a leerlo y lo primero que os llamará la atención es la manera de escribir del autor y, más tarde, cuando ya no tenga remedio, os daréis cuenta de que Stoner os ha conquistado y estaréis stonerizados para siempre ;).
    ¿Quién no querría ser como Stoner? ¿Quién no querría pensar que debajo de esa capa de cotidianidad que a todos nos recubre hay una persona que realmente merece la pena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú es que eres muy emocionable Beatríz :D Y claro, además te empeñas en leer según qué cosas en sitios que no son los más apropiados y luego pasa lo que pasa. :P Aún intentando ser justa, es injusto ese reparto de culpas: Stoner es el que sigue circulando por tus venas, bum, bum, bum. Y dices bien, primer es la forma de escribir de John Williams, ese contar haciendo grande cosas tan habituales, haciendo historias que contar de hechos normales y cotidianos, pero mientras Stoner va haciendo lo suyo, infiltrase dentro de ti casi sin darte cuenta. Más que ser como Stoner creo que lo que nos gustaría es que ese foco nos alumbrara y nos hiciera sentir que no somos tan grises, que esos colores grises hay quien los ve con luz y color.

      Abrazo!

      Eliminar
  15. Madre mía, cómo has caído. La tengo apuntada y ahora me han entrado mil ganas de leerla aunque no sé si me calará tanto, estoy segura de que me va a gustar. Enhorabuena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No ha sido caida, ha sido un dejarse deslizar :) Sé que te va a gustar. El nivel de calado ya creo que es más personal, pero gustar, sí, te va a gustar. Y verás que luego no es fácil desprenderte de Stoner, pero es que tampoco te importa.

      Besos

      Eliminar
  16. Guau. He oído hablar mucho de él pero hasta ahora, hasta leer tu reseña, no me había planteado leerlo. Me debato entre leer todo lo que tengo por casa antes de enfrentarme a este libro... pero habrá que hacerte caso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hace mucho que me planteé leerlo, desde los primeros comentarios que empecé a ver. Lo de hacerlo esperar es que no puedo evitarlo, con aquellos libros que intuyo especiales me gusta que estén ahí, como un regalo sin desenvolver, sabiendo que su contenido es justo lo que quiero o necesito. Pero no te debatas más... léelo!! :D (y nos lo cuentas, claro)

      Saludos

      Eliminar
  17. Yo también quiero sentir esa intensidad de emociones; Stoner amenaza peligrosamente con terminar en mis manos.
    Un saludo Ana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La intensidad irá con cada persona, pero que es un libro que te gustará, eso no lo dudo. Si todas las amenazas son como esta ¡bienvenidas sean! Y que pase pronto de tus manos a tus ojos ... y directo al corazón ;)

      Besos!

      Eliminar
  18. Tremenda reseña, qué fuerte ha calado. Leí algunas reseñas hace un tiempo y me llamó la atención, de allí que lo llevara para la lista. Luego de leerte me dan ganas de salir corriendo a la librería ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si tienes la suerte de encontrarlo en una librería vas a ser una privilegiada, espero que tengas suerte a la hora de encontrarlo, pero es más fácil hacerlo a través de internet o, supongo, directamente con la editorial.

      Besos!

      Eliminar
  19. Una recomendación más que se suma a las muchas que ya había leído sobre este libro. Me apetece mucho conocer a Stoner y reconozco que las expectativas son altas y también siento un poco de miedo a que no me conquiste como al resto, pero acabaré leyéndolo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No le tengas miedo, yo también tuve ese respeto, pero ya al poco de empezar a leer se te olvida todo, expectativas, temores... Conquistar te conquistará sin duda alguna. Puede llegarte más o menos, pero que no te vaya a gustar seguro que no.

      Besos

      Eliminar
  20. No tengo vergüenza...tras leer una primera reseña de este libro salí corriendo a por él como alma que lleva el diablo y ya sabes lo que ocurre a veces...una vez satisfecha el ansia de compra, ahí se queda muerto. Así que lo dicho: no tengo vergüenza !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Sinvergüenza! :D ¡Claro que lo sé! Anda que no tengo libros esperando... Además es lo que digo, que hay libros que, sabiendo que son joyitas, todavía les hago esperar más. Pero siempre llegan, te empujan con suavidad y ya no puedes seguir haciéndoles esperar.

      Besos

      Eliminar
  21. Lo tengo más que anotado. Al principio fue un libro que pasó por delante de mis narices sin prestarle atención pero lo llevo vigilando de un tiempo a esta parte y cada vez que leo una reseña más fichado lo tengo. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de fichado a contratado, llevalo a casa y que se espere ahí, que sabe tener paciencia, pero no pierdas la oportunidad de hacerte con él porque le vas a querer ;)

      Besos

      Eliminar
  22. Qué pedazo de reseña! Un libro que ya tenía muy bien apuntado, pero que voy a tener que subrayar en colores bien llamativos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Margari pero...¡qué pedazo de libro! Apunta, subraya y consíguelo ;)

      Besos

      Eliminar
  23. He mirado el catálogo de la biblioteca cerca de casa y le tienen, está prestado y me he puesto a la cola. Tu reseña me seduce mucho, intentaré dejarme seducir también por la novela...Ya te contaré.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te creas que es un libro que suelen tener en las bibliotecas, así que ha habido suerte en tu caso. Aunque también te digo que es de los libros que a mí me gusta tener en casa. Stoner te seducira, ya verás. ¡Cuéntame!... cuando lo devuelvan ;)

      Besos

      Eliminar
    2. Lo conseguí el viernes y me lo he leído en este puente de San Juan. Lo he leído y estoy sin palabras. Es una novela perfecta, redonda, con un final espectacularmente narrado. Cuando la leía, he ido desde la perplejidad que me producía la relación con su mujer Edith y su hija a la emoción que me han producido algunos momentos de su aventura vital: el momento en que decide ser profesor, la pasión y el compromiso con la literatura, la experiencia del amor en su doble vertiente gozosa y dolorosa. Su estoicismo y paciencia en su vida familiar contrasta con el carácter que demuestra en su defensa del mérito, del esfuerzo en su vida académica. Está claro que su pasión es la literatura, es dónde Stoner pone todo su ser, el que oculta tras las convenciones sociales.

      Se hace evidente por la lectura de esta novela que toda vida, incluso aquella que nos parece más anodina, puede esconder momentos heroicos, que la dignidad no necesita de grandes gestos, sino que cada día tenemos oportunidades de defender ese ser al que aspiramos.

      Gracias por el descubrimiento.

      Eliminar
    3. :D Qué bien, qué agradable es saber que un libro tan especial llega de la misma manera a los demás. El final es... maravilloso ¡quien lo diría!... por eso tuve que leerlo de pie, como si me elevase a la vez que ese final iba creciendo hacia arriba. La relación con su mujer y con su hija es difícil de digerir, por ahí es por donde suelen dar las ganas de zarandearlo, pero a mí no me pedía el cuerpo eso, sino entenderlo o recordar esos momentos en los que tragas saliva y callas. En realidad Stoner encontró su lugar en el mundo: la literatura, más que ser profesor, diría.
      Eso es de lo que más me ha gustado de esta lectura, ese poner el acento en las heroicidades invisibles pero que todos, en mayor o menor medida, hacemos cada día. Por eso decía que nos dignifica ¿cómo no iba a darle las gracias?.
      Me alegro que lo hayas disfrutado, estoy segura que si tienes oportunidad acabarás por comprarlo ;)
      Besos!

      Eliminar
  24. Si no fuera porque Vila. Matas se me adelantó y él me lo descubrió a mi , diría que llevo toda una vida recomendando conocer a este hombre.
    Stoner fue un descubrimiento, el poder de las buenas letras que convierten una historia gris, de una vida gris, de un hombre que ni siquiera tuvo valor, en toda una historia. Que consiguieron que me emocionara como pocas veces, porque la valentía acostumbrada está en personas fuertes y aguerridas, cuando los supervivientes muchas veces son seres que se adaptan y consiguen salir adelante en entornos que sin serles hostiles no les dejan florecer.
    Supongo que en el fondo, todos somos un poco como él en algún momento o tal vez en algún tema, y por eso consigue cuadrarnos de una forma tan perfecta hasta que nos enamore por existir.
    Williams me enamoró de su personaje gris. Y mira, te diré que me dió buenos ratos. Cuando salió a la venta su tercer libro, Butchers... y esto es toda una anécdota nada secreta. Salí corriendo el día antes a reservarlo y ya se vendía así que obligué a una bloguera de cuyo nombre no quiero decir nada no me saque en un cajón desastre, a salir de casa sacudiéndose la pereza y enzarzarnos en una carrera a por el preciado tesoro. Menos mal que el libro fue excepcional, o lo mejor hubiera sido el rato... o quizás fue excepcional por la suma. Ya tengo algo que preguntar!
    Muchas veces me quejo de leer más autores muertos que vivos. Pero chica, es porque les saco mucho jugo.
    Confieso que me enamoré de Stoner. No necesito un Highcomoselander... sino un hombre gris que consiga relucir.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo me pasare el resto de mi vida recomendando a John Williams y a Stoner... Es que es lo grande, lo enorme, de este libro, lo que hace John Williams, una historia de esas en las que parece que ningún escritor se fijaría porque ¿qué contar? Y él lo cuenta, y sientes que tu vida, por muy gris que sea, tiene sentido. Porque de repente los baremos, la vara de medir, cambia. La valentía, como tú dices, y también otras cosas, está en los pequeños detalles, normales y aparentemente aburridos, en lo que hay en cada persona, esas pequeñas luchas invisibles del día a día. Claro que todos somos como Stoner, en algún momento, o con alguna persona, o con situaciones concretas. Por mucho que a lo mejor tú luches más, te rebeles más, siempre hay "tramos" en los que te rindes, o no peleas, o te dejas llevar o hacer. Pero sobre todo es lo que hay en el interior de las personas y lo que somos capaces de mostrar o no, si dejamos que las palabras-hormiga den otra imagen de nosotros, que no es falsa, pero que no muestran esa parte de luz que todo (o casi todo) el mundo tiene.
      Estoy segura que Butcher's Crossing es también un libro excepcional (porque el autor lo es), pero también tengo la seguridad de que ha sido excepcional por la suma de la búsqueda conjunta, esas sintonias siempre son excepcionales y mágicas.
      No te quejes, tampoco es tan raro: hay más autores muertos que vivos :P
      Yo también me enamoré de Stoner (del personaje), si tú has encontrado y te has enamorado de tu Stoner, eso dice mucho de ti (de tu forma de mirar a las personas).

      Besos!

      Eliminar
  25. Tu reseña se suma a las muuuchas recomendaciones que me han hecho de este libro. He leído "Butcher's Crossing", del mismo autor, que me pareció muy bueno; y según dicen "Stoner" es aún mejor. Espero leerlo este año.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo decirte si Stoner es mejor porque no he leído Butcher's Crossing, pero sin duda es un libro maravilloso, joya en mi joyero particular. Lo que hace John Williams a mi me ha encandilado, sin duda. No le hagas esperar mucho ;)

      Besos

      Eliminar
  26. Vale, vale, sin duda me has convencido. Y es que he leído tu reseña con una sonrisa en el rostro, y es que tanta admiración no puede ser saludable. Y como yo soy todo lo contrario a saludable, tengo que hacerme con este libro.
    Gracias por la recomendación^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo te he convencido, Stoner lo hará aún más. No sé si es saludable o no, pero leer libros así a mí me da vida. Consigue el libro, léelo y disfrútalo ;)

      Besos

      Eliminar
  27. Lo quiiieeeeero!!!
    Tengo muchas ganas de leerlo desde que lo descubrí hace mil en un blog, creo que es de los míos! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Como no querer a Stoner? Sólo leerás cosas buenas de él, con más o menos entusiasmo, pero creo no haber visto ninguna reseña negativa. Es un gran libro.

      Besos

      Eliminar
  28. El gris puede ser un color brillante. Gracias por tu reseña. Tengo mucha curiosidad.
    Besos,
    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso es lo que nos cuenta John Williams tan maravillosamente: el gris es un color que también brilla. Sacía tu curiosidad (y nos lo cuentas).

      Besos!

      Eliminar
    2. Ana, GRACIAS. Me diste el empujón para leer esta maravilla. Aquí mi comentario: http://heroinasdiscolas.blogspot.com.es/2014/07/stoner-john-williams.html

      Un abrazo,
      Sonia

      Eliminar
  29. Genial Ana
    Yo tmb adoré s stonner.Gran reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ;) Es un gran libro, y es imposible no adorar a Stoner, que se te mete dentro tan suave y sutilmente...

      Besos

      Eliminar
  30. No sé de donde habrá salido, pero este sí lo tengo en mi estantería, oye y en papel... amarillo muy amarillo! nunca me ha llamado especialmente y por eso lleva ahí tanto tiempo, pero después de leerte me entran ganas de ir a mi casa a buscarlo y eso que acabo de llegar al trabajo... a ver si consigo hacerle un hueco este verano y espero que me produzca las mismas sensaciones que a ti... aunque me siento totalmente identificada contigo cuando hablas de la preocupación "y si a mí no me dice nada"!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá salido de algún otro comentario que hayas visto, seguramente tan entusiasta como el mío. Amarillo estaba (y está) mi libro de La niña del faro y resultó todo un hallazgo también. En tu casa está y te está esperando. Te dirá algo, Stoner, dice y mucho, ya verás. SIn miedo.

      Besos

      Eliminar
  31. Comprendo, y comparto, ese llanto final. No diremos nada más para no hacer de spoiler.
    Me alegra mucho que hayas empatizado tanto con Stoner, un ser tan especial y a la vez cotidiano. Pero voy a discrepar en un punto, quizás no lo he entendido bien. Dices que es un hombre como hay cientos, miles, millones, en la calle, ahora mismo podemos mirar alrededor o mirar un espejo, y encontrar a Stoner. No creo que haya tantos Stoner en el mundo, es cierto que es un hombre de apariencia común y lleno de normalidad, sin embargo su honestidad, su capacidad de amar, su coherencia y su manera de aceptar sus emociones, no me parece nada habitual. Yo también conozco algún Stoner, pero me parece que no abundan.

    Qué maravilla cuando encontramos una obra tan redonda ¿verdad? Y qué pena que se acabe.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin spoiler, el final es grandioso, por eso tuve que ponerme de pie, casi sin darme cuenta. Y abrazarlo. Yo sí pienso que hay tantos Stoner, porque precisamente una de las cosas que he aprendido de este libro es que, lo que es invisible a mis ojos, también existe. Mirar a personas que parecen no tener nada que aportar al mundo y encontrarles el brillo. Tal vez su honestidad y coherencia no sean tan habituales, pero tampoco tan infrecuentes, porque en realidad nosotros sabemos que Stoner es honesto y coherente porque le hemos mirado dentro. ¿Si no supieramos cómo es, si Williams no nos lo muestra, nos habríamos fijado en él? ¿nos habríamos enamorado de él?...
      Una maravilla leer libros así. Y no me voy a quejar, que tengo suerte y voy encontrando esas lecturas que te hacen caer rendida ante el hecho de leer y los libros. También te digo que en cierta manera me agotan estas lecturas, de tanto que me revoluciono y me entusiasmo, por eso voy a buscar durante una temporadilla otro tipo de lecturas.

      Abrazo!

      Eliminar
  32. Se ve a las leguas que has disfrutado con su lectura. Tu reseña da fe de ello. Tengo la novela pendiente pues me hablaron muy bien de ella. Espero leerla pronto. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes cómo soy, Paco: impetuosa con lo que me entusiasma. Espero yo también que lo leas pronto y que disfrutes de la lectura... y que nos lo cuentes, claro ;)

      Besiños!

      Eliminar
  33. En que encrucijada me encuentro con Stoner. Lo tengo en la estantería muerto de risa por mi indecisión. Absolutamente todo el mundo habla fantásticamente bien de él, pero me da un poco de cosa cogerlo y que no me guste o me decepcione por mis altas expectativas, que no sería la primera vez... Qué dilema jajaja

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, entiendo bien ese... respeto a la hora de coger un libro con tanto elogio en la red. Yo empecé a leerlo así, pero enseguida perdí el miedo, porque John Williams escribe muy bien sin adornos ni vueltas de más. Y luego Stoner va haciendo lo suyo poco a poco sin que te des cuenta. Déjate llevar, sin más. El dilema es cuándo lo leerás. Pero si lo tienes, más tarde o más temprano caerá.

      Besos

      Eliminar
  34. Un libro colosal, sin duda ninguna. Lo bueno de leerte, Ana, es que casi siempre encuentro en tus líneas el entusiasmo y la emoción de las que carecen las mías. Y en las de Luna Llena un aporte de profundidad. Vaya, que tres buenos lectores coincidamos con nuestra apreciación sobre este título no es poco! Coincido contigo en que su final no podría ser de otra forma. Uno tiende a cerrarlo, cruzar los brazos por encima de su tapa y quedarse meditando. Puedes llorar o tan solo apagar la luz, sin cambiar de posición ni moverse un ápice. Un libro memorable y recomendable. Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pongo el exceso de entusiasmo y de emoción, es verdad, da de sobra para que te lleves :) Siempre me pasa con algunas lecturas, la verdad que luego siempre quedo un poco como agotada, efectos secundarios que tengo que atemperar un poco. Luna Llena siempre da el matiz adecuado y la aportación extra que complementa ¿verdad?. Hay muchos lectores coincidentes con este libro. Por algo será. Es de esos libros que al cerrarlos te quedas como en el aire, casi sin pisar el suelo, un poco como alejada de todo, aún dentro, pero también fuera, muy lejos.

      Un beso, Marcelo!

      Eliminar
  35. Uf! Me has dejado sin palabras. Tu entusiasmo emociona y da miedo por igual. Y ¿si a mi no me gusta? Aunque, a lo mejor, en vez de miedo es envidia: yo quiere que me guste así. Tomo nota seguro.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi entusiasmo con lo que me entusiasma siempre es exagerado, lo sé. No lo mido ni intento frenarlo, porque es un entusiasmo "bueno". Pero ya ves que es un libro muy valorado en la red y que, aunque yo también tenía ese miedo, al final vas leyendo, leyendo, leyendo... y se te olvida el miedo. Envidia ninguna, seguro que te gustará así, Stoner te gustará.

      Abrazo!

      Eliminar
  36. Me da un poco de palo decir que no conocía el libro, pero entiendo que te echara un poco para atrás ya que el hecho de que sea tan elogiado por muchos da miedo que a ti no te guste.

    Un besiño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no te de palo no conocer el libro, yo hasta que lo conocí tampoco sabía de él :P Ahora que ya lo conoces, y una vez hechas las presentaciones, como vengo repitiendo: fuera el miedo, Stoner te lo quita poco a poco...

      Besiños!

      Eliminar
  37. Lo reconozco. Desconozco a Stoner, pero después de esta reseña tuya, no me queda más remedio que apuntarlo para leerlo en cuanto pueda. Me has convencido con tu reseña tan entusiasta, y aunque me da un poquito de miedo no estar a la altura de lo que el libro puede ofrecer, me parece oir su voz desde aquí así que...¡alla voy, Stoner, espérame!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero bueno! ¿Cómo es posible que de tanto miedo? Algo he debido de hacer mal si tantos estáis diciendo lo del miedo a leerlo y que no os guste. La "medida" en la que el libro puede gustar o no ya es personal, cómo llegue y el entusiasmo mayor o menos, pero es difícil que el libro disguste, aburre o desagrade. Hay que leer muy mal para no valorar positivamente este libro, aunque sea con un aprobado raspado. Stoner te espera lo que haga falta...

      Besos!

      Eliminar
  38. Bueno, pues sólo leo buenas reseñas de este libro. Tendré que ponerme con él. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo hay buenas reseñas, cierto, no creo haber visto una mala. Ya habrá alguien original que lo ponga a caldo en cuanto se de cuenta ;)

      Besos

      Eliminar
  39. Uno del que pensaba que me podía librar. Y vas tú y pones ese párrafo al final (a parte del resto, claro).
    Bueno, pues gracias... ¡muchas gracias por añadir una lectura más a mi vida! Ves, voy aprendiendo, ya no me quejo.
    Ojalá pueda querer tanto a un libro como para abrazarlo así... hace demasiado que no me pasa.
    Y tampoco estaría mal hacerlo con una persona.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y por qué te ibas a librar de Stoner? No te mereces ese castigo :P Está bien no quejarse, hay que agradecer para que el mundo te devuelva: gracias, más, por favor ;) Llegará el libro al que te abraces cuando lo termines, será Stoner o cualquier otro, pero llegará. Y no, nunca está de más hacerlo con una persona, los abrazos siempre son transmisores de afecto, apoyo, energia... Y son gratis :)

      Besos

      Eliminar
  40. Uy este lo tengo pendiente en casa por mi madre, lo leeré si pero has hecho que me lo tenga que acercar a la torre de libros de mi mesilla para adelantar su lectura.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No quiero imaginarme esa torre... si duermes cerca de ella ten cuidadín ;) Stoner es paciente, llegará a ti cuando tenga que llegar, y cuando llegues a él... ya nos cuentas ;)

      Beso!

      Eliminar
  41. Me ha emocionado tu reseña y eso que no he leído el libro. Pero parece que podría estar muy bien, que llega al alma. Lo tendré en cuenta.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Stoner emociona, es tan tierno... Llega, claro que llega, en su normalidad ¿cómo no va a llegar?. Su normalidad es la nuestra, ya verás, léelo, por favor :P

      Besos!

      Eliminar
  42. Lo tengo fichadísimo desde la reseña del blog de Mientras leo, aunque también me impone un poco haber leído tantas reseñas buenas. Me alegra ver que a ti también te ha gustado, porque me fío de tus recomendaciones.
    Besos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que pasa con algunos libros ese miedo a que no nos llegue igual, sentirnos el bicho raro que no capta lo que los demás. Pero hay libros que son inequívocos, por eso son obras maestras. Te gustará. Gracias por la confianza, Sara ;)

      Besos!

      Eliminar
  43. Vaya, sí que te ha gustado. Ya lo tenía en el punto de mira por otras reseñas, así que si lo veo a buen precio me lo compro seguro.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay libros que el precio siempre es barato... Lo mismo que hay comidas que pagas por ellas poco pero te salen caras y sin embargo hay otras que pagando un precio importante te da la sensación de que sale barato... :) Busca, encuentra y lee ;)

      Besos!

      Eliminar
  44. Muchas gracias Ana... yo te he encontrado pq "Baile del sol" nos había retuiteado a ambas sobre el mismo tema. Alucino con el fenómenos "Stoner" del q, como digo, no había oído hablar hasta el 3 de Mayo q me lo regalaron...

    Salud y libros!

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me fijé que la editorial nos hubiera retuiteado. Es que el Twitter me marea un poco y siempre me entero de la misa la media :) A Stoner hace tiempo que lo conocía y lo tenía en casa, la espera ha merecido la pena con creces. Te hicieron un muy buen regalo :) Y mira, de rebote he conocido tu blog...

      Salud y libros!

      Eliminar
  45. Pues la verdad que yo no conocía el libro. Estoy de acuerdo contigo en que los escritores que saben contarnos vidas cotidianas de personajes ordinarios son los más grandes. Y me ha encantado lo de palabras-hormigas.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de haberos presentado al libro y a ti :) John Williams hace una obra redonda dentro del "género" de contar vidas cotidianas y hacer un personaje extraordinario de un hombre común. Lo de las palabras-hormiga fue la imagen que se me hizo en la cabeza, literalmente (hormigas saliendo de mi boca) cuando pensaba en que las palabras que me salían eran grises y no `mostraban lo que quería decir, sino que mostraba algo más gris y sin brillo... ;)

      Besos

      Eliminar
  46. Me están entrando remordimientos! Lo empece hará cosa de 2 meses, prestado de la biblioteca no me dio tiempo a terminarlo y luego entre exámenes y demás, no lo he vuelto a pedir... el lunes me planto en la biblioteca y me pongo a ello. Gracias por recordarmelo!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh! Bueno, es que los exámenes y finales de curso marcan mucho nuestras actividades. Pero ya eres libre ¿no?. Retoma a Stoner, porque el libro es bueno de arriba a abajo, pero el final es... de ponerse de pie ;) Ya nos contarás.

      Saludos!

      Eliminar
  47. A veces también me pasa que al empezar un libro que ha gustado tanto, me impone. Y me ha pasado, también, que no ha resultado ser lo que esperaba. Pero otras veces, como te ha pasado a ti, a resultado ser mucho mejor de lo esperado. No hay mejor sensación. No hay más que decir, buena reseña. Yo, evidentemente, lo tengo pendiente. Ya caerá, algún día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo un puñado de libros, incluso de autores, a los que le tengo ese respeto, esa cosilla de que no me lleguen igual que a los demás. Pero la verdad que hasta ahora no me ha pasado, que luego a la hora de la verdad el libro te llega y te llena. Eso es lo que tienen los grandes libros. Claro que puede haber algún pinchazo, pero de momento... no :) Espero que Stoner te caiga pronto ;)

      Besos

      Eliminar
  48. Lo descubrí por Carmen y amigos, pero lo dejé pasar, hasta que volví a encontrarme con él, ¿señales? De hecho, mi edición no es ninguna de las de las fotos, es la primera que sacó Baile del Sol (antes tenía otra portada). Y allí estuvo en la estantería, hasta que me puse las pilas, un acierto. Coincido casi en todo, y digo casi porque yo en algún momento sí le habría dicho cuatro cosas, a veces me puso de los nervios, me sentí impotente. El final es inolvidable, nunca olvidaré este libro. Besos de latidos de lunes, mi última semana de vacas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que portada dices, una muy colorida. La mía es la última (creo). la de los libros y las gafas. En la edición española le hacen poca justicia con la portada, la verdad. Se ve que el destino de Stoner es pasar un tiempo en la estantería antes de ser leído. Forma parte de su carácter :) Claro que a veces tienta decirle cuatro cosas, o darle una patada en el culo para que se espabile. Pero es que si no fuera como es, no sería Stoner y no nos llegaría igual. La magia está que a pesar de que a veces no parezca tener sangre en el cuerpo, sin embargo se nos mete dentro y, en cierta forma, nos enamora, nos convence, le queremos ¿o no?. El final es grandioso, precioso. Eso sí que es un final a la altura, a gran altura.
      Besos con vistas a mis vacaciones :) (casi te tomo el relevo)

      Eliminar
  49. Pedazo de reseña! Stoner me encantó
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún está por ver encontrarme con alguien a quien Stoner le desencante ;)

      Besos

      Eliminar
  50. A ver… ¡por dónde empiezo! Vale, por los aplausos, plas, plas, plas.
    Me ha encantado tu reseña hoy, he sentido que me concernía muy de cerca porque… es justo mi última lectura y aún estoy conmocionada. He tenido que dejar pasar un día entero sin empezar otro porque me sentía incapaz de desprenderme de Stoner y aunque mis rutinas y manías ya me han llevado a abrir otras páginas, sigo sintiendo que Stoner camina a mi lado.
    Desde que nuestra común y persuasiva amiga bloguera mientrasleo nos habló de él, tuve clarísimo que tenía que leerlo, aunque siguiendo mi línea errática y anárquica he dejado pasar un tiempo y tomarlo con la mente casi en blanco respecto a emociones ajenas que pudieran contaminarme y he aprovechado la feria del libro para hacerme con él.
    Entiendo lo difícil que es escribir una reseña sobre este libro y creo que la única opción es hacerla desde el sentimiento, desde la experiencia conmovedora de conocer a este personaje. ¿Ganas de zarandearlo? Yo he tenido unas cuantas, la verdad, de zarandearle y de abrazarle, de sonreírle y consolarle y he disfrutado acompañándole en su vida, en sus decisiones, sus pensamientos y sus sentimientos.

    Sin duda una de mis mejores lecturas de este año y que me deja esperando el siguiente como una expectación de felicidad prometida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo también aplaudo a John Williams, plas, plas plas!! :D Claro, con la lectura tan reciente y las sensaciones coincidentes es normal que la entrada te concierna,,, Stoner sigue en ambas. No, si ya no se va, se queda con nosotras. Una vez inoculado el virus Stoner ya no hay manera de sacarlo del torrente sanguíneo. Ni quieres. He aprendido mucho con este libro, mi mirada ha crecido, así que le estoy muy agradecida, además de otras cosas. Yo a lo mejor es que estoy tan stonerizada que no me han dado ganas de zarandearle, la verdad, me han cabreado algunas situaciones (cómo no) pero si Stoner no reaccionara como lo hace no sería Stoner, y con las mismas te dan ganas de abrazarle ¿no?. También es de mis mejores lecturas del año (junto con La niña del faro), pero no me quejo de lecturas este año, no...

      Abrazo!

      Eliminar
  51. A mí también me ha parecido una gran novela, escrita con mucho más mérito del que aparenta.
    Como te respondí al comentario que dejaste en mi blog, efectivamente Williams sólo deja posibilidad de mirar hacia adentro porque Stoner es el reflejo en que cada lector se reconoce de una u otra forma.
    Seguimos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro es una genialidad de su autor, sin duda, tan sutil y tan profundo a la vez. Es inevitable reconocerse en algún momento, aunque en muchos otros piensas que tú batallarías más, pero tal vez es algo que queramos pensar. Un libro de cabecera ¿verdad?.

      Nos leemos. ¡Saludos!

      Eliminar
  52. Por lo que cuentas Stoner es de esas lecturas que se te meten dentro; de las que a mi me gusta, vaya!

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y esta semana además hay varias reseñas sobre Stoner, de Mónica-serendipia y de arrecogiendobellotas. Y a todas nos ha convencido, más las que ya hay por la red. Tienes que leerlo, vaya ;)

      Besos

      Eliminar
  53. No lo conocía, de momento no me llama la.atencion, pero por todo lo que comentas lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que hasta ahora a nadie ha desilusionado, espero que además de tenerlo en cuenta lo leas y te convenza también ;)

      Saludos!

      Eliminar
  54. Debo ser de las pocas que no conocía este libro pero a partir de ahora no pasara tan desapercibido si lo veo por la libreria, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro bastante conocido por la blogosfera, y te lo vas a encontrar más de una vez. Ojalá tengas suerte y te lo encuentres, es una maravilla.

      Besos!

      Eliminar
  55. Ya he leído sobre él críticas muy entusiastas, pero me pasa como a ti... Y si a mí no me dice nada? Y si soy una insensible que no lo valora??? Me impone, me impone!!! Pero la verdad que me ponéis los dientes largos... Tengo que hacerme con él y si no me gusta, me lo callaré! :P Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una opción, lo de callarse si no te convence. No sé si te llegará como a mí, pero pongo la mano en el fuego de que no te deja indiferente. Yo lo hice esperar mucho por ese miedín, pero en verdad, da igual que lo hubiera leído desde el principio de tenerlo, me habría llegado de la misma manera. Eso sí, te lo calles o nos lo cuentes, hazte con él ;)

      Besos

      Eliminar
  56. Lo tengo en la mesilla , lo he empezado y continuado en varias ocasiones pero hablan de él como una joya maestra y no encuentro el momento, sin problemas ajenos a mi alrededor para estar en paz con una lectura que parece que estoy en la obligación de disfrutar. Sigo esperando ese momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ponerse delante de una lectura con la "obligación" de disfrutarlo es peligroso. A mí me daba respeto, pero no me sentía obligada a que me gustara, quizás por eso todo lo demás fue fácil. Déjalo descansar si crees que no lo vas a disfrutar. Los libros, lo que tienen, es que saben esperar ;)

      Besos

      Eliminar
  57. Que contenta estoy de que te haya gustado tanto! Esperaba con tantas ganas tu entrada, sabía, algo me lo decía en mi interior, que Stoner también iba a cautivarte. Yo también lloré cuando le tuve que decir adiós. Sin duda una de mis mejores lecturas de este 2014.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Vaya si me ha gustado!! Más de lo que esperaba incluso y eso que esperaba mucho, tenía mucho curiosidad por saber cómo me iba a convencer esta lectura. Y así como una hormiguita, pumba pumba... Stoner me ganó de principio a fin. El final es sublime, lloraba y aplaudía casi a la vez. Espero tener más buenas lecturas, de hecho las he tenido (¡esa niña del faro!), pero será de las mejores del año, sin duda.

      Beso!

      Eliminar
  58. precioso libro, grande Stoner... a mí también se me quedó en el corazón..
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande Stoner y grande Williams. Creo que Stoner está en muchos corazones ;)

      Besos!

      Eliminar
  59. No decepciona Stoner, me alegro de que lo hayas disfrutado tanto, lo merece.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No decepciona no, y eso que era de los libros que fui como con miedo, al menos con prudencia por si a mí no me llegaba. Lo he disfrutado, lo merecía Stoner y creo que lo merecía hasta yo también :D

      Besos stonerizados

      Eliminar
  60. Siempre me había dado cierta pereza acercarme a John Williams pero después de leerte y tal y como confío en tu criterio, pasa a ser uno de los escritores a descubrir de forma prioritaria.

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no te de pereza Ariel, aunque cada libro es un mundo diferente para cada lector hay libros que son imprescindibles. Stoner lo es.

      Gracias a ti por comentar ;)

      Eliminar
  61. Enhorabuena por tu resena. Hasta hoy no la he leido. Demuestras ser progundamente stoneriana. Has vivido el libro como algo propio . Puedes decir como dijo flaubert de su emma bovary stoner c, est moi. Un hallazgo tan extraordinario. .......El juego serio de Soderberg. Nos cuenta lo mismo, lo desarmados que estan aquellos que son honestos para vivir junto a los que no tienen escrúpulos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Stonerizada total, rendida. Siempre vivo los libros de una manera muy personal, muy mía, a veces (pocas, la verdad) me doy algún batacazo, pero cuando encuentras libros como este es un privilegio de lectura. No tengo El juego serio, aunque sí lo tenía "fichado", pero no lo tenía por un libro que relacionara con una historia parecida a la de Stoner... Lo priorizo (aunque ando detrás de él desde hace tiempo).

      Besos

      Eliminar
  62. Ana, me vuelvo a emocionar al leer tu reseña! A mi me ha llegado Stoner con su personalidad anodina y honesta por que me identifico tanto con él, por que a mi también me cuesta o mejor sería decir me costaba la introspección, no es algo sencillo, es dificil lograr hacerlo y cuando eres una persona con una personalidad asi, tiene que llegar a tu vida momentos decisivos y divisorios que te obliguen a tomar una decisión y que ejerza un cambio significativo en tu vida. Si, para muchos tal vez sea incomprensible una personalidad asi, tan ordinaria que deja que su entorno llamese familia, amigos, etc. manejen o cambien su vida de alguna manera, pero nunca en su integridad, nunca en sus convicciones. Y gracias a su amor a la literatura, a la enseñanza siempre inquebrantable, la cual defiende y protege a piedra y lodo, logra sobrellevarlo todo y ser feliz a su manera.
    Y ese final, en el umbral de la muerte, esas preguntas que todos llegamos a preguntarnos en algun momento de nuestra vida: Nuestras elecciones fueron las adecuadas, ¿Y si hubiera optado por esta otra? Ahhhh que momento. Me siento tan afortunada de que la vida me este dando la oportunidad de poder elegir mi destino y la vida que quiero vivir, vaya la redundancia. Y al igual que Stoner que mira su pasado en los ultimos momentos, asi lo hice hace poco, y también tuve un momento de incertidumbre y después un grato sentimiento por que siempre he actuado con honestidad hacia mi y hacia los demás, tal vez si, lo pude haber hecho mejor, pero ahí es donde radica la gran diferencia entre el personaje de Stoner y yo, por que a mi se me ha dado otra oportunidad y ahora voy por más Ana, por mucho más. Se me saltan las lagrimas de emoción.
    Gracias por esta magnifica recomendación y gracias a CL que me permitió conocerte aunque sea asi, de esta manera virtual.
    Y me apunto Primavera sombria, El niño perdido y La niña del faro.
    Besotes enormes Ana, llenos de afecto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me he emocionado al leerte a ti, Ginger, al hacerme llegar cómo has vivido Stoner. Y porque sé desde el lugar y el momento en que estás, me llega más especialmente y entiendo tu emoción, tan plena, tan verdadera, tan sentida. No tengo dudas de que eres una persona honesta, creo que es algo que desprendes casi como una luz. La vida te da otra oportunidad porque te la mereces. A por más, Ginger, a por más.
      P.D. (ya comentarás de las otras lecturas)
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  63. Al lado de tu apasionada revisión del texto, mi correspondiente comentario se queda encogido en su sencillez. Muy cierto lo que dices, se nota que lo has disfrutado.

    El "momento epifánico" con el soneto de Shakespeare es genial, muy genial.

    Y sí: yo también conozco a algún que otro Stoner de la vida...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María. Pero tú comentario no queda encogido ni mucho menos. Cuando te comenté en él aún no había leído Stoner pero ya intuía lo que podía encontrarme. Aún así, cuando lo leí (con miedo) quedé impactada por esta lectura tan maravillosa que, inevitablemente, toca.

      Gracias por comentar. Saludos!

      Eliminar
  64. Solo hace pocas horas que he terminado de leer Stoner y todavía estoy emocionado. No he llorado, me cuesta llorar, pero sí que he temblado por Stoner. Me ha encantado encontrar una reseña de alguien que ha sentido lo mismo que yo por esta obra. ¿Cómo una novela como ésta ha pasado tantos años desapercibida y el olvido? La compré por recomendación de mi librero de confianza y no me ha defraudado en absoluto. ¿Será porqué todos llevamos a algo de Stoner con nosotros? Después de leer tu reseña no me atrevo a escribir nada más. Gracias por contar lo que lees con tanto sentimiento. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien cuando un libro emociona así ¿verdad? Creo que temblar puede ser una forma de llorar... Creo que debes de seguir confiando en tu librero :)

      Gracias a ti por pasarte por aquí y comentar. Espero que te "quedes". Un abrazo

      Eliminar
  65. No me pareció la historia de un "hombre común". Trabajo infantil. Se va de su casa a estudiar para volver como adulto y por un día. No acompaña a sus dos únicos amigos a la guerra. Contraría a las autoridades de la universidad y es humillado y resiste. Se casa y es despreciado por su esposa. Lo mueve su extraordinaria locura por la literatura. Es un rebelde, en realidad; eso si: sin estrépito. El estilo de Williams no me encandiló, aunque, como en toda traducción, tal vez se refleje más en el original. Claro que la temática del intramuros universitario (y de literatura!) estusiasmará, y con razón, a los que han vivido esa experiencia. Gracias por tu blog. Saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en verdad la historia de los hombres comunes es como la de Stoner. Se queda lo vivido dentro. Como tú dices: un héroe sin estrépito.

      Gracias a ti por comentar.

      Un abrazo

      Eliminar
  66. Hace un par de días me quedé abrazada a mi libro después de haber terminado de leerlo... y sí, si he llorado, a pesar de lo que me cuesta, pero me ha emocionado, conmovido...
    Me resisto a empezar cualquier otro. No quiero leer "cualquier cosa"... y aún quiero saborearlo, que perdure su huella en mi recuerdo, porque es para recordar, para retomar...
    Nunca comento, me cuesta... pero no he podido por menos de hacerlo contigo, tu trabajo es muy honesto y las molestias que te tomas lo merecen... Gracias por ello.
    Me quedo por aquí, eligiendo el próximo, para que no sea "cualquier cosa".
    Un abrazo. Begoña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Begoña! Lo primero gracias por comentar, porque dices que te cuesta. Que lo hayas hecho dice mucho de lo que te ha conmovido esta lectura, que lo hayas comentado en este cuarto propio de mi blog es un orgullo para mí :) Que conste que escribir en mi blog, de libros o de lo que sea, ni es trabajo ni es molestia. Para mí es necesidad...

      Entiendo bien esa sensación de quedarte abrazada a un libro que no querías que se terminara nunca, que incluso te cueste coger otro, aunque a veces te impulsa las ganas de leer y buscar más libros que te causen la misma sensación. Es como una adicción. Leerás más y seguirás recordando a Stoner y tantos otros libros que dejen huella en ti, te lo aseguro.

      Si te quedas, bienvenida, comentes o no, estás en tu "casa". En la sección de "Mis prefes" están bastantes de los libros que a mí de una forma u otra me han "tocado". Hay muchos que no están, ni siquiera comentados en el blog, pero irán llegando.

      Un abrazo y muchas gracias por comentar ¡y por disfrutar así de un libro!

      Eliminar
  67. Hoy terminé Stoner, no podia parar de llorar...cuanto hace que no lo hacìa desde el lugar al que nos lleva Williams. Tampoco soy de escribir y no puede entender que lo haga en este momento pero no querìa separarme de Stoner, es un duelo muy dificil...es dificil dejarlo ir y por eso busqué alguién con quién compartir esto que me calò tan profundo...tuve suerte. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo bien... Stoner es un libro muy especial, no deja indiferente, agita, conmueve, golpea. Y lo terminas y todo te explosiona dentro, no querías irte de ahí, necesitas prolongarlo, hablar de él, escribir de él. Me alegra saber que has encontrado este pequeño rincón para compartir todas las sensaciones que esta lectura te ha dejado. Gracias a ti.

      Un abrazo.

      Eliminar
  68. Acabo de terminar Stoner. Con lágrimas en los ojos, completamente emocionado. La escritura de John Williams me ha dejado anonadado, me ha llegado al alma. En Stoner me he visto a veces y he visto a veces a muchas de las personas que me rodean. Yo también soy profesor y supongo que tengo, he tenido una vida anodina aunque en ella haya procurado siempre ser honesto y coherente. También he conocido el amor y tengo una hija. Sí, me reconocido en Stoner, él me ha hecho saber más de mí y de los que me rodean. Irrepetible, precioso, triste, tan humano...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, perdona, se me ha olvidado algo muy importante: he leído este libro porque el pasado mes de febrero leí tu preciosa reseña en este, tu blog, al que sigo pero en el que sólo me he atrevido a participar esta vez. Muchas gracias.

      Eliminar
    2. Terminar Stoner sin emocionarte es realmente difícil. Es de esos libros que cierras y retienes en las manos y en el alma. John Williams lo cuenta taaaan bien. Tan cercano, tan directo, tan reconocible, tan humano. Ese reconocerse en Stoner, a tí misma o a otras personas es inevitable, porque describe realidad. Una realidad cotidiana. Y le pone luz, como comento.

      Gracias a ti por participar, como lector o comentando. Me gusta saber que hay gente ahí ;)

      Un abrazo

      Eliminar
  69. Una de las cosas que me gusta hacer cuando voy de cacería a la librería es obsequiarme con algún libro de bolsillo. Por 8e puedes arriesgarte a equivocarte aunque habitualmente aciertas de pleno. Así es como acabó en mi estanteria este Stoner aunque a diferencia de ti, no tenía referencias sobre él.

    De momento sigue esperando su momento, pero ya he estado tentado varias veces de cogerlo. Eso sí, te aseguro que ha subido varios eslabones en la interminable lista de "libros preferidos para una próxima lectura".

    Gracias por el empujón, Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Stoner sabe esperar, pero la verdad es que cuando lo leas es más que posible que te arrepientas de no haberlo leído antes :) Pero bueno, en tu estantería está.

      Un abrazo.

      Eliminar
  70. Excelente reseña Ana, si tenía alguna duda sobre este libro que desconocía la has disipado sin ninguna duda. Muchas gracias, Luisa Pomar, ex alumna de un cuarto propio ( Daimiel)

    ResponderEliminar
  71. Lo acabo de terminar escondida x la casa para q no m interrumpieran con las cenas... decir q m ha encantado es poco... genial! Cuando se escribe tan bien parece sencillo... Hacía tiempo que no sentia ganas de terminar un libro y al mismo tiempo pena x hacerlo. Yo tb he deseado abrazarlo al terminar Ana.
    Luisa Daimiel.

    ResponderEliminar
  72. Bueno bueno bueno, una maravilla!! Una de mis mejores lecturas del 2014 y creo que de toda la vida. No dejo de regalarlo y recomendarlo. Grande señor  Williams. Una pena que escribiese tan poco. En breve lo volveré a leer para saborear cada página, y seguro que me vuelve a conmover como la primera vez. Es el segundo libro que me hace vibrar, emociona y me deja sin palabras. No olvidaré jamas. El primero fue de otro grande, el extraordinario Stefan Zweig con su   maravillosa novela la Embriaguez de la metamorfosis. Preciosa reseña. Un saludo, Paquita.

    ResponderEliminar
  73. Stoner es un libro magnífico, está el primero en la lista que acabo de publicar. También me gustó Firmín y alguno más de tus prefes ;) Pásate si quieres que alguno nuevo vas a descubrir, y conozco tus gustos, un saludo!

    ResponderEliminar

SI HAS LEÍDO LA ENTRADA TE AGRADEZCO EL COMENTARIO. SI NO LA HAS LEÍDO TE AGRADEZCO LA VISITA